LA GUERRA CONTINUA

 

 

En la sociedad capitalista, las guerras, como los muertos, también tienen categorías. Hay guerras de primera (Ucrania) y guerras de segunda (Yemen). Como hay muertos de primera (los soldados de la OTAN o de sus aliados) y muertos de segunda y de tercera…

Entre los muertos de la última fila, los olvidados, están siempre los muertos que pone la clase trabajadora día a día. Tanto en la guerra abierta (como carne de cañón) como en la guerra soterrada y cotidiana que sufrimos en el puesto de trabajo (como fuerza de trabajo para ser explotada).

Cada año mueren cerca de 700 trabajadores en el Estado español, asesinados en su puesto de trabajo o acudiendo a él. Según datos de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) en un año como 2018, justo antes de la pandemia, murieron en el mundo 2.780.000 trabajadores, por enfermedades contraídas en el trabajo o directamente por accidentes en el trabajo (400.000). En los últimos diez años, cerca de 30 millones de trabajadores pierden la vida a causa de las condiciones de trabajo en las que son obligados a ganar su salario. Y sabemos que los datos oficiales no suelen incluir todos los fallecidos (por ejemplo, los muertos en accidentes de tráfico “in itinere” o casos de infarto).

Las poblaciones que viven en las cercanías de incineradoras e industrias que emiten sustancias tóxicas sufren importantes aumentos de la mortalidad por cáncer (como el mesotelioma provocado por amianto o los cánceres provocados por “polvo negro”). Estamos hablando de muertes programadas y sufrimiento para miles de personas. Si a esto sumamos los trabajadores que quedan enfermos, lisiados o mutilados para el resto de su vida a causa de incidentes ocurridos durante el trabajo, el número total de trabajadores heridos, enfermos o mutilados en “tiempos de paz” sería seguramente 10 veces más.

El capital no tiene ningún escrúpulo en la explotación de la fuerza de trabajo, ningún escrúpulo para mandarnos matar… Ni el capital internacional, ni el español ni el vallisoletano.

Los accidentes nunca han cesado, pero después de la pandemia los aumentos han sido significativos en todos los sectores. Estos incrementos se dan por el deterioro de las condiciones laborales, el aumento de los ritmos, de las cargas de trabajo. En lo que va de año han muerto en territorio castellano 53 trabajadores (23 en Madrid, 14 en Castilla la Mancha, 16 en Castilla y León). En la provincia de Valladolid han fallecido en este primer semestre 4 trabajadores, y en la mayor parte de los casos se podía haber evitado, como en estos dos ejemplos, los dos últimos trabajadores fallecidos:

   - Un muerto en ACOR por caída (en un silo)… de la misma manera que se produjo otro muerto en la misma factoría en 2016. ¿No han tenido tiempo de implementar las medidas de seguridad para los trabajos en altura? ACOR CULPABLE.

   - Un muerto en METALÚRGICAS OVIEDO por aplastamiento… la plancha que le aplastó estaba sujeta por enganches en mal estado según había denunciado el sindicato UGT ¿Y por qué se seguía trabajando sin cambiar los enganches? ¿y por qué si UGT lo sabía no paró la actividad en la fábrica.


Los “accidentes laborales” son la punta del iceberg de la masacre cotidiana de la clase trabajadora. Son la parte visible de la guerra permanente que sufrimos los trabajadores. Este terrorismo patronal es una constante que domina el medio del trabajo por el miedo: miedo al despido, miedo al castigo, miedo a la represión laboral y sindical, miedo al paro, miedo al accidente en el trabajo, miedo a perder la vida yendo al trabajo, miedo a no llegar a fin de mes… Los accidentes laborales no los van a parar la empresa ni los sindicatos. Somos los propios trabajadores los que debemos imponer las condiciones de seguridad y prevención de riesgos en el trabajo.

Para el empresario, la seguridad es un coste. Rara vez le importa de verdad, menos aún en estos tiempos en los que los márgenes de beneficios peligran por la competencia desaforada de las distintas burguesías entre sí.

Los sindicatos claman para que “se extreme la vigilancia en el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”, o por “planes de choque”… pero llevan años pactando con los empresarios en el marco del diálogo social y las muertes y los accidentes no dejan de crecer.

La lucha contra las desgracias, nocividades, enfermedades y muertes en el trabajo debe ser parte de la lucha para reducir ritmos de trabajo, reducir la intensidad y duración de la jornada laboral y por el aumento de los descansos, especialmente donde se trabaje con mayor riesgo. Es imprescindible que los trabajadores nos organicemos por objetivos e intereses propios, contra cualquier colaboración con nuestros asesinos. Es imprescindible que la lucha se lleve a cabo con medios y métodos de clase y que enfrente, al mismo tiempo, a los patronos y capitalistas y a los sindicalistas y oportunistas que blanquean la explotación.

Los patrones los llaman accidentes. Los “sindicalistas”, accidentes laborales. NOSOTROS LOS LLAMAMOS POR SU VERDADERO NOMBRE: ASESINATOS.
 

 

Junio 2022 / 323                                   Comité de Solidaridad de los Trabajadores

 

 


 


El incendio forestal de la reserva de la Sierra de la Culebra, en Zamora, es ya el mayor registrado en España en el siglo XXI. Actualmente, se encuentra estabilizado y sin llama, según fuentes del operativo desplegado. El fuego, que se declaró el pasado miércoles, ha arrasado ya 30.800 hectáreas en un perímetro de 120,88 kilómetros. Casi la mitad de la superficie afectada corresponde a zonas arboladas, tanto pinares de aprovechamiento micológico como castaños centenarios y bosques de gran importancia ambiental por ser refugio del lobo ibérico y otras especies.  

El fuego, que se declaró entre las 20:00 y las 21:00 horas del 15 de junio, aparentemente por los rayos de una tormenta seca, con varios focos de inicio simultáneo, se intensificó por las altas temperaturas, la baja humedad y los vientos de hasta 70 kilómetros por hora. Los fuertes vientos y el calor continuaron complicando los trabajos, y el viernes 17 se contabilizaban cerca de 7.000 hectáreas por la mañana y 10.800 por la tarde y ocho municipios fueron desalojados. El sábado 18 terminó con más de 25.000 hectáreas quemadas, el corte de la línea del AVE Orense-Zamora y otros once pueblos desalojados. Al fin, el clima favorable por segunda noche consecutiva en la provincia ha ayudado en las labores de extinción y la evolución positiva ha permitido este lunes bajar su nivel de peligrosidad de dos a uno (en una escala de cero a tres). A pesar de la gravedad y extensión del incendio, nunca se declaró el nivel 3, como muchos vecinos exigían.

Las llamas obligaron a evacuar a más de 1.250 personas de una veintena de localidades. El fuego ha afectado principalmente a la Sierra de la Culebra, un enclave medioambiental que forma parte de la reserva de la biosfera Meseta Ibérica y que cuenta con la mayor concentración peninsular de lobos y grandes poblaciones de ciervos y corzos. También se extendió por el valle de Tera, obligando a cortar dos carreteras nacionales y la línea del AVE Madrid-Galicia. Desde el punto de vista medioambiental, el incendio constituye una catástrofe "con mayúsculas", al destruir en cinco días un espacio singular para la flora y fauna que constituía una "encrucijada de biodiversidad", con plantas y animales de ambientes tanto mediterráneos como atlántico. El incendio ha llegado en una época de cría y reproducción de especies que agranda aún más las consecuencias desde el punto de vista de la biodiversidad. En el territorio carbonizado estaban asentadas ocho manadas de lobos, por lo que "muy probablemente" se hayan perdido las crías de tres o cuatro manadas. No menos importante es la pérdida de flora y, especialmente, de la riqueza micológica de un territorio en el que abundaban los boletus edulis y los boletus pinícola, que además constituían una importante fuente de ingresos económicos para la población local con el agravante de que el boletus pinícola es una especie que no sale hasta 50 o 60 años después de plantarse los pinares.



LA INACCIÓN Y LA MALA GESTIÓN DE LA JUNTA SON LAS CAUSANTES DEL INCENDIO Y DE SUS CONSECUENCIAS

Los vecinos afectados han comenzado a pedir responsabilidades por la gestión política de este desastre medioambiental: "Contra una desgracia así es difícil luchar, pero si hubiese habido una política medioambiental en condiciones habrían sido bastante menos de las 30.000 hectáreas calcinadas", ha argumentado la portavoz del grupo "La Culebra no se calla".

El descontento vecinal con las labores de extinción se hizo ya visible este domingo en Villanueva de Valrojo, cuando un grupo de vecinos increpó, insultó y obstaculizó el paso de los coches oficiales de la comitiva de la Junta de Castilla y León que se habían desplazado al incendio. El foco de la ira y la mofa se lo ha llevado el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y su comitiva. Su irrupción en el lugar de los hechos vestido como si fuera de safari es una prueba fehaciente de lo alejado que está de la realidad de nuestro campo (v.https://www.leonoticias.com/castillayleon/vecinos-valrojo-patean-20220620092657-nt.html). 

