A UN AÑO DE LA REVUELTA EN LA REGIÓN CHILENA


Solo la irrupción de una pandemia global logró un cierto parón de quienes se estaban movilizando desde octubre de 2019. No obstante, este parón nunca ha sido completo: las manifestaciones no se detuvieron nunca en poblaciones y barrios donde el hambre golpea a las clases más desfavorecidas.

En la jornada de hoy se han vuelto a reproducir protestas masivas, con manifestaciones y caceroladas, disturbios y la quema de un par de iglesias (una de ellas, de la patrona de los "carabineros": https://www.publico.es/economia/empresas/chile-chile-celebra-fiesta-primer-aniversario-revuelta-social-manifestacion-multitudinaria.html). 

Sin detenernos en sesudos análisis que solo hacen el juego a la clase enemiga, desde esta humilde web, queremos mandar besos y abrazos a todxs lxs proletarixs que luchan en la región chilena, en estos días en que se celebra el aniversario del ESTALLIDO de la revuelta. El 18 de octubre de 2019 es parte ya de la memoria proletaria y de la necesaria insurgencia contra el capital.

                      A extender la organización proletaria, el internacionalismo y la lucha de clase!





 

Otros TEXTOS e INFORMACIONES:

> VAMOS HACIA LA VIDA: https://hacialavida.noblogs.org/

> Solidaridad internacionalista. Crónica de la concentración en Valladolid contra la represión en Chile: https://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2019/10/valladolid-2710-concentracion-contra-la.html

 

Concentraciones por la SANIDAD: "Nunca más muertes evitables".

 

Ayer 17 de octubre se realizaron concentraciones en diversas ciudades del Estado Español por la sanidad pública, contra la precariedad laboral, las listas de espera y por la derogación de la ley 15/97 (la que permite y promueve la progresiva privatización de la sanidad, la derivación de dinero y trabajo a la sanidad privada, los conciertos, así como las compatibilidades, etc.). En nuestro entorno se produjeron concentraciones en localidades como Cuéllar, Burgos, Ponferrada o Valladolid.


En Valladolid, algo más de un centenar de manifestantes se concentraron en la Plaza de la Danza (zona Circular-Vadillos) convocados por CNT y otros colectivos. La concentración se realizó con total normalidad salvo los gritos estúpidos de una persona (mayor) que pedía a los manifestantes que protestaran contra el gobierno. Evidentemente, nada sabía (ni nada quería oír) de que allí se estaba CONTRA TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS que favorecen el desmantelamiento de la sanidad pública, y que firmaron la ley 15/97 (PP, PSOE, PNV, CIU...).

Hubo cánticos por la sanidad pública, contra las listas de espera o contra el dinero público dado a la sanidad privada ("Nada, nada, nada, para la privada"), reparto de propaganda y una concentración a la manera de estas épocas, con distancia de seguridad, etc. Posteriormente, se leyeron varios comunicados.

 

 

El comunicado de CNT (leer íntegramente: https://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2020/10/valladolid-1710-concentracion-por-la.html ) subrayó reivindicaciones comunes a las diversas convocatorias y organizaciones:

 - Derogación de la ley 15/97 y del artículo 90 de la ley General de Sanidad, que hacen posibles las privatizaciones.

- Rescate de todo lo privatizado.

-  Atención primaria centrada en la salud colectiva.

- Supresión de las redes paralelas. Incompatibilidad público-privada. Fuera las empresas de la sanidad.

- Por una industria sanitaria y farmacéutica pública.

- Sanidad para todas, independientemente de la situación administrativa.

- Cuidados de nuestras mayores con dignidad.

- Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.

 

Comunicado leído por SOLIDARI@SDELASANIDAD:

 

Desde que se hizo noticia pandémica el COVID-19 parece como si ya no existieran más problemas sanitarios, ni en el país ni en la institución sanitaria. Nos olvidamos de que, antes del COVID, nuestra sanidad venía sufriendo ya una carencia endémica por los progresivos recortes y el trasvase de un 34 % de los presupuestos a la sanidad privada. 

Hoy, en plena pandemia, experimentamos la realidad aterradora que supone el aplazamiento de las citas, el engrosamiento de las listas de espera y la no asistencia por falta de personal y medios de atención, que dan como resultado: agravamiento de las enfermedades e incremento de muertes, algo de lo que ni se realizan estadísticas ni se dan cifras. No obstante, los políticos están solo empeñados en aplicar medidas de control social, la mayoría de ellas conradictorias y absurdas, más dirigidas a salvar su economía capitalista que a salvar seres humanos, y que poco aportan a una sanidad pública que garantice una atención integral tanto a los contagiados confinados y no atendidos como al resto de los enfermos, muchos de ellos abandonados con patologías graves. Se malgastan fondos públicos en “rastreadores”, en pagar curas para que inculquen resignación en los hospitales, se compran mascarillas sin contrastar que luego son inservibles o se ayuda a asociaciones taurinas, etc., y se dejan a un lado las verdaderas carencias.

