Manifestación contra la amenaza de desalojo al cso La Molinera, 11 de diciembre




 

Manifiesto en apoyo a La Molinera. 

Nos unimos con este manifiesto a La Molinera, alzando nuestra voz en defensa de la riqueza patrimonial, cultural, artística y social de Valladolid, animando a participar en las movilizaciones que de aquí en adelante se vayan articulando para preservar el proyecto

Los colectivos, organizaciones, agrupaciones y personas a título particular siguientes queremos manifestar nuestro respaldo a la continuidad del proyecto social y cultural de La Molinera, amenazada ahora con el desalojo.

Tras año y medio de abandono, saqueo y vandalismo debido a la pasividad de los propietarios y de las instituciones en general, la antigua fábrica de harinas La Perla (después hotel de cinco estrellas Marqués de la Ensenada), gozó de una nueva vida a partir de junio de 2018 como Centro Social La Molinera. Desde entonces, el edificio fue desinfectado y limpiado a conciencia, rehabilitado, dotado de mobiliario nuevo y decorado con pinturas murales de reconocidos artistas vallisoletanos. La iniciativa del proyecto de la Molinera, aunque compartida por gente de todas las edades, ha sido impulsada principalmente por jóvenes (estudiantes y trabajadores) comprometidos con su ciudad, con la cultura y con la transformación social.

Desde entonces, decenas de colectivos de la ciudad y de Castilla y León (movimiento feminista, organizaciones ecologistas, colectivos de apoyo a personas refugiadas, plataformas en defensa de lo público, agrupaciones por el acceso a una vivienda digna, organizaciones juveniles y de pensionistas, partidos políticos, colectivos musicales y artísticos, agrupaciones deportivas, científicas, laborales y sindicales, ongs, etc.) han celebrado en el espacio a lo largo de estos tres años y medio cientos de actividades, asambleas, encuentros de carácter cultural, talleres y actos lúdicos; el espacio ha albergado presentaciones de libros, grabaciones de videoclips, ponencias, proyección de documentales, jornadas formativas, funciones teatrales, encuentros poéticos, exhibiciones deportivas, asesorías laborales... todo ello organizado de manera altruista. El Centro Social La Molinera presta servicio al diverso y rico tejido asociativo de la ciudad.

Ahora, La Molinera se enfrenta a la amenaza del desalojo, tras haber adquirido la empresa Kelona Invest el crédito de la deuda, tras pública subasta, y haberse hecho así con la titularidad de la propiedad del inmueble (sin hacerse cargo de las deudas contraídas con los proveedores y antiguos trabajadores). Esta empresa forma parte de un complejo entramado, en el que aparecen otras grandes entidades conocidas popularmente como “fondos buitre”. No es ningún secreto que este tipo de sociedades se dedican preferentemente a la especulación inmobiliaria y que están provocando un serio impacto en el aspecto y esencia de nuestros barrios, destruyendo una parte significativa del patrimonio arquitectónico y expulsando a muchos vecinos y vecinas de algunas zonas. Los Centros Sociales y los fondos buitre representan dos modelos antagónicos de ciudad y sociedad: lo común frente a lo privado; lo colectivo frente a lo particular; la solidaridad frente al beneficio; la cultura frente al consumo.

Declaramos, igualmente, nuestra preocupación ante la potencial amenaza de que el edificio, un Bien de Interés Cultural, caiga nuevamente en manos privadas, teniendo en cuenta la experiencia que supuso el Hotel “El Marqués de la Ensenada”. Sería absolutamente indigno que la ciudad de Valladolid cediese ante las ambiciones de los mencionados entramados financieros, regalando su patrimonio a empresas que carecen de ética y escrúpulos.

Nos unimos con este manifiesto a La Molinera, alzando nuestra voz en defensa de la riqueza patrimonial, cultural, artística y social de Valladolid, animando a participar en las movilizaciones que de aquí en adelante se vayan articulando para preservar el proyecto.

 

Adhesiones al manifiesto: https://lamolinera.org/adhesion-al-manifiesto-de-apoyo/

Mas info: https://lamolinera.org/

 


 

 

La excusa de la pandemia para reforzar el control social


 

 

Después de casi dos años desde que comenzó la pandemia Covid-19, y desde que la práctica totalidad de los Estados capitalistas desarrollados impusieron durísimas restricciones a las libertades civiles reconocidas como derechos en sus constituciones, el curso seguido por la pandemia en su parte estrictamente sanitaria parece cada vez más desligado del curso seguido por la parte política y social, es decir, precisamente por toda una serie de medidas represivas que se mantiene contra todo criterio médico porque poco o nada tienen que ver con un problema de salubridad público.

Por ejemplo, según la prensa burguesa norteamericana (New York Times del 13 de julio de este año) China piensa mantener las medidas de control vecinal (patrullas para policiales), de limitación de movimientos y de vigilancia a todos los niveles (implantación de cámaras con softwares de reconocimiento facial en la calle, etc.) pese a que la pandemia prácticamente no tiene incidencia ya en el país. Puede pensarse que se trata de un caso típico de un país no democrático, pero podemos ver otros ejemplos mucho más cercanos. Italia ha formalizado la obligación de vacunarse de todos los ciudadanos del país so pena de no poder asistir al trabajo y, por lo tanto, ser despedidos. Alemania pretende aprobar leyes de vacunación obligatoria a partir de febrero del próximo año... España o Francia, por solo citar algunos ejemplos, han impuesto ya en parte de sus regiones el pasaporte Covid, es decir, un documento que limita los movimientos de la población dentro del territorio nacional y restringe derechos de parte de la población. 


¿Qué sentido tienen estas medidas represivas? 

Todo depende del punto de vista: La extrema derecha clama cínicamente contra la supresión de libertades que suponen y se nos vende a una oposisión conspiranoica como la única posible... Por su parte, desde determinados ámbitos de la extrema izquierda se habla de la introducción de medidas de corte anti democrático para dominar a la población (una parte de la extrema izquierda, pues otra buena parte de ella se ha colocado detrás de las medidas represivas justificándolas en nombre de la solidaridad nacional). 

Por supuesto, los diferentes Estados las justifican en nombre de un criterio de salud pública que se coloca por encima incluso del ordenamiento constitucional del país (caso ejemplar es el español, donde el Tribunal Constitucional ha llegado a decir que las medidas de confinamiento atentan contra los derechos constitucionales de la población).


Lo cierto es que la lógica de estas medidas poco o nada tiene que ver con la pandemia o con el control de la expansión del virus, fundamentalmente porque ninguna de las medidas de control social impuestas tiene sentido en términos sanitarios. El control médico, cuya fase terminó en el momento en que apareció la vacuna y todos los Estados apostaron por esta como única vía para acabar con el riesgo sanitario, ha corrido parejo con la capacidad de las diferentes burguesías para hacerse cargo del coste de la salud de la población: donde los Estados han contado con recursos suficientes para paralizar la actividad productiva, siempre hasta cierto punto, remunerando tanto a los empresarios como a los trabajadores, se ha hecho; y la incidencia del virus ha sido baja en términos de letalidad. Donde no era posible, la incidencia ha sido alta y ha dejado un reguero de muertos perfectamente evitables, sobre todo entre los sectores más vulnerables de la población. Esa es la diferencia entre los 406 muertos por cada millón de habitantes en Alemania durante 2020 y los 1.147,27 en España para el mismo periodo. 

Queda, por lo tanto, una utilidad estrictamente represiva de las medidas de control social. Pero ¿qué sentido tiene la represión en este contexto, cuando la clase proletaria de todos los países ha mostrado su absoluta incapacidad -temporalmente- para resistir a las durísimas medidas económicas que se han tomado en su contra?

Para entenderlo, se atiende a dos posiciones enfrentadas entre sí acerca de la naturaleza del Estado y del carácter represivo de este:
La primera afirma que ante fenómenos de crisis social como el que hemos vivido, el incremento de la competencia entre potencias imperialistas a nivel internacional, entre facciones de la burguesía dentro de las fronteras de un país o entre clases sociales en este mismo ámbito, tiende a debilitar la fuerza de la clase dominante burguesa, debilidad que se transmite a sus aparatos represivos y coercitivos, el primero de los cuales es el ejército, y que lentamente los va minando hasta que pierden fuerza, abriéndose en ese momento la posibilidad de una lucha de alcance revolucionario contra la cual las medidas represivas, aunque aumenten en número e intensidad, no pueden hacer nada porque la fuerza de la clase burguesa ya va declinando. Este tipo de tesis las comparten grupos como Cencellada o Barbaria, que entienden el flujo de la lucha de clase como una contraposición entre la curva descendente de la burguesía y la curva ascendente del proletariado.

