Hoy miércoles 20, a las 12h se ha producido una concentración en la Estación de Valladolid-Campo Grande para reclamar un tren social, sostenible, regional. Por la tarde, el mismo miércoles 20, a las 19:30 en Palencia (edificio de los sindicatos) ha tenido lugar una charla-debate sobre «Propuestas para un Ferrocarril Público, Social y Sostenible» entre las propuestas establecer unas Cercanías ferroviarias entre Palencia y Medina del Campo, más necesarias que nunca como alternativa al coche.

El jueves 21 a las 18:30 habrá en León una marcha desde el Apeadero La Asunción (FEVE) a la estación de Matallana, aún por estrenar tras años terminada. También el jueves 21  a las 19h. en Burgos Concentración ante la Subdelegación del gobierno. El viernes 22 a las 18h en Salamanca manifestación que partirá a las 18h desde la Glorieta de CyL y terminar en la Plaza de la Constitución. En Zamora habrá una concentración el sábado 23 a las 12h en Plaza de la Constitución.

Finalmente, el domingo 24 será la manifestación en donde confluiremos todos los territorios en Madrid a las 12h desde la Plaza de Tirso de Molina hasta Atocha. Todas estas movilizaciones se enmarcan en la lucha por el tren como medio de transporte más sostenible y seguro.

 

 

 

Sobre la línea Medina del Campo - Valladolid - Palencia.

Los concentrados han reclamado un ferrocarril metropolitano, con una estación en Santovenia, otra en la zona sur y las dos existentes que se una a la propuesta de corredor de Cercanías entre Medina, Valladolid y Palencia. La propuesta de corredor de cercanías para la zona metropolitana de Valladolid, presentada en 2015, está paralizada desde entonces. Pretende fomentar y potenciar el eje Valladolid-Medina-Palencia con trenes reagionales y de cercanías que den servicio a la necesidad diaria de miles de usuarios, trabajadores y estudiantes en su mayor parte, que han visto como se reducían los horarios de esta ruta durante los últimos años y más aún a raíz de la pandemia y los recortes derivados del estado de alarma. Es urgente recuperarlo teniendo en cuenta el grave problema climatico y de movilidad que se presenta en los próximos años, derivado de la crisis climática y de la crisis de la automoción y el consumo de energías fósiles.
 
En los últimos años, las inversiones en el ave se han comido todo el dinero del tren, y el cercanías y los trenes regionales se están abandonando. Al cierre de vías y rutas (como la de Ariza, perdida hace tiempo), se unen los recortes de la pandemia que han limitado enormemente los horarios y la movilidad de los viajeros, lo que provoca que muchos de ellos estén recurriendo al transporte particular. Es evidente que esto es justamente lo contrario de lo que necesitaría una "movilidad sostenible".

Los convocantes han reclamado inversiones en cercanías y regionales y aumento de todos los horarios que fueron recortados en la pandemia y que impiden que la gente acuda a trabajar o estudiar en horarios normales. Han defendido el tren como medio más sostenible (asegurando que el tren es potencialmente mucho más verde de lo que es ahora) y lo han relacionado también con el uso de la Bicicleta y el tren, perfectamente compatibles y a todas luces una solución de movilidad mucho más adecuada para el respeto del planeta.

 
 
 

Los Talleres de Renfe. El tren regional y el soterramiento.

También se han referido a los nuevos talleres de RENFE (recordamos que los antiguos talleres de Farnesio ya están cerrados), afirmando que existen "peleas" por las cargas de trabajo con otros talleres (Madrid, Toledo), que el taller está infrautilizado, aunque está prácticalente al 100 x 100, pero que tiene disponibilidad para bastante más carga de trabajo, más personal, etc... Que los talleres estén ya a pleno rendimiento es una buena noticia, pero esto es solo el primer paso.

Las obras del desvío de mercancías -desvío que, según la propuesta realizada, podría ser también utilizado para un segundo recorrido que incluyera el Polígono San Cristobal, la Cistérniga, etc.- siguen avanzando aún lentamente. Y nadie puede saber cuando se abrirá realmente ese desvío, de gran importancia para los barrios por los que pasa el tren. 
 
Las supuestas molestias (ruido) que genera el tren se deben a un 99% al tráfico de mercancías pesadas, como bobinas de acero, grandes trenes de contenedores, o los kilométricos trenes de vehículos que salen de las factorías vallisoletanas. Una vez desviado el tráfico de mercancías, el ruido del tren y sus molestias se reducirán a mínimos. Y aquí llegamos al otro problema: los que aún defienden el soterramiento sin preocuparse en absoluto del tren, de la movilidad y de las condiciones de vida de los que sobrevivimos en los barrios de la Zona Este y alrededores del tren.

Según los defensores del soterramiento, la vía es un muro que separa a los pobres de los ricos... o algo así. Pero la realidad es muy distinta de lo que ven estos pequeños propietarios y los que quieren utilizar el soterramiento como arma política para ganar elecciones (sea dentro del PSOE, sea el PP o sean los del moco verde). Toda su propaganda se basa en manipulación y engaños:

 

      1. La diferencia económica y social no se debe a la vía del tren. Un solo ejemplo: la zona con menor renta en Valladolid es La Rondilla-Barrio España que se encuentran más allá del tren en la zona norte de la ciudad. Solo unos metros más allá está la zona más rica (Paseo Isabel La Católica-Plaza de España), y no hay ningún muro que separe ambas zonas. 

      2. No es el tren lo que nos separa, es la clase social. Es cierto que los barrios del Este son pobres, pero porque son obreros y se construyeron junto a los centros de trabajo: los talleres de Renfe (Delicias), los polígonos de Argales, la carretera de Soria y el Polígono de San Cristóbal. Eliminando un muro de un tren no se combate la desigualdad: solo se embellecería una parte, se beneficiaría a unos pocos (los de siempre) y se empobrecería y/o se expulsaría a todos los demás.

      3. La operación del soterramiento no supone una mejora de la economía de los habitantes de los barrios. Solo, y hasta cierto punto, podría suponer una subida del precio de los pisos: es decir, solo mejoraría la economía de algunos que sean propietarios. Porque todos los que estámos alquilados y la mayoría de los propietarios veríamos que no solo suben los pisos (luego las hipotecas, los alquileres, etc.) sino que también subiría el pan y casi cualquier otra cosa. El soterramiento, además, generaría un proceso de gentrificación a todos los niveles que cambiaría nuestros barrios para siempre, desplazando a la población más pobre a los nuevos márgenes (¿las autovías, las rondas?).

      4. El soterramiento es una operación especulativa, sí o sí, y además no favorecería una ciudad humana y habitable sino una ciudad de autovías y coches. La supuesta barrera del tren sería sustituida por una barrera de automoviles que contaminarían más el aire, mucho más, que el tren y que harían ruido constantemente. Un tren de cercanías (con las mercancías desviadas) es menos ruidoso y contaminante que cualquier carretera que quieran poner donde están ahora las vías. No solo eso, las supuestas zonas verdes de las que hablan serían también objeto de la especulación inmobiliaria: el soterramiento realizado en Gijón de la estación del FEVE, por ejemplo, ha quitado el tren del centro, ha reducido la movilidad y ha dejado un "solarón" en medio que se disputan las constructoras a pesar de que los vecinos piden zona verde.

       5. El soterramiento era una solución... en el siglo pasado. La reivindicación del soterramiento nació de las movilizaciones vecinales de los 70 y 80 que pensaban que la ciudad acababa en la carretera de Circunvalación...  Frente a una sociedad que se preocupa por el medio ambiente y la sostenibilidad, el proyecto anterior conllevaba el olvido total de cualquier cuestión de este estilo, eliminando vías (las del tren regional), construyendo carreteras, etc. El soterramiento proyectado ELIMINABA totalmente las vías de cercanías, dejando solo vías para el AVE, lo que supone favorecer, de nuevo, a solo una pequeña parte de la población.



POR UN TREN SOCIAL. CONTRA EL SOTERRAMIENTO. 
Contra la especulación y contra el capital.