NECESITAMOS:
- Más personal sanitario y más medios para la atención
- Más presupuestos y menos recortes sanitarios
- Más sanidad pública y menos dinero público para la sanidad privada

 




 

 

Un año más y ya van 18!!!


Nuevamente se realiza el encuentro del libro anarquista de Madrid,
consideramos necesario fomentar espacios donde acercar las distintas
posturas anarquistas tanto entre nosotros como de cara fuera... Ya que
nos hayamos en la sociedad más interconectada y sin embargo es el
periodo en el que más desconexión hay. 

 Vivimos tiempos donde la profundización y el debate se han convertido en
frases de 200 caracteres y textos que de forma individualizada se leen
siempre y cuando no sean demasiado largos...

Por esto y mucho más continuamos forjando espacios donde debatir,
conocerse y profundizar en la lucha frente a la una cultura infantilizadora que fomenta el individualismo y nos condena al aislamiento mediante el miedo y la justificación
tecnocratica sanitaria, ahora que nos condenan al distanciamiento social
es cuando mas necesario es conocer difundir y poner en practica la
cultura libertaria, solidaridad, apoyo mutuo y horizontalidad.


El evento tendrá lugar los días 4, 5 y 6 de Diciembre.


+Info en: encuentrodelibroanarquista.org

 


 

 

 

¡NUNCA MÁS MUERTES EVITABLES!

¡FUERA LA PRECARIEDAD DE NUESTRA SANIDAD!

Concentración Sábado 17 de octubre, 12.00 h

Plaza de la Danza, junto al Centro de Salud de Pilarica – Circular (Valladolid)

 

Sucesivos recortes y privatizaciones han llevado a la sanidad pública a una situación insostenible. No está siendo posible la realización de los servicios sanitarios que trabajadoras y trabajadores necesitamos en estos meses de pandemia. Listas de espera crecientes y atención en condiciones precarias es una experiencia que todas compartimos. Estas son las consecuencias de una política sanitaria que ha de ser denunciada y, por supuesto, transformada.

Como un paso hacia el cambio, CNT Valladolid convoca una concentración para el día 17 de octubre, sábado, a las 12.00 h del mediodía, en la plaza de la Danza, junto al centro de salud de Pilarica – Circular. Queremos solidarizarnos con trabajadoras y trabajadores de la salud que prestan servicio en condiciones precarias y con todas las personas a las que se priva de una sanidad digna. También queremos denunciar las causas políticas de esta situación.

Hemos escogido esta fecha porque sabemos que en ella se van a hacer convocatorias similares en otras localidades [convocadas por CAS y otras entidades:https://www.casestatal.org/es/2020/09/llamamiento-a-todas-las-organizaciones-y-colectivos-interesados-en-la-defensa-de-la-sanidad-publica/]. Invitamos a acudir con vuestros mensajes contra los recortes en sanidad. Estas son algunas de las reivindicaciones a las que se dará resonancia:


 

- Derogación de la ley 15/97 y del artículo 90 de la ley General de Sanidad, que hacen posibles las privarizaciones.

- Rescate de todo lo privatizado.

-  Atención primaria centrada en la salud colectiva.

- Supresión de las redes paralelas. Incompatibilidad público-privada. Fuera las empresas de la sanidad.

- Por una industria sanitaria y farmacéutica pública.

- Sanidad para todas, independientemente de la situación administrativa.

- Cuidados de nuestras mayores con dignidad.

- Por un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.

 

Los mensajes o acciones de otros colectivos contra los recortes y la privatización de la sanidad serán bienvenidos –no se dará amparo a negacionismos o teorías de la conspiración-. Durante la concentración se mantendrán las medidas preventivas sanitarias, en lo referente a distancia entre personas y uso de mascarillas.

 

¡No más muertes evitables! ¡No más recortes en sanidad!

¡Fuera la precariedad de nuestra sanidad!

 


_______________________________________

Algunos enlaces de artículos con argumentos para esta convocatoria y otros textos o webs interesantes sobre la situación sanitaria (ya degradada antes de la pandemia):

>Nos habéis dejado de nuevo solos: https://www.casestatal.org/es/2020/09/nos-habeis-dejado-de-nuevo-solos/

>Epidemia de saqueos. Fuera ladrones de la sanidad: https://www.casestatal.org/es/2020/09/epidemia-de-saqueos-fuera-ladrones-de-la-sanidad/

> Qué sanidad queremos los trabajadores: https://es.scribd.com/document/327450004/Fichas-de-Sanidad-Publica-Reformadas-3

> Dossier Sanidad: ¿Y a ti quién te cura?: https://es.scribd.com/document/148857890/Dossier-Sanidad-Yatiquientecura

> CNT Valladolid: https://www.cntvalladolid.es/17-de-octubre-concentracion-fuera-la-precariedad-de-nuestra-sanidad-nunca-mas-muertes-evitables/

> Solidarios de la sanidad: https://solidariosdelasanidad.blogspot.com/

 



 


 

El próximo día 23 de octubre tendremos una interesante charla y debate en el Ateneo con el título: COD-19 LA ANARQUÍA EN TIEMPOS DE PANDEMIA. Quedáis invitados ... Salud para tod@s.

