FALTA TRABAJO Y SOBRAN PIRATAS II. LA MANO QUE MECE LA CUNA

 

La FEMTCA (Federación de Empresarios Títeres del Metal de la Provincia de Cádiz) vuelve a
llorar. Primero que si no hay carga de trabajo, luego que no va a haber los suficientes
profesionales para ejecutarlas, ahora que si no pueden hacerse cargo de las subidas firmadas
en noviembre del 21…

Cómo diría Lola Flores: "¿qué tendrá la zarzamora que llora que llora por los rincones…"

Podríamos preguntarnos : ¿Y qué dice Navantia y el resto de empresas principales (Dragados,
Airbus..) al respecto del llanto de la FEMTCA?. ¿Deberían de estar preocupados porque el
CONVENIO HAY QUE CUMPLIRLO SÍ O SÍ y, alguien, tendrá que hacer esos trabajos?.
Imaginarse que ninguna empresa presupuestara por temor o decencia de no poder cumplir el
convenio: ¿Qué pasaría?. ¿Tendría que contratar directamente Navantia o Dragados? O
quizás, también podríamos preguntarnos : ¿Igual la FEMTCA llora porque las directivas de las
empresas principales les han dicho que lloren?. Y si mamá Navantia o Dragados dicen que
lloren, en la FEMTCA, lloran.

…¡Y lloran y lloran por los rincones! y su pañuelo de lágrimas es de papel, de papel de periódico
de la Bahía. La Vox de Cádiz ha sido capaz de quitarle el abanderamiento empresarial al
todopoderoso Diario de Cádiz y, escriben y reescriben las mismas noticias, unas y otra vez. Les
ponen el hombro y lo que necesiten que les pongan, para que se desahoguen de tantas penas e
injusticias. Nos venden las mismas noticias de gran carga de trabajo una y otra vez, para que los
trabajadores que lo estén pasando mal, en el paro, en otros sectores o en la quinta puñeta,
estén dispuestos a trabajar en Cádiz "por lo que sea". Luego nos repiten y una y otra vez que no
hay profesionales, para que nadie proteste luego por las infinitas horas extras que nos van a
obligar a echar y, finalmente, para dejarlo todo clarito, dicen que: ¡ el convenio es inasumible!.
Hay tienen razón: ¡jamás lo han asumido! porque nunca lo han cumplido.
Lo que sí hay que reconocer es que la FEMTCA es previsora, llorona pero también previsora.
Digamos que su llanto no es producto del dolor, es una previsión de ello. Prevén que no van a
poder cumplir el convenio de las futuras contrataciones( nos ilusionan que van a ser infinitas)
aunque no saben ni qué es lo que van a presupuestar. Pongamos, por ejemplo, que el dueño de
COASA tiene que hacer un presupuesto para la marinería de los astilleros de Cádiz. Lo hace(las
grúas las pone mamá Navantias, es decir, las pagamos entre todos) y,CUMPLIENDO EL
CONVENIO y con sus beneficios empresariales y demás, le sale a 150.000€. Lo que quiere
decir que el resto de dueños de empresas como también tendrán que, a la hora de hacer su
presupuesto, CUMPLIR CON EL CONVENIO, pues les saldrá unas cantidades similares. Por lo
que uno y otro sí podrán asumir el convenio de noviembre porque NADIE les puede obligar a
que lo hagan por debajo. A no ser que, la FEMTCA tenga claro que los empresarios del metal de
la Bahía van a presupuestar por debajo porque son unos piratas.
¿No pueden o no deben decirle a nadie que presupuesten no respetando el convenio?.¿O si
puede alguien decirles que pueden presupuestar por debajo? ¿Pudiera ser que el presidente de
Navantia hubiera llamado al dueño de COASA y le hubiera dicho: "ni se te ocurra presupuestar
por más de 120.000". No creo que eso ocurra. Estaría "mu feo" además de ilegal, que
Navantias o Dragados, obligara a las empresas auxiliares a presentar presupuestos que no
pudieran cumplir el CONVENIO.
Si todos, sufridos empresarios de la FEMTCA, presupuestais respetando el convenio, será una
pelea igual y legal y, alguno, NO QUEDARÁ OTRA, se llevará la contratación. Las principales,
como no puede ser de otra manera, NO ACEPTARÁN PRESUPUESTOS A LA BAJA que no
respeten el convenio y todos tan felices. Las principales respetan el convenio, las auxiliares
también y los trabajadores y trabajadoras tan felices. Realmente, no lloréis, por favor, que se
nos encoge el corazón, la solución es sencilla: todos respetamos la ley y ya está. ¿O quizás
respetar la LEY sea lo complicado?.? ¿QUÉ TENDREMOS QUE HACER LOS TRABAJADORES
SI NO RESPETAIS LA LEY?: ¡Ser unos salvajes!, según la prensa… Igual nos volvemos a ver
en las barricadas.

 

 El pasado 12 de enero, la policía local de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) desalojó el CSOA La Kasa Estudio Nou y entró de forma improcedente en dos bloques de pisos, pidiendo a las familias allí alojadas que tenían que abandonar sus hogares a principios de la semana próxima.


Estas acciones ponen de manifiesto las irregularidades que el gobierno del PSC en el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet llevan a cabo desde hace años.

Adjuntamos la nota de prensa del CSOA en el que se informa detalladamente de los hechos y la declaración de solidaridad firmada por diferentes entidades y organizaciones de nuestra ciudad. Así mismo, os adjuntamos una foto, del fotógrafo Andreu Fernández, de una de las manifestaciones de protesta que se han realizado en Santa Coloma de Gramanet.

CSOA La Kasa Estudi Nou





NOTA DE PRENSA DESALOJO CENTRO SOCIAL OKUPADO Y AUTOGESTIONADO LA KASA ESTUDI 9. SANTA COLOMA DE GRAMENET 

El 12 de enero 2023 la policía local de Santa Coloma de Gramenet, bajo las órdenes del equipo de gobierno del PSC, procedió al desalojo ilegal del CSOA (Centro Social Okupado y Autogestionado) La Kasa Estudi 9, situado en la Plaza de la Vila 14. Del mismo modo, entró en los dos bloques de pisos anexos al local, pidiendo de forma improcedente que las familias (4 familias con 5 menores) abandonaran sus hogares a principios de la próxima semana. A las 7.50h, se presentaron sin previo aviso varias patrullas de policía local, ARRO (Áreas Regionales de Recursos Operativos) y USIR (Unidad de Apoyo e Intervención Rápida) y entraron rompiendo por la fuerza la puerta del CSOA de la Plaza de la Vila. Entraron antes que nadie pudiera impedirlo y echaron a una persona con movilidad reducida que se encontraba viviendo. La única información que la policía dio fue que "sólo querían desalojar la mitad del CSOA (el cual está dividido en dos partes con dos direcciones diferentes)" alegando que no constituía como vivienda de ninguna persona. Posteriormente, entraron en los dos bloques para comunicar a las familias que el próximo martes ejecutarían el desalojo y que debían abandonar sus hogares. 
El ayuntamiento de Núria Parlon no ha dado ninguna alternativa habitacional a la mayoría de las familias (solo se ha llegado a un acuerdo con una familia). La propia alcaldesa, el el domingo 15 hizo una publicación de Instagram descalificando a los manifestantes de «fascistas disfrazados de antisistema» terminando con «¡No os tenemos miedo fascistas!!!!». Se adjunta captura de pantalla de la publicación, ya que se ha borrado de su perfil. La alcadessa Parlón se refería a las participantes de la manifestación unitaria del sábado 14, que fue convocada desde el CSOA y apoyada por la PAHV Gramenet, Plataforma Salvem el Barri Vell, Infograma, Ca la Sisqueta, Espai Gramenet, Sindicato de oficios varios de Barcelona Solidaridad Obrera y CUP Gent de Gramenet. Se comunicó el recorrido de la manifestación a la policía local de Santa Coloma de Gramanet, sin embargo, el dispositivo policiales del Mossos d'Esquadra dificultó el paso de la manifestación e impidió el acceso a parte del recorrido autorizado (Paseo Llorenç Serra con Plaza de la Villa). El CSOA ha sido dividido desde su construcción en dos partes, dos parcelas, según el catastro. Esto ha hecho que haya dos propietarios: calle Pedró 14 (parte alta del CSOA), propiedad del fondo buitre Oaktree Capital Management y del Banc Sabadell, y Plaza de la Villa 14 (parte baja del CSOA), según el ayuntamiento, de su propiedad. Todos estos edificios están afectados por el Plan Especial de Reforma Interior (P.E.R.I.), un plan urbanístico que pretendía demolerlos junto con otros edificios del Barri Vell, y que ha sido recientemente ilegalizado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. El ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet sería el supuesto propietario de un porcentaje de las parcelas donde se encuentran el CSOA y los bloques, pero según la reparcelación del plan ilegalizado que no se puede considerar válida. Por otra parte, calle Pedró 14 (donde se encuentra la parte alta del CSOA y un conjunto de viviendas) es objeto de un procedimiento judicial que ya tiene sentencia de desalojo. Además, éste edificio está catalogado como histórico, por lo que no puede derribarse. En cambio, el local de Plaza de la Vila 14 (parte baja del CSOA) y los dos bloques en los que residen familias no han tenido juicio alguno. El ayuntamiento ha hecho intentos de negociación al menos con algunas familias. Unas de ellas han firmado para tener una casa en otro sitio, pero las hay otras con las que no se ha llegado a ningún tipo de acuerdo y, en caso de que los desahucien, quedarán sin alternativas habitacionales. 
Desde el CSOA se hace un llamamiento a colectivos y entidades, tanto de la ciudad de Santa Coloma de Gramenet como de otras ciudades, a que se adhieran al comunicado que adjuntamos a esta nota de prensa (y que se puede encontrar en las redes sociales del CSOA).


