Un grupo de ONG entre las que se encuentra Saltando Charcos hemos presentado una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado para que abra una investigación y que se depuren responsabilidades tras la muerte de 14 personas mientras intentaban alcanzar a nado las costas de Ceuta desde Marruecos.
 
 
 
Las ONG queremos que se examinen los hechos cuanto antes, ya que tememos que las pruebas de las Fuerzas de Seguridad del Estado desaparezcan en el lapso del tiempo. "Queremos conocer el contenido de las cámaras de vigilancia de las vallas del perímetro fronterizo, las del SIVE y las comunicaciones de la patrullera de la Guardia Civil por si pudieran ser relevantes.
También queremos que se haga un inventario del material antidisturbios que se utilizó contra los inmigrantes".
 
Los hechos se remontan a la madrugada del jueves cuando se produjo un intento de entrada masiva en Ceuta protagonizada por unos 250 subsaharianos. Según la versión de la Delegación del Gobierno de Ceuta, se hicieron dos intentos de asalto a la valla por distintos puntos y en el tercero, se pretendió bordear a nado el espigón.
 
Este último empeño terminó en tragedia, ya que 14 inmigrantes perdieron la vida tragados por el mar.  Muchos de ellos no saben nadar e iban pertrechados con neumáticos y rudimentarios flotadores que elaboran con botellas de agua, según su propio testimonio.

 

Remolcados hasta Marruecos

Las ONGs denunciamos que la patrullera de la Guardia Civil remolcó a los supervivientes, que lograron alcanzar las aguas españolas, hasta Marruecos en lugar de auxiliarles y que no sólo no permitió subir al barco a los subsaharianos, sino que les empujó para que no subiesen.
El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, confirmó el uso de material antidisturbios para repeler la entrada de los subsaharianos, que lanzaron piedras y objetos contundentes contra las Fuerzas de Seguridad. Admitió haber utilizado pelotas de goma y cartuchos de fogueo.

 
Asociación Saltando Charcos.
Iniciativas para la Inserción Social y Laboral
 
 
 
 
CONTENIDO DE LA DENUNCIA (breve selección)
 
HECHOS
PRIMERO.- El pasado día 6 de Febrero, unas 300 personas migrantes, todas ellas de origen subsahariano, trataron de acceder a España. Estas personas intentaban acceder a la playa de “Tarajal” aprovechando la marea baja provistos de flotadores neumáticos, chalecos salvavidas y rudimentarios chalecos hechos con botellas de agua para evitar el hundimiento. Según el relato proporcionado por los supervivientes, cuando se encontraban en el agua, funcionarios de la Guardia Civil apostados en la playa de Ceuta han comenzado disparar material antidisturbios entre otros balas de goma, de fogueo y gases lacrimógenos.
Uno de los supervivientes (...) Cuenta con precisión como salieron unas 300 personas,
que habían preparado la entrada con salvavidas y neumáticos para flotar, que salieron sobre las 1:00 de su campo y llegaron a “la desviación” –como conocen ellos el acceso a la frontera- sobre las 7 de la mañana. Que él fue de los primeros en entrar en el agua. Refiere que “la tentativa comenzó sobre las siete de la mañana” cuando se encontraba cerca de la playa española y la Guardia Civil comenzó a lanzar pelotas de humo y gases lacrimógenos.
Inicialmente las balas “de caucho” según las describen los supervivientes, se lanzaban al aire, disparaban arriba, pero al ver que seguían entrando personas en la zona española, que seguían avanzando, que en el mar había muchas personas, han comenzado a
lanzarlas al agua.
Este superviviente narra como él mismo fue golpeado por una bala en la espalda y por otra en la cabeza. Cuando salió del agua una mujer Guardia Civil – a la que podría reconocer si volviera a verla- le obligó a ponerse de rodillas golpeándole con las defensas de goma. Estos golpes le causaron lesiones en la boca, dientes y el muslo. Mientras estaba detenido en la playa vio las balas de goma impactar contra las cabezas y flotadores de tres de sus
compañeros y como con posterioridad otros guardias civiles lanzaban también gases lacrimógenos, señalando que “el gas te termina matando”, dado que dificulta la respiración, aturde y entonces los heridos “bebían agua” en referencia a que perdían el conocimiento y
se ahogaba en el mar. (...)
Con posterioridad él junto con otras personas que fueron arribando a la costa fueron devueltas por la misma puerta y entregados a la policía marroquí. Una vez ya en territorio marroquí vio como iban sacando los cadáveres en la playa. Los cuerpos estaban en el lado marroquí. Los iban sacando del agua otros compañeros que estaban en la playa y que sabían nadar. Este testigo explica que había un barco de la guardia civil en el agua. A bordo de ese barco una persona, con un palo largo, iba empujando a los heridos, supervivientes y cadáveres al lado marroquí, para evitar que alcanzaran la costa española, explicando como si insistían en dirigirse a la costa española “te golpeaba en la cabeza”. (...)
 
SEGUNDO.- Nueve cadáveres fueron recuperados por Marruecos esa misma mañana, delante de los propios migrantes, uno de ellos de etnia haoussa y otro posiblemente de nacionalidad camerunesa, yacen ahora en la morgue de Fnideq (Castillejos). Y los
otros siete, procedentes de Camerún y Costa de Marfil en la morgue Rincón.
Dos de los supervivientes, han acudido el sábado 8 de Febrero de 2014 a las morgues de los hospitales con la finalidad de poder reconocer los cuerpos de sus compañeros y avisar a las familias. (...)
(...) Otros cinco cadáveres quedaron en el mar. Uno de ellos llegó a la costa ceutí por efectos de las mareas el día 8. Cuatro de ellos hallados el día 9 junto al espigón de Ceuta. A resaltar que desde el día siete ambas autoridades conocían de la existencia de estos
cuerpos en el agua, pero no habían procedido a su rescate".
 
 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."