La segunda posición afirma que ante los fenómenos de crisis social, se produce una concentración de las fuerzas burguesas, una eliminación temporal de los factores de dispersión que pueden pesar sobre estas y un progresivo reforzamiento de las fuerzas represivas, por lo tanto del Estado y sus herramientas de control social.

La primera posición es incorrecta porque confunde el hecho, cierto, de que la competencia entre burguesías nacionales debilita el orden social con que esta debilidad se proyecte inmediatamente como debilidad de las fuerzas represivas del Estado, de la burguesía y del propio Estado.
La segunda posición es correcta porque para la burguesía sólo hay un camino, el de mantener su poder contra la clase proletaria, incrementando las medidas coercitivas y reforzando todos los mecanismos de control social, sean estos pacíficos o violentos. 

 

¿Qué ha traído la pandemia? 

Una fortísima crisis social en la cual el precario orden internacional, que ya estaba bastante debilitado desde la crisis de 2008 – 2012, ha sufrido una convulsión muy intensa. Esto ha obligado a cada burguesía nacional a dos cosas: la primera ha sido tomar partido en términos internacionales en la perspectiva de un enfrentamiento bélico entre potencias imperialistas que cada vez está más cercano. Ejemplos de esto son las tensiones militares entre China y Estados Unidos en el Pacífico, la configuración de un ejército europeo ajeno a la OTAN para 2023, etc. La segunda ha sido reforzar el control social interno con vistas a imponer durísimas medidas anti obreras dentro del propio país. 

Este control interno, como siempre, marcha por dos lados. El primero, el juego de los llamados “agentes sociales” que ponen en marcha sus fuerzas “democráticas” para forzar a los proletarios a aceptar todas las exigencias de la burguesía. El segundo, consiste en la amplia variedad de medidas represivas, tanto a nivel legal como técnico. En este sentido, la implantación de restricciones a la movilidad interna, de fronteras dentro de un mismo país, etc., tiene una importancia de primer orden: se da cabida jurídica a un poder discrecional para el Estado que le permitiría activar o desactivar, dentro de los necesarios formalismos legales, el nivel de represión que necesite en cada momento. En España tuvimos un caso clarísimo: en septiembre de este año los delegados de la fábrica de Airbus en Puerto Real, que pretendían viajar a Getafe para exponer su caso ante los trabajadores de la filial local, fueron detenidos por la policía y se les impidió viajar en nombre de las restricciones sanitarias, es decir, con la justificación legal de la restricción de movimientos que a día de hoy impera de hecho en todo el país. Estas medidas, que como vemos tienen una aplicación concreta muy clara, se mantienen más o menos “dormidas” hasta que llega el momento de despertarlas.

En general, se tiende a un incremento del poder despótico del Estado, al aumento de la batería de medidas represivas con las que cuenta, a la legalización por la vía de "emergencia” de medidas que habitualmente están fuera de las constituciones democráticas. Y todo esto porque estas medidas son necesarias para garantizar la movilización social que se avecina: son imprescindibles para reprimir cualquier tipo de respuesta proletaria y para garantizar legalmente el derecho burgués a movilizar a los proletarios en defensa de los “intereses nacionales” tenga esto el sentido de una movilización de tipo bélica o “social”, como ya ha previsto el gobierno de PSOE-UP ante futuras crisis (así, en el periódico El País del 2 de julio de este año se anunciaba cómo el gobierno ha cambiado la legislación de emergencia nacional para que, en caso de crisis económica, todos los ciudadanos puedan ser movilizados en defensa del interés nacional, lo que quiera que signifique esto…).

Las medidas represivas que se han implantado con el Coronavirus muestran que el Estado es cada vez más fuerte, que anula en la medida de lo posible los límites democráticos que en tiempos de bonanza se puede permitir respetar, que la tendencia es a la hiper inflación de sus fuerzas represivas. Y es necesario tener en cuenta que no va a haber una marcha atrás en este recorrido: no se va a volver nunca a la situación pre pandemia, no se van a deponer las armas represivas ni se va a desmantelar lo que la legislación de emergencia ha impuesto. 

Igual que la tendencia del capitalismo es a enfrentar entre sí a las diferentes clases burguesas nacionales y al proletariado contra la burguesía, esta tendencia lleva a que, en el momento previo al enfrentamiento, el poder del Estado, órgano de combate de la burguesía, alcance su mayor potencia. Todas las medidas de control social, por lo tanto, van en un sentido ascendente y dirigidas, siempre, contra la clase proletaria.




 
 

QUÉ ESTÁ PASANDO EN SIRO...

La semana pasada nos llegaban noticias de movilizaciones en las factorías del grupo SIRO (Aguilar de Campo, Ventadebaños, Medina)... y hoy, por desgracia, nos despertamos  con el FALLECIMIENTO ayer DE UN TRABAJADOR en la fábrica que el grupo tiene en Aguilar.

El obrero del Grupo Siro en Aguilar ha muerto al caerle encima unos palés que manipulaba. Tenía 48 años. El suceso ha ocurrido antes de las 11:30 horas en el almacén de la nave del Grupo Siro en Aguilar de Campoo, en las instalaciones de la empresa ubicadas en el Polígono Industrial de la localidad.

La factoría de Aguilar ha paralizado todas sus actividades esta mañana...



 

LAS GRANDES EMPRESAS LO SON A BASE DE MUERTE Y SUFRIMIENTO

SIRO es una de las grandes empresas agroalimentarias de Castilla y León, y por lo que se viene diciendo, atraviesa un momento delicado. Cerealto Siro, que ya ha pedido un rescate de 100 millones al SEPI, ha lanzado una propuesta a los sindicatos para intentar reducir su deuda. Los comités rechazan sentarse a negociar en los términos que plantean, porque, aseguran, no alcanzan a comprender cómo se ha llegado a esta situación: la deuda alcanza los 300 millones, pero el Plan de Competitividad que plantea Cerealto Siro para reducirla no convence a los delegados.
"Hablan de reducir salarios, quitar complementos o denegar el contrato relevo, licencias,... es retroceder todo. Retroceder 25 años en derechos", afirma  María del Mar Rodríguez, presidenta del Comité de Empresa de Galletas de Cerealto Siro. La compañía justifica su plan de competitividad como reclamo para potenciales inversores, y en un comunicado aseguran que "confían en alcanzar un acuerdo negociado con todas las partes que permita abordar el Plan de Mejora de la Competitividad que la Compañía requiere en estos momentos para ajustarse a las circunstancias actuales y a lo que demandan clientes y potenciales inversores".

Según el texto remitido por Cerealto Siro, la evolución de los costes laborales de las plantas desde el año 2010 ha supuesto un incremento del 33 por ciento frente a una evolución del IPC de un 13 por ciento. Y mientras el grupo incrementaba su estructura de costes muy por encima del IPC con algunas plantas con niveles de absentismo por encima del 15 por ciento, los competidores simultáneamente han adoptado políticas de contención de costes laborales, por lo que han ganado mayor competitividad.

Para abordar este plan, trasladaron que la Compañía ha preferido hacerlo de manera dialogada y para ello ha informado de manera personal durante las últimas semanas a sindicatos, comités de empresa y trabajadores de todos los turnos y de todas sus plantas en España y ha solicitado una Mesa de Diálogo para llegar a un acuerdo conjunto de las medidas a aplicar.  El Plan de Mejora de la Competitividad actual "solo contiene propuestas a desarrollar y a acordar, y no va acompañado de medidas decididas de antemano, por lo que cualquier manifestación en este sentido carece de fundamento en estos momentos", afirman. La mejora de la competitividad contrasta con las necesidades de SEGURIDAD e higiene en el trabajo. La empresa tira para la derecha, los trabajadores deben tirar para la izquierda... no hay otra.


 

UNIDAD SÍ: POR LA VIDA DE LOS TRABAJADORES, POR NUESTRAS CONDICIONES DE VIDA Y DE EXISTENCIA.


Los trabajadores denuncian que se han practicado tres despidos en el área de recursos humanos. Han convocado movilizaciones para estas semanas frente a los centros de trabajo: el 2 de noviembre en las puertas de la factoría de producción de pasta y bollerías situada en el polígono de Venta de Baños, el 4 de noviembre en las instalaciones de Aguilar de Campoo, el 9 de noviembre en Toro y el 11 de noviembre en Galletas en Venta de Baños. "Lo que queremos dar a entender es que estamos unidas todas las plantas en una misma dirección", afirma Julio Sánchez, delegado de CGT del Centro Especial de Empleo. Actualmente cuenta con 1.200 trabajadores en sus centros de Venta de Baños, Aguilar de Campoo y Toro.