Y por todo desde el CSOA La Kasa Estudi 9 se pide: 
- Que las familias se queden en el barrio, bien sea en el bloque donde estaban viviendo o realojándolas en viviendas dignas, respetando y teniendo en cuenta sus necesidades.
- No imposibilitar el acceso al padrón de ninguna persona y agilizar el trámite para su obtención.
- Recuperar el CSOA La Kasa Estudi 9, un espacio autogestionado dónde, desde hace casi cinco años, las jóvenes de la ciudad nos organizamos para ofrecer al barrio actividades culturales y políticas y un ocio alternativo.
- Recuperar todas nuestras pertenencias, que actualmente se encuentran bloqueadas por los mal llamados cuerpos de seguridad y el gobierno municipal en el espacio del CSOA, después de su entrada por la fuerza y sin previo aviso.
- Que el equipo de gobierno del PSC deje de utilizar una estrategia política de criminalización hacia la juventud
rebelde con el fin de confrontarnos con las vecinas, sabiendo que ni degradamos el barrio ni tenemos mala relación con el vecindario, sino al contrario, cuidamos y respetamos el barrio y la convivencia.
- La paralización definitiva del Plan Especial de Reforma Interior (PERI), que pretende gentrificar la ciudad y acabar con parte del patrimonio histórico del Barri Vell, dejando a muchas vecinas sin viviendas dignas ni soluciones habitacionales. El PERI ha sido recientemente ilegalizado por el TSJC. 
- Transparencia, claridad y honestidad por parte del equipo de gobierno de Nuria Parlón en lo referente al PERI II. El equipo de gobierno del PSC miente, manipula y tergiversa la información buscando no el bien común, sino favoreciendo sus intereses económicos y políticos. Una clara muestra es la falta de participación en este plan urbanístico que se ha llevado a cabo dentro de sus despachos.

https://lakasaestudi9.wordpress.com/

 


"Si tomamos el caso de la medicina, vemos que ni siquiera su objeto es un hecho natural. De hecho, tanto el hombre como sus enfermedades están determinadas en gran medida por el conjunto de sus condiciones de vida. Lo mismo ocurre con las enfermedades infecciosas, en la medida en que la forma en que el organismo reacciona ante tal o cual agente patógeno (microbio, virus, etc.) depende de la totalidad de su estado y de su mayor o menor grado de equilibrio. Así, la proliferación de nuevas enfermedades puede sin duda tener su origen en cambios en los microorganismos patógenos, pero no cabe duda de que también deriva de una modificación de las propias defensas del organismo.


Si existe una historia de la medicina, no es sólo porque los conocimientos médicos se amplíen, sino sobre todo porque cada forma social tiene sus propias enfermedades y su propia actitud ante la enfermedad (piénsese en las diferentes formas de reaccionar ante el dolor en las distintas comunidades históricas). Además, dentro de una sociedad dividida en clases, cada clase tiene sus enfermedades características: y no hablamos aquí de enfermedades "profesionales" (silicosis de los mineros, saturnismo de los impresores, etc.), sino de las que dependen del conjunto de condiciones de vida, tanto materiales en sentido propio (trabajo, alimentación, vivienda, etc.) como "psicológicas", es decir, dependientes de las relaciones recíprocas entre los hombres en un modo de producción dado.

(...)

Pero, algo también previsto por Marx, el capital tiende a sustituir la explotación extenuante por la explotación intensiva, la plusvalía absoluta por la plusvalía relativa: hoy el "desgaste" del proletariado adquiere así aspectos menos directamente físicos, la duración de la vida vuelve a aumentar, pero al mismo tiempo se multiplican los trastornos circulatorios, digestivos, etc., y sobre todo los desequilibrios nerviosos con todas sus secuelas, efecto de la tensión nerviosa del trabajo no menos que de la creciente ansiedad social.

Esto explica el aumento de las afecciones mórbidas, frente a las cuales la medicina acaba agarrándose las manos por estar condicionada por la industria farmacéutica -el capitalismo la condena a la impotencia, o más bien le impone una orientación y un objetivo que hacen inútiles sus mayores logros. 

Una medicina que se precie debe aspirar a mantener al hombre en buena salud, a preservar o restablecer un equilibrio satisfactorio. Este era el objetivo de la antigua medicina china; a diferencia de hoy, el mandarín pagaba al médico cuando estaba bien y recortaba sus honorarios cuando estaba enfermo. Bajo el capitalismo, el hecho de que en nuestra sociedad al médico le interese que enfermemos, muestra el papel que el sistema capitalista impone a la medicina: remendar al hombre agotado por la vida que se ve obligado a llevar.


Sería un error creer que lo que impide a la medicina prevenir los males y la reduce a intentar curarlos es una "insuficiencia científica" o una "incapacidad técnica". El problema no es científico sino social, la medicina es incapaz de prevenir porque las condiciones de vida de los trabajadores ya están determinadas por las exigencias de la producción capitalista, sobre las que la medicina no tiene ningún poder. Solo cuando la tasa de morbilidad amenaza la producción del capital, el propio capital orienta la medicina en la dirección de la prevención (caso de las enfermedades infecciosas de carácter epidémico). Pero, en general, la tendencia "natural" de la medicina (y de los ilusos jóvenes médicos) hacia la prevención se rompe por las férreas exigencias del capital. No hace falta ser físico para saber que la atmósfera de las ciudades está cada vez más contaminada y envenena a las personas que las habitan (...). Todo el mundo lo sabe; pero ¿de qué sirve saberlo si las cosas siguen como están?


Es evidente que la situación en la que se encuentra la medicina burguesa determina todo su desarrollo (...)