______________________
Otros textos anteriores:

Más información:

 

 

Renovables sí, pero no así



Este sábado 16 octubre en Madrid se ha producido una movilización contra la instalación indiscriminada de instalaciones de energía eólica en diversas zonas rurales y naturales de la península.

 

Este 16 de octubre Madrid verá en las calles como el mundo rural se le echa encima. La alarma social contra los proyectos de centralización renovable o “macroproyectos” viene creciendo desde el mes de septiembre [1]-[12], fomentada con las últimas legislaciones en el sector de la energía [13]-[18]. Como clase trabajadora nos toca de lleno, y por ello queremos compartir nuestra postura.

La instalación de dichas turbinas está siendo denunciada por multitud de colectivos y localidades por el gran impacto ecológico que esto va a suponer, un impacto que se teme sea para siempre, y que provoque por tanto la progresiva expulsión de los habitantes de las zonas rurales, a los que se están quitando los recursos naturales para poder vivir allí (tierras de cultivos, espacios para la ganadería, gestión de montes......). El destrozo de bosques y montañas no solo deriva del terreno que van a usar en la ubicación de los parques sino también de todo el destrozo que van a hacer construyendo pistas para poder llevar hasta allí todo el material necesario para su construcción.

Lo que se está haciendo es poner estos espacios (muchos de ellos espacios naturales de alto valor ecológico) en manos de multinacionales sin que los habitantes de estas zonas se beneficien en nada de todo esto.

La clase trabajadora que habita en estas zonas, o la que habita en las grandes zonas consumidoras, tampoco va a sacar ningún beneficio de todo esto, pues la factura de la luz va a seguir igual ya que estos parques los van a gestionar las grandes compañías eléctricas. Según los residentes, la solución, para evitar el daño medioambiental, pasaría por instalar los paneles solares en azoteas de las zonas donde se fuera a utilizar esa energía, evitando así la perdida energética que se sufre en el transporte (hasta un 40 por ciento) y la instalación de los eólicos en medianas de autovías y autopistas aprovechando también así la infraestructura que ya está hecha para el transporte de la misma.

Otra de las cuestiones que consideran importante es la incoherencia en sí misma de todo este plantemiento, porque supuestamente esto se hace para frenar el cambio climático, y lo quieren hacer destrozando bosques y montañas que es precisamente lo que habría que conservar y extender para frenarlo, solamente fijándose una vez más en los intereses capitalistas ya que el suelo rural es mucho más barato, y a lo que van es a la pura especulación y beneficio del capital.

Los convocantes también critican las traiciones de algunos partidos que se dicen de izquierdas que se presentaron como iguales en las primeras movilizaciones para acabar traicionando la causa.



Algunas cuestiones técnicas.

Pensamiento sistémico → Mapa producción neta energía → El consumo energético depende de la densidad económica (donde están los medios de producción industrial y servicios) → hay mayor densidad poblacional (donde hay economía hay población) → ni centralizada ni distribuida, en Madrid y Barcelona no cabe tanta generación renovable o no es el lugar donde más recursos renovables hay. Si no se instala allí, se instala en otro sitio, pero siempre debe satisfacerse la demanda.


En la actualidad, y mayormente en el futuro, la producción estará supeditada a la disponibilidad eléctrica, quien controle la producción de electricidad, permite o no la producción en el resto de sectores económicos. La burguesía no va a tolerar una dependencia de pequeños propietarios, primero por su tendencia a la concentración, segundo por ser más susceptibles a una huelga generalizada y a los sabotajes particulares.

Pero realmente, una energía centralizada puede ser mejor que la distribuida. El debate técnico se centra en varias cuestiones: a) factor de escala (menos recursos materiales por MW); b) pérdidas en el transporte; c) óptima localización de la potencia MWh/MW; d) planificación del mantenimiento más sencilla y fiable.

La verdadera cosa que hay que preguntarse es ¿Qué sociedad queremos? Y de ahí deriva claramente la respuesta sobre la demanda energética a satisfacer.

Al negar la sobreinstalación renovable en el territorio rural, en cierto sentido se incurre en una lucha contra la actual forma económica, y por tanto tiene potencial para ser anticapitalista. Se materializaría como tal si se va a la raiz.

     -Solución 1 → la densidad económica debe residir en lugares similares de densidad energética, atendiendo también a factores ecológicos y de justicia social. Se reduciría la demanda de transporte a elevada tensión (>250 kV). A la mierda grandes ciudades como Madrid y Barcelona actuales.

    -Solución 2 → la democratización de la electricidad vendrá por el control de los productores (trabajadores) sobre los medios de producción (socialismo), no por el control de pequeños propietarios o propietarios en sociedad (cooperativas).


Pensemos el problema como un sistema de partes interrelacionadas entre sí, y en términos de densidad (magnitud / área). La estructura física de la economía, es decir, los medios de producción agrarios, industriales y de servicios, así como la infraestructura que las soporta (carreteras, red eléctrica, etc) se distribuyen de forma muy desigual en el territorio. La densidad económica (capacidad productiva / área) es muy dispar de un lugar a otro. Tal y como se observa en la Tabla 1, Madrid contiene casi 60 veces más producción por kilómetro cuadrado que Extremadura, 47 más que Castilla y León, y 4 más que Cataluña.

La población tiende a residir donde se encuentra el trabajo, en los polos de producción. No al revés, la realidad de las migraciones internas refleja la necesidad material de capital humano para producir mercancías (bienes y servicios). Es por ello que las densidades de población (figura 1) y económica (tabla 1) prácticamente coinciden.

 


Tabla 1: estadísticos por Comunidad Autónoma. Fuente: IDAE.

2019

INE

PIB

Millones de €

Área

km²

PIB/Area Mill.€/km²


PIB

Millones de €

Área

km²

PIB/Area Mill.€/km²

Madrid

240130

8028

29,91

Aragón

38044

47720

0,80

Cataluña

236814

32113

7,37

Islas Baleares

33800

4992

6,77

Andalucía

165866

87599

1,89

Murcia

32356

11314

2,86

Valencia

116015

23255

4,99

Asturias

23765

10604

2,24

País Vasco

74496

7234

10,30

Navarra

20973

10391

2,02

Galicia

64430

29575

2,18

Extremadura

20677

41634

0,50

Castilla y León

59795

94224

0,63

Cantabria

14187

5321

2,67

Islas Canarias

47164

7447

6,33

La Rioja

8867

5045

1,76

Castilla-La Mancha

42820

79461

0,54






Y ahora enlazamos con la electricidad. La figura 3 rinde cuenta del efecto producido por el desequilibrio económico. Madrid primero y Barcelona después son “sumideros” energéticos, poseen una demanda muy superior a su producción eléctrica. Y dado que las energías renovables necesitan espacios concretos y libres de interferencias (orografía llana para la eólica y libre de sombras para la solar), tanta renovable no cabe en estas dos comunidades autónomas. Si en Madrid – por ejemplo – no cabe potencia suficiente para satisfacer su demanda, se instalará en otras regiones, independientemente de la estrategia mayoritaria tomada (centralizada o distribuida). Técnicamente se instalarán en zonas “ricas” en viento y sol a lo largo del año (zonas de alto recurso energético), siempre que la ubicación lo permita en espacio y accesibilidad, entre otros factores (de momento técnicos).

 


En la transición energética hacia un sistema con predominio renovable eólico y solar, la burguesía pretenderá desarrollar la infraestructura eléctrica (figura 2, infra) de acuerdo al modelo económico centralizado (basado en polos de producción) actual, conectando las zonas de mayor disponibilidad energética con los polos de consumo (los económicos). Actualmente, del oeste y noroeste hacia el centro; y desde Navarra y Aragón hacia el norte y hacia la costa (alta carga del turismo en verano). En el territorio donde nos movemos, el eje Xixón – Llión – Valladolid – Madrid y el eje Valladolid – Palencia – Burgos – Bilbo/Vitoria-Gasteiz. No es de extrañar que prácticamente coincida con la red de carreteras del Estado, otra infraestructura para la conexión entre polos económicos, o con los grandes ejes ferroviarios. Con esto remarcamos que las infraestructuras no se construyen para el bien común, sino para facilitar el intercambio de mercancías en general, que bajo el modelo capitalista, se enmarca en facilitar la acumulación de capitales hacia los polos económicos. Un claro ejemplo, si la infraestructura ferroviaria se desarrollase para reducir tiempos y precios a la gente, no se pensaría en la eliminación de trenes de media distancia como ocurre ahora, al contrario, se aumentarían para reducir el transporte contaminante por carretera. Una red ferroviaria cuya electrificación resultaría mucho más barata y eficaz que cualquier plan de vehículos eléctricos [19] (descargable con el enlace a través de https://sci-hub.se/).