Exigir ayudas urgentes para la recuperación de la zona afectada por el incendio de la Sierra de La Culebra, promover más recursos contra los incendios, activar el operativo todo el año y saldar responsabilidades políticas; son las principales demandas de la manifestación que promueve para hoy la plataforma ciudadana "La Culebra no se calla", creada en las últimas horas a consecuencia del incendio de la Sierra de la Culebra.

La idea de la plataforma es "reunir al mayor número de gente posible en la concentración" en la que está prevista que exijan la dimisión del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones (v. al final de esta noticia el MANIFIESTO de los convocantes).


POR SU PARTE, los bomberos y trabajadores de la extinción de incendios llevan meses (si no años) denunciando la política de la Junta tanto en lo laboral como en la cuestión fundamental de la prevención de incendios. Los Bomberos Forestales de Castilla y León se van a manifestar frente a las Cortes de VALLADOLID para pedir explicaciones de porque el operativo de incendios está a menos del 40% y pedir responsabilidades por el incendio de la Sierra de la Culebra.

 Denuncian la total falta de previsión y prevención: durante el año, la mayor parte del personal es despedido quedando un mínimo de bomberos de servicio, al mismo tiempo, se reproduce por doquier la falta de personal en los montes, la falta de cuidado y protección de nuestros bosques se agudiza año tras año... Muchos nos hemos acordado de unas palabras del consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que aseguró en 2018 que "mantener el operativo de incendios todo el año es absurdo y, además, un despilfarro". Pues aquí están las consecuencias de esa forma de actuar y de pensar. 

[Noticia de la concentraciónhttps://www.eldiario.es/castilla-y-leon/bomberos-forestales-castilla-leon-claman-derechos-labores-junta_1_9107688.html]



DRAMAS, INCENDIOS Y SINIESTROS ... 

SÍNTOMAS DE LA DECADENCIA SOCIAL A LA QUE NOS CONDUCE EL CAPITAL

Muchos vecinos de los pueblos de la Carballeda o Aliste llevan años denunciando el abandono de esta zona por parte de todas las instituciones. No son pocos los que preferirían pertenecer al vecino Portugal incluso, ya que se comprueba solo con la vista que las zonas lusas limítrofes tienen al menos inversión (solo falta ver las carreteras como cambian al pasar de un país a otro). La Zona oeste de Zamora (en parte como toda la franja occidental desde Asturias hasta Extremadura) es una de las zonas más abandonadas por las instituciones y empresas... ¿Por qué? No es lo mismo lo que sucede en las zonas "exmineras" de León o Asturias que en estas zonas zamoranas, pero sí es la misma zona que ha quedado fuera de los ejes de desarrollo y dominio capitalista... la división entre campo y ciudad es aquí tan extrema que sirve perfectamente para ejemplificar como EN EL SISTEMA CAPITALISTA NO HAY SENTIMIENTOS: las tierras, los pueblos... son esquilmados hasta la última gota y luego arrojados al vertedero de la historia sin miramientos. Al capital, a sus gestores, a los burgueses en general, solo les importa el BENEFICIO y su propio pellejo.

Se puede establecer una ley económica y social que establece la existencia de un paralelismo claro: cuanto mayor es la explotación de la vida y el trabajo humano, menor es la defensa racional del ambiente natural, en su sentido más amplio. El capitalismo no ve la tierra como tierra, sino como recursos que explotar; los capitalistas no piensan en un incendio como una pérdida irreparable para nuestra naturaleza y nuestro entorno, sino como leña, suelo y una "excelente oportunidad para el negocio"... Gastar en prevención es, para ellos, algo superfluo y/o contraproducente: para qué van a prevenir si se puede reconstruir después. Como en la guerra, lo importante es el negocio, no las personas ni la naturaleza.

No solo la civilización burguesa es la causa directa o indirecta de esta catástrofe por su sed de beneficio, también se ha revelado y se revela cada vez más impotente para organizar una protección eficaz, donde la prevención no sea una "actividad rentable". El año pasado se quemaron 22.000 hectáreas en Ávila: ¿se ha aprendido algo? Pues este año se han quemado 30.000....  

El modo de producción capitalista presupone el dominio del hombre sobre la naturaleza. Esto, por supuesto, presupone a su vez la guerra de la naturaleza contra el hombre y viceversa. El incendio de la Culebra es una prueba más de esta verdad. Ya no basta con "estar indignados", ser "ecologistas" o "defender la tierra", es necesario dar un paso más y ser conscientes de que solo ACABANDO CON EL CAPITALISMO podremos luchar verdaderamente por la vida en la tierra. 


Para servir a los intereses generales de la especie humana, es necesario luchar por constituir al proletariado en clase autónoma. 

Solo la lucha de clase del proletariado independiente podrá destruir el capitalismo y abrir la vía a la sociedad sin clases. 



_______________________

MANIFIESTO ÍNTEGRO para la manifestación de esta tarde en Zamora:


"La incapacidad de la administración autonómica para prever, en plena ola de calor, el peor incendio de la historia de ZAMORA y de Castilla y León y la falta (inicial?¿) de medios humanos y materiales, ha obligado a vecinos, trabajadores de la Junta, bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad, y a otros colectivos de profesionales(no se puede dejar de reconocer el trabajo de los medios de extinción que han participado) a enfrentarse a un fuego de dimensiones desconocidas y a correr un peligro que nunca debería haber existido.

Mientras multitud de familias sufrían la angustia y la incertidumbre de un desalojo, cuando éramos conscientes de que la tragedia para flora y fauna se padecerá durante años, nuestros representantes políticos prefirieron cruzarse de brazos y jugar una estrategia política pensando más en unas elecciones que en la seguridad de la ciudadanía.

El día 15 de junio, cuando surgían los primeros focos relacionados con las altas temperaturas y las tormentas eléctricas, y ese mismo día algunas organizaciones aquí presentes denunciaban el peligro y la carencia del operativo de extinción de incendios forestales de la Junta, el consejero de Medio Ambiente de Castilla y León anunciaba con orgullo que los medios anti incendios no estarían disponibles hasta las 00:00 horas del día 1 de julio.

Todavía el 16 de junio, sabiendo la potencial gravedad del incendio, convertido ya en el peor incendio de la historia reciente de Zamora, prefirió mirar a Andalucía.

Si no fuese porque esas declaraciones las hizo en Ávila, podría pensarse que el consejero se encontraba en otro planeta. En medio de una ola de calor sin precedentes, debida al cambio climático que sufrimos, con alertas por meteorología adversa en todo el país, Suárez Quiñones no ha asumido sus responsabilidades al frente de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y en una dejación de funciones imperdonable mantuvo desactivado todo el operativo de extinción de incendios forestales de Castilla y León.

La debacle económica que va a suponer este incendio para nuestros pueblos es difícil de estimar pero son muchos, muchísimos millones euros: ganados, pastos, madera, castañas, setas, turismo,  La Junta de CyL nunca va poder resarcir estas pérdidas económicas y tampoco la perdida de futuro que este incendio significa para la SIERRA DE LA CULEBRA.

La sociedad civil reunida en esta concentración alza aquí su voz para mostrar su total desacuerdo ante la pasividad de la Junta de Castilla y León, responsable del trágico incendio en la Sierra de la Culebra.

- Denunciamos la pésima gestión del incendio y exigimos responsabilidades políticas, empezando por la dimisión del consejero.

- Exigimos más medios, más personal y mejores condiciones laborales; el operativo antiincendios debe funcionar todo el año, desde el 1 de enero al 31 de diciembre.

- Exigimos ayudas sociales y ambientales urgentes para la recuperación de la zona".


_________________

 OTRAS INFORMACIONES:

> https://elpais.com/espana/2022-06-21/la-indignacion-crece-sobre-las-ascuas-del-incendio-en-sierra-de-la-culebra.html

> https://www.publico.es/tremending/2022/06/20/manueco-vestido-de-safari-y-garcia-gallardo-a-lomos-de-un-caballo-las-redes-no-perdonan-su-inoperancia-en-el-incendio-de-zamora/

> https://www.laopiniondezamora.es/zamora-ciudad/2022/06/21/manifestacion-zamora-incendio-sierra-culebra-67460521.html

 [tras los resultados electorales en Andalucía, publicamos este texto aparecido el pasado 17 de junio en el que ya se anunciaba lo sucedido:]

 

 

ELECCIONES EN ANDALUCÍA

HACIA UN GOBIERNO FUERTE DE LA DEMOCRACIA



Las elecciones autonómicas andaluzas del 19 de junio van a suponer un paso más en el declive del “bloque progresista” que gobierna el país en favor de la alianza, explícita o implícita, entre el Partido Popular y Vox. Después de Madrid, donde gobierna el PP con los votos de investidura de Vox, y de Castilla y León, donde el partido de extrema derecha incluso ha entrado en el gobierno autonómico (garantizando, eso sí, la absoluta continuidad con las políticas sostenidas por el PP en solitario), Andalucía será, con casi toda seguridad, el próximo paso hacia el fin del auge de las corrientes de la izquierda parlamentaria nacidas tras el 15M. Estas corrientes están conformadas tanto por la tendencia de Pedro Sánchez dentro del PSOE como por Podemos y las candidaturas locales surgidas junto a este partido tras su éxito en las elecciones europeas de 2014 y su existencia ha recorrido una línea que les ha llevado desde el auge inicial, con el triunfo en las elecciones municipales de ciudades como Madrid, Barcelona, Cádiz, Zaragoza, Valladolid, etc., un periodo de relativa incertidumbre en el que el propio gobierno de España estuvo condicionado por su negativa a participar en él hasta su descenso, que comenzó realmente en 2019 cuando Podemos aceptó formar un gobierno de coalición con el PSOE pero en condiciones notablemente peores que aquellas a las que pudo optar unos años antes.