Sería muy fácil dar mil ejemplos del calvario impuesto por el capitalismo a la investigación médica, incluso en el ámbito terapéutico. Se dedica un gran esfuerzo a acortar la duración de las enfermedades para que el trabajador vuelva rápidamente a la producción (antibióticos, por ejemplo), a riesgo de dejarlo mal curado o incluso descompuesto por un "remedio de caballo", para que posteriormente tenga que luchar contra los efectos nefastos de la "cura" primera. Pero sin entrar en las particularidades de las contradicciones en las que se desenvuelve la medicina burguesa, en general podemos decir lo siguiente: el capitalismo necesita trabajadores que puedan ser explotados, pero esta misma explotación es la condición que los arruina. Esta es la contradicción en la que se ve aplastada la medicina bajo el capitalismo y que la determina por completo".


Extraído de Marxismo e scienza borghese, reprint Il Comunista, suplemento nº 2-3/1986.


 


 MANIFESTACIÓN CONTRA EL DESALOJO DE LA MOLINERA: 

sábado 28 de enero, 19:30.

Plaza Zorrilla (Valladolid)


___________

Tal y como publican algunos medios de comunicación, se ha resuelto SENTENCIA FIRME para el DESALOJO de La Molinera en los próximos días. Esto es lo que publican dichos medios:

"Por sentencia que ya es firme, los activistas tendrán cinco días para desalojar de forma voluntaria el inmueble. Si persisten en permanecer en la antigua harinera entrará en escena el plan B, que es el desalojo forzoso, con intervención policial, incluidos los antidisturbios si es preciso, según informaron fuentes del caso. Las mismas que vaticinan: “Se van a producir fuertes altercados en los próximos días.

 

Esto es periodismo, sí señor. Y lo nuestro es solo un medio de propaganda partidista, no como todos esos señores que "informan" asépticamente y cuyas fuentes son claras, siendo a la vez oscuras... En la misma "noticia" se informaba de la multa impuesta a dos de los ocupantes que, junto a otras personas, impidieron el anterior intento de desalojo:

El Juzgado de Instrucción 1 de Valladolid condenó el 28 de julio de 2022 por un delito leve de usurpación a dos okupas que entraron en el edificio de La Molinera después de que fuera desalojado por orden judicial. El juez les impuso una multa de 480 euros y les dio 5 días para que abandonen el inmueble.


Más allá de los amenazantes "próximos días" (que claramente pretenden asustar a la gente y criminalizar las muestras de soliaridad), es claro, para nosotros, que ESTAMOS DE NUEVO ANTE UN ATAQUE A LA OKUPACIÓN y a todas los colectivos y organizaciones que apuestan por el cambio social. La defensa de la propiedad privada es prioridad absoluta para la conservación del orden, por encima de cualquier otra consideración social, vecinal, cultural... La defensa de los espacios liberados, okupados y/o socializados, debe ser una prioridad absoluta para todo el que luche, de verdad, por el cambio social. 

Contra las amenazas: EL MIEDO MATA ¡MATA EL MIEDO!.

 

Solidaridad con los compas de La Molinera. 

NO AL DESALOJO del CSO LA MOLINERA.

UN DESALOJO, OTRA OKUPACIÓN.



_____________

Comunicado (Rueda de prensa) del 13 de enero: https://lamolinera.org/rueda-de-prensa-13-enero/

_____________


MANIFIESTO DE APOYO ANTE EL INMINENTE DESALOJO DE LA MOLINERA

Los colectivos, organizaciones, agrupaciones y personas a título particular siguientes queremos manifestar nuestro respaldo a la continuidad del proyecto social y cultural de La Molinera, amenazada ahora con el desalojo.

Tras año y medio de abandono, saqueo y vandalismo debido a la pasividad de los propietarios y de las instituciones en general, la antigua fábrica de harinas La Perla (después hotel de cinco estrellas Marqués de la Ensenada), gozó de una nueva vida a partir de junio de 2018 como Centro Social La Molinera. Desde entonces, el edificio fue desinfectado y limpiado a conciencia, rehabilitado, dotado de mobiliario nuevo y decorado con pinturas murales de reconocidos artistas vallisoletanos. La iniciativa del proyecto de la Molinera, aunque compartida por gente de todas las edades, ha sido impulsada principalmente por jóvenes (estudiantes y trabajadores) comprometidos con su ciudad, con la cultura y con la transformación social.

Desde entonces, decenas de colectivos de la ciudad y de Castilla y León (movimiento feminista, organizaciones ecologistas, colectivos de apoyo a personas refugiadas, plataformas en defensa de lo público, agrupaciones por el acceso a una vivienda digna, organizaciones juveniles y de pensionistas, partidos políticos, colectivos musicales y artísticos, agrupaciones deportivas, científicas, laborales y sindicales, ongs, etc.) han celebrado en el espacio a lo largo de estos tres años y medio cientos de actividades, asambleas, encuentros de carácter cultural, talleres y actos lúdicos; el espacio ha albergado presentaciones de libros, grabaciones de videoclips, ponencias, proyección de documentales, jornadas formativas, funciones teatrales, encuentros poéticos, exhibiciones deportivas, asesorías laborales… todo ello organizado de manera altruista. El Centro Social La Molinera presta servicio al diverso y rico tejido asociativo de la ciudad.

Ahora, La Molinera se enfrenta a la amenaza del desalojo, tras haber adquirido la empresa Kelona Invest el crédito de la deuda, tras pública subasta, y haberse hecho así con la titularidad de la propiedad del inmueble (sin hacerse cargo de las deudas contraídas con los proveedores y antiguos trabajadores). Esta empresa forma parte de un complejo entramado, en el que aparecen otras grandes entidades conocidas popularmente como “fondos buitre”. No es ningún secreto que este tipo de sociedades se dedican preferentemente a la especulación inmobiliaria y que están provocando un serio impacto en el aspecto y esencia de nuestros barrios, destruyendo una parte significativa del patrimonio arquitectónico y expulsando a muchos vecinos y vecinas de algunas zonas. Los Centros Sociales y los fondos buitre representan dos modelos antagónicos de ciudad y sociedad: lo común frente a lo privado; lo colectivo frente a lo particular; la solidaridad frente al beneficio; la cultura frente al consumo.

Declaramos, igualmente, nuestra preocupación ante la potencial amenaza de que el edificio, un Bien de Interés Cultural, caiga nuevamente en manos privadas, teniendo en cuenta la experiencia que supuso el Hotel “El Marqués de la Ensenada”. Sería absolutamente indigno que la ciudad de Valladolid cediese ante las ambiciones de los mencionados entramados financieros, regalando su patrimonio a empresas que carecen de ética y escrúpulos.

Nos unimos con este manifiesto a La Molinera, alzando nuestra voz en defensa de la riqueza patrimonial, cultural, artística y social de Valladolid, animando a participar en las movilizaciones que de aquí en adelante se vayan articulando para preservar el proyecto.

 


https://lamolinera.org/adhesion-al-manifiesto-de-apoyo/

CSO LA MOLINERA: https://lamolinera.org/


Lamentablemente, actualizamos esta entrada para confirmar la muerte del compañero. Ha luchado como un valiente durante 8 dias....pero lamentablemente debemos comunicar que el compañero Rubén ha fallecido ayer tarde. DEP.

Reiteramos NUESTRO CARIÑO Y APOYO a los familiares, amigos y compañeros del trabajador accidentado.



Muy grave un trabajador del servicio municipal de limpieza, herido tras ser atrapado por la máquina barredora con la que trabajaba.


El operario ha quedado atrapado por la máquina que manejaba mientras realizaba sus labores en la avenida Juan Carlos I.
El trabajador, del Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Valladolid, ha resultado herido este viernes al sufrir un accidente con una máquina barredora en el paseo de Juan Carlos I, según han informado fuentes municipales y del Servicio de Emergencias Castilla y León 112. El accidente se ha producido unos minutos antes de las 10.14 horas de este viernes, cuando el Centro del 112 ha recibido una llamada en la que se requería atención para un varón, trabajador del Servicio de Limpieza ... Según lo que nos van contando, el trabajador ha resultado herido de gravedad y trasladado a la UVI, donde se le habría decretado "muerte cerebral"

 Se halla en estado crítico, entubado, pero vivo.