En el EKO, calle Ánade 10 -Madrid (Metro Oporto) a las 19:00 horas.

 

La mala ejecución de los rebajes de aceras es un pequeño problema para los ciclistas y un enorme problema para la movilidad con discapacidad. Lo hemos hablado con técnicos y concejales hace años y no ha servido de de nada, hemos hecho un cortometraje sobre el tema (https://www.youtube.com/watch?v=78Ws6-PUdIk) y tampoco parece que haya motivado un cambio de opinión por su parte, así que presentamos una queja ante el Procurador del Común con fecha 10 marzo de 2020 para que el Ayuntamiento de Valladolid cumpla la ley y haga los rebajes enrasados con la calzada, en todas las obras nuevas y progresivamente en los rebajes ya hechos en la ciudad .

¡¡¡Hete aquí  que nos han dado la razón!!!

Resumimos sus conclusiones:

– Que por parte de ese Ayuntamiento se aborden, con la máxima celeridad posible, las obras necesarias para dotar de plena accesibilidad a los pasos de peatones de las calles de la ciudad de Valladolid señaladas en el cuerpo de esta resolución con el fin de cumplir la normativa vigente y garantizar así el tránsito de las personas con discapacidad o movilidad reducida y por ende de toda la ciudadanía.

– Que se estudie la situación de todos los pasos de peatones del municipio de Valladolid con el fin de detectar la totalidad de los incumplimientos de la normativa e accesibilidad en este aspecto en concreto.

– Que una vez conocidos y debidamente analizados todos los pasos de peatones de su término municipal que no cumplan con los requisitos de accesibilidad legalmente previstos, se elabore con la mayor urgencia un cronograma de las obras necesarias para cumplir con las señaladas prescripciones legales cuya puesta en práctica redundará en beneficio de todas las personas que transiten por las calles de ese municipio.

Os pasamos el enlace de nuestra entrada en web sobre la respuesta del procurador y enlace del procurador dde aparece dicha Resolución:

https://asambleaciclista.com/2020/09/30/resolucion-del-procurador-del-comun-sobre-los-rebajes/

https://www.procuradordelcomun.org/archivos/resoluciones/1_1597399393.pdf

Salud y pedal, siempre.

 


 

Un grupo de trabajadores y trabajadoras de la empresa Groundforce del aeropuerto de Adolfo Suarez Madrid-Barajas hemos decidido organizarnos de manera autónoma en asamblea debido a los frecuentes impagos por parte del SEPE que sufren muchos de nuestr@s compañer@s, a las condiciones del ERTE en el que estamos inmers@s la mayor parte de nosotr@s desde finales de marzo, a los frecuentes incumplimientos del convenio colectivo por parte de la empresa y a la pasividad del comité de empresa, en el que UGT, CCOO y USO copan 18 de los 23 delegados.

Groundforce es una empresa de handling (servicios en tierra a aeronaves) perteneciente al grupo turístico Globalia. Este holding, propiedad de la familia Hidalgo, incluye agencias de viajes (Halcón Viajes, Viajes Ecuador), empresas de carga y descarga de aeronaves presentes en muchos aeropuertos españoles y extranjeros (Groundforce), aerolíneas (Air Europa) y hoteles (BeLive). Es decir, abarca todo tipo de servicios turísticos.

Naturalmente, la pandemia ha afectado gravemente al grupo Globalia, que en 2018 obtuvo alrededor de 48 millones de euros de beneficios (el triple que en 2017) y cuyos accionistas se repartieron en febrero de este año, justo al comienzo de la pandemia, un dividendo de 35 millones, según El Confidencial. Actualmente Globalia está pendiente de un rescate por parte del Estado, y la prensa ha informado de que si dicho rescate se retrasa, las nóminas de los asalariados corren peligro.

A comienzos de año la plantilla de Groundforce en Madrid constaba de unos 1.500 empleados, la mitad de ellos eventuales. A raíz de la pandemia y la consiguiente crisis en el transporte aéreo de pasajeros, a finales de marzo alrededor del 90% de la plantilla nos vimos afectad@s por un ERTE, en el que aún estamos inmersos. El ERTE y la crisis han servido de excusa a la empresa para precarizar aún más nuestras condiciones de trabajo: semanalmente se publica una lista de trabajadores desafectados del ERTE, la mayor parte a jornada parcial: 5, 4, 3, 2 horas y media de jornada al día, o incluso menos. Y los turnos de trabajo también se publican semanalmente, incumpliendo el convenio colectivo.