Hay que recordar que Andalucía, junto con el cinturón industrial de Barcelona y algunas zonas de País Vasco, Asturias o Madrid, ha sido una zona que históricamente ha dado su apoyo al Partido Socialista de manera inequívoca. En el caso andaluz, tanto los proletarios industriales de Cádiz o Málaga como los jornaleros, agricultores pobres, etc. del valle del Guadalquivir, fueron una de las grandes fuerzas sociales del PSOE que gestionó, en estas áreas, la imposición de una serie de amortiguadores sociales frente a la crisis de los años ´80 y la reconversión del sector del metal con la que se desarrolló un gran sistema de relaciones clientelares que tenía como base la gestión del subsidio agrario, la creación de empleo público e incluso vías más oscuras como el reparto de subvenciones discrecionales para comprar la paz social en determinados sectores (caso de la empresa Delphi en 2007, por ejemplo). La finalidad de este sistema ha sido, siempre, comprar la paz social a base de privilegiar a determinados estratos de la burocracia sindical encargados, a su vez, de repartir dinero y algunas prebendas en la medida necesaria para suavizar las tensiones sociales existentes. Todos los escándalos de corrupción que mandaron a pique los gobiernos de Chávez, Griñán y Susana Díaz no han sido otra cosa que la salida a la luz pública de parte de los entresijos de esta densa red, que implicaba tráfico de influencias, prevaricación, etc.

El hecho de que el “bloque progresista” vaya a sufrir el enésimo varapalo precisamente en Andalucía es sintomático. Por un lado, el gobierno del Partido Popular ha sido capaz, en los últimos 4 años, de mantener intacto el sistema de corruptelas puesto en pie por el PSOE, demostrando que la utilización por parte del Estado de este tipo de métodos, que requieren del concurso de las grandes organizaciones sindicales y de la participación de una parte de la clase proletaria (aquella que está más directamente vinculada con estas burocracias sindicales) que recibe dinero y determinadas ventajas mientras que mantiene estable cierto colchón social, es una cuestión que interesa de manera general al conjunto de la burguesía, una manera de gobernar para la que no hay alternativa y con la que continuarán todas las corrientes políticas, cualesquiera que sean, que alcancen el poder. Por otro lado, el hecho de que este sistema de reparto de prebendas con el que se busca favorecer la política de colaboración entre clases que defienden los grandes sindicatos de concertación y los partidos de la izquierda parlamentaria (y extraparlamentaria) no requiera de aquellas corrientes que, como el PSOE y Podemos, podrían ser más adecuadas para garantizar su funcionamiento, muestra que ese recambio en el flanco izquierdo de la política parlamentaria que fueron estas tendencias surgidas en los años posteriores al 15M van agotando su papel.

En primer lugar, el PSOE que pretendía renovarse con el liderazgo de Pedro Sánchez (enemigo del IBEX, como le gustaba decir en televisión) ni tan siquiera es capaz de jugar ya el papel de la gran corriente de izquierda que garantizaba la estabilidad política nacional: si a nivel estatal requiere de todas las corrientes regionalistas del Parlamento, a nivel local su fuerza parece completamente minada y posiblemente las elecciones andaluzas sean un hito en la consolidación de esta situación de debilidad. En segundo lugar, Podemos y las candidaturas locales que le acompañan como parte de su marca o desde fuera, nacieron tras la explosión social que supuso el 15M como vía para encauzar por la vía parlamentaria de las corrientes pequeño burguesas que expresaban una tendencia a la ruptura con el PSOE y como manera de reforzar el dominio de estas sobre la clase proletaria que acusaba los golpes más duros de la crisis y que, lentamente, amenazaba con salir del letargo en el que permanecía sumida. El hecho de que previsiblemente no vayan a ser capaces ni siquiera de jugar el papel de muleta del PSOE, indica que probablemente su función, por ahora, no tiene sentido. Casi diez años después de su nacimiento, el régimen político levantado sobre la base de la colaboración entre dos grandes partidos políticos, no necesita más refuerzo por el lado izquierdo.

Frente a este declive de la izquierda, se lanza la consigna antifascista: la llegada de un gobierno del PP y Vox a la Junta de Andalucía se proclama como el peor de los males posibles, como una involución prácticamente al año ´39 y un peligro para la misma democracia. Pero Vox no es un partido fascista ni representa tan siquiera a otras fuerzas sociales que aquellas que encontraron su acomodo en el PP hasta que la incapacidad primero de este y luego de Ciudadanos para hacer frente a las corrientes nacionalistas de Cataluña, les forzaron a escindirse definitivamente y consolidar una plataforma de presión intensa desde fuera de la organización tradicional de la derecha. Ni Vox, ni mucho menos el PP, tiene el más mínimo interés en tocar siquiera los problemas de detalle que atañen a la gobernabilidad general del Estado. Sus charlotadas contra los “chiringuitos”, los sindicatos, etc. son sólo bravuconadas que esconden que la base del marco general de la colaboración entra clases, aquella sobre la que se levanta la capacidad de la burguesía de mantener sometida a la clase proletaria mediante el sistema de amortiguadores sociales y participación democrática, requiere de la existencia de las grandes organizaciones estatales directamente vinculadas al Estado, de las organizaciones sociales de la izquierda burguesa, etc. Vox no representa ningún tipo de amenaza para el Estado constitucional salido de 1978, ni para el ordenamiento jurídico territorial basado en las autonomías: sus posibilidades de participar en cualquiera de los gobiernos, autonómicos o nacional, pasan por que sean capaces de reforzar la gobernabilidad del Estado ayudando a constituir un gobierno fuerte capaz de prescindir de algunas de las servidumbres que la extrema fragmentación del actual Parlamento impone. Andalucía, como antes Castilla y León o Madrid, son pruebas para medir esta capacidad: en la medida en que las pase, mostrará que es válido para esta tarea a la vez que evidenciará que no representa ninguna amenaza para el régimen democrático.


La clase proletaria, en Andalucía y en el resto del país, permanece presa de esta política de colaboración con la burguesía que todos los partidos, las organizaciones sindicales, sociales, etc. defienden y llevan en el centro de su programa. Desde 2008 ha padecido la dureza extrema de una crisis económica que minó incluso los escasos recursos de que disponían los estratos proletarios más pobres, las políticas de ajuste económico que han logrado mantener los salarios a niveles de hace dos décadas, una crisis sanitaria que ha dejado casi 100.000 muertos y un inmenso despliegue de las exigencias represivas del Estado y, ahora, de nuevo, unas medidas posteriores a la crisis que sin duda repercutirán en una drástica caída de sus condiciones de existencia.

La amenaza de la llegada del fascismo con Vox, es sólo el intento de reverdecer la consigna democrática de defensa de las instituciones para lograr, en cualquier caso, vincular a los proletarios a la defensa del Estado burgués. Los proletarios de Cádiz saben perfectamente que el verdadero orden democrático de la burguesía no llega con el caballo de Abascal, sino con las tanquetas policiales del PSOE, con los disparos indiscriminados de balas de goma sobre los colegios de las barriadas obreras, con la traición de CC.OO. y UGT durante la pasada huelga del metal.

La clase proletaria, tarde o temprano, deberá ser capaz de romper con esta tendencia histórica a la subordinación ante la burguesía y retomar el camino de su lucha de clase independiente, fuera y contra las instituciones democráticas, sean estas de izquierda o de derecha, y contando sólo con sus propias fuerzas para ello.


¡Por el retorno de la lucha de clase proletaria!

¡Por la ruptura del frente común con la burguesía!

¡Contra el circo electoral y la defensa del Estado burgués!


Partido Comunista Internacional (El Proletario)

www.pcint.org

17/06/2022

 

Las movilizaciones por los represaliados en la Huelga del Metal en Cádiz continúan

 



 

#CasoPeriodistasVallecas: 

Solidaridad con los periodistas acusados de falso testimonio tras una agresión policial

 

 

CNT ha abierto una CAJA DE RESISTENCIA para apoyarles.


 

 

El pasado 7 de abril de 2021, el periodista Guillermo Martínez cubría para El Salto Diario el mitin del partido político Vox en Vallecas (Madrid), cuando un agente de la Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional le agarró, empujó al suelo y agredió. Una vez denunciados los hechos ante la justicia, la sentencia absolvió al agente y la jueza pidió la apertura de un proceso penal por falso testimonio tanto para el periodista como los tres testigos, compañeros de profesión, que acudieron al juicio y relataron los hechos.