Ahora, después de lo ocurrido ayer en Aguilar, sinceramente, las protestas deberían hacerse conjuntas, y parar mañana todos por el compañero fallecido. 

LOS ACCIDENTES SON ASESINATOS legalizados. debemos estar todos unidos contra ellos.


LUCHAMOS ENTRE NOSOTRXS, MIENTRAS ELLXS SE RÍEN,

UNAMÓNOS FRENTE A ELLXS, PORQUE SOLO SON MUERTE



____________________________

Más información sobre las movilizaciones en SIRO:


https://cadenaser.com/emisora/2021/11/02/radio_palencia/1635828893_423188.html

https://www.eldiario.es/castilla-y-leon/provincias/palencia/fallece-trabajador-siro-aguilar-palencia-caerle-paneles_1_8467558.html

https://www.elnortedecastilla.es/palencia/fallece-operario-grupo-20211107133208-nt.html

https://www.cantabriadirecta.es/63510-2-noticias-cantabria-aguilar-campoo-siro/ 

https://www.cyltv.es/noticia/f8ae8b1d-d81e-d52a-2b9158b10ce66f41/20211029/Los-comites-de-empresa-de-Cerealto-Siro-rechazan-la-propuesta-de-la-empresa-para-aligerar-su-deuda

 

Accidente mortal en la factoría de RENAULT Valladolid: https://valladolorenlainfoobrera.blogspot.com/2021/12/valladolid-un-trabajador-muerto-en-un.html

 

Renault amplía el ERTE hasta junio de 2022 para las plantas de Valladolid y Palencia

 


El Grupo Renault España ha presentado a los sindicatos la ampliación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo para las plantas de Valladolid y Palencia, desde el 1 de diciembre de 2021 hasta el 30 de junio de 2022 por "persistir la falta de componentes electrónicos" para poder fabricar vehículos. Esta situación afectará a 8.777 trabajadores.

La ampliación del ERTE en Renault se debe, según indicaron desde la dirección en la Comisión Negociadora, por causas productivas, debido a que continúa la penuria de falta de componentes eléctricos. La dirección de la empresa ha hecho entrega de la documentación explicativa y justificativa que motivan la solicitud de dicho ERTE a los sindicatos. La próxima reunión de las partes tendrá lugar este jueves día 18 de noviembre.

Las jornadas solicitadas por la empresa para llevar a cabo este nuevo Expediente serán las siguientes:
• Factoría Montaje y Direcciones Centrales (DDCC): 77 jornadas de parada para toda la plantilla.
• Factoría Carrocería: 90 jornadas de parada para toda la plantilla.
• Factoría Motores: 76 jornadas de parada para toda la plantilla.
• Factoría de Palencia y líneas concatenadas: 78 jornadas de parada para toda la plantilla.

La aplicación del ERTE se realizará una vez agotadas los descansos por bolsa y herramientas de flexibilidad del convenio colectivo, motivada por las bajadas productivas de la factoría y la crisis de los semiconductores.

 

 

¿TIEMPOS DUROS PARA EL METAL?

Se aproximan tiempos duros para los trabajadores de Renault en España según la prensa burguesa. De hecho, el 2022 amenaza con ser bastante más difícil de lo que ha sido el ya complicado 2021. La razón no se encuentra tanto en la falta de microchips, que atenaza al sector y que se extenderá en el tiempo, como en el reparto que hace la compañía. En concreto, la dirección ya ha dejado claro que “priorizará” su uso para los modelos superventas y los nuevos lanzamientos. El plan de Luca de Meo, consejero delegado de Renault, para solventar los problemas de escasez de microchips es claro y conciso: “Vamos a priorizar nuestra asignación de recursos en función de los modelos más vendidos y la rentabilidad de los mercados”. Nada que no sepamos: los capitalistas solo se preocupan de la rentabilidad. Y aunque no son palabras del propio de Meo, sino de su número dos Clotilde Delbos, reflejan a la perfección el sentimiento de la compañía. Pero esas palabras tienen un reverso: implican que a los directivos no les importa mantener cerradas (o inoperativas) las otras fábricas. De hecho, eso es precisamente lo que están haciendo en la actualidad en España al extender los despidos temporales, los famosos ERTEs, o reduciendo el número de turnos. Lo peor es que para 2022 la situación se agravará todavía más


 

LA CRISIS DE LOS CHIPS SE VA EXTENDER A LO LARGO DE 2022

Y, lo más importante, la escasez de microchips va a alargarse. “La falta de volumen por la escasez de chips no se va a acabar el 31 de diciembre, sino que se va a demorar en el 2022”, advirtió la propia Delbos a los analistas durante la presentación de las cuentas trimestrales. Con ello, la directiva tira por tierra las esperanzas de trabajadores y sindicatos de que los parones en las fábricas sean “temporales”. El Grupo Renault cerró el tercer trimestre de 2021 con una cifra de negocio que alcanzó los 8.987 millones de euros, una caída del 13,4 por ciento con respecto al año pasado debido al descenso pronunciado en las ventas, del 22,3 por ciento.  

Al final, como se puede ver, se trata de un problema estructural, no por la falta de semiconductores, sino por el desarrollo del capital internacional y la geografía de producción que está adoptando Renault. Ahora, el grueso de los recursos que llegan a la firma gala se reparten entre Marruecos, Corea del Sur, Moscú y China. También se han convertido esas regiones en el principal foco productor para Renault. De hecho, en cada uno de ellos la compañía fabrica alguno de sus superventas, en otras palabras, los modelos “a priorizar”. En concreto, esa selecta lista aparece en primer lugar el económico Dacia Sandero, fabricado en el norte de África. Y del que Delbos explicó directamente que se “ha priorizado en cuanto a la asignación de chips a expensas de otros modelos”.

Por otro lado, sobresalen otros dos nombres: Duster (Moscú) y Arkana (Busan, Corea del Sur). Ambos han sido las últimas grandes apuestas de la compañía. Del primero, Renault señala que ha tenido “un fuerte comienzo”, mientras que del segundo se celebra que “lo está haciendo mejor de lo esperado inicialmente”. En otras palabras, que la producción de la marca gala en la región asiática está creciendo con fuerza a medida que los pedidos de este último sobrepasan la oferta inicial. Por último, estaría el Dacia Spring, construido también en Asia, más en concreto en China, del que Delbos destaca su “cálida recepción”. Por su parte, las fábricas de la península tienen que contentarse con ‘las sobras’. La fábrica de Sevilla es la que está en situación más crítica, ya que la fabricación de cajas de cambio es cada vez menor. No solo porque los vehículos eléctricos no la necesitan, sino porque la escasez limita el número de unidades pedidas al reducir los coches vendidos. Ese efecto, por ejemplo, también se ha apreciado en la planta de motores de Valladolid. La razón es que no solo ha habido falta de demanda por la propia Renault, sino también por otras marcas a las que se les suministra.

En cuanto a las fábricas de ensamblaje castellanas, la situación es también complicada. En Palencia, hace tiempo que los turnos se redujeron (en 2019 se suprimió el de noche); mientras que en Valladolid, la más grande, los efectos ya son evidentes. De hecho, en agosto se eliminó el turno de noche y los días parados se siguen acumulando. Un coctel explosivo, más si cabe cuando la dirección destaca su buen hacer en materia de recorte de costes. Delbos señaló recientemente que el ahorro de 2.000 millones previsto para más adelante se conseguirá “en pocas semanas”.

 

 

LA RESPUESTA SINDICAL

CCOO y UGT se han mostrado dispuestos a negociar el ERTE tal y como lo plantea la empresa. El TU ha llamado "a la reflexión" al resto de organizaciones porque denuncia que esto ya es un paro técnico y recuerda que si el trabajador no puede hacer su trabajo por causas ajenas a él es la empresa la que debe hacerse cargo y asumir la responsabilidad sin tocar un euro a los trabajadores. CGT por su parte ha preguntado a la compañía si a este paso tienen futuro las factorías de la península, si era necesario el convenio que se ha firmado con este panorama de fondo y si todos los acuerdos firmados "para ser más competitivos" han servido de algo viendo la situación actual.

Está claro, viendo el panorama, que la respuesta sindical es insuficiente. Sabemos que ya se han producido 4 despidos en Palencia y es posible que haya más. Y ante este panorama seguimos tragándonos el cuento de los semiconductores, del bien de la empresa, de la competitividad y toda la mierda que hemos estado sufriendo en Renault en los últimos años. 