Para colmo, muchos de nuestr@s compañer@s no han cobrado nada del SEPE desde que entraron en el ERTE a finales de marzo. Much@s otr@s, que sí que cobraron del SEPE durante el confinamiento, han dejado de cobrar desde que se reincorporaron al trabajo a jornada parcial. Y desde julio tod@s los que estamos en el ERTE cobramos del SEPE a mes vencido, dado que nuestra jornada diaria no es constante a lo largo de todo el mes, pudiendo cambiar semanalmente según las necesidades de la empresa. Lógicamente, si a los frecuentes impagos por parte del SEPE le sumamos los magros sueldos que nos paga la empresa por nuestro trabajo a jornada parcial, el resultado es que much@s de nosotr@s estamos pasando por muchas dificultades para cubrir nuestras necesidades básicas.

En fin, todo ello nos ha llevado a reunirnos en asamblea los 2 últimos domingos, a las que han acudido alrededor de 50 o 60 trabajadores y trabajadoras que han decidido convocar una concentración de protesta en el aeropuerto el lunes 5 de octubre, a las 10 de la mañana.
 
 

 


 

 

NUEVA NORMALIDAD: EL TECNOMUNDO. JORNADAS DE REFLEXIÓN Y CRÍTICA CONTRA LA SOCIEDAD TECNOCIENTÍFICA.

2 Y 3 DE OCTUBRE. MADRID

 

Viernes 2 de octubre.
18:30h. “Actualización de los casos represivos del estado e internacional. Caso B

ankia.”
19:00h. Charla: “Herramientas de control social que nos ha traído la COVID-19, la distancia social y el confinamiento.”
Local Anarquista Motín C/Matilde Hernández, 47 <M> Vista Alegre u Oporto.

Sábado 3 de octubre.

13:00h. “Presentación de la revista “Libres y Salvajes”, n.º 5. 17:00h. “Actualización de casos represivos a nivel estatal e internacional. Operación Arca.”
18:00h. Mesa redonda: “La anarquía frente al Tecnomundo: Debate sobre cómo afrontar la situación actual.”
EOA La Emboscada, C/Azucena, 67. <M> Tetuán.

 

Estas jornadas surgen con la idea de ser un lugar de encuentro entre diferentes individuos/as en el cual poder difundir, debatir, criticar y afilar nuestras ideas contra la sociedad tecnocientifica y su mundo.

Un mundo que tras la “emergencia sanitaria” causada por la Covid 19 se ha convertido en un inmenso laboratorio, en un experimento de ingeniería social donde todas las medidas (médicas, sociales, económicas, tecnológicas…) tomadas por aquellas que gestionan y administran nuestras vidas, por la tecnocracia, han llegado para quedarse, no serán entonces situaciones extraordinarias sino que serán medidas que a partir de ahora marcarán las pautas de nuestra vida. Hemos visto como desde la “emergencia sanitaria” se ha producido una aceleración del proyecto de artificialización del mundo, hemos visto como todas las soluciones a la devastación causada por la sociedad tecno cientifica son tecnológicas y científicas entrando en una espiral que solo nos conduce al abismo.
Quizás nos encontremos ante un cambio en las condiciones de vida semejante al ocurrido tras la II Guerra Mundial, una reconfiguración completa del mundo llevado a cabo por las tecnociencias que proyectan una nueva realidad (Orwelliana), que rediseña el mundo e igual que las anteriores grandes transformaciones necesita destruir y anular las formas de vida anteriores con un mensaje claro de la huida hacia adelante, hacia el progreso tecnológico y hacia la superación de cualquier limite, cuyo paradigma es la sociedad cibernética: la virtualización y digitalización de cada aspecto de nuestra vida, de nosotros mismos y de todo lo que nos rodea, es decir, la informatización absoluta del mundo. La digitalización del mundo orgánico e inorgánico para controlarlo, mecanizarlo y robotizarlo, dando lugar a la realización del proyecto de un mundo tecno totalitario. Esta digitalización cambiará totalmente nuestra forma de entender el mundo, aislandonos aún más entre nosotros, del medio y de la realidad,
construirá y creara nuestras experiencias virtuales y nos ofrecerá nuestros deseos, en definitiva dirigirá y creará nuestras vidas que pretenden ser reducidas a las decisiones de procesadores algorítmicos.
Cambiara nuestra forma de relacionarnos, trabajar, cuidarnos, comer, etc. redifiniendo estos conceptos y sometiéndolos a la lógica tecno científica a la velocidad del progreso: desde la tele medicina donde
aislados del contacto humano seremos atendidos por bots dotados de Inteligencia Artificial (capaces de“aprender” por si solos) “expertos” en diversos ámbitos desde psicología hasta medicina general. Google esta invertiendo cantidades ingentes de dinero en la “big pharma” conscientes de que esta unión tecno-farmacológica les reportará miles de millones gracias a las posibilidades que ofrece la individualización de la enfermedad, mediante la colonización de nuestros espacios y cuerpos por
cientos de sensores como los smartwatch o la domótica que orientarán nuestras vidas, necesidades y deseos, una vida simplificada y condicionada a cambio de nuestra libertad. En Japón los cuidadores de
ancianos están siendo sustituidos por robots mucho más “eficientes” y adaptados a la personalidad de estos que los humanos, pasando por la escuela digital con todos los problemas cognitivos ocasionados en los niños: desde problemas de atención, concentración etc. hasta los más sociales como la falta de empatía o solidaridad que desarrollan ante la robotización de la educación (la misma que desarrollamos al llevar la mascarilla y no ver las caras de otras personas), o el tele trabajo donde la extensión de la IA ha cambiado totalmente el concepto de trabajo automatizando y mecanizando aún mas todas las actividades laborales lo que supondrá además de la desparición de millones de puestos de trabajo consecuencias nocivas físicas y psicológicas en las trabajadoras desde el aumento de enfermedades cardiovasculares hasta angustia, estrés, soledad, falta de empatía hacia los demás originada por falta de contacto con el mundo real y la destrucción de toda forma de comunidad ya sea en el trabajo o en cualquier otro ámbito. Si todos nuestros movimientos quedan cada vez mas mecanizados y digitalizados
serán cada vez más automatizados como las manillas de un reloj, estandarizados como cualquier producto. Debemos abrazar las múltiples dimensiones de la realidad, la multiformidad de la vida y negarnos a la reducción de nuestro mundo a sus racionales cálculos.