El trabajador, de 45 años, llevaba 7 meses trabajando para el servicio municipal de limpieza (pertenece a la bolsa de empleo).

Desde este medio queremos expresar toda nuestra repulsa a un nuevo ACCIDENTE LABORAL grave en nuestra ciudad y esperamos que se aclare lo sucedido. 

TODO NUESTRO CARIÑO Y APOYO a los familiares, amigos y compañeros del trabajador accidentado.

 

 

 

___________
[REPRODUCIMOS UN TEXTO ANTERIOR que expresa claramente lo que pensamos sobre estos "ACCIDENTES"]
 

Los “accidentes” laborales no los pararán ni la empresa ni los sindicatos. Las muertes y accidentes en el trabajo no se van a acabar por arte de magia… Los empresarios lo tienen claro. Y actúan en consecuencia ahorrando en seguridad, acelerando tiempos y presionando en la producción. 

En ningún sitio se reconoce que la precariedad del mercado laboral sea motivo de siniestrabilidad, trabajadores contratadxs por días o por horas, sin la formación adecuada, con jornadas maratonianas, sin ningún tipo de aliciente de futuro...
La seguridad en el trabajo es un coste para el empresario. Para el obrero es la vida. Y se vuelve a demostrar año tras año. Es hora de poner fin a esta sangría. Los trabajadores deben luchar por su vida y sus condiciones de trabajo, y por no perder en él la vida.

La lucha debe ser hecha por los obreros y obreras... o no será

Para que la lucha contra los accidentes en el trabajo y contra todas las nocividades derivadas del trabajo mismo pueda tener éxito, es imprescindible que los trabajadores se organicen por objetivos e intereses propios de los trabajadores, contra todos los organismos burgueses y colaboracionistas, es imprescindible que la lucha se lleve a cabo con medios y métodos de clase y que enfrente al mismo tiempo a los capitalistas y a las organizaciones oportunistas que blanquean la explotación.

Los “accidentes” laborales no los parará la empresa ni los sindicatos. Las muertes en el trabajo no se van a acabar por arte de magia… Son los propios trabajadores los que deben imponer las condiciones de seguridad en el trabajo, los que deben obligar con su lucha a que la empresa ceda en materia de prevención, los que deben dar la batalla continuamente para lograr que estos objetivos, que son mínimos pero que afectan a la propia vida de los obreros, se consigan.



NO SON ACCIDENTES, 

SON ASESINATOS 





















 

El superdemocrático Estado burgués italiano, con la "Constitución más bella del mundo", no tiene ningún problema en dejar que se pudran en la cárcel quienes se rebelan contra su orden establecido. Un ejemplo de ello es el caso de los anarquistas Alfredo Cospito y Anna Beniamino



Alfredo Cospito y Anna Beniamino, dos anarquistas acusados de haber colocado dos artefactos explosivos de baja intensidad cerca de la antigua escuela de cadetes de los Carabinieri en Fossano (provincia de Cuneo) en 2005, llevan 10 años en prisión. Su acción fue totalmente demostrativa; llevada a cabo en plena noche, no pretendía herir ni matar a nadie, ni causar ningún daño concreto al edificio. En el juicio, celebrado en Turín, Alfredo fue condenado a cadena perpetua y encarcelado en la penitenciaría de Bancali (Sassari) y Anna a 27 años y un mes en Rebibbia.

El 5 de mayo, Alfredo fue trasladado a un régimen penitenciario duro (el "41-bis", normalmente impuesto a los miembros de la mafia culpables de masacres) hecho contra el que se ha presentado una denuncia. Pero desde julio de este año "el delito se ha reformulado y ha pasado a ser 'masacre en perjuicio del Estado' (antes era 'fines terroristas'), el más grave de nuestro ordenamiento jurídico que prevé la posibilidad de cadena perpetua incluso en ausencia de víctimas", un delito que también prevé la cadena perpetua hostil, ¡la llamada “condena sin fin”! (1). Frente a este auténtico empecinamiento judicial, Alfredo Cospito lleva más de dos meses en huelga de hambre; desde el 7 de noviembre, en señal de solidaridad, Anna Beniamino también está en huelga de hambre (el 9 de diciembre, su abogada, Caterina Calia, tras reunirse con ella, declaró que "ahora está en los huesos") y, en cualquier caso, como un signo más de protesta, se ha negado a ser ingresada en el hospital (2).

Alfredo Cospito, sin haber matado a nadie, es el primer anarquista condenado al 41 bis. Es evidente, incluso en este caso, la venganza del Estado contra quienes se atreven a manifestarse violentamente contra la opresión y la violencia, directa e indirecta, de sus fuerzas del orden (basta recordar la larguísima serie de manifestantes asesinados, apaleados, torturados y torturadores, desde Portella della Ginestra el 1 de mayo de 1947 hasta el junio-julio de 1960, pasando por el G8 de Génova en 2001 o Stefano Cucchi en 2009) (3).

Ha habido varias manifestaciones anarquistas de solidaridad con Alfredo y Anna: el 5 de diciembre, en Turín, el día en que se celebró la vista de apelación en la que la fiscalía reiteró su petición de cadena perpetua y doce meses de aislamiento diurno; el 19 de diciembre, en Cagliari, cuando el Tribunal de Vigilancia de Cagliari confirmó el duro régimen penitenciario para Alfredo Cospito; y de nuevo el 29 de diciembre, en Milán, con una manifestación no autorizada, pero en la que participaron 400 personas, no sólo anarquistas, sino también de diversos sectores sindicales y sociales.

Pero, ¿puede un Estado burgués -que en sus ciento sesenta años de existencia nunca ha conseguido derrotar la corrupción, la desviación y la violencia en sus aparatos, la prevaricación, el crimen organizado, y que siempre encuentra la manera de hacer respetables a los delincuentes mientras sean multimillonarios o políticos poderosos- poner en práctica una aplicación coherente de los grandes principios de "igualdad" de los que alardean a diestro y siniestro, los grandes principios que inspiran los derechos civiles y humanos, proclamando que ante su ley "todos son iguales"? ¡Claro que no! La demostración concreta es que no se puede esperar del Estado y de sus instituciones otra cosa que la defensa de los intereses de la clase burguesa dominante; y esta defensa exige que la salvaguarda de los intereses generales de la clase dominante requiera, de vez en cuando, que incluso los miembros de las instituciones sean investigados, juzgados y condenados si son pillados in fraganti, pero sobre todo que los miembros de la clase proletaria sean sistemáticamente castigados y metidos en las celdas de las cárceles si se desvían un pelo de las sagradas leyes del Estado.