El sector del metal, en su conjunto, está pasando por una dura prueba en este año 2021 y esto tiene pinta de seguir para el próximo o los próximos años. La huelga general indefinida de los compañeros y compañeras de Cádiz está siendo el ejemplo y el camino a seguir por todos los trabajadores del metal y de cualquier sector en el estado español... los compañeros de A Mariña en Galiza también lo han visto así y ya han convocado una Huelga General en la comarca. La lucha y la solidaridad de clase son las únicas herramientas de las que disponemos los trabajadores para parar los despidos, los ertes, los abusos patronales y la miseria y explotación a la que nos somete la clase burguesa día a día.

 

 

UN GRANO DE ARENA EN UNA PLAYA

Desde valladolor, en colaboración con las cajas de resistencia y el comité de solidaridad, hemos realizado un recopilatorio de todos los textos aparecidos en estos últimos 10 años para que se vea la trayectoria de pactos y pérdidas, la CESIÓN PERMANENTE de los sindicatos mayoritarios, y los momentos de combatividad en Renault, escasos muy escasos. Y este es, también, el problema. Porque es seguro que los empresarios pueden cerrar la empresa e irse a otro país. Pero también lo es que los trabajadores pueden tomar la fábrica y hacerla producir sin el empresario y que si los trabajadores dejan de trabajar el empresario deja de percibir sus beneficios... 

SOLO LA MOVILIZACIÓN Y LA LUCHA pueden parar esto,

unidad y solidaridad de clase.

 

 

____________

RENAULT - Los últimos 10 Años by Valladolor on Scribd

 
 
 
FUENTES:

> https://clubinfluencers.com/renault-espana-de-meo-delbos-recorte/

> https://valladolidplural.com/renault-amplia-el-erte-hasta-junio-de-2022-para-las-plantas-de-valladolid-y-palencia-por-la-falta-de-componentes-electronicos/

> Accidente mortal en la factoría de RENAULT Valladolid (3/12/2021): https://valladolorenlainfoobrera.blogspot.com/2021/12/valladolid-un-trabajador-muerto-en-un.html

 

Cuando la cancelación de la libertad de expresión (o ataque DDos) coincide en 20N

 

 

La cultura de la cancelación... de la libertad de expresión no será algo de lo que hablen los columnistas canallitas, que con contentar al dueño de su imprenta ya van sobrados. Pero eso es lo que hemos vivido desde el pasado viernes 19, un ataque DDos (denegación de servicio [de internet] a través de la saturación mediante granjas de bots [cuentas falsas] de peticiones, aparentemente legítimas, que hacen colapsar los servidores), que según confirmaban a El Salto es del tipo L(ayer)7 y que tuvo como objetivo primeramente todos los contenidos con el tag  [etiqueta] "capitalismo" de varios medios ( múltiples peticiones a la url [dirección] elsaltodiario.com/capitalismo) y más tarde se extendió a todo su dominio: tanto medios de contrainformación como Kaosenlared o Arainfo y de comunicación como El Salto Diario o La Marea, pasando más tarde a centrarse hasta en la web de los compas de Nodo50, proveedor de servicios que aloja todos estos proyectos, que arrojaba el sábado un no muy hermoso error 504 [cuando un servidor no puede cargar una página que solicita recursos de otro servidor]. Si bien por momentos todos ellos consiguieron a lo largo del sábado ir volviendo a subir sus webs, a los pocos momentos un nuevo ataque les tiraba abajo sus kioskos o tiendas digitales imposibilitando los sistemas de suscripción.  Estamos más o menos acostumbrados a la ciberpiratería y hasta muchos legos conocemos el significado de un ataque DDos o los ransomwares [un tipo de malware que impide a los usuarios acceder a su sistema o a sus archivos personales] para capturar sistemas de gestión de ciudades enteras a cambio de rescates para no destruir la información en las bases de datos. Lo que no es tan habitual es que los hackeos [ataques cibernéticos] estén dirigidos a pequeños medios en vez de a grandes corporaciones o instituciones, ni mucho menos que todo ello coincida en un 19-20N.

Los compas de Kaosenlared han sufrido numerosos ataques informáticos a lo largo de los años debido a sus publicaciones, ya fuera que tocasen algún tema como el palestino o el saharaui, que suele levantar ampollas entre según que servicios de inseguridad de las naciones que les oprimen. Por estos lares no somos por desgracia tampoco ajenos a lo que ocurre cuando se habla del genocidio armenio y a qué tipo de individuos/naciones solivianta. En octubre una serie de ataques lograron tirar Kaosenlared de forma casi definitiva, consiguieron con muchísimo esfuerzo volver a levantarla y rediseñarla... sólo para ser de los primeros afectados este viernes 19 de un ataque brutal de denegación de servicio.

Si bien ya el domingo era posible acceder tanto a Arainfo como Kaos o Nodo50, parte de La Marea y todo El Salto Diario seguían afectados, ayer lunes. Nodo 50 seguía mitigando ataques y todavía hoy el ataque sigue en marcha. Tanto la línea editorial de estos medios como el tag escogido para la saturación o la fecha invita a pensar en un ataque ideológico muy concreto.

Cuando pensamos en hacktivismo el concepto es todo lo contrario a lo que hoy vemos: atacar al pez pequeño con una buena cantidad de fondos para subcontratar y externalizar esas labores, que los piratones de palo (en este caso nos negamos a hablar de hacktivismo) puedan presumir con no mucho esfuerzo y no más pericia de tumbar webs cuyo espíritu es precisamente anticapitalista y que no hacen negocio con la información que comparten. Parece el mundo al revés, pero si la ultraderecha asoma en cada tertulia, en cada programa de "investigación", en el Congreso o en nuestras calles mientras la indignación se canaliza meramente a través de "No me gustas" online, aquellos carentes de una movilización social real más allá de los grupos de whatsapp se envalentonan y dan el siguiente paso. Como aviso a navegantes no ha estado mal, si ya hace unos años que la Alt-Righ [derecha extrema] estadounidense dio el paso de crear sus propias redes para compartir contenidos supremacistas y poder financiarse cuando empezaron a ser expulsados, tras muuuchos años de reticencia, de los sistemas de pago u alojamiento más habituales (desde Paypal a Patreon pasando por Parler o Gab o la creación de 8chan y posteriorme 8kun -al no prosperar en 4chan tras alguno de sus rallys supremacistas como el que acabó con la vida de Heather Heyes en Charlottesville-), nuestros Pepitos Frog particulares empiezan a descubrir la externalización (concepto tan querido para los neoliberales) para aquello que no pueden combatir dialécticamente: por unos miles de euros siempre se puede subcontratar una buena granja de bots. Es lo divertido de los adalides de la libertad de expresión, les suele molestar cuando el resto la emplea para desmontar la falacia del mejor de los sistemas posibles. Y esta libertad de expresión fue uno de los motivos por los que, en principio, proyectos supremacistas conseguían hostings [sitios donde albergarse] a los que hoy día tienen mucho más difícil el acceso (como pudo ser el caso de Go Daddy).

En todo caso, la ultraderecha se mueve y fija objetivos cada vez más cercanos.  Si no les dejamos tomar las calles, tampoco dejaremos que lo hagan con las redes.         


 

NdR. Hemos optado por "traducir" entre corchetes ciertas expresiones que complican bastante la lectura del texto a los no iniciados en el mundo de internet. Toda nuestra solidaridad a los medios y proyectos atacados.

La apariencia como forma de lucha es un cáncer. El debate está en la calle, la lucha cara a cara. Usándolo mal internet nos mata y encarcela. Piensa, actúa y rebelate. En las aceras está el campo de batalla.

 

Extraído de: https://www.alasbarricadas.org/noticias/node/46917

 

Más info:

> https://www.elsaltodiario.com/libertad-expresion/el-salto-y-la-marea-unidas-frente-al-ataque-a-la-libertad-de-informacion

> https://www.algranoextremadura.org/estatal/2021/12/01/ataques-continuados-de-denegacion-de-servicio-contra-medios-de-comunicacion/

 


 


Antes de empezar a usar la sigla GAL, a finales de 1983, para reivindicar los atentados de guerra sucia, se sirvieron de otras muchas "organizaciones": Anti-Terrorismo ETA (ATE), Batallón Vasco-Español (BVE), Triple A, Grupos Armados Españoles (GAE)... Además, muchos atentados ni siquiera los reivindicaron. Todos sabemos algo de lo que pasó en El Café Largo Adios en Valladolid o del asalto a la Universidad; o, en Euskalherria, por ejemplo,  los tres atentados que hicieron el 21 de setiembre de 1980, el mismo día, en Durango, Etxebarri y Andoain. En todo caso, la gran mayoría de los atentados quedaron completamente impunes. Sobre todo los cometidos en la Euskal Herria bajo administración española, pero también los cometidos en Iparralde, donde hubo tres campañas de guerra sucia contra la comunidad de refugiados políticos vascos.