Este proceso de digitalización del mundo físico sería imposible sin dos aristas de esta nueva realidad: el 5G y las `smart cities´. El 5G aumentará la capacidad y la velocidad de conexión entre todos los
aparatos y objetos que conforman las smart cities, permitiendo la hiperconctividad necesaria para el funcionamiento del tecno mundo. Las ciudades son colonizadas por miles de antenas, sensores, antenas y procesadores algorítmicos instalados en todos los aparatos que permitirán la mecanización y automatización de toda la ciudad, será la maquina quien tome las decisiones en estas ciudades, quedaremos desplazados por maquinas algorítmicas que dirigen nuestras vidas, significará la racionalización absoluta de nuestras vidas, una nueva organización del espacio y el tiempo más racional sometida a los números. Estas ciudades tienen el aspecto de una fabrica cuyo automatismo tendría como fin ultimo al hombre que se transforma finalmente en un autómata Tanto la 5G como las smart cities son proyectos de control social, todos nuestras actividades físicas y virtuales quedaran registrados, gracias a las capacidades del big data, en miles de datos que son procesados mediante IA, siendo esta capaz de interpretar en tiempo real una gran cantidad de situaciones y señalar en
consecuencia ciertas acciones que habría que tomar respecto de ellas.
Sin ir más lejos cualquiera de los aparatos inteligentes que llevamos encima saben más cosas de nosotros que quizás nuestros amigos (desde lo que compramos, donde hemos estado, nuestras series favoritas, lo que leemos etc.), dando lugar a la sociedad de la vigilancia permanente y somos nosotros mismos los que ofrecemos los datos mediante los que nos vigilan, controlan, modelan y someten. Es necesario que nos neguemos a entregar nuestros datos, nuestra vida, a el Estado y a las multinacionales tecnológicas.
La Ciencia y el Estado se han erigido, se han subido a un trono, como salvadores de la “emergencia sanitaria” sin embargo sus soluciones: el aumento de autoridad, ciencia, tecnología y burocracia son las mismas que nos han llevado a la situación de devastación absoluta del mundo, dos siglos de colonización industrial sobre todo lo vivo han sido suficientes para envenenar el planeta entero y empeorar consecuentemente las condiciones de vida de todo lo que habita en él. En el imaginario
social el progreso tecno científico se ha colado como salvador del mundo sin embargo sus desarrollos nos conducen a el abismo, nos hacen creer que nos salvará del colapso o una catástrofe, sin embargo el colapso y la catástrofe son nuestra vida diaria, es esta sociedad industrial liberticida y ecocida que nos somete a su lógica, que arrasa formas tradicionales de vida para someterlas a la mercantilización, que nos desposee de todo lo natural para luego convertirlo en una mercancía artificializada que poder vendernos, que ha convertido el mundo en un extenso monocultivo, no solo en la agricultura sino en todas las actividades humana, regado por doquier de químicos, radioactividad, ondas electromagnéticas mercancías, etc. La cosmovisión científica del mundo es reducionista, fragmentaria y mecanicista impone leyes universales a todo los complejos procesos y fenómenos que ocurren en el mundo pretendiendo convertir la complejidad y multiformidad del mundo en un laboratorio donde todo quede estandarizado, homogeneizado e ingenierizado, para artificializarlo todo. La visión reductivamete
técnica que tiene la ciencia del mundo pretende reducir la naturaleza a un producto más, rediseñar las funciones de los vivo para que sean útil a sus fines y valores instrumentales, rectificar lo vivo. Las
tecnociencias mediante las llamadas NBIC (Nanotecnología, Biotecnología, Ciencias de la Información y Ciencias Cognitivas) pretenden la construcción de nuevos sistema biológicos no existentes en la naturaleza y lo consiguen mediante la biología sintética que se encarga de diseñar lo que no existe en la naturaleza o rediseñar lo que ya existe para darle un valor instrumental. La creación de nuevas formas de vida como genomas sintéticos y células sintéticas expande la capacidad del dominio técnico sobre la existencia ya que estas nuevas fornas de vida convertidas en instrumentos que permitirán la  colonización y rediseño del mundo constituyendo, las tecnociencias un nuevo paradigma de
racionalización, producción y control de la vida en su totalidad, que esta logrando no solo extraer y explotar los recursos de la tierra sino que también esta conquistando las capacidades productivas y de trabajo de muchos organismos vivos, estos trabajaran como robots industriales, sin descanso: son los nuevos obreros del tecno capitalismo ya no son sólo los seres humanos, son microorganismos, plantas y animales rediseñados además de robots provistos de IA. El capitalismo industrial una vez explotada y reducida la naturaleza a mera mercancía pretende conseguir convertir cada una de las partes de nuestro cuerpo en una mercancía más.