En un momento como el actual, en el que la clase burguesa dominante está reforzando su control social hasta tal punto que puede hacer frente a la competencia internacional y a la crisis de superproducción en la que vuelven a sumirse los países capitalistas cíclicamente opulentos, sin tener que hacer frente también a las fuertes tensiones sociales que genera inevitablemente el empeoramiento de las condiciones de vida de amplias capas de la población; en un momento en que la clase burguesa dominante, en defensa de sus beneficios, tiene que golpear cada vez más duramente las condiciones de vida de amplios sectores del proletariado, es natural que adopte medidas especialmente duras contra quienes no sólo no se pliegan al orden establecido, sino que se rebelan y podrían servir de ejemplo a muchos otros. En un momento, como éste, en el que el brote de la pandemia de Sars-CoV2 se tomó como pretexto para enjaular aún más a la población y sobre todo al proletariado -con encierros, mascarillas, Green Cards y obligaciones de vacunación, hasta el punto de suspender de empleo y sueldo a todos los trabajadores que, en Italia, se negaron a vacunarse-, al tiempo que se les obligaba a cumplir con las exigencias de la producción incluso cuando los entornos de trabajo no estaban desinfectados. Pues bien, en un momento en que la burguesía teme que el empeoramiento de las condiciones de vida de las amplias masas genere repentinas explosiones sociales, el gobierno que tomó posesión hace poco más de dos meses -en perfecta continuidad con los gobiernos anteriores- se ha encargado de intervenir en todos aquellos aspectos sociales que de alguna manera hasta ahora podían parecer insuficientemente controlados. El hacha ha caído sobre la masa de parados, a los que los gobiernos anteriores habían asignado una "renta de ciudadanía", sobre la masa de emigrantes que, huyendo de la guerra, la represión y la pobreza extrema, consiguen llegar a territorio italiano -si no mueren en el mar o cruzando el desierto o de hambre y frío en las montañas de la frontera con otras naciones- y sobre grupos políticos, como los anarquistas, que desde hace tiempo se enfrentan a la policía en el valle de Susa y en algunas ciudades. Al mismo tiempo, el apretón económico también está golpeando a las categorías de trabajadores consideradas más expuestas a posibles tensiones sociales, como los de los sectores de la sanidad y la educación pública, a la espera de golpear también al sector del transporte público, utilizando al personal de estos sectores, que normalmente están en contacto con todos los estratos sociales de la población, como la longa manus de las normas impuestas por las medidas gubernamentales. No es casualidad que muchos periódicos hablen de una maniobra gubernamental de lágrimas y sangre...

Entonces, ¿qué significa imponer a un anarquista, como Alfredo Cospito, que se atrevió a reivindicar la acción demostrativa de la que era responsable, subrayando esta reivindicación como "una cuestión de honor" (4), la pena más alta y dura prevista por el sistema penal vigente, como es la cadena perpetua hostil, a pesar de que los dos artefactos explosivos no causaron ni muertos, ni heridos, ni daños graves? Significa que no sólo los actos de este tipo corren el riesgo de ser considerados "crímenes de masacre contra la seguridad del Estado", sino que, a largo plazo, muchos otros actos demostrativos de represión también pueden ser considerados crímenes contra la seguridad del Estado.

Los comunistas revolucionarios estamos a mil kilómetros de distancia de las concepciones anarquistas del Estado y de la sociedad; y tenemos una concepción de la lucha de clases y de la lucha revolucionaria que es completamente diferente del pensamiento individualista e ilusorio que subyace a la ideología anarquista de la violencia. La historia ha demostrado ampliamente que la lucha por la emancipación del proletariado no pasa por grupos conspirativos que se encargan de "despertar las conciencias" hacia los más altos objetivos políticos, sino por un largo proceso de preparación de las masas proletarias para la lucha de resistencia al capital, de defensa de las condiciones de resistencia en el terreno económico e inmediato, y un trabajo igualmente y pacientemente largo de preparación clasista y revolucionaria por parte del partido comunista revolucionario en las filas proletarias, como hizo el partido bolchevique de Lenin en un país, Rusia, mucho más atrasado económica y socialmente que los países capitalistas occidentales.

No obstante, hay que reconocer el mérito de anarquistas como Alfredo y Anna -a quienes expresamos nuestra solidaridad- por haber tenido el valor y, de hecho, el honor, de no ocultar sus actos, de reivindicarlos frente al enemigo burgués, sabiendo muy bien que se arriesgaban a la tortura lenta y sistemática que representa el aislamiento y decenas de años de cárcel. Y hay que destacar, por otro lado, la actitud vengativa y cobarde de un Estado que -al servicio de una clase que nació y se sostiene sobre la opresión de la mayoría de sus muy queridos "ciudadanos", en su país y en los países económicamente más débiles, al servicio de una clase que lleva en su ADN el desprecio por la vida de los asalariados y las masacres de guerra- no duda en utilizar cualquier medio de represión con el único fin de mantener la dominación capitalista sobre la sociedad. La burguesía nunca se conmueve de verdad ante los muertos y heridos en atentados; lo ha demostrado mil veces, como por ejemplo en 1921 ante las víctimas de la "Diana" provocada por una bomba anarquista o en 1980 ante la masacre de Bolonia a manos de los fascistas: los habituales discursos solemnes contra el "terrorismo" van siempre acompañados de propaganda en defensa de la convivencia civil y la paz social con la que se disfraza, ayer como hoy y mañana, el verdadero interés burgués, a saber, la búsqueda del beneficio para el que "la burguesía, en lugar de desaparecer de la historia, quiere la ruina general de la sociedad humana" (5).


El proletariado, que hoy todavía sucumbe a las ilusiones de democracia, de coexistencia pacífica entre las clases, de cohesión nacional, tiene históricamente una tarea que ninguna otra clase social ha tenido antes: acabar con la división de clases de la sociedad, revolucionar la sociedad burguesa de arriba abajo destruyendo su dominación política y su economía basada exclusivamente en el mercantilismo y la explotación del hombre sobre el hombre; transformar, es decir, la producción para el mercado en producción para las necesidades de los seres humanos. Esta sociedad sin clases, que llamamos comunismo desde hace más de doscientos años, y que nos gusta llamar sociedad de especie, sólo se hará realidad mediante la revolución proletaria y comunista, internacional y dirigida por el partido comunista revolucionario. Los primeros ejemplos históricos de esta revolución fueron la Comuna de París de 1871 y la Revolución Rusa de 1917; en aquellos tiempos, el proletariado europeo y americano no estaba preparado para la revolución internacional porque, aunque existía, el partido comunista aún no era tan firme y fuerte internacionalmente como para poder asegurar la victoria de la revolución a escala mundial.

La Historia no se deja dictar por la voluntad ni de los grupos conspirativos ni de los partidos revolucionarios. Los factores objetivos (el desarrollo económico y político de la sociedad y el desarrollo del movimiento proletario independiente) y los factores subjetivos (el desarrollo del partido de clase) deben estar presentes y ser operativos en algún momento. Así como la clase burguesa, desde los primeros ejemplos históricos del capitalismo en la Italia del siglo XV, y luego en la Inglaterra del siglo XVII tuvo que llegar hasta finales de la Francia del siglo XVIII para imponer el salto histórico revolucionario del feudalismo al capitalismo, así la clase proletaria tendrá que reorganizarse -a pesar de las derrotas que ha acumulado en sus 175 años de existencia como clase social y política, pero extrayendo de esas derrotas todas las lecciones históricas necesarias- independientemente de cualquier aparato burgués al reconocerse como una clase que tiene su propia tarea histórica que no comparte ni puede compartir con ninguna otra clase. Esta tarea histórica está representada en realidad por el partido de clase, el partido comunista revolucionario, desde el Manifiesto del Partido Comunista de Marx-Engels de 1848. Por lo tanto, es el partido comunista el que "espera" la maduración de clase del proletariado y el que tiene la tarea de preparar mientras tanto a las vanguardias, y no al revés; la historia, de hecho, ha demostrado que si el proletariado avanza hacia el terreno revolucionario, pero el partido de clase no está preparado para conducirlo a la conquista revolucionaria del poder político -como ocurrió en 1919-1920 en la Alemania desarrollada-, entonces la revolución proletaria no triunfará internacionalmente.

El camino a seguir, para los proletarios conscientes de las tareas históricas de su clase, no es el de la violencia individual y vaga, en la falsa creencia de que "basta con dar ejemplo" para que despierten las "conciencias". El camino a seguir es el de la lucha por recuperar el terreno de clase en el que las reivindicaciones de los trabajadores no dependen de la "posibilidad o no" de los capitalistas, o del Estado, de satisfacerlas, y no son compartidas por el patrón, la empresa o el Estado porque el interés del capital es explotar al máximo, y durante el mayor tiempo posible, la fuerza de trabajo asalariada: en esto consiste el tan querido "crecimiento económico", la tan querida productividad del trabajo, tan amada por gobernantes y capitalistas.