Volvamos a lo técnico. La cercanía siempre es más eficiente porque en los caminos pierdes energía en forma de calor (efecto Joule). Si se instalara generación distribuida lejos de Madrid, probablemente se esté usando la red de distribución, por lo que las pérdidas eléctricas para llevarlas hasta Madrid serían mayúsculas. Y para el uso de la red de transporte, necesitas centralización a cierto nivel. Para más información técnica, léase el artículo científico [20] (descargable con el enlace a través de https://sci-hub.se/). 

 

La generación distribuida podría tener mayor impacto ambiental que la centralizada. De hallarse una buena localización, 20 MW centralizados en ese sitio darán más energía a lo largo de su vida útil que muchas localizaciones de menor recuso energético. A mayores cabría pensar en la optimización de recursos por el factor de escala. La generación distribuida aboga por el uso de la red de distribución, que resulta menos eficiente respecto la de transporte (mayor tensión, menores pérdidas). Razón a favor para ligar la generación distribuida con el consumo distribuido, ya que de mantenerse la estructura económica actual, un planteamiento de generación distribuida causaría déficit de energía en Madrid y como ya se ha mencionado, unas pérdidas por transporte enormes.



¿Propuestas? Ahora, tras el análisis.

Empecemos por la sociedad que deseamos. Pongamos que tomamos los medios de producción (de forma pacífica si nos dejan, de forma violenta si es preciso y urgente para el bien de los seres humanos y del propio planeta Tierra).

Si proponemos un sistema futuro mayoritariamente o enteramente renovable, las regiones de mayor recurso energético deben ser las de mayor consumo. Esto implica un traslado de los medios de producción (no solo industriales) a medida que se vayan amortizando, aprovechando los materiales útiles para re-potenciar zonas y darlas más capacidad de carga para transporte eléctrico. Este proceso facilitará la vuelta al campo de la población, reduciendo las ciudades a menos de 100.000 habitantes, por dar una cifra de escala. Por lo tanto, la generación distribuida implica la difusión productiva a lo largo y ancho del territorio nacional, en función de la disponibilidad energética en densidad. Todo esto atendiendo únicamente al criterio energético. A partir de aquí, variables ecológicas y sociales entran en la ecuación para determinar los sitios más óptimos donde instalar el tejido productivo.

En resumen, de todo esto extraemos algunas ideas:

  • La abolición de la división campo / ciudad tal y como está establecida en el marco de la economía capitalista es una necesidad urgente y apremiante para poder resolver problemas de muchos tipos, entre otros el problema productivo y energético.

  • No podemos defender una generación distribuida basada en pequeños propietarios. El poder adquisitivo individual o en sociedades mercantiles (cooperativas) como único criterio para la instalación de potencia renovable no es democrático. Además de no cambiar el paradigma económico. Ante esto, el control de los medios de producción – también energéticos – mediante asambleas de trabajadores coordinadas autónomamente sí se ofrece como solución deseada para poner en nuevo rumbo a la sociedad.

     

Bajo nuestro punto de vista, el ciclo de lucha que se abre a este respecto ofrece interesantes sinergias de carácter anticapitalista:

  1. Controlar la generación eléctrica supone el control de la mayoría de la producción, por no decir de la totalidad, dadas las cadenas de valor en la economía del Estado.

  2. La democratización de la energía (no solo eléctrica) solo sería posible a partir de su control por parte de la clase trabajadora.

  3. El socialismo es necesario. Hay que socializar la economía: producir lo necesario y redistribuirlo todo. Esto permitirá reducir el nivel de demanda energética (no solo eléctrica).

  4. Generación energética. Economía a sostener con los recursos naturales que nos rodean, valorando y asumiendo el impacto que tendremos sobre los ecosistemas.

  5. Distribuida o centralizada. La más óptima de acuerdo a los parámetros que se requieran, tanto ecológicos como sociales, desde el control de la producción por las asociaciones de trabajadores y productores.

  6. De cada uno según sus posibilidades y a cada uno según su necesidad. 

     

     

     

REFERENCIAS

[1] La Comarca. “Ayuntamientos y asociaciones, «desbordados» para alegar a la eólica”. 16/09/2021. https://www.lacomarca.net/ayuntamientos-asociaciones-desbordados-alegar-eolica/

[2] El Mundo. “Expropiaciones y daño medioambiental: la rebelión del mundo rural contra los macroproyectos de renovables”. 21/09/2021. https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/medio-ambiente/2021/09/21/613f5cb121efa0783b8b45c3.html

[3] Noticias de Navarra. “No más megaparques eólicos”. 31/08/2021. https://www.noticiasdenavarra.com/opinion/tribunas/2020/08/31/megaparques-eolicos/1074327.html

[4] Al Grano Extremadura. “El Sindicato 25 de marzo denuncia impagos e irregularidades en los parques solares”. https://www.algranoextremadura.org/local/2021/09/22/el-sindicato-25-de-marzo-denuncia-impagos-e-irregularidades-en-los-parques-solares/?fbclid=IwAR1FFzeOTzMz8WkBqrpklTN9_nt1mtySdD61sEgoMkXl4_9SbntD1ARaVpE

[5] Cabrera Despierta. “Manifestación 16 Octubre Madrid ¿Contamos contigo?”. 22/09/2021. https://www.cabreradespierta.com/?p=250

[6] Nòs Diario. “Trece novos parques eólicos ameazan a Reserva da Biosfera da Ribeira Sacra, O Courel e O Iribio”. 06/10/2021. https://www.nosdiario.gal/articulo/social/trece-novos-parques-eolicos-ameazan/20210921215756129093.html

[7] Cope Astorga. “Statkraft presenta a los vecinos de Santiago Millas y Valderrey su proyecto para las plantas Somozas Solar y Maragato Solar Uno”. 27/09/2021. https://copeastorga.es/statkraft-presenta-a-los-vecinos-de-santiago-millas-y-valderrey-su-proyecto-para-las-plantas-somozas-solar-y-maragato-solar-uno/

[8] Ondaregía. “En tiempos de ecocidio, por el futuro de los valles de Navarra. No más megaparques eólicos”. 01/09/2021. https://ondaregia.com/en-tiempos-de-ecocidio-por-el-futuro-de-los-valles-de-navarra-no-mas-megaparques-eolicos/

[9] Leonoticias. “Un estudio alerta de los efectos medioambietales de los parques eólicos en zonas «que en diez años estarán protegidas»”. 18/09/2021. https://www.leonoticias.com/comarcas/estudio-alerta-efectos-aerogeneradores-leon-20210904163419-nt.html#vca=fixed-btn&vso=rrss&vmc=wh&vli=Comarcas

[10] El Correo. “El Gobierno vasco renuncia a los parques eólicos de Arkamo e Iturrieta ante los informes forales en contra”. 29/09/2021. https://www.elcorreo.com/alava/araba/gobierno-vasco-renuncia-parque-eolico-arkamo-20210929194907-nt.html

[11] El Salto Diario. “O sucio segredo da enerxía fotovoltaica”: https://www.elsaltodiario.com/saber-sustentar/sucio-segredo-enerxia-fotovoltaica-

[12] Diario de León. “Vega de Valcarce avanza en el diseño de un modelo energético propio”. 15/09/2021. https://www.diariodeleon.es/articulo/bierzo/vega-valcarce-avanza-diseno-modelo-energetico-propio/202109150334352146088.html

[13] Real Decreto-ley 18/2021, de 28 de septiembre, de medidas urgentes para la protección del empleo, la recuperación económica y la mejora del mercado de trabajo:https://www.boe.es/eli/es/rdl/2021/09/28/18