Como enemigos de toda autoridad, enemigos de toda mediación sobre nuestras vidas, es necesaria la lucha contra la artificialización de lo vivo y contra la creación de una sociedad tecnototalitaria. Nosotros no vamos a esperar a que llegue el colapso, porque el colapso ya está aquí, son las continuas catástrofes ambientales, sociales y políticas que ocurren cotidianamente, el colapso es la cotidianidad de millones de personas que habitan el llamado “tercer mundo”. Por otro lado, esperar al colapso, que no traerá otra cosa que el ecofascismo, con la esperanza de que sea un proceso emancipatorio, oculta el hecho de que bajo el condicionamiento técnico no es posible ninguna forma de libertad, quienes quieren la libertad sin ningún esfuerzo, solo esperando que el sistema se derrumbe, no se la merecen.

Una lucha alejada de la lógica del izquierdismo posmoderno que tan solo pretende reformar un mundo que se derrumba, que defiende una libertad vacía, superflua. El posmodernismo es lo que les queda a los individuos cuando ya no tienen ningún dominio sobre su existencia, dirigidos por la máquina ven en ella la posibilidad de transformar sus cuerpos o sus vidas. Sin embargo no hay nada liberador ni en la técnica, ni en los que dicen querer usarla como método emancipatorio.
Una lucha que sea realizada por nosotros mismos sin ninguna mediación, que vaya a la raíz del problema: la organización tecno-científica-industrial del mundo.

Por la anarquía.

- Más información: contratodanocividad.espivblogs.net

 

Okupación, el fantasma de sobremesa


No estoy segura de cual es el fatal secreto”, Matilde en el Castillo de Otranto


La reciente campaña mediática contra la ocupación de viviendas no ha sido la primera, pero si una de las mas intensas de los últimos tiempos. Su lanzamiento, en vísperas de un probable recrudecimiento del conflicto por la vivienda, no parece casual. La crisis económica y sanitaria ha puesto en alerta a los sectores implicados, y este parece un primer movimiento de una parte Esta campaña está empezando a tener respuestas, sobretodo en forma de artículos y en redes sociales. En estas respuestas, se ha denunciado que el fenómeno de la ocupación de casas está menos extendido de lo que los medios sugieren con tono alarmista. Los datos y las estadísticas refuerzan esta denuncia. Además se ha criticado, con razón, que se está confundiendo intencionadamente okupación con allanamiento de morada. Por último, se ha tratado de centrar de nuevo el debate sobre el problema del acceso a la vivienda, que es la causa primera que provoca la ocupación de propiedades (1).

La situación de calma tensa que vivimos, parece la antesala de una mayor conflictividad social, también en torno al tema que tratamos. Por eso las respuestas defensivas son imprescindibles, pero convendría tratar de ir un poco más allá y retomar la iniciativa en el conflicto, para eso puede ser útil examinar aspectos menos visibles o menos explorados. Además, frente a campañas de este tipo, los datos y las estadísticas suelen ser útiles solo a medias, porque de lo que se trata en este caso es de si ocupar viviendas y locales es legítimo o no.

La campaña se ha lanzado con titulares sensacionalistas, que llenan los programas de sobremesa y se esparcen por las redes sociales, provocando inquietud en la audiencia. Se nos presentan situaciones propias de un cuento de terror, en ellas el fantasma de la okupación puede apoderarse cualquier casa, en cualquier momento, para atormentar a sus inquilinas e inquilinos. Este fantasma de la okupación es sospechosamente similar a otro que se aparecía hace tres siglos, entonces el espectro tenía otro nombre.