En aquel momento, la jueza determinó que tal agresión no había ocurrido, a pesar del informe forense que acredita un hematoma perfectamente compatible con un porrazo policial (10×2,5 cm.), los vídeos que muestran cómo lo tiraron al suelo sin darle tiempo a mostrar su identificación profesional y la declaración del denunciante y los otros tres periodistas que presenciaron la escena, los cuales aportaron vídeos de lo ocurrido.   

 

 

 

Ahora, los cuatro periodistas están investigados por la justicia por un presunto delito de falso testimonio. Se enfrentan a una condena de uno a tres años de prisión y una multa de seis a doce meses, cuya cuantía será determinada por la magistrada del juzgado de instrucción número 29 de Madrid.

Guillermo Martínez, Fermín Grodira, Juan Carlos Mohr y una periodista del diario Público enfilan así un procedimiento penal iniciado por una jueza condecorada con la cruz al mérito policial con distintivo blanco propuesta por la Brigada Provincial de Información de Madrid. Esto no solo demuestra la connivencia entre el poder judicial y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sino que es un ejemplo más de la impunidad con la que los agentes actúan contra periodistas.

 

Entendemos que estos hechos deberían movilizar a la sociedad en general y a la profesión periodística en concreto. Tal ataque a la libertad de prensa por parte de la Policía Nacional y el dictamen de una jueza condecorada por este cuerpo de seguridad merece toda la solidaridad necesaria para acompañar a los periodistas inmersos en un proceso judicial que nunca debió existir.

Por eso, desde la Sección de Prensa y Comunicación de CNT Madrid hemos abierto una caja de resistencia para sufragar la defensa, que se puede alargar años, de Guillermo Martínez, Fermín Grodira y Juan Carlos Mohr. El montante total de dinero necesario es de 4.356 euros (1.200 euros por cada uno de ellos más el 21% de IVA). Cualquier cantidad de dinero, por pequeña que sea, aportada por individualidades, entidades y colectivos será bienvenida. Tan solo hay que realizar una transferencia al número de cuenta ES97 0049 0792 0922 9117 4736 con el concepto de CASO PERIODISTAS VALLECAS.

[NOS INFORMAN DE QUE NO ES NECESARIO SEGUIR INGRESANDO, QUE EL DINERO YA SE HA CONSEGUIDO]



MÁS INFORMACIONES:

> https://madrid.cnt.es/2022/05/24/caja-resistencia-caso-periodistas-vallecas-2/

> https://www.publico.es/sociedad/cnt-abre-caja-resistencia-defensa-tres-periodistas-acusados-falso-testimonio-agresion-policial.html

> https://kaosenlared.net/casoperiodistasvallecas-solidaridad-con-tres-periodistas-acusados-de-falso-testimonio-tras-una-agresion-policial/

 [recibimos y publicamos]

 

Listado de entidades colaboradoras con la industria militar:



    • Entidades financieras:
 
BBVA, Banco Santander, Deutsche Bank, Citibank e ING  son los principales financiadores de armas  con un total de financiación de 11969 millones de euros en el sector armamentístico registrado entre 2014 y 2019.

Banca March, Caixabank, Banco popular, Banco Sabadell y Bankinter  son entidades financieras que también invierten en la industria armamentística pero en cuantías menores.



    • Aseguradoras:

Las empresas aseguradoras no solo protegen los intereses de las entidades financieras si no que además  en el estado Español operan con un importante volumen de financiación a empresas armamentísticas.
Concretamente se trata de 26 aseguradoras  NP Paribas Cardif Assurance, AXA, BBVA Seguros, Santander Seguros, Allianz, MetLife, Intensa SanPaolo Life, AIG, Aegon, Liberty Seguros, March Vida, BanSabadell Seguros y Vida, VidaCaixa y SegurCaixa Adeslas, Mapfre (a través de Bankia), Línea Directa, Mediolanum International Life Limited, IberCaja Vida, Assicurazioni Generali, Seguros RGA, Abanca Vida, Cigna Life, Zurich,
CHUBB, Mútua Ma-drileña, Helvetia y Lagun Aro. Todas ellas acumulan directamente o a través de los bancos a los que pertenecen 29.767 millones de euros en financiación de armas.


    • Grupos empresariales colaboradores:

La industria militar es un motor para el negocio tecnológico es por ello que desde INDRA hasta FCC podemos encontrar varios grupos empresariales que colaboran con el desarrollo de tecnología aplicada a la industria militar. Las fuerzas armadas españolas requieren cada vez de sistemas de comunicación, software de simulación, drones equipo de seguridad de datos… además de cuerpos de bombas de aviación, fragatas, repuestos para re abastecimiento de vuelo, proyectiles de artillería etc.
En 2018 parte del presupuesto Estatal y de Indra fue a las siguientes empresas:

      - FCC, ABENGOA  INNOVACIÓN E INFORMÁTICA EL CORTE INGLÉS: Abengoa colabora con su innovación en tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible. El corte inglés proporciona a nivel informático de sistemas C4ISIR para el despliegue de fuerzas de operaciones de campo y de sistemas para la obtención de datos y la división de empresa El Corte Inglés proporciona vestuario, equipamiento y logística de campaña. En concreto FCC provee al sector de sistemas de planeamiento de misiones aérea, ingeniería informática etc.


    • Empresas desarrolladoras de elementos de la industria militar:
Algunas de las empresas que reciben las financiaciones de bancos y aseguradoras para el desarrollo de armas o para la investigación e innovación en la industria armamentística son:
- Airbus y Boeing: aeronaves militares
- Maxam: desarrollo de explosivos  
- Navantia: desarrollo de buques
- Finmeccanica: aeroespacial


 

    • Alianzas empresariales en el Estado Español:
Empresas importantes del sector de la industria militar como EADS a su vez son dueñas del accionariado de medianas empresas o tejen alianzas con otras empresas para poder copar el mercado. Estas empresas son:  Windar, azcue pumps, Tragsa,  Tensa, gmv, Degasa, Iberdrola, Sainsel, Cobra, Ctingenieros, INDRA, SENER, Ingeteam, Ghenova ingeria y Abance. 





 

SOBORNADOS POR LA “ LOCKHEED”




Logo de la LOKHEED CORPORATION 

 

 

 

 

 

 

 

Siguiendo la línea desarrollada en nuestra hoja informativa n. 321 de abril de 2022 y teniendo en cuenta que hoy está de plena actualidad la venta de armas a Ucrania y que en este tema existe una endémica corrupción que viene de lejos, en esta nueva hoja informativa comenzaremos por la lista de sobornados por la “LOCKHEED” ya en agosto de 1976, según la información transmitida por “La voz de Canarias Libre”.



LISTADO DE SOBORNADOS:


- Nicolás Franco Pascual De Póbil, sobrino de Francisco Franco, hijo de Nicolás, antiguo embajador en Portugal.

- Gregorio López Bravo, antiguo ministro de industria y Asuntos Exteriores y miembro del “Opus Dei” y ex presidente de “Sercobe” también de “la obra”.

- Emiliano González García, Tte. Coronel del cuerpo de ingenieros aeronáuticos del ejército español, vicepresidente de la compañía aeronáutica “CASA” y Director de servicios del Instituto Nacional de Industria.

- Enrique Masso Vázquez, antiguo alcalde de Barcelona, representante del estado español en la compañía americana “Hughes Aircraf”.

- Ramiro Pascual Sanz, teniente general de aviación y jefe del estado mayor del Aire.

- Julio Salvador Díaz Benjumea, teniente general en jefe del mando de la defensa aérea.

- Emiliano Alfaro, subsecretario del ministerio del Aire.

- Ignacio Alfaro, director de planes y proyectos del Estado mayor del aire.

- Mariano Cuadra Medina, antiguo ministro del aire y posterior jefe de la zona aérea de Madrid.

- Francisco Fernández Longoria, antiguo ministro, actualmente general retirado.

- Enrique Jiménez De Namu, antiguo secretario del aire y posterior presidente de “CASA”.


Todas estas personalidades de la “familia“ Franco, del “Opus Dei” y del ejército del aire fueron sobornados por la venta al estado español de aviones de la “LOCKHEED” tipo Hércules C-130 y Orión P-13, aviones de transporte y aviones de lucha antisubmarina. Nicolás Franco y Gregorio López Bravo recibieron además las comisiones de la venta de todos los aparatos que la “LOCKHEED” vendió a través del estado español a Nigeria y sur de África. El montante total del dinero repartido son unos 8.000 millones de pesetas (unos 50 millones de euros), aunque se cree que los militares solo acapararon unos 900 millones.



CONVIENE SABER:

- Que el estado español es desde hace tiempo unos de los países del mundo que más armas y equipos bélicos exporta, incluso por encima del gigante chino.

- Que hasta su prohibición por parte de la ONU fue el primer fabricante del mundo de minas antipersona.

- Que la gran mayoría de las fábricas que producen armas y componentes bélicos en el estado español o son consorcios o ya han sido privatizadas y vendidas a multinacionales extranjeras.