Como en el pasado, serán las fuerzas objetivas de las contradicciones del capitalismo las que empujarán a las masas proletarias a chocar con las fuerzas organizadas del Estado burgués y las fuerzas del oportunismo y el colaboracionismo interclasista que lo apoyan, para defenderse incluso en los primeros niveles de organización de clase en el terreno inmediato. La lucha será extremadamente dura porque la clase burguesa no dejará piedra sobre piedra para mantener el poder, y ningún atajo individualista, aventurero o lucha-armadista podrá acelerar el proceso histórico de maduración de la lucha de clases. Los factores materiales contradictorios que el capitalismo desarrolla sin cesar están en la raíz de los antagonismos de clase y, por tanto, de la lucha de clases: la clase burguesa dominante lo sabe bien, por experiencia histórica, y no cesa de trabajar para que la cita histórica con la revolución proletaria se posponga el mayor tiempo posible. Pero la historia del desarrollo de las fuerzas productivas, y de la lucha entre clases, como dijimos, no se deja dictar ni por los grupos subversivos ni por la clase burguesa dominante. Como en 1871 y 1917, la revolución proletaria sorprenderá inevitablemente a la clase burguesa dominante con su fuerza imparable. Lo que no faltará será la dirección del partido comunista revolucionario, un partido que no puede nacer de la propia revolución, sino que tendrá que estar presente y activo mucho antes. Es por ese partido por el que estamos luchando y resistiendo a lo largo del tiempo.

En 1848, ante los intentos revolucionarios del proletariado en Berlín, Viena, París, Milán, Praga, y la respuesta contrarrevolucionaria del absolutismo y la burguesía unidos contra el proletariado, Marx escribió: "Nunca lo hemos ocultado. Nuestro terreno no es el de la ley; es el de la revolución. El gobierno, por su parte, ha abandonado por fin la hipocresía del terreno legal; se ha situado en el terreno revolucionario: porque el terreno contrarrevolucionario es también revolucionario" (6).

Y así, llegará de nuevo el momento -como en 1919-1920 frente al fascismo- en que, frente al proletariado en movimiento en el terreno de la lucha de clases y revolucionaria, el gobierno burgués abandonará la hipocresía del terreno legal y actuará abiertamente en el terreno de la violencia contrarrevolucionaria; el terreno contrarrevolucionario es, dialécticamente, también revolucionario. Hoy, estamos todavía en medio de un largo período de fuerte depresión del movimiento proletario de clase; pero los factores de crisis del capitalismo trabajan objetivamente por una solución de la crisis general del capitalismo a través de una guerra futura, por tanto por una apertura objetiva de la lucha entre las clases, pero en el terreno de una contrarrevolución preventiva. Este es el terreno en el que debe establecerse y fortalecerse el partido de clase, y no importa si este partido está representado por un puñado de militantes, porque lo esencial e imprescindible es la continuidad teórico-programática con el marxismo, gracias a la cual será posible -cuando el movimiento proletario de clase vuelva a levantar cabeza reorganizándose en el terreno de la independencia de clase- que el partido de clase esté en estrecho contacto con las masas proletarias, que encontrarán en el partido su dirección, como la encontraron en el partido bolchevique de Lenin no sólo en Rusia sino en todo el mundo.


Partido Comunista Internacional

30 de diciembre de 2022


_____________________

NOTAS:

(1) Véase https://www.rainews.it/articoli/2022/12/alfredo-cospito-ricorso-in-cassazione-entro-41-bisdda1bed1-5f87-4285-b704-3a01b2cac90.html - y https://www.milanotoday.it/cronaca/manifestazione-anarchica-alfredo.html de 29 de diciembre de 2022

(2) Véase https://torino.corriere.it/notizie/cronaca/22_dicembre_09/processo-agli-anarchici-anna-beniamino-rifiuta-il-ricovero-e-in-sciopero-della-fame-da-un-mese-2e3a4d37-88ac-457b-a35f-793931fc3xlk.shtml

(3) El 1 de mayo de 1947 se celebró el "Día del Trabajador" en el valle llamado Portella della Ginestra, en Piana degli Albanesi (Palermo) unos 4.000 campesinos y jornaleros se habían reunido para manifestarse contra el latifundismo. Apenas había comenzado el mitin cuando desde el monte Pelavet, desde donde se divisaba todo el valle, dispararon las ametralladoras de la banda de Salvatore Giuliano que, de acuerdo con los terratenientes latifundistas, los políticos del independentismo siciliano y los americanos de la CIA, pretendían cortar de raíz el movimiento campesino influido por el Partido Comunista de Togliatti. Hubo 11 muertos y muchos heridos, algunos de ellos graves, que fallecieron más tarde. Del 2 al 4 de julio de 1960 se iba a celebrar en Génova el congreso nacional del Movimento Sociale Italiano (MSI, partido político de la derecha fascista). Contra este desaire a la ciudad "medalla de oro de la Resistencia antifascista", el 30 de junio la CGIL, el PCI y la ISP convocaron manifestaciones en las calles de la ciudad para impedir dicho congreso. El MSI, fundado en 1946, era un partido formado por hombres de la República fascista de Salò y otros procedentes directamente del régimen fascista, y pretendía celebrar su sexto congreso en Génova como una provocación evidente; tras las manifestaciones y los duros enfrentamientos con la policía, dicho congreso fue cancelado. Pero la tensión social que se había creado anteriormente y, en particular, bajo el gobierno del democristiano Tambroni, apoyado exclusivamente por el MSI, siguió teniendo sus efectos en julio. En todas las ciudades de Italia se celebraron manifestaciones sindicales contra el coste de la vida y manifestaciones políticas contra el gobierno; la policía y los carabineros intervinieron fuertemente en todos los lugares, cargando contra las procesiones, disparando, hiriendo y matando. Al final, murieron 11 personas: el 5 de julio, 1 murió en Licata (en la provincia de Agrigento), el 7 de julio, 5 murieron en Reggio Emilia, el 8 de julio, 4 murieron en Palermo, 1 murió en Catania. Ningún miembro de las fuerzas de seguridad fue condenado, muchos manifestantes fueron detenidos, juzgados y encarcelados. En cuanto a Stefano Cucchi, se trató de un asesinato a manos de los carabinieri que lo tenían bajo custodia tras detenerlo y acusarlo de posesión y distribución de drogas; el "caso Cucchi" también causó mucho revuelo porque ya se habían producido casos similares con anterioridad (Federico Aldrovandi, Giuseppe Uva) y porque sus familiares, en particular su hermana Ilaria, nunca dejaron de buscar las causas reales de su repentina e inexplicable muerte. Al final resultó que Stefano Cucchi fue duramente golpeado con porras y pateado mientras estaba en régimen de aislamiento, hasta el punto de que se redujo a la muerte. Pero los casos ahora recordados y más conocidos no fueron los únicos; otros les precedieron y otros les siguieron, y casi siempre los policías y carabineros responsables salieron indemnes.

(4) Véase https://www.radiondadurto.org/2022/12/05/torino-giornata-di-lotta-contro-il-carcere-e-solidarietà-ad- alfredo-guest-and-anna-beniamino.

(5) Véase Per i funerali delle vittime del 'Diana', Il Comunista, 30 de marzo de 1921, en 'Manifesti ed altri documenti politici, 21 de enero-31 de diciembre de 1921', del Partido Comunista de Italia, Reimpresión Feltrinelli .

(6) Véase K. Marx, La burguesía y la contrarrevolución ('Neue Rheinische Zeitung', nº 165, 10 de diciembre de 1848), Marx-Engels, Las revoluciones de 1848, Fondo de Cultura Económica, México 2006.



Partido Comunista Internacional . www.pcint.org

il comunista - le prolétaire - el proletario - programme communiste - el programa comunista - communist program

 

ALGUNAS PREGUNTAS SOBRE LOS SERVICIOS PÚBLICOS,

las remunicipalizaciones y la lucha de clase


El servicio de recogida de papel y cartón ha sido el último "servicio remunicipalizado": 12 trabajadores en concreto, de los cuales 11 son conductores y 1 peón especialista, que pasaron al servicio de limpieza en la primera semana de octubre del pasado año. Estos trabajadores están subrogados con sus derechos adquiridos, realizando las mismas labores que venían desempeñando hasta ahora.