En efecto, antes de la campaña de los GAL, iniciada en octubre de 1983, hubo otras dos, la primera de las cuales tuvo lugar entre abril de 1975 y octubre de 1976. Una campaña que se saldó con numerosos atentados con explosivos, varios intentos de asesinato frustrados, contra Txomin Iturbe, Josu Urrutikoetxea, Tomás Pérez Revilla…, y la desaparición del dirigente de ETA Eduardo Moreno Bergaretxe ‘‘Pertur’’.


Después, durante un año y casi nueve meses, no hubo atentado alguno en Iparralde, pero en cuanto las autoridades españolas lo consideraron necesario, volvieron a las andadas, asesinando, el 2 de julio de 1978, a Agurtzane Arregi. Su marido, el histórico militante de ETA Juanjo Etxabe, recibió una decena de balas, pero salvó la vida. Aquel atentado dio inicio a la segunda campaña de guerra sucia, que duró hasta marzo de 1981 y fue mucho más cruenta que la anterior: ocho muertos y otro desaparecido, Joxe Miguel Etxeberria ‘‘Naparra’’, dirigente de los Comandos Autónomos Anticapitalistas.


También intentaron secuestrar y hacer desaparecer a la refugiada Arantxa Sasiain quien se libró de puro milagro. Cuatro años después, volvieron a intentar secuestrar a un dirigente de los Autónomos, Joxe Luis Salegi ‘‘Txipi’’ y poco después lo consiguieron en el caso de Lasa y Zabala.


El atentado más importante de esa segunda campaña fue sin duda el que costó la vida, el 21 de diciembre de 1978, al dirigente de ETA José Miguel Beñaran ‘‘Argala’’ y en 1979 asesinaron a otros tres refugiados políticos: Enrike Álvarez ‘‘Korta’’, Jon Lopategi ‘‘Pantu’’ y Justo Elizaran ‘‘Periko’’. Muchos más dejaron sus vidas en años posteriores.


En 1980 volvieron a repetirse los atentados en Iparralde y uno de ellos dejó en absoluta evidencia a las autoridades españolas: tres mercenarios ametrallaron el bar Hendayais, el 23 de noviembre de 1980, y mataron a dos personas que nada tenían que ver con los refugiados e hirieron a otras diez. Tras ello, atravesaron violentamente la frontera en un vehículo y mostraron a los policías españoles el número de teléfono del comisario Ballesteros quien ordenó, y consiguió, que los asesinos fueran puestos en libertad y se ocultara su identidad.

El último atentado de esa segunda campaña de guerra sucia en Iparralde se produjo en Donibane Lohizune y estuvo dirigido contra Eugenio Etxebeste ‘‘Antxon’’. De nuevo, como en la campaña anterior, volvió a quedar en evidencia que los mercenarios se servían de armas y municiones adquiridas por las Fuerzas de Seguridad españolas. Además, cuando poco después murió el mercenario detenido en dicho atentado, sus familiares reclamaron y obtuvieron una indemnización del Ministerio del Interior español.


El hecho de que hubiesen dejado tantas pruebas en los atentados contra el Hendayais y contra Etxebeste tuvo, sin duda, mucho que ver con la decisión de poner fin a aquella segunda campaña de guerra sucia. En Francia, habían comenzado a gobernar los socialistas junto con los comunistas y, al parecer, las autoridades españolas consideraron demasiado arriesgado continuar cometiendo atentados en Iparralde.

Cuando el PSOE ganó las elecciones, en octubre de 1982, y fue elegido presidente Felipe González, de inmediato empezaron las negociaciones franco-españolas, en las que los españoles dejaron bien clara la gran importancia que concedían a que se tomaran contundentes medidas contra los refugiados políticos vascos.


En cuanto decidieron las medidas a tomar y cómo llevar a cabo la tercera campaña de guerra sucia en Iparralde, los atentados y las medidas contra los refugiados se sucedieron. Unas medidas que se iniciaron con numerosas deportaciones, a las que siguieron las extradiciones y las entregas a los torturadores españoles y unos atentados, reivindicados usando la sigla GAL, que provocaron en Iparralde 26 muertos, ocho de los cuales nada tenían que ver con los refugiados. En aquella tercera campaña, debido a las increíbles chapuzas cometidas por el subcomisario Amedo, quedó aún más en evidencia que eran las autoridades españolas quienes organizaban todos aquellos atentados


A pesar de ello, el estado sigue afirmando que se trató de atentados cometidos por la «organización terrorista GAL» y negando que se tratara en absoluto de terrorismo de Estado. Y otro tanto pretenden en lo que se refiere a todas las demás siglas. Repiten una y otra vez que la guerra sucia la ejecutaron «organizaciones terroristas como los GAL, BVE y demás».

En realidad, todas esas siglas no fueron sino pantallas destinadas a ocultar el terrorismo de Estado, porque está bien claro quién organizó la guerra sucia, recabó información sobre los objetivos, puso esta a disposición de los mercenarios y se encargó de pagarles. Precisamente, sirviéndose de los bien oscuros «fondos reservados» del Estado.

Por eso es tan importante recalcar que las «víctimas de los GAL» y las «víctimas del BVE» son todas ellas víctimas del terrorismo de Estado y que tanto el Estado español como el francés les adeudan verdad, justicia y reparación, con la garantía de que nunca volverá a producirse nada similar. Sus familias, amigos y compañeros de lucha no cejaremos hasta conseguir que se salde esta deuda. ¡Por supuesto que no!





Entendemos que la guerra sucia histórica contra ETA y los CAA es un perfecto ejemplo de lo que pasa, permanentemente, en todos los estados del mundo. No pretendemos solo con esto que se haga un ejercicio de historia o memoria, sino una reflexión y valoración también para el presente y el futuro. La guerra sucia es parte consustancial de la represión del estado y de su terrorismo congénito. 



Este artículo ha sido elaborado a partir de: https://naiz.eus/es/iritzia/articulos/siglas-usadas-en-la-guerra-sucia

 Huelga del metal en la bahía de Cádiz
           La patronal y la burguesía piden sacrificios y paz, los proletarios responden con la lucha.


Durante ya tres días, las empresas del metal de la bahía de Cádiz, ubicadas principalmente en el mismo Cádiz, en Puerto Real, San Fernando y el campo de Gibraltar, están viviendo una huelga general del sector convocada por los grandes sindicatos UGT, CC.OO. y CGT y otros minoritarios que han mostrado su apoyo a las exigencias que se plantean en la negociación del Convenio Colectivo del metal regional.


Esta huelga tiene lugar después de varias semanas de movilizaciones que fueron protagonizadas, en un principio, por los trabajadores de las empresas auxiliares y que finalmente han forzado a una convocatoria masiva por parte de los sindicatos. Aunque la mayor parte de la prensa, excepción hecha de algunos periódicos locales de la bahía para los que la realidad era imposible de ocultar, ha intentado escamotear la noticia de estas movilizaciones y de la huelga de los días 16, 17 y 18, finalmente el nivel alcanzado por los piquetes, las manifestaciones y los enfrentamientos con la policía, ha hecho inevitable que incluso los principales diarios nacionales hayan tenido que dejar de lado su política de silencio respecto a cualquier movilización proletaria en el país y dar noticia de lo sucedido.
De acuerdo a esta prensa, el día 17 en la ciudad de Cádiz los trabajadores han cortado el puente de acceso a la ciudad, han bloqueado con barricadas las principales avenidas próximas a los astilleros y han logrado bloquear la estación de trenes, todo ello entre fuertes enfrentamientos con la policía que recuerdan a las duras huelgas de la época de la reconversión naval.
 