- Que durante años la compra-venta de armas en España ha estado en manos de altos cargos, comisionistas y conseguidores varios como:

      Eduardo Serra, fue ministro de defensa con Suárez, González y Aznar, conocido lobista de fabricas de armas y comisionista del material mortífero

      Pablo Morenés, ministro de defensa de Aznar y Rajoy, accionista de fábricas de armas, durante su mandato estableció un contrato preferente para la compra de armamento a EE.UU. que ha dejado hipotecado el presupuesto de defensa para material bélico hasta 2025, según varias informaciones de la propia televisión pública (RTVE).


 

VENDE “BIEN” Y NO MIRES A QUIÉN.


Informe sobre algunas exportaciones de armas y equipos militares a países entre los que se encuentran como mejores clientes, Arabia Saudí, Venezuela o Australia.

(El Norte de Castilla, 10-2-2011 y 24-8-2015).


En 2016 el gobierno español autoriza la venta por valor de 10.676 millones de euros a 47 países, entre los que figuran Yemen, Arabia Saudí, Irak, Marruecos, Egipto, Túnez, Turquía, Afganistán, Venezuela, Colombia, Cuba, Perú, Israel,…etc.

(El País, 1-8-2016).


También es sabido que el arma corta preferida por el califato islámico son las pistolas españolas.


En los momentos actuales, en el año 2022 y ante el suministro y venta de armas a Ucrania quedan en el aire varios interrogantes, a saber:

 - ¿Qué empresas en el estado español fabrican las armas enviadas?

- ¿Quién realiza la mediación en la compra-venta de dichas armas?

- ¿Cuál es el coste del material vendido?

- ¿Quién se lleva los beneficios y quién las comisiones y/o posibles sobornos?

 

En cuanto a las dos primeras, sabemos que el material procedía de multinacionales y esto se efectúa mediante altos cargos y comisionistas.

Sobre la tercera incógnita, el absoluto silencio, el punto 4 se responde con que son las multinacionales las que se llevan los beneficios y que el gobierno del estado paga inmediatamente a los fabricantes, los comisionistas y posibles sobornos que como en otros temas, en este seguro que también los hay y todo con los impuestos de aportados por el pueblo y sin saber si el estado Ucraniano podrá pagarlo o no en el futuro.

¿Informará el gobierno sobre estos interrogantes o han de ser otros quienes desvelen los datos?, pues esto continua.

Y queda otro interrogante aun más inquietante y del que jamás podremos obtener información, ¿Cuántos muertos y heridos han producido, se están produciendo y se producirán con dichas armas?



Menos armas para matar
y más personal y medios para curar

Menos gastos militares.
Más escuelas y hospitales.

IMG_20220329_155839_212.jpg

 

 

 

  

 

Mayo de 2022/322                          

 Comité De Solidaridad De Los Trabajadores

 

 

27F - La lucha continua hasta que caigan todos los muros. Libertad Pablo y Beppe!

 


QUE TIEMBLEN LOS PODEROSOS Y LOS ENEMIGOS DE LA LIBERTAD

 

es con sumum gaudium que anunciamos la liberación, condicional y previo abono de la espantosa fianza de 35 mil euros, de Albo y Danilo.

Hoy 07/06/2022 a las 19:30 horas bajo los infames muros de las cárcel/impresa de Brians 1, pudimos abrazarles después de mas de 500 días de cautiverio.
Nuestros compañeros, en esplendida forma se reintegran en las filas de la lucha social, ansiosos de reempezar donde lo dejaron.
Es para nosotros un día de fiesta aunque ofuscado por la conciencia de que la lucha está lejos de ser ganada.
Nuestro pensamiento va para Pablo todavía preso en la cárcel de Lleida y Beppe en la de Brians 1, este último separado por 20 mil euros de fianza de la libertad.
Conseguir esta suma de dinero es nuestro próximo objetivo, estamos todavía en las manos de la solidaridad.
Sabemos en el caso de Beppe que el estado esta siendo particularmente vengativo y que ademas de la “normal” privación de la libertad le impiden las comunicaciones por cartas y personales, sin justificar las razones.
El abogado recurrió estas medidas especiales, mientras tanto nos toca a todos nosotros llevar estas reivindicaciones a la calle.

En espera de ulteriores desarrollos de los hechos, os invitamos a manteneros agitados.
Hasta que de la última prisión no quede ni una sola piedra
27f todos los días

Pablo libre
Beppe libre
todos libres

asamblea 27 f

 


 

 

 

En estos momentos, en Valladolid, están juzgando al compañero PABLO acusado de arrojar pintura roja contra la estatua de Colón y, según la acusación, de un asalto a la sede del partido fascista Democracia Nacional en Valladolid. 

 

Según la prensa local, la Audiencia Provincial de Valladolid juzga este lunes, 6 de junio, a Pablo F.D, el joven de 22 años acusado de arrojar pintura y escribir 'el españolismo es fascismo' en el Monumento dedicado a Cristóbal Colón en la plaza que lleva el nombre del descubridor durante la madrugada del 12 de octubre, Día de la Hispanidad y del descubrimiento de América, de 2019, así como de entrar a "robar" en la sede de Democracia Nacional en febrero de 2020.

Por estos hechos, a los que la Fiscalía suma la acusación de delito de odio en ambos casos, el joven se enfrenta a una petición de penas que suman cinco años y tres meses de prisión, así como la inhabilitación para ejercer como docente y monitor y multa económica, tal como recordó el mismo durante su declaración ante los medios de comunicación celebrada el pasado jueves junto al citado Monumento a Colón. 

Pablo F.D. fue detenido el 13 de febrero de 2020, un día después del robo en la sede de Democracia Nacional, tras lo que se le acusó también de haber participado en las pintadas a la escultura de la plaza Colón, acción que fue reivindicada por el colectivo Yesca [con las consiguientes fotos y videos por internet, lo que, evidentemente, facilitó la labor policial]. Así, junto al referido delito contra el patrimonio histórico, se enfrenta a un delito de robo con fuerza en las cosas y dos delitos relativos al ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas (delitos de odio). 

En su declaración, Pablo F.D. rechazó el "proceder inquisitorial" y la búsqueda de "venganza" de la Fiscalía, al tiempo que tachó de "absolutamente desproporcionadas" las peticiones de penas, pues recordó el monumento víctima de su acción en 2019 se encuentra a día de hoy "en perfecto estado". Y es que es así, no parece que haya hecho mucho daño al monumento un poco de pintura, un monumento que recuerda la colonización de América, y que sirvió de homenaje a Colón en el IV Centenario del "descubrimiento" (estaba destinado a La Habana y acabó aquí tras la independencia de Cuba por eso de que Colón murió en Valladolid).  Al hilo de esto, el joven celebró irónicamente el interés "a todas luces selectivo" de las administraciones públicas por la conservación del patrimonio y rechazó que su actuación contra la escultura pueda constituir "un delito de odio contra los sentimientos de los ciudadanos españoles", sino que se trata de una "acción de protesta" contra "la lectura fanática y xenófoba que se hace del pasado colonial" en España. Por ello, lamentó este intento de la Fiscalía de establecer "un castigo ejemplarizante" contra él cuando otros casos "se saldan con total impunidad" para "corruptos, agresores sexuales, narcotraficantes y delincuentes de todo pelaje", entre los que citó incluso al rey Juan Carlos, una prueba, a su juicio, de "la excepcionalidad en que está instalada la Administración de Justicia".

 Lo que está claro, al menos, es que si luchar contra el fascismo es delito de odio, muchos somos culpables.


También cargó el joven contra la Brigada de Información de la Policía Nacional por haber sido identificado visualmente "en media docena de actos" antes de estos hechos por su presencia en manifestaciones o conciertos, "únicamente por orientación ideológica y filiación política". En este sentido, censuró el "hostigamiento y persecución" que, en su opinión, sufren "los ciudadanos de a pie, especialmente los jóvenes, que se organizan políticamente" y denunció lo que todos sabemos: la existencia de "ficheros policiales con el historial de activistas, a los que se monitoriza sin haber cometido siquiera un delito". Por todo ello, Pablo F.D. subrayó que defenderá su inocencia durante el juicio "sin renunciar a la naturaleza revanchista" del procedimiento.

Para protestar contra esta situación, la plataforma por la absolución del joven está realizando en este mismo momento una concentración a las puertas de la Audiencia coincidiendo con el arranque del juicio.

 

Más allá de planteamientos y formas diversas de entender la lucha y la acción revolucionaria, por nuestra parte, queremos manifestar nuestro apoyo completo a Pablo. Nos importa una mierda su inocencia. Estamos con él, sí o sí. 

Frente a la violencia fascista, frente al auge del nacionalismo casposo, frente al imperialismo y el capitalismo salvaje: LA SOLIDARIDAD DE CLASE.