EL CASO DE AQUAVALL

La entidad pública de Valladolid Aquavall cumple cinco años de gestión del agua en la ciudad.

“Es buen momento para valorar qué había de cierto en las palabras de aquellos que se opusieron al proyecto”, ha señalado el primer edil vallisoletano, ya que se argumentó que la gestión pública del agua iba a encarecer el servicio en la ciudad, sin embargo, el alcalde ha explicado que durante este periodo el precio se ha mantenido estable, es decir, ha permanecido “congelado”. Otro argumento que se utilizó es que la plantilla corría el riesgo de ser despedida, pero la “realidad desmiente esta ficción”, ha reiterado Puente, dado que “todos los trabajadores que en aquella época formaban parte de la empresa siguen trabajando en ella pero ahora como funcionarios, con todo lo que ello conlleva”.

En cuanto a las cifras, el regidor municipal ha explicado que la empresa Aquavall genera beneficios de 13 millones de euros al año, en contraposición a los 5,6 que registraba la entidad al año durante su gestión privada, “pero la cuestión es que esos 13 millones se reinvierten de manera íntegra en todo lo relacionado con el ciclo del agua, algo que resulta necesario ya que la red del agua estaba muy abandonada”. Puente también ha asegurado que los servicios “deben ser gestionados de manera pública, siempre que no haya consejo contrario”, ya que Aquavall “ha demostrado a los ciudadanos que pueden contar con una empresa pública que no les cuesta y que tiene una serie de bonificaciones para las personas más desfavorecidas”. “Con lo público se puede gestionar mejor, obtener más beneficios y gestionar de manera más eficiente el servicio del agua, lo cual configura una forma de entender la gestión que se contrapone a lo que se ve en ciudades como Madrid, donde se privatizan servicios que deberían pertenecer a los ciudadanos”, ha concluido. “La empresa ha cumplido con creces el objetivo de mejorar la red pública de Valladolid, ya que tres de cada cuatro euros se han invertido en la mejora del saneamiento de 95 kilómetros de conducciones en la ciudad”. Este tipo de inversiones “van a seguir afianzando el modelo de gestión pública del servicio, y van a impulsar que se siga avanzando con nueva técnicas y materiales novedosos”. "En cuanto a las tarifas congeladas, fue uno de los “mantras, ya que fue una de las principales oposiciones a la decisión y se decía que se iba a disparar el precio, pero el Ayuntamiento ha demostrado que esto no es así”. “La gestión pública da resultados y se ha convertido en un referente por su vinculación con la sociedad vallisoletana al haber puesto el énfasis en consumir de manera responsable porque es un compromiso del Ayuntamiento”, ha señalado la concejala de TOMA LA PALABRA, María Sánchez.

Sánchez ha recordado que en el estudio previo que se hizo cuando cambió la legislatura, los datos apuntaban a que en 15 años iban a estar renovados los tramos necesarios, una cuestión que “dependía” del estado en el que se encontrasen las instalaciones, pero ha reiterado que en ese periodo se logrará la renovación completa, en la medida en que estos cinco años “han demostrado que si se sigue este ritmo la renovación será clara”. En este proceso de renovación, durante este periodo, se ha llevado a cabo el nueve por ciento del total planteado, y en lo que respecta a los canales de abastecimiento se puede hablar de un 15 por ciento cubierto de fibrocemento (AMIANTO).


Los otros dos grandes servicios "remunicipalizados" son NEVASA (cementerio municipal) y el Parking de la Plaza Mayor que queda incluido en la sociedad MOVASA.

Veamos el caso de NEVASA tal y como lo relata la web de TOMALAPALABRA:

"Nuestra concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y presidenta del Consejo de Administración de NEVASA, María Sánchez, ha rubricado en la mañana de hoy la adquisición de la empresa que gestiona los cementerios y servicios funerarios. Gracias a este trámite, la empresa pasa a ser de titularidad municipal al cien por cien después de casi 30 años de participación privada.

“Hoy desde el Ayuntamiento de Valladolid hemos firmado la adquisición del cien por cien del accionariado de la empresa NEVASA. Hasta hoy era una empresa mixta, participada en el 51% por el Ayuntamiento y en el 49% por una empresa privada. Desde hoy esta empresa mixta pasará a ser de gestión cien por cien pública. Entendemos que es una buena noticia desde el punto de vista económico para las arcas municipales y también para la ciudadanía vallisoletana y desde el punto de vista social. Queremos seguir por el camino que llevamos marcando los últimos años desde el punto de vista social, y más en un servicio tan sensible y tan básico como es la despedida de nuestros seres queridos”, ha afirmado María Sánchez.".


Sobre el caso del Parking las últimas noticias afirmaban que "el Ayuntamiento de Valladolid ha obtenido cerca de medio millón de beneficios durante los seis primeros meses de gestión pública del aparcamiento de la Plaza Mayor frente a los 6.500 euros que recibía al año de la adjudicataria. Desde el Consistorio han apuntado que la remunicipalización ha permitido mejorar las condiciones de los empleados, con una subida salarial del 6,5%. Así lo ha explicado el regidor vallisoletano a los medios de comunicación en la Plaza Mayor, donde ha dado algunos detalles del informe elaborado por la empresa municipal de transporte, Auvasa, que se encarga de la gestión pública del aparcamiento desde el pasado 4 de enero".



Ante estas situaciones, surgen algunas preguntas...

Si la remunicipalización es tan positiva ¿por qué no se prueba a hacer en otros ámbitos municipales como Parques y Jardines, la FMD y, sobre todo, la gestión de los residuos y el vertedero muncipal?

¿Si el planteamiento es de "defensa de la gestión pública", cómo es que nos encontramos situaciones como la de los trabajadores de MEG en el LAVA con meses sin cobrar?

¿Qué ocurre con esas empresas que siguen recibiendo servicios cuando han sido denunciadas por los trabajadores en varias ocasiones y se han producido serios problemas en algunos servicios concretos?

¿Qué interés existe para seguir con el modelo público-privado de gestión más que para engordar a ciertos amiguetes ya que el Estado sirve siempre de sostén de las pérdidas de la clase burguesa?


Si entráramos servicio por servicio (servicio municipal, se entiende) nos encontraríamos con una situación del todo variopinta, como si de empresas privadas se tratase... Servicios municipales de gestión privada, servicios municipales de gestión público-privada, servicios municipales de gestión pública a través de fundaciones que subrogan determinadas partes de la actividad a empresas privadas, etc., etc. El sector público no es distinto del sector privado: eso sí, el sector privado no se va a preocupar de lo que no suponga un beneficio económico inmediato y/o a medio plazo. Este caso lo vemos perfectamente en el Cementerio Municipal: un servicio público que debería ser no solo público sino totalmente gratuito.

  

 

SOBRE LA DEFENSA DE "LO PÚBLICO"

La consigna “defensa del sector público” implica la idea de que en la propiedad estatal de determinadas empresas y en la provisión de algunos servicios (sanidad, educación, etc.) existe o bien un avance hacia el socialismo o, al menos, una contención de las tendencias más salvajes del capitalismo. La propiedad de las empresas puede concentrarse en manos estatales sin violar las leyes económicas capitalistas, es decir, manteniendo la ganancia en manos privadas. Por lo tanto, afirmar que con el control estatal de parte de la economía esta “es menos capitalista” implicaría confundir economía con propiedad y otro sinfin de confusiones.

Pese a lo que sucede en ciertos ámbitos (como la judicatura o la clase médica) no siempre el sector público ha garantizado mejores condiciones de vida a los proletarios. Y esto solo lo hace en la medida en que la propia burguesía puede valerse de ellos en el doble aspecto de medida económica y medida de contención social. Defender que el sector público pueda ser el garante de las condiciones de vida de los proletarios implica una dejación absoluta de las tareas que la clase proletaria debe asumir en su lucha.