En Puerto Real, las principales empresas (Navantia, Dragados y Alestis) han estado paradas los días de la huelga, con lo que los polígonos de Río San Pedro y El Trocadero no han tenido actividad. Algunas empresas sencillamente han optado por hacer teletrabajar a sus empleados de administración contando con que la totalidad de los operarios harían huelga y con que los piquetes volverían a ser capaces de bloquear completamente los polígonos. Es de destacar que los trabajadores de Airbus Puerto Real, empresa que se rige por un convenio colectivo propio, no han participado en la huelga: una empresa duramente afectada por los planes de relocalización y cierres de la patronal del metal, cuyos trabajadores han librado una larga lucha contra el cierre de la planta, ha sido aislada por los sindicatos de las movilizaciones del conjunto del sector: Un gran ejemplo de la labor de desorganización y sabotaje de la unidad de clase que estas organizaciones dedicadas a garantizar la colaboración entre clases ejercen siempre.
 

En San Fernando los trabajadores se han enfrentado durante varias horas a la policía, llegando a incendiar un coche que parecía ser de la Brigada de Información. Así mismo han bloqueado las entradas a los astilleros militares con barricadas ardiendo, haciendo total el paro en el metal de la ciudad.
Después de estas jornadas de huelga, la situación continúa prácticamente en la misma situación que hace unas semanas. La Consejería de Empleo de Andalucía ha llamado a los sindicatos CC.OO. y UGT a negociar con la patronal la firma definitiva del nuevo convenio colectivo. Por parte de los sindicatos, la exigencia principal es que el actual convenio acabe en 2021 y en 2022 se abone un incremento salarial en función de la inflación “en plazos negociables”. Por parte de la patronal, se busca prorrogar el convenio hasta 2023 aplicando subidas salariales del 0,5% y 1,5% durante los dos próximos años, suprimir dos pagas extraordinarias y otras medidas organizativas.
Por su parte los sindicatos, con UGT a la cabeza, han condenado la “violencia” de los trabajadores y han llamado a la calma. Los líderes sindicales, significativamente, han insistido ante la prensa en que ellos están con los trabajadores, se entiende que a modo de justificación por haber dejado a su suerte, durante los últimos meses, a los proletarios de las industrias auxiliares tal y como denuncian organizaciones como la Coordinadora de Trabajadores del Metal, corriente autónoma que ha tenido una cierta presencia en las movilizaciones de las últimas semanas organizando a un buen número de proletarios descontentos con la política tradicional de CC.OO. y UGT.

La lucha de los proletarios del metal en la bahía de Cádiz tiene una importancia que va más allá de sus reivindicaciones laborales concretas. Antes de que la pandemia y las medidas de restricción de movimientos, cierres empresariales, etc. comenzasen, la crisis en el sector del metal era una realidad cada vez más cercana. Casi dos años después, la situación no ha variado en lo esencial: el sector del metal, muy especialmente las empresas dedicadas a la automoción, han abordado un plan de reestructuración de sus plantas en todo el mundo para, apoyadas por todos los Estados y todos los gobiernos, liquidar la capacidad productiva que les sobra, tanto el exceso de capital constante invertido como el exceso de mano de obra contratada. Esto ha llevado a una ofensiva patronal en toda regla encaminada a cerrar todas las instalaciones consideradas excedentes y rebajar las condiciones laborales de los proletarios que conserven su empleo. Es el caso de Alcoa en Asturias, Nissan en la zona franca de Barcelona, Tubacex en Euskadi o Airbus en Puerto Real. En todas estas empresas, la patronal ha intentado cerrar, despedir o reducir las condiciones laborales de los trabajadores empleados en ellas. Y es el caso, también, de los cientos de empresas que, como las grandes del sector de la automoción, hacen uso de las medidas facilitadas por el gobierno PSOE-Podemos para despedir temporalmente a la mano de obra que no les resulta necesaria en un momento determinado.
 

La lucha de los proletarios del metal en Cádiz, San Fernando y Puerto Real, si bien se plantea en torno a unas exigencias de mínimos salariales, tiene mucha más trascendencia: es la respuesta a unas medidas anti proletarias que la patronal del metal tiene intención de imponer en todo el país. Toma la forma de un enfrentamiento local y parcial, pero da ejemplo a todos los sectores de que, en el próximo año, van a ver cómo sus empresas intentan tomar medidas similares. Respondiendo con la contundencia con la que lo hacen a las exigencias de la patronal, los trabajadores de Cádiz dan un ejemplo de lucha, especialmente en la medida en que con su determinación logran forzar incluso a los sindicatos como CC.OO. y UGT, históricos saboteadores de este tipo de luchas, a colocarse, al menos en apariencia, a su lado para no ser rebasados.

Pero la lucha de los proletarios de la bahía no da ejemplo sólo a los trabajadores del sector del metal. Si las medidas anti obreras que la patronal está tomando en este sector son especialmente duras, es porque para el conjunto de la burguesía el metal es un punto clave: en torno a sus industrias vive buena parte del proletariado fabril en España y este arrastra consigo a los proletarios de muchos otros sectores. En muchas regiones del país, los trabajadores del metal son un factor determinante en las condiciones de existencia del conjunto del proletariado local. En Cádiz, por ejemplo, la región de España donde más paro hay, buena parte de las rentas salariales dependen de este sector. Atacando precisamente ahí, la burguesía pretende golpear al conjunto del proletariado. Es por ello que ha planteado, conjuntamente y a la vez, esta ofensiva. Buscando el mejor momento para ello, justo al finalizar la pandemia pero con las medidas de control social que el Estado ha impuesto aún vigentes, y haciendo acopio de todas las fuerzas disponibles (prensa, organizaciones políticas, etc.) para imponer los términos de la lucha.
A nadie le puede caber ya la menor duda de que los próximos meses van a traer una serie de reformas legales encaminadas a empeorar considerablemente las condiciones de vida de los proletarios: la reforma laboral, que volverá normales los ERTEs en todos los sectores, la reforma de las pensiones, que aumentará el periodo de cotización obligatorio, etc. ya están sobre la mesa para la burguesía española, que cuenta con imponerlas gracias al impagable esfuerzo que PSOE y Podemos están haciendo desde el gobierno para impedir incluso la más mínima respuesta obrera. Junto con estas reformas del marco legal que regula la existencia de los proletarios, las empresas impondrán, sin duda, una serie de rebajas salariales y empeoramiento de las condiciones laborales muy similares a las que siguieron a la crisis de 2008. Y es en este sentido en el que la patronal del metal está abriendo camino, intentando desbaratar cualquier tipo de resistencia y debilitar con ello al conjunto de la clase proletaria. 

Y es por eso que la respuesta que los trabajadores del metal de la bahía tiene una importancia que va más allá de lo local, como la tuvo hace pocos meses la lucha victoriosa de los obreros de Tubacex: ambos son ejemplos de que, en la medida en que los proletarios van más allá de la resignación y de la confianza en las organizaciones del colaboracionismo político y sindical, en la medida en que tienden a desbordar los límites democráticos que la burguesía ha fijado de antemano para la lucha obrera y buscan situarse, aunque sea de manera muy limitada, sobre el terreno de la verdadera lucha de clase, combatiendo con medios y métodos realmente clasistas, rompiendo el aislamiento local o sectorial de su lucha, etc., pueden vencer.

En Cádiz estos días, como en Tubacex hace unas semanas, los proletarios responden a la ofensiva de la patronal (que en el caso de la empresa de Euskadi llegó incluso a ofrecerles cobrar sin trabajar a cambio de cesar su lucha: ¡este es el miedo que tienen a la clase proletaria cuando se comporta como tal!) y aunque sus luchas parecen dos gotas de agua en un océano de total y absoluta paz social, los próximos años van a poner sobre el tapete, para la práctica totalidad de los proletarios, la necesidad de tomar este mismo camino ante un, más que seguro, brutal empeoramiento de sus condiciones de vida. Para hacerlo deberán saber romper con la política tradicional de colaboración entre clases, de servidumbre para con la burguesía, que las organizaciones oportunistas en el terreno sindical (CC.OO. y UGT, por ejemplo) y político (PSOE y UP, ambos partidos del gobierno) quieren conservar a cualquier precio para evitar que la fuerza de la clase proletaria desborde los márgenes del sometimiento que le han impuesto.


¡Por la reanudación de la lucha de clase del proletariado!
¡Por la solidaridad de clase entre todos los proletarios!
¡Por el renacimiento de organismos proletarios de lucha, independientes de las prácticas del colaboracionismo interclasista!