[14] Orden TED/371/2021, de 19 de abril, por la que se establecen los precios de los cargos del sistema eléctrico y de los pagos por capacidad que resultan de aplicación a partir del 1 de junio de 2021. https://www.boe.es/eli/es/o/2021/04/19/ted371/con

[15] Real Decreto-ley 17/2021, de 14 de septiembre, de medidas urgentes para mitigar el impacto de la escalada de precios del gas natural en los mercados minoristas de gas y electricidad: https://www.boe.es/eli/es/rdl/2021/09/14/17

[16] Real Decreto-ley 12/2021, de 24 de junio, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la fiscalidad energética y en materia de generación de energía, y sobre gestión del canon de regulación y de la tarifa de utilización del agua. https://www.boe.es/eli/es/rdl/2021/06/24/12

[17] Real Decreto 148/2021, de 9 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los cargos del sistema eléctrico. https://www.boe.es/eli/es/rd/2021/03/09/148

[18] Ayudas Autoconsumo / Almacenamiento - Fotovoltaica y Eólica. Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: https://energia.jcyl.es/web/es/ayudas-fondos-informacion-europea/autoconsumoalmacenamiento-fotovoltaica-eolica.html

[19] De Blas, I., Mediavilla, M., Capellán-Pérez, Í.,Duce, C., 2020. The limits of transport decarbonization under the current growth paradigm. Energy Strategy Reviews, 32, 100543. https://doi.org/10.1016/j.esr.2020.100543 (open access)

[20] Bauknecht, D., Funcke, S., Vogel,M., 2020. Is small beautiful? A framework for assessing decentralised electricity systems. Renewable and Sustainable Energy Reviews 118 (2020) 109543. https://doi.org/10.1016/j.rser.2019.109543


 


Las últimas noticias sobre el mundo del trabajo en Castilla y en León nos recuerdan que la precariedad sigue avanzando y que los trabajadores y trabajadoras tenemos que luchar, incuso para sobrevivir y  defender nuestras condiciones de trabajo y de existencia.


Los accidentes laborales se disparan

Según un informe publicado por CCOO, llevamos 33 muertes en los curros en Castilla y en León en lo que va de año (v. más: https://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-ccoo-denuncia-ascenso-dramatico-siniestralidad-laboral-cyl-33-fallecidos-va-ano-20211006104341.html ).

"Hasta la fecha llevamos 33 accidentes mortales en la Comunidad, una cifra trágica. Muchos de ellos se podrían haber evitado si existiera un mayor compromiso por parte de los empresarios con la seguridad y la salud de las personas trabajadoras. Todo ello mediante el fomento de la cultura preventiva en los diferentes estamentos del tejido productivo de nuestra Autonomía, así como de una formación e información específica, adecuada y suficiente a la realidad de los trabajadores y las trabajadoras en cada centro de trabajo", demanda a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Según el avance provisional facilitado por el Centro de Seguridad y Salud Laboral de Castilla y León, en el periodo de enero a agosto del presente año de 2021, se han producido en la Comunidad un total de 18.058 accidentes de trabajo, de los cuales 16.426 han sido en jornada laboral y 1.632 'in itinere', que se distribuyen en 17.872 leves, 153 graves y 33 personas trabajadoras fallecidas. Estos 33 accidentes mortales se han producido por golpes, caídas, atrapamientos y atropellos. De este montante, diez han sido por lesiones no traumáticas -infartos, ictus, lesiones claramente relacionadas con la organización del trabajo y el estrés-. Esta elevada cifra pone de manifiesto una siniestralidad originada por la falta o ineficacia de las condiciones de seguridad existentes.

 

 

SE MANTIENEN LAS TENDENCIAS

Con los datos en la mano, las tendencias de los anteriores meses se disparan en el último mes de agosto de 2021, saldándose con un incremento global de 2.665 accidentes leves, 23 accidentes graves y seis víctimas mortales durante dicho mes. Se ha alcanzado un incremento relativo del 17,18 por ciento respecto al número de accidentes con baja en jornada de trabajo respecto al mismo periodo del año anterior. Es decir, elevándose el número de accidentes con baja en jornada de trabajo en 2.408.

"Un ejemplo de la gravedad de lo que denunciamos se puede secuenciar en estas cuatro jornadas del pasado mes de agosto: día 6, tres personas heridas en el derrumbe de un andamio*en Villa del Prado (Valladolid); día 9, dos personas muertas al caerse desde 10 metros de altura desde un tejado en la planta de Gonvarri-Gestamp en Burgos capital; día 11, dos personas muertas y tres heridas en Moreruela de Tábara (Zamora); día 19, una persona fallece al caerse de un tejado en Ponferrada (El Bierzo-León)... Y así suma y sigue. A esta lacra hay que poner coto de inmediato", lamenta Fraile Sanz.

Sobre los accidentes 'in itinere', se han declarado 392 accidentes con baja más que en el mismo periodo de 2020, lo que supone un "alarmante" incremento del 31,61 por ciento. Por sectores de la actividad productiva se aprecia un ascenso de siniestralidad en todos ellos. En la construcción se han registrado 433 accidentes más que en el mismo periodo de 2020 (+22,06 por ciento), en la industria 102 más (+2,41 por ciento), en servicios 1.872 más (+27,75 por ciento) y en el agrario 1 más (+0,09 por ciento).

Por provincias, tanto el número de accidentes con baja en jornada de trabajo como los accidentes 'in itinere"'con baja registrados ha aumentado en todas ellas. De la misma manera, las enfermedades profesionales siguen esta tendencia, hasta tal punto que se han incrementado en un 6,45 por ciento, declarándose 16 enfermedades profesionales con baja más que en el mismo periodo de 2020. Por sectores de actividad despunta la construcción, que ha declarado once más, seguido de servicios con nueve más y el sector agrario con ocho más.



El 11,5% de trabajadores de CyL está en situación de pobreza

Buena parte de los trabajadores son ASALARIADOS POBRES. El 11,5 por ciento de los trabajadores están en situación de pobreza. El líder de UGT ha afirmado que hay gente que "lamentablemente" tiene puesto de trabajo pero con salarios con los que no llegan al final de mes a cubrir las necesidades "más imprescindibles", algo en lo que tienen responsabilidad las organizaciones empresariales.

"Castilla y León es una de las comunidades en que peor va la negociación colectiva y en categorías salariales está muy por debajo de la media nacional", ha agregado. Por su parte, Vicente Andrés ha señalado que en Castilla y León hay un 20 por ciento de economía sumergida, lo que conlleva que miles de trabajadores estén fuera del "escudo social" yhan quedado en situación de pobreza, pero además cerca del 12 por ciento de trabajadores tienen ingresos por debajo de 9.226 euros anuales, que es el umbral de la pobreza. Así, hay 120.000 personas de la Comunidad que son "trabajadores y son pobres", no tienen ingresos suficientes para vida una digna, ha advertido Vicente Andrés, quien ha aseverado que la situación es "de cierta alarma" y requiere nuevo modelo de relaciones laborales porque la pobreza llega por la ausencia de trabajo o porque el mismo está "mal remunerado", es parcial o temporal.

 

 

TRABAJOS "INDECENTES"

El líder de CCOO ha señalado que en España hay muchos colectivos que tienen trabajos absolutamente precarios y están "sobreexplotados" y en Castilla y León muchas personas tienen trabajos "indecentes". "Hace falta dar un cambio radical al modelo de relaciones laborales y poner en valor a los trabajadores, darles formación y pagarles" bien, ha agregado.

"No es aceptable que haya protestas de los empresarios por subir 15 euros", ha explicado Vicente Andrés, quien ha recordado que están recibiendo ayudas, piden bajadas de impuestos y no quieren subir salarios. Por otra parte, ha pedido estar "muy atentos" al proceso de "calentamiento de la economía" porque las empresas quieren recuperar el tiempo perdido de retroceso económico, con mayor producción y ventas, y los trabajadores tienen que ir a un ritmo "muy elevado", lo que puede suponer accidentes de trabajo ante el estrés al que se les somete, que se traduce en un incremento de la siniestralidad."Es hora de que los salarios suban", ha afirmado el líder de CCOO, quien ha insistido en que el IPC sube un 4 por ciento y en convenio los salarios se incrementan un 1,5 porque hay que firmar ante el riesgo de quedarse "sin nada". " (Sobre la subida del SMI: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2021/10/sobre-la-subida-del-salario-minimo.html).