 

Más informaciones:

> https://www.tribunavalladolid.com/noticias/el-acusado-de-arrojar-pintura-contra-el-monumento-a-colon-en-valladolid-sera-juzgado-este-lunes/1654425985.amp

> https://www.elsaltodiario.com/libertad-expresion/pablo-fernandez-activista-valladolid-cinco-anos-carcel-lanzar-pintura-estatua-colon

https://twitter.com/PabloAbsolucion/status/1525199141768507394

 



Los trabajadores de Cerealto Siro Foods se concentraron este domingo en Venta de Baños (Palencia) para mostrar su rechazo al cierre de la planta de galletas anunciado por la multinacional que pretende trasladar la actividad productiva y a 197 personas a otras plantas de Castilla y León.

Hoy miércoles 8 de junio se han vuelto a concentrar en Valladolid, frente a la sede de las Cortes: 

 

Son las primeras protestas con las que los trabajadores afectados (197) y el resto de trabajadores de Siro en Venta de Baños, unos 850 en total, quieren "llamar a la puerta de todo el mundo", vecinos, políticos, administraciones y sindicatos "para que nos ayuden a tener una negociación en condiciones con la empresa", ha explicado a EFE la presidenta del Comité de Empresa, Marimar Rodríguez. ¿Los trabajadores, dirigidos por sindicatos domesticados, no LUCHAN por sus intereses (su empleo, sus salarios), sino para que les "ayuden en la negociación"?
 

Así, según la prensa, el principal objetivo de la concentración, prevista a las 12 horas del próximo domingo 5 de junio en la plaza de la localidad, es lograr el respaldo de la Junta de Castilla y León y que se fuerce a la empresa a "una verdadera negociación" con los trabajadores.
"Estábamos sentados para hablar de un plan de competitividad y ya sabían que iban a cerrar", ha afirmado Rodríguez, que traslada la frustración y la impotencia de los trabajadores que se han sentido "engañados" en todo momento y durante los cinco meses que se ha estado negociando con la empresa.
Además, de trasparencia en la negociación exigen saber qué destino han tenido todas las ayudas que han recibido de la Junta de Castilla y León por lo que también tienen previsto concentrarse el próximo miércoles 8 de junio ante las Cortes de Castilla y León en Valladolid.
"Daremos toda la guerra que haga falta para que nos escuchen y nos expliquen qué ha pasado para estar trabajando sábados y domingos durante la pandemia y que ahora la planta haya dejado de ser competitiva y rentable", resume la presidenta del Comité de Empresa.
Además consideran contradictorios todos los pasos dados por Siro en los últimos años, vendiendo numerosas fábricas en España para centrarse en el negocio de las galletas y que ahora decida desmantelar la primera planta que tuvo el grupo en Palencia y que compró a Danone en 1991, dedicada a la fabricación de galletas. Precisamente por su antigüedad, es la que "mayor implantación tiene en la localidad y en la comarca", ha asegurado a EFE el alcalde de Venta de Baños, José María López Acero, que teme la repercusión que puede tener un nuevo cierre en una comarca que ya ha sufrido el cierre de la Azucarera y el desmantelamiento parcial del ferrocarril.
 

"Vamos a hacer todo lo posible para evitarlo", ha afirmado Acero que pide a la Junta de Castilla y León que "ponga toda la carne en el asador" para solucionar este problema, ya sea mediando con la empresa o ayudando económicamente para invertir y modernizar las instalaciones aprovechando la situación estratégica de Venta de Baños, un municipio que está muy bien ubicado.
De hecho, este mismo jueves ha remitido una carta al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, solicitando una reunión "con la máxima premura posible y dada la gravedad de la situación" para trabajar con la corporación municipal en la búsqueda de soluciones que eviten este cierre. Pero claro, para esto es justamente para lo que VOX quiere entrar en los gobiernos: para dar todo el poder al empresariado rampante. Así que la Junta ni ha intervenido, ni se la espera.



 

ESTE CIERRE AFECTA A TODOS LOS TRABAJADORES...

La oferta de Cerealto Siro plantea "traslados difíciles de aceptar para que digamos que no, por lo que no se va a garantizar todo el empleo", señala la presidenta del Comité, que insiste en "la falta de transparencia" y en que la multinacional "nunca ha tenido intención de negociar y ha impuesto sus condiciones". Eso al margen de "los extraños movimientos que han estado haciendo durante la negociación, dividiendo a los trabajadores, cambiando sociedades o sacando producción fuera de España", ha afirmado Marimar Rodríguez, que insiste en que "todo ha sido un engaño".
Siro, con toda la desfachatez del mundo, culpa a los "altos sueldos y al absentismo" del cierre de la galletera de Venta de Baños. Ofrece a los trabajadores traslados a otras fábricas con un 29% menos de salario para salvar la entrada del socio inversor. 

Tras todas estas maniobras, la empresa anuncia que Siro en Venta de Baños (Palencia), con una plantilla de 197 trabajadores, cierra. A partir de ahí, a los empleados se les han dado dos posibilidades: ser trasladados a otras plantas que el grupo tiene en Castilla y León o ser indemnizados. En el caso de los traslados, serían a Toro, que ha votado en contra del plan de viabilidad que ha presentado el grupo empresarial, a Aguilar o a las otras dos plantas asentadas en el municipio venteño. En medio del rechazo de los sindicatos a las condiciones que la empresa pone sobre la mesa, la producción se trasladará a otros centros de la Comunidad. El traslado de operarios, según revela Diario Palentino en una información que firma Alberto Abascal. se realizará de forma progresiva, en un periodo de 24 meses. El motivo, lo que se dijo hace unos días; la falta de competitividad de la factoría de Venta de Baños. El grupo empresarial considera "inasumible" mantenerla abierta. Cerealto Siro Foods lleva meses negociando su Plan de Mejora de Competitividad con las plantas del grupo en nuestro país. Este es un requisito indispensable para que entre un socio inversor.

Por su parte, los trabajadores de Siro en Toro han rechazado el plan de viabilidad. Los trabajadores de Cerealto Siro en Toro han decidido no apoyar el plan de competitividad propuesto por la galletera para facilitar la entrada de los fondos de inversión Afendis y Davidson Kempner, quienes han ofrecido 180 millones de euros para sacar adelante la empresa. En los dos turnos de producción, los empleados de Siro han votado el apoyo de la plantilla a este plan de viabilidad; y los resultados indican una negativa de 204 votos, frente a 64 a favor y cuatro en blanco. Una decisión que abre un nuevo escenario de incertidumbre acerca de la entrada de los fondos de inversión a Celeralto Siro.
La galletera afirmó que el plan de viabilidad es el "requisito indispensable para la entrada del socio inversor y única salida a la situación financiera que atraviesa la empresa", que arrastra una deuda de 299 millones de euros.

Así, la cosa parece clara: el plan de viabilidad pasa por una mayor ULTRAEXPLOTACIÓN, bajada de salario, flexibilidad y pérdida de condiciones de trabajo... y todo porque la empresa "no gana lo suficiente". ¿Después de recibir millones de euros en ayudas de la administración pública de Castilla y León, la empresa puede cerrar sin más? ¿Para esto sirven las ayudas?

Los trabajadores deben exigir a la Junta que deje de dar ayudas a empresas privadas para su sostenimiento y en aquellos casos en los que ya se han dado (como Siro o Renault) exigir la conservación del empleo y de unas condiciones dignas. Pero, claro, qué le vamos a pedir a la Junta, si sabemos que está compuesta del empresariado y sus matones, de azul y de verde...  
 

Los trabajadores solo podemos contar con nuestra propia fuerza: la fuerza de la clase trabajadora, la UNIDAD en la lucha.

TODO NUESTRO APOYO A LOS TRABAJADORES DE SIRO,

CONTRA EL EMPRESARIADO RAMPANTE Y SUS IMPOSICIONES, NO AL CIERRE, NO A LA ULTRAEXPLOTACIÓN. ¡Lucha Obrera!

—————
NdR. Al día siguiente de publicar esta entrada la galletera SIRO amenaza con parar y cerrar todas sus plantas en Castilla y León si no se aceptan sus condiciones y su plan de viabilidad (v. https://www.elconfidencial.com/espana/2022-06-03/alarma-riesgo-cierre-gran-despensa-galletas-espana_3436303/). Evidentemente, la empresa se marca un órdago a todo para obligar a los trabajadores a aceptar sus condiciones y pasar como los responsables del cierre si asi fuera... pero no, los trabajadores no estamos jugando. Es nuestro trabajo y nuestra vida. Si la marca SIRO quiere cerrar, que pague las indemnizaciones y despidos y se vaya a tomar por el culo con su actitud prepotente y explotadora. Las factorías están en nuestros pueblos, el cereal en nuestros campos... solo haría falta organizar la producción y ocuparlo todo.




 

47 AÑOS DE EXISTENCIA DEL COMITÉ DE SOLIDARIDAD DE LOS TRABAJADORES



      Unidad y Solidaridad de clase frente a la represión. Estas motivaciones y el auge de las luchas en FASA-RENAULT y en gran parte de la geografía nacional en la década de los 70, es lo que impulsa a trabajadores de la mencionada empresa a la creación de la Caja de Solidaridad.
     Lo que aquí nos proponemos es hacer una exposición de las etapas más importantes de su trayectoria. Somos conscientes de que dicha exposición será reducida, fundamentalmente en cuanto a los datos, los métodos y las actividades realizadas durante toda su trayectoria.
 