18/11/2021

Partido Comunista Internacional (El Proletario) -
www.pcint.org



Los compas del 27-F en "libertad" bajo fianza (10 de noviembre 2021)



------------------------------

----------------------------------
Hola compañerxs!
Tenemos que corregir la noticia (disculpas!):
Ayer (10 Nov.) informamos que lxs seis compas anarquistas (27-F) han sido liberadxs, pero desgraciadamente hasta ahora solamente uno de ellxs ha podido pagar la fianza de 40.000€ y ha salido hoy de la prisión.
Esta macro-fianza demuestra la cara fea de la justiicia española/catalana, primero les dejan pagar con 8 meses y medio de prisión y después viendo  que su brazo politico izquierdo (del gobierno catalán) está fuertemente metido, son tan agradecidos de robar un montón de pasta a lxs anarquistas, sus amigxs
y familias aunque no puedan realmente probar sus fantasiosas acusaciones.
Así que esto es un llamamiento para hacer algunas acciones de solidaridad para poder sacar a nuestrxs compas fuera de los muros del talego!
 
 
Información anterior:

Los seis compañeros anarquistas que permanecieron los últimos 8 meses en prisión preventiva cerca de Barcelona (C.P. Brians 1) fueron liberados bajo la obligación de pagar 40.000€  de fianza... ¡cada unx!, acusadxs de asociación ilícita y de actuar de forma coordinada para la ejecución de acciones violentas, como quemar un furgón policial en la Rambla durante los 10 días de disturbios de febrero en Barcelona en las protestas por la liberación del rapero político Pablo Hasel.

El último comunicado del magistrado dice que la antigua acusación de 'intento de asesinato'
(el policía dentro de la furgoneta) ya no es en realidad porque algunos bomberos-expertos declararon
que el peligro del líquido ardiente fuera de la furgoneta para el policía dentro era muy pequeño.

El partido de 'izquierda-radical' CUP, que organizó la manifestación del 27 de febrero, no ha
presionado al actual gobierno catalán (del que forma parte) para liberar a lxs compañerxs,
ni siquiera hicieron ningún llamamiento de solidaridad por su parte.

______________________________


 27-F compas "free" on bail (10th Nov. 2021)

Hey compas!
We have to correct the information (sorry):
Yesterday (10th Nov.) we informed that the six anarchist comrades (27-F)
became free by bail, but unfortunately until now just one of them was able
to pay the bail of 40.000€ and was released of the prison today.
This macro-bail shows the ugly face of spanish/catalan justice, first letting them
pay 8,5 month of jail and then after seeing that the political left arm (of the catalan gouvernment)
is heavily involved to be soo grateful to steal to the anarchists and their friends and
families a bunch of money...!Even that they can' t really prove their accusations 
So this is a call to everyone to do some solidarity-action to get out our comrades from the prison-walls!

Before:
The six anarchist comrades who stayed the last 8 month in preventive prison near Barcelona

were liberated under obligation to pay 40.000€ bail each one! Accused of criminal association,
and to act coordinated with violent actions i.e. burning a police-van at the Rambla during
the 10-days-disturbs last February in Barcelona for the liberation of the political rapper Pablo Hazel.
The last communication of the Magistrary says that the former accusation 'intent to kill'
(the cop inside the van) isn´t anymore actual because some fireman-experts found out
that the danger of the burning liquid outside the van for the cop inside were very small.
The leftwing party CUP who had organized the demonstration on 27 February didn't any
pressure to the actual catalan gouvernment (which they form part) to liberate the six comrades,
not even did any solidarity act from them!





 




La Biblioteca Anarquista La Maldita comenzó su andadura asamblearia y autogestionada hace 12 años ya, en el ardiente barrio de Gamonal de Burgos. Y en efecto ha llovido mucho desde entonces, y obstáculos y tropezones. Pero como dicen con sus propias palabras, "si algo tenemos claro y la experiencia nos ha demostrado es que en los tiempos que corren el anarquismo y los espacios libertarios tienen más razón de ser aún si cabe que cuando empezamos, allá por el 2009".

Y para demostrarlo con hechos se han trasladado a una nueva dirección, en la calle Pablo Casals número 17.

Y nada mejor que celebrarlo con unas bien nutridas y variadas Jornadas de inauguración del nuevo local.


Y la Salamandra no ha querido perderse tal ocasión, por lo que el Grupo Surrealista de Madrid presentará este sábado 6, a las 19.00 h., en el marco de estas Jornadas, el nuevo número 23-24 de la revista más esporádica, cosmogónica, excéntrica, internacionalista, desesperada y utopista del mundo.

Las puertas de la Biblioteca están abiertas, y las páginas de Salamandra también.

¡Pásate por La Maldita!
 

Intervendrán: José Manuel Rojo, Andrés Devesa y Vicente Gutiérrez Escudero.


Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita, calle Pablo Casals número 17 (Gamonal, Burgos)

Día y hora: 6 de noviembre de 2021, 19.00.


Texto de La Maldita e información sobre las jornadas de inauguración del nuevo espacio: https://diariodevurgos.com/dvwps/jornadas-de-inauguracion-del-nuevo-local-de-la-biblioteca-la-maldita.php

A modo de aperitivo: enlace a la lectura del sumario y ‘Aviso al lector’ del nuevo número de Salamandra.

Más sobre la revista Salamandra nº23-24: http://valladolorenlabiblioteca.blogspot.com/2021/07/revista-salamandra-n-23-24.html

 

Hoy, 28 de Octubre se está produciendo una Huelga a nivel estatal por la estabilidad de los trabajadores públicos temporales. En este momento, mientras redactamos esto, trabajadores y solidarios se concentran en la Plaza Mayor de Valladolid.

 
Según la Plataforma de Trabajadores Temporales de Castilla y León, el tribunal de justicia de la unión europea (TJUE) en sus sentencias, ha defendido la existencia de abuso de temporalidad y ha exigido al Gobierno de España que sancione dicho abuso con la estabilidad de los trabajadores que lo sufren o con indemnizaciones efectivas y disuasiorias para todos los abusados. Así las cosas, la comisión europea tiene un procedimiento de infracción abierto contra el Estado español por las miles de denuncias de afectados, asociaciones de interinos y abogados de las víctimas. La directiva 1999/70/CE es la que, según la plataforma, avala a los trabajadores interinos.
 
De esto, los convocantes extraen que si llevas más de 3 años (o se han incumplido los plazos o condiciones de tu contrato o nombramiento) cubriendo una(s) plaza(s) o puesto(s) estructural de manera inimterrumpida o concatenando contratos, haciendo funciones permanentes con un contrato temporal como interino, laboral temporal o estatutario  interino puedes estar en abuso de temporalidad. Desde esta perspectiva, es evidente que es la propia administración la que ha generado el abuso por incumplir la normativa estatal y comunitaria.
 
En el congreso de los diputados se está tramitando durante este mes de Octubre el proyecto de ley de medidas urgentes para reducir la temporalidad en el empleo público.Abogados y plataformas de interinos han participado en la elaboración de las enmiendas para modificar el texto inicial del RDL 14/2021 más conocido como el ICETAZO cuyas medidas de continuar con procesos selectivos “de falsa estabilización” supondrán que cientos de empleados públicos  temporales se vayan a la calle sin ningún tipo de compensación.
 
Muchos trabajadores públicos temporales llevan años en esta lucha. La temporalidad en el sector público representa al menos el 30% de las plazas en muchos sectores de la administración.
 
 
LA TEMPORALIDAD Y LA EVENTUALIDAD no son exclusivas de la función pública. 
A pesar de que los convocantes hablaban de que en el sector privado ya se cumple esta normativa, la realidad es que no es así: en el sector privado, nadie llega a estar tanto tiempo en la empresa, pero porque les despiden antes de llegar a los tres años. Ahí está el sistema relevo, los contratos a 6 meses (como máximo renovables hasta un año), etc., etc. La cuestión no está en hacer cumplir una normativa solamente, sino en luchar contra la temporalidad verdaderamente, tanto en el sector público como en el sector privado.
 
LA FALTA DE APOYO real de los sindicatos a las movilizaciones de los interinos son una clara muestra de corporativismo, de pasividad, de conformismo... poco podemos esperar de los sindicatos vendidos al capital. Pero el hecho de subrayar que la "huelga es legal" como hace la plataforma no les exime  de sus muchos errores en esta convocatoria: "si eres interino, esta huelga te concierne". Claro, y si eres fijo o si eres aspirante. Unos y otros estáis favoreciendo de un modo u otro la DIVISIÓN entre los trabajadores, fijos, temporales o en paro.

ANTE ESTA SITUACIÓN, y a pesar de diferencias, debemos luchar junto a los interinos, eventuales y precarios, evidentemente:
 
POR LA ESTABILIDAD DE LOS TRABAJADORES PÚBLICOS
POR LA ESTABILIDAD EN EL EMPLEO PÚBLICO Y PRIVADO
 
Oposición libre : más plazas, más personal.
Estabilización de todos los interinos que lleven más de dos años. Todos los interinos a fijos.
Que los fijos y estables se solidaricen con los precarios y eventuales, 
 
Que la SOLIDARIDAD DE CLASE sea nuestra herramienta 
y la UNIDAD DE LA CLASE nuestro objetivo.
 