En el siglo XVIII se empezaron a instaurar los Estados modernos, el Capitalismo industrial tomaba impulso y la burguesía se convertía en la nueva élite dominante. Hacía falta mano de obra para las fábricas y el campo, y también faltaban reclutas para mantener bajo control a las colonias. Con su ascenso al poder, la burguesía impuso su modelo de ciudadano ideal: ilustrado, entregado al trabajo, ahorrador y patriota. Para definir mejor este ideal se creó un modelo negativo, que personificaba lo primitivo, lo corrupto y el mal. Una de las principales manifestaciones de este modelo negativo fue la figura del vago (también lo encarnaba la población gitana, la extranjera, los sectores revolucionarios…). Se dedicaron estudios y análisis, se hicieron propuestas y, finalmente, se establecieron leyes y castigos para perseguir al fantasma de la vagancia.

Todas estas iniciativas trataban de forzar la integración en el mundo asalariado de sectores de la población que mantenían cierta autonomía económica, . Estos sectores conservaban tradiciones y prácticas comunitarias, que les permitían tener un control relativo de sus ingresos, y con ello, de sus vidas. Las Leyes de Vagos fueron la principal herramienta de esta campaña de presión. En ellas se empezó a distinguir la pobreza verdadera o de necesidad (por enfermedad, infancia, vejez…), de la pobreza falsa (por vagancia, maldad…). La distinción implicaba distintos tratamientos. A la pobreza verdadera había que socorrerla con caridad, asignarle trabajos en obras comunales y vigilarla. Se le imponía de esta forma el papel de víctima, víctima de una maldición bíblica; la maldición de la pobreza. La victimización deshumanizaba a estas personas y las convertía en sujetos pasivos, pero sobretodo liberaba al modelo social de la responsabilidad de su situación. A la pobreza falsa, a la vagancia, en cambio, había que castigarla con azotes, trabajos forzados (en galeras o minas) o incluso con la muerte. Jornaleras y jornaleros que pasaban tiempo sin servir a nadie, gentes que vivían de la venta ambulante o la artesanía, feriantes, artistas y otras personas que combinaban trabajos informales con estrategias de supervivencia basadas en el apoyo mutuo, eran señaladas como vagos.

La Ley de Vagos se decretó en España en 1745, y consistió en una campaña de disciplinamiento cuyo objetivo era ajustar a la población a las necesidades del Capitalismo y del Estado modernos. A esta ley le siguieron otras, con nombres y disposiciones parecidas, que se fueron adaptando a cada momento histórico. Los gestores estatales de todo color político han impuesto, desde aquel momento, sus propias leyes de vagos. En el siglo XX se implantaron la Ley de Vagos de 1933 durante la República, la de 1954 con Franco, luego vinieron otras leyes represivas tanto durante el franquismo como después, y ya mas recientemente se aprobaron las leyes de extranjería, y las ordenanzas cívicas municipales que perseguían el mismo objetivo por medios parecidos; ordenar el mercado laboral y de consumo por la fuerza.

El fantasma de la okupación que se nos presenta hoy es una actualización del viejo fantasma de la vagancia. Ahora, las instituciones quieren respaldar al sector inmobiliario ante un probable aumento de los desahucios. La urgencia de mantener la disciplina entre quienes viven alquilando o pagando una hipoteca, impulsa la nueva campaña. Legalmente el tema de la ocupación apareció en 1995, en el nuevo Código Penal que aprobaron todos los partidos (incluida Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Catalunya). En él se acordaba, entre otras cosas, castigar el delito de ocupación de viviendas y espacios abandonados con penas de cárcel. Las instituciones respondían así a las dinámicas de ocupación de viviendas y centros sociales que se estaban dando en aquellos años. Estas dinámicas que surgieron en un contexto de crisis y paro juvenil, sirvieron unos años después de inspiración al movimiento por la vivienda.

La crisis económica de 2008 generó algunas simpatías hacia la ocupación de viviendas. Por eso en su última aparición el fantasma se vuelve a presentar en dos versiones, como su ancestro. El carácter disciplinario de la campaña basa su eficacia en la división entre okupas por necesidad y okupas por interés (interés político cuando se refieren al activismo social y económico cuando se hablan de mafias). Esta división es falsa, alguien que decide infringir la ley y tomar una vivienda, porque se niega a aceptar el chantaje que impone el negocio inmobiliario, está ejecutando un acto de desobediencia política. En el mismo sentido, cualquiera que ocupe una vivienda o local, lo hace para cubrir necesidades que el modelo económico actual no satisface. No se puede desligar el fenómeno de la ocupación de viviendas, de los efectos del negocio inmobiliario, por eso la distinción entre tipos de okupas solo contribuye a su deshumanización, como víctimas pasivas o como gentes malintencionadas. La división contribuye a aislar a quien se decide a desobedecer la ley. 