Frente a esta realidad que vivimos los trabajadores y a la actual situación de crisis económica, todos nosotros, los y las trabajadores y trabajadoras en activo y en paro, debemos unir nuestras fuerzas en torno a verdaderas reivindicaciones obreras:

    - CONTRA LOS DESPIDOS ABIERTOS Y ENCUBIERTOS, CONTRA QUIEN LOS EJECUTA.

    - NO AL EXCESO DE JORNADAS, NO A LAS HORAS EXTRAS. Reparto equitativo del tiempo de trabajo.

    - ELIMINACIÓN DEL TRABAJO SUMERGIDO para beneficio empresarial.

    - SUBIDA DEL SALARIO DEL OBRERO (subidas más fuertes para los salarios más bajos).

    - SUBSIDIO DE PARO INDEFINIDO (SALARIO DE DESOCUPACIÓN) PARA TODOS LOS TRABAJADORES SIN EMPLEO




 

Subida del salario mínimo interprofesional y caída del salario real

 

 

Durante los últimos meses se ha estado hablando mucho del supuesto enfrentamiento entre el gobierno de PSOE-Podemos y la patronal a cuenta de la subida del salario mínimo interprofesional, del talante negociador de la ministra de trabajo perteneciente al PCE y de la obcecación de los líderes empresariales que finalmente han visto como se aprobaba dicha subida contra su voluntad.

Los medios de comunicación afines al gobierno y todos los palmeros que le defienden en platós de televisión, columnas de prensa y redes sociales, levantan la bandera de la victoria ante el hecho de que finalmente el salario mínimo haya subido… 15 euros. De por sí esta subida es de risa y sólo puede considerarla como tal victoria quien tiene interés en ocultar el verdadero empeoramiento de las condiciones de vida de los proletarios que estamos padeciendo desde hace años.

 

Yendo a los datos. Antes de la subida, el salario mínimo interprofesional (SMI) estaba en 950 euros. La subida fue, como se ha dicho, de 15 euros, es decir, un 1,6%, que lo deja en 965 euros. Por otro lado, la inflación (el incremento de los precios sostenido a lo largo de un periodo, en este caso lo que llevamos de 2021) está en un 4%. Los 965 euros del salario mínimo ahora valen un 4% menos de lo que valían 965 euros hace un año. Es decir, los 965 euros de hoy son el equivalente a 926,6 euros de hace un año. Con lo que tenemos que el salario mínimo interprofesional ha descendido aproximadamente 23 euros, un 2,4%.

 

La pugna real entre gobierno y patronal era la siguiente: las organizaciones empresariales querían que el salario mínimo nominal se quedase estancado, es decir, que el salario mínimo real bajase un 4%. El gobierno les ha permitido bajarlo un 2,6%. Curiosa victoria esta que se ha dado empeorando las condiciones de vida de los trabajadores.

 

Tomamos ahora los datos no del salario mínimo sino de las subidas salariales que se han producido por aprobación de los nuevos convenios colectivos en el periodo enero-agosto de 2021. 

Como se sabe, los convenios colectivos son normativas laborales con el carácter de ley que, bien en un sector bien en una empresa determinada, regulan las condiciones salariales, etc. Por lo general, dado que la inflación casi siempre es positiva, los convenios colectivos, al aprobarse, suelen implicar subidas salariales que compensen (un poco, poco o nada) la caída del poder adquisitivo de los salarios. La diferencia entre los incrementos del salario nominal (el que viene reflejado en el papel) y la inflación (la subida de los precios) determina la evolución del salario real (la cantidad de cosas que se puede comprar con el salario nominal). Como hemos visto con el salario mínimo interprofesional, aún en el caso de que se produzca una subida nominal, si la inflación es mayor, se tendrá una caída del salario real. Pero cuando hablamos de la evolución salarial según convenios, no nos referimos a los sectores peor pagados de la clase proletaria (los que cobran el SMI) sino a la evolución salarial de la gran mayoría de la clase proletaria porque, de los aproximadamente 16 millones de asalariados que hay en España (sin tener en cuenta funcionarios) 15,2 millones estarían sujetos a convenio colectivo.

Según los datos que proporciona el Instituto Nacional de Estadística (INE), la media del incremento salarial por convenio en el periodo enero-agosto de 2021 fue de 1,5%. De nuevo, con el dato de inflación en el 4%, vemos que la disminución media del salario real es del 2,5%.

 

La realidad es esta: mientras el gobierno ha puesto a disposición de la patronal los mecanismos de ajuste de empleo que esta ha considerado necesarios (ERTEs, despidos, etc.), mientras que a buena parte de los proletarios se les ha obligado, cuando entran en ERTE, a ceder el 30% de su salario al Estado (es decir, a la administración general de la burguesía), etc., en términos salariales vivimos una auténtica ofensiva patronal, que va camino de reducir las ya de por sí exiguas nóminas a niveles de verdadera miseria.

Y mientras todo esto sucede, el gobierno PSOE-Podemos y las organizaciones sindicales cantan victoria… una victoria verdaderamente siniestra porque consiste no sólo en obligar al proletariado a hacerse cargo del peso de la crisis económica sino, además, a hacerle aceptar este hecho pasándolo como medidas supuestamente favorables para los trabajadores y cubiertas del manto mágico del antifascismo y la lucha contra la derecha.

 

Cartel de mayo del 68: "El voto no cambia nada. La lucha continúa"

 

 

CRÓNICA DE LA MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LA SANIDAD RURAL CELEBRADA EN SEGOVIA EL 26.09.21


 

El pasado domingo 26 de septiembre se vivió una jornada de lucha en la capital segoviana en defensa de la sanidad rural. El conjunto de las plataformas en defensa de la sanidad rural de todas las Zonas Básicas de Salud de la provincia había convocado una manifestación que partiría a las 11 de la mañana de la plaza del Azoguejo hacia el Hospital General.



 

La imagen es espectacular, pues a la hora marcada nos reuníamos varios miles de personas en la mítica plaza del acueducto, literalmente no cabía ni una persona más. Se aprovechó este momento para la lectura del manifiesto entre diferentes personas que representaban varias zonas básicas de salud de la provincia. El pueblo había tomado la capital.

A continuación, comenzó la manifestación por la avenida del acueducto en la que la cabecera contaba con la representación de todas las zonas básicas de salud de la provincia. Seguidamente la marcha se había agrupado por zonas básicas de salud por orden alfabético, Cantalejo, Carbonero, Cuéllar, Fuentesaúco de Fuentidueña...

Se notaba la indignación entre lxs presentes. Mientras avanzada la manifestación se podían escuchaban cánticos como "consejera dimisión", "sanidad pública y de calidad", "nos van a enterrar con esta sanidad" o "la Junta no se entera de las listas de espera". Todo ello acompañado de un fuerte estruendo entre tamboriles, bombos, dulzainas, silbatos y bubucelas.

Hacia la una del mediodía la marcha llegaba al Hospital General de Segovia para rodearlo, el único de la provincia y de tamaño modesto. Algunxs sanitarixs se dejaron ver a la puerta para apoyar la protesta mientras que otros salieron por las ventanas para aplaudir. 


La movilización de esta jornada fue masiva, cierto es que no faltaban y faltan motivos para ello. En los meses previos la Gerencia de salud de Segovia había anunciado una "reestructuración" de la sanidad en el ámbito rural. Como si ya no hubiera hecho suficiente daño la pandemia en nuestra atención primaria desapareciendo la atención presencial o los cierres de consultorios que llevan haciendo desde hace años, ahora nos comunicaban que las plazas de médicos que había sin cubrir, directamente se van a eliminar. La justificación de la gerencia reside únicamente en escudarse en que no hay médicos que quieran trabajar en nuestra provincia, pero sin proponer ningún plan estructural que pueda solucionar este problema. Además, el propio gerente, Jorge Elízaga, argumentaba en una reunión que es positivo que los médicos pasen a tener una mayor carga de cartillas, pues así podrán mejorar su experiencia y mejorar la calidad del servicio.