Sobra decir que el Estado pertenece a la clase burguesa y aunque no lo hace a toda ella, sí que cumple la función de defender sus intereses de conjunto.


Por lo general, el Estado absorbía las grandes empresas de importancia estratégica que registraban déficits de capital en tiempos de crisis y ampliaba su función a la producción industrial convirtiéndose en su propietario absoluto o accionista mayoritario. Forma parte de la política social de la clase burguesa dominante -con el fin de aumentar el control social sobre el proletariado por medios pacíficos y, tendencialmente, más duraderos- conceder "garantías" al proletariado (especialmente al proletariado directamente dependiente de la administración pública) en forma de amortiguadores sociales y protecciones especiales, demostrando así que el Estado trabaja por el "bien común".

La garantía de un puesto de trabajo y, por tanto, de un salario en el sector público, que antaño se pregonaba como una certeza perenne, ha quedado desmentida por la evolución real de las cosas: el Estado ya no es el garante por excelencia, también se ha convertido en un fabricante de precarios y parados (véanse, por ejemplo, los sectores de la sanidad, la educación ...). No obstante, se mantiene vivo el mito del empleo en el sector público como un lugar, si no seguro para siempre, al menos "más seguro" que otros. Y este mito desciende del otro mito original: el Estado como entidad por encima de las clases, como la única que puede garantizar un justo equilibrio entre los intereses contrapuestos de proletarios y patronos, como la entidad que, disponiendo de gigantescos recursos económicos y financieros, puede decidir utilizar más de ellos en beneficio de los trabajadores de lo que ocurre actualmente.


En realidad, los proletarios del sector público -en las escuelas, la sanidad, los ferrocarriles, el transporte aéreo o marítimo, los servicios postales, las telecomunicaciones, etc.- cuando se movilizan lo hacen, como el resto de proletarios en su sector, principalmente para defender intereses económicos inmediatos, es decir, salarios, horas de trabajo, descansos, turnos, carga de trabajo, etc. Todos estos intereses inmediatos han sido ensamblados por los sindicatos mayoritarios y oportunistas en la "defensa del sector público" al que de hecho pertenecen todas esas actividades, argumentando que el servicio público debe prevalecer sobre el servicio privado porque concierne indistintamente a todos los ciudadanos y no sólo a una parte. Razonamiento que en sí mismo tiene un fuerte asidero precisamente porque los proletarios experimentan en carne propia la diferencia de trato entre los que tienen mucho dinero y los que viven sólo de su salario.

Por lo tanto, en esta reivindicación se mezclan dos aspectos: la defensa de los puestos de trabajo y, por lo tanto, de los salarios, que parecen estar más garantizados por los organismos públicos, y la defensa de un servicio que concierne a la masa del proletariado que constituye la mayoría de la población. Desde este punto de vista es comprensible que los proletarios del sector público defiendan que se trata de un servicio público, por lo tanto útil "para todos" indiscriminadamente. Por lo tanto, mezclan reivindicaciones económicas con una reivindicación política, porque el hecho de que quieran mantener esos servicios bajo la gestión del Estado burgués es una reivindicación política.

Y es exactamente sobre esta reivindicación política sobre la que los sindicatos y los partidos oportunistas se apalancan para mantener a los proletarios aferrados a la actual organización social para la que prevén que esta reivindicación política se extienda a otras actividades económicas: de ahí su amor por las remunicipalizaciones y/o nacionalizaciones que allanarían su supuesto camino al socialismo. 


¿Qué debemos oponer a la reivindicación de la defensa del sector público?

El hecho de que las reivindicaciones proletarias, para ser realmente efectivas en el tiempo y en el espacio, deben ir más allá de la división de los proletarios en sectores diferenciados, en público / privado, joven / viejo, fijo / discontinuo, etc., y, en particular, reconocer que el Estado es un órgano de dominación de la burguesía y que su defensa significa defender el sistema económico y social vigente, que provoca las crisis, guerras y todas las contradicciones y penurias en las que el proletariado está constantemente sumido.

No corresponde a los proletarios del sector público defender al Estado, como no corresponde a los proletarios de las empresas privadas defender a las empresas en las que trabajan.


¡Por un salario que compense el aumento del coste de la vida!

¡Por un salario de desempleo para todos los proletarios despedidos y parados!

.....................................................

 

 

Ejemplo de consignas "por lo público" ...



 Llamamiento a una coordinación estatal contra todas las guerras y todos los bloques


ESTA NO ES NUESTRA GUERRA. RAZONES PARA LA MOVILIZACIÓN GENERALIZADA
CONTRA LA GUERRA IMPERIALISTA

En los últimos meses estamos asistiendo en el este de Europa a una confrontación entre dos polos imperialistas en pugna por posiciones y recursos. La guerra en Ucrania:

- Se ha cobrado decenas de miles de vidas humanas desde febrero, produciendo muerte, destrucción y éxodo a su paso. Refugiados, exiliados, movilizaciones forzosas, desertores.

- La enorme movilización militar está acelerando los graves problemas derivados de la crisis energética y ecosocial a la que nos ha llevado el capitalismo, lo que repercute en subidas de precios de productos básicos que afectan (y afectarán más) a amplias capas de la población.

En el Estado Español, un Gobierno supuestamente de izquierdas viene desarrollando una política claramente militarista, siguiendo totalmente la línea de la OTAN, encabezada por EEUU. Decisiones peligrosas que no
responden a otra cosa que a mantener los privilegios de su oligarquía. El Gobierno de España y la UE están poniendo en riesgo nuestra vida para ello, por las razones ya mencionadas y por una posible extensión del
conflicto. El llamado “Mecanismo Europeo para la Paz”, no es más que un eufemismo para tapar la guerra. A los ojos de la sociedad civil, la rivalidad de ambos bandos se traduce en un ejercicio de avaricia llevada al extremo en que los perdedores seguros están en ambos bandos: muertos, mutilados, expoliados, vejados y empobrecidos. Guerra es opuesto a Dignidad.

- Por otro lado, no nos podemos ver reflejados en la defensa al Estado ruso, ultraconservador y militarista que no respeta los derechos individuales y colectivos, que criminaliza la protesta y encarcela la disidencia. Aliado del Estado totalitario Chino. 

- Es necesario presionar en la calle y en los centros de trabajo y estudio con el objeto de eliminar el gasto militar y parar la guerra en Ucrania y otras regiones del planeta.


Ante la situación actual vemos urgente generar una coordinación a nivel estatal para:

– Promover movilizaciones coordinadas para visibilizar una crítica antimilitarista y antiimperialista del conflicto.

– Señalar a los responsables y extender la desobediencia y la confrontación frente a la movilización bélica de todos los estados.

– Boicotear a las empresas que se benefician de la guerra y oponernos activamente a cualquier envío de armas o mercenarios.


Ante la parálisis de la mayoría de las organizaciones y el bloqueo social post covid, PLANTEAMOS UNA REUNIÓN DE ÁMBITO ESTATAL PARA EL PRÓXIMO 30 DE NOVIEMBRE a fin de explorar posibles acciones coordinadas.

Para participar en la coordinación envía un correo a niputinniotan@riseup.net indicando si participas en nombre de un colectivo o a título individual.


GOBIERNO, UE Y OTAN NOS ARRASTRAN A LA MISERIA Y A LA GUERRA

CONTRA EL MILITARISMO Y LOS IMPERIOS: NI PUTIN NI OTAN

¡GASTOS MILITARES PARA USOS SOCIALES!


https://kaosenlared.net/llamamiento-a-una-coordinacion-estatal-contra-todas-las-guerras-y-todos-los-bloques/




Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

Anticarcelario / contra la sociedad cárcel

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."