Todo cuento de terror tiene sus protagonistas, que luchan por la vuelta a la normalidad, enfrentándose a los fantasmas. El sector inmobiliario, los bancos, las constructoras, los políticos y las empresas de seguridad forman parte de un entramado que ha permitido a las élites sostener sus beneficios durante años. Unos beneficios conseguidos a costa del esfuerzo y los ingresos de buena parte de la población. En los últimos años algunos sectores de la clase media se habían insertado (de forma mas o menos legal) en este entramado como caseros de pisos de alquiler (turístico o no). Y luego está el tema de las llamadas mafias, que la mayoría de casos son gentes precarizadas que cobran por abrir una casa, en otros es algo mas organizado. Estas dinámicas reproducen a pequeña escala la lógica del negocio inmobiliario legal, haciendo que unos sectores precarios exploten a otros. El miserabilismo se contagia fácilmente cuando el modelo social está basado en el sálvese quien pueda. Aun así el término mafia se usa abusivamente en este caso, si hubiera que señalar a alguna mafia real sería la que forma el negocio inmobiliario, como se comprobó con los casos de corrupción que dieron pie a la última burbuja inmobiliaria. En cualquier caso este tipo de actividades reproducen a escala liliputiense las dinámicas del negocio inmobiliario legal, del cual dependen para existir. Con esto de las mafias de la okupación pasa como con las llamadas mafias de la inmigración; se estigmatiza al colectivo de migrantes vinculándolo con actividades delictivas, para tener una coartada para castigarlo. En el relato que se nos presenta en la campaña, estas gentes (del negocio inmobiliario legal) aparecen como víctimas del fantasma de la okupación, cuando son las principales causantes de los problemas relacionados con la vivienda (hipotecas abusivas, alquileres caros, negocios urbanísticos…). Detrás de la campaña se intuye mucho interés por imponer castigos mas graves a quien infrinja la ley, pero también por ocultar el papel real del sector inmobiliario en la crisis de vivienda que viene. El monstruo real cotiza en bolsa y se presenta a las elecciones, señalarlo públicamente centraría la atención en los verdaderos responsables del problema. 

La aparición del fantasma de la okupación, como la de cualquier otro fantasma, revela finalmente un gran secreto que da sentido a todo el relato. El fantasma condensa las pesadillas de la ciudadanía acomodada, la de ayer y la de hoy. En esas pesadillas hay un hilo que comunica la cultura de resistencia actual con la de otras épocas; una resistencia a los modos y condiciones de vida que trata de imponer el Capitalismo a aquella parte de la población de la que extrae sus beneficios.

Esta cultura de resistencia se expresa, a veces de forma fragmentaria y de modos poco explícitos, en la desconfianza hacia las autoridades, en la confianza en las propias capacidades, en la astucia y en la valentía de quienes se niegan a tragar con las imposiciones del Capital. Los impagos, los enganches, la ocupación de espacios y el apoyo mutuo, son parte de esas estrategias que tratan de colocar la vida por encima de los intereses económicos y las instituciones. Reconocerse como parte de esa tradición y reivindicarla como propia nos reconecta con la población represaliada con las leyes de vagos, las de extranjería o las ordenanzas cívicas. Al hacerlo, se vuelve a poner encima de la mesa lo mismo que entonces, que es: para llevar vidas mas dignas existe la posibilidad de oponerse cotidiana y colectivamente a las imposiciones de las élites.

La campaña del fantasma de la okupación se apoya y refuerza miedos existentes a nuestro alrededor. Para responder a ella hace falta demostrar la mala intención de sus propagandistas, y su falsedad. Conviene también saber quienes son y como enfrentarse a ellos. Las distinciones que tratan de imponernos solo refuerzan su posición y nos debilitan, por eso no deberíamos reproducirlas. Cada persona o grupo que ocupa una vivienda o local lo hace por razones propias, pero todas tienen su origen en los efectos del negocio inmobiliario y forman parte de una tradición de resistencia que nunca ha desaparecido del todo. Reforzar esa tradición es hacer justicia con la población represaliada, y puede servir para convertir las pesadillas de las élites en realidad.


Ana Coluta, 21 de septiembre de 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

_____________

NOTAS:

(1) El Fantasma de la okupacion, agítese antes de usar, de M. Cúneo en El Salto. Reflexiones sobre la nueva 

campaña de intoxicación mediática contra la okupacion, en Todo por hacer. ¿Qué hay detrás de la campaña 

contra la okupación? , de E. Rodriguez en CTXT. Ración diaria de okupas en televisión: cómo convertir un 

problema en el problema, de D. Dominguez en La Marea.


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

Anticarcelario / contra la sociedad cárcel

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."