Es evidente que el gerente no tiene escrúpulos al soltar tal afirmación y mucho menos empatía con la gente que necesita este servicio ¿No se le ocurre que los médicos no van a poder realizar una adecuada atención y seguimiento personalizado a sus pacientes, esencial sobre todo para las personas más mayores que pueblan el entorno rural? ¿Acaso no entiende que los que viven en los pueblos tienen los mismos derechos que las personas que viven en una ciudad? Las palabras del gerente tratando de convencernos de los aspectos positivos de la reestructuración no hacen sino poner de manifiesto que solo somos números que cuadrar y adolece de cualquier mínimo atisbo de humanidad en su discurso. Cartillas, ratios, kilómetros, presupuesto… es lo único que está en su cabeza.



Desde Solidarixs de la Sanidad nos solidarizamos con todos los pueblos y trabajadorxs afectados por la gestión de esta gentuza, para los que seguimos siendo unos números y un puñado de votos.

Ese día, acudimos a la convocatoria dada la gravedad de la situación para la calidad del servicio sanitario de nuestros pueblos. Pero desde luego, no apoyamos de la manera en que esta movilización se llevó a cabo de acuerdo con el llamamiento que se hizo a los partidos políticos y el agradecimiento a los que acudieron. Reiteramos nuestra negativa a luchar junto a ninguna institución, partido político u otra organización que no sirva a otros intereses que los de la clase trabajadora. No podemos reivindicar junto a lxs mismxs que pueden y han podido cambiar las cosas, pero no hacen nada. Por ello, creemos que no viene a cuento la invitación que se hizo desde la organización de la manifestación a todos los partidos políticos. La cual fue contestada, como no, por Tudanca y sus colegas socialistos, poniéndose así del lado del pueblo otra vez… JA JA JA

Llevamos años viendo cómo nos privan continuamente de los derechos que tanto ha costado conseguir y como en las épocas de crisis la clase trabajadora es la que acaba sufriendo los recortes presupuestarios. La lista es innumerable: reforma laboral, congelación de las pensiones, ley mordaza, recortes en educación, recortes en sanidad... Ahora más que nunca es importante entender que la lucha es una cosa de todxs y que todas las luchas son la misma lucha, solo unidxs podremos hacer frente a este aplastamiento ininterrumpido de nuestros derechos.
Años sufriendo el progresivo desmantelamiento de la sanidad rural con cierre de consultorios, limitación de consultas, disminución de medios, cargas de trabajo mayor en menos trabajadorxs… hasta que la pandemia puso el cierre y la atención primaria en vez de reforzarse, quedó cerrada. Lo último que faltaba por ver son estas medidas de cambio que proponen. La sanidad es un bien común, debemos luchar para frenar esta mísera reestructuración y devolver a los consultorios rurales la dignidad que se merecen. Debemos luchar unidxs usuarios y trabajadorxs, pues a todxs nos afecta de una manera u otra.
Nos dicen que no hay profesionales, pero acaso ¿El Sacyl no podría mejorar las condiciones de contratación para evitar esa falta de profesionales? Se dice que se ha duplicado la inversión en sanidad desde la crisis del 2008, pero muchos consultorios siguen cerrados, otros mantienen déficit de medios y empleadxs… y los pronósticos no son muy alentadores con este nuevo plan. Ni que decir tiene, la sanidad general, donde las listas de espera son losas que impiden el desarrollo de una atención digna y de calidad. Eso sí, para los conciertos con la privada nunca falta el dinero. Joder, invierte en la pública mejorando el servicio y las condiciones laborales y deja de alimentar negocios sanitarios, que las complicaciones aun así, siempre se la come la pública. Si hay negocio, no hay salud.
En atención primaria pasa parecido, y la sanidad rural mengua al ritmo que sus pueblos, y no parará si se sigue despojando de servicios para su población, cada vez más envejecida. Los pueblos más pequeños y más alejados son la carne de cañón, pero es allí donde debe existir mayor inversión.
Ésta es la solución, movilización y concienciación popular desde abajo para presionar al gobierno regional. El cauce de estas movilizaciones deben ser los pueblos y sus gentes, pensar en soluciones partidistas es perder el tiempo y vender la lucha al circo democrático. Haremos lo que haga falta, ánimo compañeros y compañeras.

Demandas generales para mejorar la atención primaria en nuestros pueblos:

1. Paralización de la reestructuración propuesta desde la Gerencia de Salud provincial.
2. Apertura de todos los consultorios rurales cerrados tras y antes de la pandemia.
3. Atención presencial YA en todos ellos con horarios adaptados a las necesidades de cada pueblo.
4. Que se cubran todas las plazas vacías por jubilaciones o cualquier otro motivo.
5. Incidir en la mejora de las condiciones de acceso y contratación de nuevas titulaciones para incentivar la cobertura de las plazas vacantes.
6. Más medios y más profesionales.
 

En concreto, para Cuéllar y su comarca exigimos:

1. Una plaza de enfermería y otra de medicina para crear un servicio de urgencia 24 horas que no afecte a las consultas matutinas.
2. Una UVI móvil dispuesta para toda la comarca YA.


Los intereses del poder nunca serán nuestros intereses, sino no estaríamos aquí. 

Sólo la autoorganización de la lucha por lxs propixs trabajadorxs y usuarixs puede revertir la situación de una manera digna, sin que lxs de arriba jueguen con nuestras necesidades vitales. Llamamos a la extensión de la lucha activa mediante las acciones que se consideren apropiadas en todo del territorio. Echadle imaginación, porque esta reestructuración no la llevan a cabo.


 [texto difundido en el marco de las Jornadas Antirrepresivas celebradas en Pajarillos, Valladolid]

 

 

 

¿QUÉ ES LA ASAMBLEA LABORAL?
 

Una organización creada por la necesidad de hacer frente a los conflictos laborales propios y ajenos de una manera autónoma, solidaria y con perspectiva de clase.

Ante el retroceso de las más mínimas condiciones laborales e incluso de vida, y ante la relación de los sindicatos mayoritarios con las organizaciones patronales y los propios patronos, un grupo de trabajadores hemos decidido organizarnos para hacer frente a los problemas que nos atañen en nuestros trabajos, y en otros conflictos laborales y sociales.

Llevamos ya 4 años de actividad, desde los primeros debates y asambleas, y desde entonces hemos intervenido en varios sectores, factorías y/o conflictos, como por ejemplo en el cierre de Cinesa en Zaratán, la denuncia de la contaminación en los barrios y en los pueblos del alfoz, la denuncia de los accidentes laborales y sus consecuencias, así como el peligro del amianto, los abusos en empresas como Aviporc, Ferrovial o Auvasa, la precariedad e interinidad en Educación y Sanidad, o la denuncia de las situación del obrero en algunas de las principales empresas vallisoletanas como Lingotes Especiales, Iveco o Renault.
 

 

¿PARA QUÉ Y PORQUE?

Para luchar con los trabajadores por los trabajadores.

Para concienciar a los trabajadores de que no todo vale, de que no todo es dinero, de que la competencia es esclavismo, de que uno solo puede poco, de que los trabajadores tenemos derecho a un trabajo y una vida dignos.

Para demostrar que la solidaridad entre nosotros es vital, que la unión y la solidaridad son armas efectivas frente a las lógicas del beneficio, frente a la precariedad y la explotación, frente al abuso de los empresarios. Y que esto es verdad y más aún más en las circunstancias en las que nos ha tocado vivir en estos dos últimos años.

Para combatir el sindicalismo traidor, creado a la sombra de las sucesivas reformas laborales y de los pactos con la patronal. Frente a su mensaje colaboracionista y su negación de la lucha de clases, nosotros afirmamos que unidos somos fuertes, que todos juntos podemos y debemos hacer frente a los abusos, y que nos va la vida en ello.

Porque somos nosotros los que cada día nos levantamos y salimos de nuestras casas para ir a los tajos, cadenas y oficinas a dedicar nuestro tiempo de vida a obtener rentas que servirán para que la cadena del sistema siga funcionando, consumiendo los productos que nosotros mismos elaboramos, conduciendo los coches que fabricamos, etc.