 


Ver más:
Cataluña, Huelga en las administraciones públicas: http://alasbarricadas.org/noticias/node/46816

 

 

Hoy miércoles 20, a las 12h se ha producido una concentración en la Estación de Valladolid-Campo Grande para reclamar un tren social, sostenible, regional. Por la tarde, el mismo miércoles 20, a las 19:30 en Palencia (edificio de los sindicatos) ha tenido lugar una charla-debate sobre «Propuestas para un Ferrocarril Público, Social y Sostenible» entre las propuestas establecer unas Cercanías ferroviarias entre Palencia y Medina del Campo, más necesarias que nunca como alternativa al coche.

El jueves 21 a las 18:30 habrá en León una marcha desde el Apeadero La Asunción (FEVE) a la estación de Matallana, aún por estrenar tras años terminada. También el jueves 21  a las 19h. en Burgos Concentración ante la Subdelegación del gobierno. El viernes 22 a las 18h en Salamanca manifestación que partirá a las 18h desde la Glorieta de CyL y terminar en la Plaza de la Constitución. En Zamora habrá una concentración el sábado 23 a las 12h en Plaza de la Constitución.

Finalmente, el domingo 24 será la manifestación en donde confluiremos todos los territorios en Madrid a las 12h desde la Plaza de Tirso de Molina hasta Atocha. Todas estas movilizaciones se enmarcan en la lucha por el tren como medio de transporte más sostenible y seguro.

 

 

 

Sobre la línea Medina del Campo - Valladolid - Palencia.

Los concentrados han reclamado un ferrocarril metropolitano, con una estación en Santovenia, otra en la zona sur y las dos existentes que se una a la propuesta de corredor de Cercanías entre Medina, Valladolid y Palencia. La propuesta de corredor de cercanías para la zona metropolitana de Valladolid, presentada en 2015, está paralizada desde entonces. Pretende fomentar y potenciar el eje Valladolid-Medina-Palencia con trenes reagionales y de cercanías que den servicio a la necesidad diaria de miles de usuarios, trabajadores y estudiantes en su mayor parte, que han visto como se reducían los horarios de esta ruta durante los últimos años y más aún a raíz de la pandemia y los recortes derivados del estado de alarma. Es urgente recuperarlo teniendo en cuenta el grave problema climatico y de movilidad que se presenta en los próximos años, derivado de la crisis climática y de la crisis de la automoción y el consumo de energías fósiles.
 
En los últimos años, las inversiones en el ave se han comido todo el dinero del tren, y el cercanías y los trenes regionales se están abandonando. Al cierre de vías y rutas (como la de Ariza, perdida hace tiempo), se unen los recortes de la pandemia que han limitado enormemente los horarios y la movilidad de los viajeros, lo que provoca que muchos de ellos estén recurriendo al transporte particular. Es evidente que esto es justamente lo contrario de lo que necesitaría una "movilidad sostenible".

Los convocantes han reclamado inversiones en cercanías y regionales y aumento de todos los horarios que fueron recortados en la pandemia y que impiden que la gente acuda a trabajar o estudiar en horarios normales. Han defendido el tren como medio más sostenible (asegurando que el tren es potencialmente mucho más verde de lo que es ahora) y lo han relacionado también con el uso de la Bicicleta y el tren, perfectamente compatibles y a todas luces una solución de movilidad mucho más adecuada para el respeto del planeta.

 
 
 

Los Talleres de Renfe. El tren regional y el soterramiento.

También se han referido a los nuevos talleres de RENFE (recordamos que los antiguos talleres de Farnesio ya están cerrados), afirmando que existen "peleas" por las cargas de trabajo con otros talleres (Madrid, Toledo), que el taller está infrautilizado, aunque está prácticalente al 100 x 100, pero que tiene disponibilidad para bastante más carga de trabajo, más personal, etc... Que los talleres estén ya a pleno rendimiento es una buena noticia, pero esto es solo el primer paso.

Las obras del desvío de mercancías -desvío que, según la propuesta realizada, podría ser también utilizado para un segundo recorrido que incluyera el Polígono San Cristobal, la Cistérniga, etc.- siguen avanzando aún lentamente. Y nadie puede saber cuando se abrirá realmente ese desvío, de gran importancia para los barrios por los que pasa el tren. 
 
Las supuestas molestias (ruido) que genera el tren se deben a un 99% al tráfico de mercancías pesadas, como bobinas de acero, grandes trenes de contenedores, o los kilométricos trenes de vehículos que salen de las factorías vallisoletanas. Una vez desviado el tráfico de mercancías, el ruido del tren y sus molestias se reducirán a mínimos. Y aquí llegamos al otro problema: los que aún defienden el soterramiento sin preocuparse en absoluto del tren, de la movilidad y de las condiciones de vida de los que sobrevivimos en los barrios de la Zona Este y alrededores del tren.

Según los defensores del soterramiento, la vía es un muro que separa a los pobres de los ricos... o algo así. Pero la realidad es muy distinta de lo que ven estos pequeños propietarios y los que quieren utilizar el soterramiento como arma política para ganar elecciones (sea dentro del PSOE, sea el PP o sean los del moco verde). Toda su propaganda se basa en manipulación y engaños:

 

      1. La diferencia económica y social no se debe a la vía del tren. Un solo ejemplo: la zona con menor renta en Valladolid es La Rondilla-Barrio España que se encuentran más allá del tren en la zona norte de la ciudad. Solo unos metros más allá está la zona más rica (Paseo Isabel La Católica-Plaza de España), y no hay ningún muro que separe ambas zonas. 

      2. No es el tren lo que nos separa, es la clase social. Es cierto que los barrios del Este son pobres, pero porque son obreros y se construyeron junto a los centros de trabajo: los talleres de Renfe (Delicias), los polígonos de Argales, la carretera de Soria y el Polígono de San Cristóbal. Eliminando un muro de un tren no se combate la desigualdad: solo se embellecería una parte, se beneficiaría a unos pocos (los de siempre) y se empobrecería y/o se expulsaría a todos los demás.

      3. La operación del soterramiento no supone una mejora de la economía de los habitantes de los barrios. Solo, y hasta cierto punto, podría suponer una subida del precio de los pisos: es decir, solo mejoraría la economía de algunos que sean propietarios. Porque todos los que estámos alquilados y la mayoría de los propietarios veríamos que no solo suben los pisos (luego las hipotecas, los alquileres, etc.) sino que también subiría el pan y casi cualquier otra cosa. El soterramiento, además, generaría un proceso de gentrificación a todos los niveles que cambiaría nuestros barrios para siempre, desplazando a la población más pobre a los nuevos márgenes (¿las autovías, las rondas?).

      4. El soterramiento es una operación especulativa, sí o sí, y además no favorecería una ciudad humana y habitable sino una ciudad de autovías y coches. La supuesta barrera del tren sería sustituida por una barrera de automoviles que contaminarían más el aire, mucho más, que el tren y que harían ruido constantemente. Un tren de cercanías (con las mercancías desviadas) es menos ruidoso y contaminante que cualquier carretera que quieran poner donde están ahora las vías. No solo eso, las supuestas zonas verdes de las que hablan serían también objeto de la especulación inmobiliaria: el soterramiento realizado en Gijón de la estación del FEVE, por ejemplo, ha quitado el tren del centro, ha reducido la movilidad y ha dejado un "solarón" en medio que se disputan las constructoras a pesar de que los vecinos piden zona verde.

       5. El soterramiento era una solución... en el siglo pasado. La reivindicación del soterramiento nació de las movilizaciones vecinales de los 70 y 80 que pensaban que la ciudad acababa en la carretera de Circunvalación...  Frente a una sociedad que se preocupa por el medio ambiente y la sostenibilidad, el proyecto anterior conllevaba el olvido total de cualquier cuestión de este estilo, eliminando vías (las del tren regional), construyendo carreteras, etc. El soterramiento proyectado ELIMINABA totalmente las vías de cercanías, dejando solo vías para el AVE, lo que supone favorecer, de nuevo, a solo una pequeña parte de la población.



POR UN TREN SOCIAL. CONTRA EL SOTERRAMIENTO. 
Contra la especulación y contra el capital.



______________________
Otros textos anteriores:

Más información:

 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

Anticarcelario / contra la sociedad cárcel

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."