     En primer lugar, porque la situación política existente en las fechas de su creación, a finales de 1972, la estructura y actividad del Comité nace en la clandestinidad. Y puesto que hoy el sistema represivo, en aspectos que aún nos conciernen y con métodos más sofisticados todavía subsiste, se ha considerado que hay cuestiones históricas que en la clandestinidad deben quedar.
      En segundo lugar, porque actualmente y después de 44 años de la muerte del dictador Franco y ya en el marco de una democracia burguesa, continúa siendo ilegal la constitución y el funcionamiento de los Comités de solidaridad y las Cajas de resistencia antirrepresivas, así como la práctica y desarrollo de la solidaridad con otros trabajadores en huelga y en apoyo de sus luchas.
    En tercer lugar, porque una exposición amplia de toda la intensa existencia del Comité de Solidaridad durante sus 47 años de historia desde su creación hasta la actualidad, necesitaría de un libro de gran volumen para que se reflejara con detalle y en todos sus aspectos dicha trayectoria; planteamiento que aún no nos hemos propuesto realizar.



1ª ETAPA. SU CREACIÓN, OBJETIVOS Y DESARROLLO

      El comité de Solidaridad nace a finales de 1972; dentro de la clandestinidad y referente a la represión que la patronal ejerce sobre la clase trabajadora, no solo en Fasa-Renault, sino también sobre todas las luchas que se realizan a nivel estatal.
       Se crea con tres objetivos fundamentales:
1.-Paliar en la medida de lo posible la represión ejercida contra los trabajadores a nivel empresarial, policial y judicial.
2.-Extender la solidaridad de clase, moral, económica y activamente.
3.-Impulsar la lucha contra la explotación y dominación que el sistema capitalista ejerce sobre la clase trabajadora.
Comienza a funcionar con un planteamiento solidario y unitario de clase frente a la represión.

   UNA SOLIDARIDAD entendida como la comunidad total de intereses, aspiraciones y responsabilidades, frente al sufrimiento de la clase trabajadora, originado por la represión del capitalismo y su sistema de dominación.
    UNA UNIDAD entendida como la unificación de individuos con los mismos objetivos inmediatos y con un fin común y último, que será la destrucción del sistema de explotación.

Su pretensión ni fue ni será nunca la de suplantar a los trabajadores en la gestión y dirección de sus luchas, ni de sus órganos representativos. De hecho, el Comité como tal nunca participó en procesos electoralistas institucionalizados. Simplemente se identifica y se constituye como herramienta válida para la lucha de clases y contra la represión ejercida por el sistema establecido. El Comité considera que es el conjunto de los trabajadores quienes deben defender sus intereses de clase y dirigir su propia lucha, sin intermediarios, en un marco de acción directa, participativa y asamblearia.
Estos conceptos de solidaridad y unidad, así entendidos, propician que el Comité comience su funcionamiento con un planteamiento de autonomía  e independencia en relación con otras organizaciones y las ideologías de los militantes de éstas que participan en sus tareas, dándole así un carácter generalizado y unitario de clase y para la propia clase trabajadora. Con este planteamiento solidario y unitario frente a la represión, participan militantes de todas las organizaciones de izquierda presentes en Fasa-Renault e incluso trabajadores no organizados, pues todos somos y a su vez nos sentimos represaliados por el régimen empresarial y político-social existente, así como por el sistema policial y judicial que lo protege.

En un primer periodo de su trayectoria, el Comité adquiere un auge de elevada magnitud y desarrollo en sus cometidos. La evolución ascendente de las luchas obreras; la actitud represiva del empresariado con cientos de sancionados y despedidos; y a su vez el impulso solidario y antirrepresivo propugnado por el Comité, propicia que su actividad se dispare y con ello la participación y colaboración con éste de miles de trabajadores en la empresa.
Como datos significativos del auge que toma el Comité de Solidaridad durante el periodo comprendido entre 1975 y 1980, es importante reseñar, que en Fasa se ayudó económicamente a más de 200 trabajadores sancionados y despedidos y a sus familias, se pagaron abogados para la defensa jurídica y se depositaron fianzas para todos aquellos que durante las luchas fueron detenidos. Merece una mención especial el apoyo económico que se recibió de otras cajas de resistencia creadas por trabajadores en empresas de otras localidades.
Esta actitud solidaria dio origen a la creación de una red de contactos directos con más de 30 cajas de resistencia, algunas de las cuales también recibieron la ayuda del Comité cuando lo necesitaron. Entre ellas, en VALLADOLID, se ayudó a las cajas de resistencia con trabajadores en lucha de: Michelin, Olid Costura, Nicas, González y Maillo, construcción; en el estado español, a gasolineras (Barcelona), Estándar eléctrica (Madrid), Michelin (Aranda de Duero), Hutchinson (Madrid), Metal (Zamora), Motor ibérica (Barcelona), construcción (Palencia), Ford (Valencia), Papeleras reunidas (Salamanca), Olarra (Bilbao); incluso hasta a nivel internacional se ayudó, al por entonces iniciado proceso revolucionario popular en Nicaragua, con una cantidad recaudada durante una campaña específica para este fin, cantidad que le fue entregada a su ministro de educación, Orlando Guerrero Mayorga, por entonces presente en Valladolid. Todas las ayudas realizadas iban acompañadas de campañas informativas y siempre que se puede, con participación activa y directa en alguna de sus luchas, asambleas, manifestaciones, etc...; realizadas en sus localidades. Entendemos que en esto consiste la solidaridad de clase, en la ayuda mutua de los trabajadores entre sí allí donde estos sufran la represión y por encima de distancias y fronteras.

En cuanto a otras actividades, el Comité de Solidaridad elabora y difunde una hoja mensual en la que informa del desarrollo y trayectoria de los conflictos, a la vez que da cuentas continuada y puntualmente de las recaudaciones y de los compañeros represaliados que son ayudados económicamente, con sus respectivas cantidades individualizadas y con el estado actualizado del total del fondo. Se pone en marcha la elaboración y publicación periódica de un boletín denominado UNIDAD OBRERA, en el que se insertan artículos de análisis; llamamientos a la extensión y práctica de la solidaridad obrera; historiales económicos pormenorizados del Comité con sus valoraciones, etc. Se elaboran documentos de carácter interno y externo, estos últimos para su difusión amplia. Y se elaboran también los Estatutos para el funcionamiento orgánico y permanente del Comité de Solidaridad que, tras ser debatidos en asambleas amplias de miembros activos y colaboradores, son aprobados por éstas. Se mantiene contacto permanente con varios despachos de abogados y se crean grupos de trabajo específicos de propaganda y de relaciones exteriores con otros comités y cajas de resistencia.
Pero nada de esto es un camino de rosas. Recordamos que todo ello se desarrolla en la clandestinidad, bajo la persecución constante de la empresa y las fuerzas policiales. Que tanta actividad supone cientos de peligrosas reuniones y gran cantidad de asambleas; recaudaciones voluntarias individuales y colectivas específicas; valoraciones y entregas de ayuda; elaboración y distribución de propaganda; traslados para contactar con otras cajas a pedir o dar apoyo; participación en luchas para ayudar a trabajadores represaliados en otras empresas; etc. Y todo ello realizado por compañeros que no solo aportan su dinero, tiempo y trabajo desinteresadamente si no que al funcionar en la clandestinidad (pues todo esto estaba prohibido) arriesgaron también su puesto de trabajo y se exponían a represalias, detenciones y encarcelamientos por el régimen político existente, y a los ataque violentos de los grupos de extrema derecha que funcionaban con total impunidad y con la cobertura de la propia institución policial.

Durante este periodo, la investigación policial, la persecución y la detención de algunos colaboradores del Comité de Solidaridad durante el desarrollo de las luchas, puso en peligro sus estructuras, lo que obligó a la destrucción de datos de dos años de funcionamiento, de 1973 a 1974, de los que se carece y de los que por tanto no podemos dar cuenta.
Los ataques de la extrema derecha contra el Comité fueron principalmente violentos y dirigidos contra compañeros de los que, equivocadamente, pensaban ser los depositarios del fondo económico, dándose incluso el intento de secuestro de un compañero, intento que fue frustrado gracias a la intervención de los vecinos del barrio en el mismo momento del hecho.
Pese a tantas dificultades, el Comité de Solidaridad alcanzó su momento álgido en su desarrollo durante la imposición en Fasa-Renault de los consejos obreros de fábrica, cuando las asambleas de trabajadores de ambos turnos de montaje deciden que los activos miembros del Comité de Solidaridad pasen a formar parte del consejo obrero de su factoría, dando con ello un paso muy importante en la actividad y participación colectiva, una decisión que por diversos motivos, fundamentalmente de seguridad, no fue adoptada en el resto del complejo de Fasa.
Esta primera fase en la trayectoria del Comité demostró sobre la práctica su efectividad como órgano unitario, solidario y antirrepresivo, así como su capacidad impulsora en el mantenimiento de las luchas y su extensión para conseguir las reivindicaciones planteadas por las bases trabajadoras en sus asambleas.