Porque la unión, la juntanza de los trabajadores, es la baza que tenemos que jugar para que nos tengan de verdad en cuenta y dejemos de ser la “opinión pública” o cualquier otro eufemismo dedicado a mitigar cualquier conato de lucha, despersonalizando a los trabajadores, dividiéndonos por categorías: operario, funcionario, fijo, interino, eventual o masa salarial,... Todos somos trabajadores, pertenecemos a la clase obrera, y eso es lo que nos une.

Porque lo que está claro, por lo menos para nosotros, es que los empresarios, esos que dicen que crean la riqueza y el trabajo allá donde meten sus zarpas, necesitan nuestras manos y cabezas para producir. Sin nosotros sus empresas y negocios no son nada. Y el día que seamos conscientes de que tenemos en nuestro poder la herramienta más poderosa: la unión e independencia de la clase obrera para luchar contra el capital, la autonomía obrera, veremos cambiar muy mucho las cosas y las relaciones entre los patronos y los obreros serán distintas.

COMPAÑERXS!!! La riqueza la generamos nosotros, la riqueza depende de nuestra fuerza de trabajo, la verdadera riqueza social son nuestras manos. Tenemos la potestad de decidir cuándo se produce y cuándo no. De nosotros depende.


 

¿CÓMO?

El funcionamiento de la asamblea laboral es, como su nombre indica, asambleario, solidario y autónomo respecto a cualquier otra organización política o sindical.

Nuestro actuar se basa en la movilización, la actividad reivindicativa y de presión. No somos una asesoría laboral, no disponemos de abogados, bufetes o gabinetes aunque se pueda recurrir a ello cuando sea necesario. No optamos por la vía legalista en la resolución de los conflictos. La vía legal se usa por decisión del trabajador siempre y que sea la opción más beneficiosa o la mayoritaria de los trabajadores en conflicto. Por nuestra parte, la actividad principal, sin embargo, es la denuncia, la movilización, la lucha.

Nuestros métodos y medios son los de la clase obrera: la asamblea, la huelga, los piquetes, los repartos y concentraciones, la denuncia y la movilización, la solidaridad de clase y la acción. Creemos que fomentar las asambleas dentro de los centros de trabajo es fundamental para la unión y la defensa real de los trabajadores, huyendo de personalismos, de comités representativos y demás obstáculos para una verdadera organización obrera.

Nuestras armas son la solidaridad, la constancia y el estudio de los conflictos pasados para enfrentar los conflictos presentes y futuros, adelantarnos a sus consecuencias, siempre con el horizonte marcado en la lucha de clases y en la defensa de las condiciones de vida y trabajo del proletariado.

 




 

 

Asamblea Laboral (Valladolid), 25 de septiembre de 2021

 


 

 

CONTRIBUCIONES Y SABERES PRÁCTICOS PARA LA LUCHA EN LAS CALLES – IV
// Ciclos de charlas y debates in-formativos por una cultura de la seguridad //


https://culturadelaseguridad.noblogs.org/post/2021/09/20/nuevo-ciclo-de-charlas-en-octubre/

 


 

 Os dejamos por aquí el cuarto ciclo que está comprendido, principalmente, de talleres prácticos muchos de ellos relacionados con algunas de las charlas anteriormente dadas.

Más allá de la teoría y de los montones de fuentes de información que tenemos alrededor nuestro y que desde estos ciclos hemos proporcionado, hemos visto interesante complementarnos con formaciones más prácticas que nos ayuden a ponernos en situación en momentos como los que mencionamos en las anteriores temáticas.





*2/10, 19:30h: ADN, bases de datos genéticos y rastros – Ateneo Libertario de Carabanchel (2ª planta del E.S.L.A. EKO). C/ Ánade, 10 <M> Oporto

Existe una realidad alrededor de las tecnologías de control (especialmente del ADN) con fines represivos, pero también como método de fichaje diario. Se sabe desde siempre que las investigaciones, la prisión y las condenas son los campos más aprovechados para experimentar con las nuevas formas de control.
Las cámaras, el ADN, los datos recogidos por las empresas, las señales GPS y el rastreo de móviles y ordenadores, están permitiendo al control llegar donde nunca se había podido imaginar y, el nivel de aceptación de la presencia de aparatos tecnológicos y de su uso casi ilimitado, aumenta, hasta que se consideren normales los fichajes integrales a los que nos someten.
Trataremos de discutir sobre esto y las mil maneras que existen de contraatacar el control al que nos quieren someter. 
Además, contaremos con un pequeño taller explicativo sobre los rastros que vamos dejando a nuestro paso.  



*3/10, 18-21.30h: Taller práctico de seguridad digital (I): Sistema operativo, mensajería y archivos seguros – Biblioteca Anarquista Okupada “Carnaval y Barbarie”. C/ Pico Moncayo, 22 <M> Puente de Vallecas

Tras la charla de “seguridad digital: consejos sobre la utilización de móviles y rrss”, hemos querido trasladar ciertos de esos consejos a una aplicación práctica.
La idea de este evento es que mediante un taller práctico, todxs lxs asistentes se lleven un pen drive con un sistema operativo alternativo y seguro y una serie de nociones básicas a la hora de operar con él. El
contenido será:

    • Instalación y explicación del sistema operativo “Tails”.
    • Mensajería instantánea segura
    • Enviar y recibir mails encriptados
    • Consulta y eliminación de metadatos
    • Análisis de tráfico de red: ¿cómo saber si estamos infectadxs?

Para llevar esto a cabo, necesitaremos (en la medida de lo posible):

    • Pendrive de mínimo 8Gb
    • Ordenador

Si alguien no puede llevar alguno de esto, tendremos algún pendrive a disposición (bajo aportación) para poder realizar el taller.

Es necesaria inscripción previa para asistir al taller a través del mail: culturadelaseguridad@riseup.net

Se pide puntualidad y se compensará con un bonus track a quienes lo sean.


*9/10, 18h: Taller práctico sobre primeros auxilios en manifestaciones
– C.S.O.A. La Enredadera. C/ Anastasio Herrero. <M> Estrecho

Como segunda parte de la charla que dimos sobre primeros auxilios, hemos considerado oportuno ampliar ésta para hacer un taller práctico en lo que pretende ser una simulación de ciertas situaciones con las que nos podemos encontrar en una manifestación.
En el contexto de una agresión policial o de unos disturbios, jugamos un papel importante como compañerxs y asistentes para tratar de echar una mano a quien pueda necesitarlo bajo unos consejos mínimos que podemos aplicar en un contexto así. De esta forma, también nos sentimos más
segurxs y podemos hacer que lxs nuestrxs también lo estén, evitando ponernos en riesgo y acudir con una mayor incertidumbre en caso de acabar mal paradxs. Nuestra integridad física también es algo a tener en cuenta y que, en la medida de lo posible, podemos preservar de forma autónoma como una forma más integral de practicar la auto-organización y de asistir bajo estas formas a una marcha.
Utilizando la presencia de lxs asistentes, simularemos posibles situaciones frente a las que podamos tener que actuar, cómo hacerlo, cómo pedir ayuda y cómo evitar un daño mayor.


*10/10, 18h: Taller práctico anti-represivo: autodefensa legal para una mayor autonomía – Lugar por determinar

 
El objetivo de este taller es adquirir una mayor autonomía a la hora de tomar decisiones y de gestionar situaciones represivas en relación a cuestiones legales en el ámbito de la lucha. Para evitar abusar del
papel de la persona abogada, saturar y delegar cuestiones que son herramientas básicas a la hora de movernos en un contexto de represión en el ámbito de la lucha, estas herramientas son algo que debemos de saber si pretendemos sentirnos más segurxs frente a la represión y efectuar respuestas políticas más certeras y sin que medie el papel del abogado en ellas. Separar las gestiones administrativas y jurídicas de las tomas de posicionamiento frente a un hecho político (del que podemos
ser o no afectados en primera persona), puede llevarse a cabo si generamos esta autonomía “legal” que tanto nos bloquea en situaciones complicadas. Además, esto nos ayudará a comprender mejor los riesgos intrínsecos que conlleva la elección de ciertos caminos que hemos elegido, el nivel de exposición que queremos adoptar en cada momento y la reafirmación en las ideas que practicamos si finalmente queremos seguir adelante.
Haremos una dinámica en la que expondremos varios casos represivos generales muy comunes que después resolveremos de forma conjunta para completar la información colectivamente y  abordándola desde distintos puntos de vista: persona afectada, colectivo y personas cercanas, qué hacer antes de la represión, durante y después, etc.

