En las últimas semanas se han sucedido una serie de agresiones por parte de nazis en la zona de Carabanchel y de Aluche que no pueden ni deben quedar impunes. Se han producido persecuciones, amenazas y ataques a locales y centros sociales políticos de nuestro barrio, que se han saldado con un herido por arma blanca en el cuello, además de heridas en cabeza y cara debido a los golpes que tres nazis le propinaron con sillas cuando se encontraba en un local de comida rápida en Las Águilas.
 
Estos episodios tienen dos cosas en común: la ideología de extrema derecha y la realización por parte de gente que está conectada entre sí. El fascismo siempre se ha caracterizado por la captación de jóvenes a los que azuzan cual perros de presa contra sus objetivos a batir: l@s que no pensamos como ell@s. Todo esto sin olvidar la impunidad con la que cuentan por parte del organismo judicial y de las fuerzas de seguridad del Estado, no habiendo sido detenido nadie por estos hechos.
 
Gracias a la respuesta del barrio, meses atrás se impidió que el grupúsculo neonazi Hogar Social Madrid normalizase en Carabanchel sus recogidas “caritativas”, que no son más que un intento del fascismo de realizarse un lavado de cara, pero son conocidos por todxs los crímenes fascistas contra gente de izquierdas, homosexuales y personas migrantes. A pesar de la campaña, tanto mediática como política, que tilda a Hogar Social de patriotas e identitarios “que solamente pretenden ayudar”, Carabanchel no puede olvidar ni olvidará que es un barrio obrero, que no reniega de sus gentes, y eso es toda una victoria.
 
La situación actual no se producía desde hace años: nazis dentro del barrio apuñalando jóvenes, agrediendo y amenazando a vecin@s y todo esto con total impunidad. Sentimos hablar con tanta franqueza, pero la realidad obliga. O cortamos de raíz esta situación o este tipo de agresiones se verán incrementadas. No debemos olvidar el clima de conflictividad social que vivía Madrid en el momento del asesinato de Carlos, de 16 años, apuñalado por un neonazi en el metro por oponerse a que Delegación de Gobierno permitiera una manifestación racista y xenófoba en Usera .
 
Por esto, necesitamos unirnos tod@s y hacerles saber que Carabanchel no es sitio para nazis, el barrio es nuestro y de sus gentes y no nos vamos a dejar amedrentar.

¡Carabanchel antifascista!
Manifestación, 11 de marzo, 18.30
<M> Aluche a Carabanchel


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."