 

 

 

¿Guerra contra el virus? 

¡Guerra contra los trabajadores!

 

 


El año y medio largo que llevamos desde que se anunció la aparición de la pandemia mundial de la Covid-19 ha visto el mayor desarrollo de medidas represivas tomadas en tiempos de paz. Desde la imposición de un Estado de alarma con el que se restringieron derechos fundamentales como los de expresión, desplazamiento y reunión hasta las medidas excepcionales como son los toques de queda o los poderes ilimitados dados a la policía y a la Guardia Civil para reprimir a la población, este tiempo ha traído un incremento del poder represor del Estado que seguro que no se reduce con el fin de la pandemia.

 

En un primer momento, cuando las burguesías de todos los países no tenían muy claro cómo iba a evolucionar el virus, si se iba hacia el colapso de las principales economías mundiales por una infección masiva de la población o si, incluso, la situación podía evolucionar hacia algo parecido a lo que sucede con los brotes de ébola en el occidente africano, estas tomaron dos tipos de medidas: las primeras, de prevención económica, interviniendo en todos los sectores productivos con una legislación de nuevo tipo para garantizar su funcionamiento; la segunda, de contención del proletariado, imponiendo toda una serie de medidas represivas, sacando a los ejércitos a las calles, suspendiendo derechos fundamentales, etc. que diesen al Estado el margen de maniobra necesario para evitar cualquier tipo de estallido social. Los dos tipos de medidas, tomados en conjunto, dan una visión muy clara de una movilización social de tipo bélico que, por supuesto, ha ido acompañada de la puesta en marcha de un inmenso aparato de propaganda de guerra en el que han participado al unísono todos los medios de comunicación, todas las redes sociales, etc. Con ayuda de esta propaganda de guerra, las medidas anti obreras se han logrado hacer pasar como iniciativas encaminadas a garantizar la salud pública, responsabilizando a la propia población trabajadora de la extensión del virus por no respetar las medidas de salubridad, etc. Mientras la población obrera era obligada a acudir a sus puestos de trabajo, mientras en las residencias de ancianos se dejaba a su suerte a miles de personas que han muerto por orden de los responsables sanitarios y porque sus vidas fueron consideradas superfluas para las necesidades económicas de todos los países, mientras la policía actuaba como verdaderos pandilleros por las calles de las grandes ciudades, la prensa clamaba por la “guerra contra el virus” la “movilización ciudadana” y otras tantas consignas que buscaban desviar la atención de la verdadera guerra que se estaba (y se está) librando.

En el terreno de la producción industrial también hemos visto fenómenos característicos de una guerra: el rápido trasvase de recursos económicos hacia las corporaciones farmacéuticas, la utilización de todos los medios públicos para desarrollar vacunas que habitualmente tardan décadas en producirse, la comercialización de estas en un tiempo récord, salvando todos los obstáculos para su distribución y conservación en condiciones óptimas, tiene más que ver con un esfuerzo de concentración y centralización económica, que con una política coherente de salvaguarda de la salud. Aquí hay que recordar que la inmensa mayoría de los proletarios que durante la pandemia conservaron sus empleos fueron obligados a trabajar, acudiendo a sus puestos de trabajo en un transporte público atestado, desarrollando sus labores en centros que no garantizaban en absoluto las medidas de profilaxis mínimas… La burguesía asumió que el virus debía extenderse porque para evitarlo habría sido necesario paralizar la producción nacional durante un tiempo indefinido y, mientras afirmaba que su único objetivo era la defensa de la salud pública, tomaba como meta, como única salida posible a la pandemia, el desarrollo de vacunas útiles por parte de la industria farmacéutica, es decir, daba por bueno que la única salida posible era una que implicaba un negocio multimillonario para la big pharma.

El penúltimo paso en esta “guerra contra el virus”, después de haber impuesto durante más de un año medidas represivas “excepcionales” que sólo están justificadas para contener a la clase proletaria, después de haber regalado los recursos económico-sanitarios necesarios a las grandes empresas farmacéuticas, ha sido la puesta en marcha de un desarrollo logístico nunca visto en tiempos de paz para poder vacunar a toda la población. Mientras que durante los días más duros de la pandemia se daba la orden de dejar morir a los ancianos por falta de recursos para garantizarles respiración asistida, en pocos meses se ha sido capaz de habilitar instalaciones para transportar, almacenar y suministrar millones de vacunas. De la misma manera, se ha sido capaz de movilizar a toda la población susceptible de ser vacunada, mostrando una capacidad más que sospechosa para mantener registros por edad, profesión, etc. de todo un país.

 

En los países donde la propaganda encaminada a la movilización de la población ha sido suficiente como para que esta campaña de vacunación sea un éxito, la presión del Estado ha consistido únicamente en mantener la legislación excepcional, recrudeciéndola contra la población joven especialmente y manteniendo el discurso de la salud por encima de todo.

En aquellos otros países donde la campaña de vacunación no ha tenido éxito, se ha desarrollado un segundo paquete de medidas legislativas encaminadas a hacer obligatoria la vacunación. Es el caso de EE.UU., Francia o Italia. En estos países se imponen medidas represivas contra los trabajadores que se nieguen a vacunarse a través de las empresas que los emplean. En Estados Unidos todos los trabajadores federales deben mostrar el certificado de vacunación si no quieren perder su empleo; en Italia todos los trabajadores, sean del sector público o del sector privado, deben estar vacunados en los próximos meses o las empresas deberán suspenderles de empleo y sueldo. Finalmente, en Francia esta medida se aplica por el momento contra los trabajadores sanitarios.

Esta legislación, que llegado el caso se impondrá en cualquier país donde sea necesario, está encaminada a culpar a la población obrera de la extensión del virus, imponiendo a la vez medidas represivas que sirvan para dar ejemplo y constreñir al proletariado a acatar las órdenes de la burguesía en materia sanitaria.

La propaganda juega aquí, de nuevo, un factor esencial: se opone la actitud “responsable”, sumisa y que acata las órdenes que vienen de arriba, es decir, la actitud del “buen ciudadano” que simplemente marcha al son que marcan las autoridades a posiciones identificadas con las corrientes “negacionistas”, “conspiranoicas”, etc. No se trata de vacunarse o no, sino de toda una legislación que carga el peso político, económico y social de la pandemia sobre las espaldas de la clase proletaria, de que se responsabiliza a los proletarios de la situación vivida, de que se les amenaza y coarta y, llegado el caso, se les despide en nombre de una política sanitaria que no tiene como objetivo defender la salud de la población sino la de la economía.

Para neutralizar cualquier tipo de oposición, se juega la baza de identificar esta con corrientes de extrema derecha, fascistas y similares para anular la fuerza que puedan tener. A este fin, por otro lado, se prestan muy a gusto los grupos nazis que trabajan a las órdenes del ministerio de interior y que salen a la calle cada vez que a este le conviene.

 

A los proletarios se les ha dado una lección con esta pandemia: se les ha mostrado cuál es el verdadero poder de movilización y represión del que dispone la burguesía, se les ha enseñado cómo todas las corrientes de esta, de la extrema derecha a la extrema izquierda, de la patronal a los sindicatos, de los medios de comunicación a la última empresa de cualquier país, pueden marchar conjuntamente para imponer a la clase obrera sus necesidades. Este último año y medio ha sido algo así como una visión a escala de la situación que se vivirá cuando la clase proletaria deba ser movilizada no ya en una pandemia sino con vistas a una guerra.

Y es precisamente a la clase proletaria a la que le toca sacar las lecciones para una situación que, seguro, se vivirá en un futuro cada vez menos remoto.


ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES PARA LUCHAR,

SOLIDARIDAD ENTRE OBRERXS

 



 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

Anticarcelario / contra la sociedad cárcel

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."