2º ETAPA: PRIMEROS ATAQUES EN EL PERIODO DE LA TRANSICIÓN. FASE DE SUPERVIVENCIA.

Con la legalización de partidos y sindicatos se abre una nueva fase que va a afectar negativa y gravemente a la existencia de las cajas de resistencia a nivel nacional, al desarrollo de la solidaridad de clase y a la unidad obrera. Pues dicha legalización se concreta en pactos y acuerdos realizados al margen de los trabajadores entre gobierno, partidos y sindicatos, y en los que estas organizaciones se comprometen a la aceptación del sistema capitalista de explotación y su economía de mercado como único modelo a defender. Se comprometen a controlar al movimiento obrero, a la eliminación de su capacidad combativa y a la imposición de un modelo político y sindical basado en la delegación de poderes, mediante el cual se arrebata a los trabajadores su capacidad activa y representativa directa, así como su capacidad de dirección de sus propias luchas.
Todo ello a cambio del apoyo político y la financiación económica del Estado para los partidos y los sindicatos colaboracionistas, cuya actividad a partir de entonces experimenta un cambio radical. Realizan una actividad orientada a la eliminación del proceso asambleario concebido como órgano de poder obrero y de contra poder frente al capitalismo. Se dedican a la destrucción de las cajas de resistencia y de los Comités de Solidaridad de clase y apoyo mutuo, así como a fomentar la división y el individualismo entre la clase trabajadora e incluso entre sus propias organizaciones.
Respecto a la actuación contra las Cajas de resistencia (que es lo que nos ocupa aquí), los sindicatos comienzan sus proceso de destrucción eliminando todas aquellas de las que tenían el control e incluso apropiándose de sus fondos  que pasan a poder de sus sindicatos. Y en las que no podían eliminar directamente por estar bajo el control de los propios trabajadores, como es el caso del Comité de Solidaridad de Fasa-Renault, intentaron llevar adelante propuestas de disolución que fueron rechazadas por la asamblea de base. Realizaron intentos de eliminación de su carácter de clase, proponiendo que las ayudas solo fueran para los trabajadores que aportaban, abandonando con ello al resto de compañeros represaliados, así como a otras cajas de resistencia, algunas de las cuales nos ayudaron cuando nosotros lo necesitamos. Propuesta que también fue rechazada.
A partir de estos rechazos, los sindicalistas participantes en el Comité abandonan su actividad en éste y plantean la creación de otros fondos paralelos fuera del control de los trabajadores con el fin de crear confusión a la vez que ejercer el control sindical sobre dichos fondos, planteamiento que les resultó un rotundo fracaso. Hicieron falsa promesas de ayudas y coberturas económicas de las centrales sindicales a sus afiliados en el caso de ser represaliados o durante el desarrollo de huelgas, promesas que nunca fueron cumplidas, pues ni en sus estatutos ni en su práctica sindical se contemplan tales ayudas.  Al mismo tiempo desplegaron una inmensa actividad para conseguir desde el propio Comité, se hicieran públicos los nombres de las personas comprometidas con ésta, así como la localización del fondo y su metodología de custodia, lo que hubiera supuesto poner en manos policiales una estructura e infraestructura considerada ilegal y el incremento de una acción represiva y selectiva mayor, a nivel empresarial. Una vez constatados todos sus fracasos para eliminar al Comité, realizan un exhaustivo trabajo de desprestigio mediante falsas y nunca demostradas acusaciones, dirigidas contra sus actividades e incluso contra trabajadores que voluntariamente y solidariamente las realizaban.
En la actividad política y legislativa los partidos con el apoyo de los sindicatos pactistas, mantuvieron en vigor las franquistas leyes que consideraban ilegales a las Cajas de resistencia y Comités de Solidaridad que apoyan a los represaliados y a sus familias, así como las que prohíben la recaudación de fondos y colectas en cualquier modalidad siempre que estas se realicen para el mencionado fin o estén dirigidas al mantenimiento extensión de las luchas sobre las que los sindicatos no ejerzan su total control.
En el ámbito policial y ya en estrecha colaboración de partido y sindicatos con la policía, estos ejercen de delatores y chivatos, (en especial alguno de sus dirigentes) con lo cual se recrudece la represión. Se bloquean fondos, se expropian y neutralizan recaudaciones puntuales, se efectúan interrogatorios y registros, seguimientos a algunos trabajadores que realizan prácticas de solidaridad de clase y apoyo mutuo. Todas estas políticas regresivas y actuaciones de partidos y sindicatos afines al sistema, originó que la gran mayoría de las cajas de resistencia existentes en el movimiento obrero a nivel estatal fueran eliminadas, desapareciendo al mismo tiempo una práctica unitaria y solidaria de clase, vital para los trabajadores en el desarrollo de sus luchas y para la consecución de sus reivindicaciones. Comienza así una segunda fase dirigida a la supervivencia de las cajas en el ámbito nacional y con ella la del Comité de Solidaridad, que debe hacer frente no solo a los ataques represivos empresariales y policiales si no también al de partidos y sindicatos pactistas y colaboracionistas con el sistema de explotación.
No obstante pese a las dificultades y debido al carácter autónomo, asambleario y unitario de su constitución y a pesar del abandono  de la actividad militante de los sindicalistas que fueron presionados y amenazados por sus propios dirigentes, el Comité de Solidaridad logra sobrevivir, pues aún con una reducción de miembros activos, se mantuvo un bloque sustancial de trabajadores que continuaron apoyando económicamente. Un bloque en el que se encontraban también trabajadores que aunque afiliados a sindicatos, desoían a sus órganos directivos, pues comprendían e identificaban al Comité como el órgano unitario que ejercía una defensa real de los intereses de los trabajadores y un desinteresado apoyo solidario frente a patronal y policía.
El Comité de solidaridad se encuentra por entonces mermado en la cantidad de militantes, que tuvieron que multiplicar individualmente sus actividades, ante un todavía respetable numero de colaboradores económicos que exigían una responsabilidad igual e incluso mayor que cuando se funcionaba con mas trabajadores comprometidos con sus tareas. Pero incluso en tan adversas circunstancias, con el empuje de las bases obreras y la entrega y trabajo de los escasos militantes activos, se puso en práctica la realización de un planteamiento impulsivo que contemplaba: la recomposición de sus órganos internos y su reforzamiento; la creación de nuevas cajas de resistencia de funcionamiento permanente, y la refundación de otras que debido a los ataques mencionados habían sido aniquiladas. Para ello se mantuvieron incontables contactos.
De nueva creación y de carácter permanente fueron: La Caja Obrera de Resistencia (Madrid); La Caja Obrera de Solidaridad Antirrepresiva (Valladolid) esta mantiene integrados a colaboradores de Madrid sur y Segovia; La refundación del Fondo Unitario de Solidaridad Obrera (Asturies). Se mantuvo contacto con cajas de resistencia creadas durante procesos de lucha, a las cuales se ayudó económica y activamente durante esta segunda fase, tales como a la E.M.T. de Madrid; FUSOA (Gijón); Unosa (Asturies); Construcción (Valladolid); Naval (Gijón); Peñascal (Euskalherria):  Duro Felguera (Gijón);  Caja Obrera Antirrepresiva (Valladolid).
A nivel internacional, se ayudó a la caja de represaliados antiglobalización de Grecia y a la creada para pagar los trámites de acusación contra criminales y torturadores de la dictadura de Videla en Argentina. A su vez se realizaron campañas informativas y participaciones presenciales en luchas de las ya mencionadas y de otras empresas. Se realizaron contactos personalizados. Se proyectaron videos de luchas en vigor y se dieron charlas, conferencias y debates sobre la necesidad y viabilidad de la creación de cajas y comités de resistencia y solidaridad. Se establecieron contactos permanentes con algunas cajas e incluso con otras organizaciones de base, ampliando y extendiendo la intervención del Comité de Solidaridad a otros sectores en lucha fuera del marco laboral. Se constituyó una coordinadora de Cajas de resistencia y Comités de Solidaridad a nivel estatal que hoy continua su trayectoria, dando paso con ello al permanente contacto orgánico y al transvase de ayudas, información y experiencias, así como a la elaboración de la revista SOLIDARIDAD DE CLASE. Con todo ello, se consiguió mantener vivo y activo en amplios sectores el funcionamiento permanente de ayuda mutua dentro del concepto de unidad y solidaridad de clase.
    

 

3ª ETAPA. SE INCREMENTA LA ACTIVIDAD REPRESIVA. ELCOMITE DE SOLIDARIDAD CONTINUA SU ANDADURA.

Durante todo este proceso y hasta hoy, el capitalismo y sus colaboradores políticos y sindicales han continuado sus ataques, incrementándolos con nuevas tácticas, de acuerdo con sus planes de perpetuar el sistema de explotación, eliminar la combatividad contra ésta y contra el régimen establecido que lo ampara, desplegando también para ello actividades fundamentalmente centrada en el ámbito ideológico.
Han desarrollado un modelo híbrido que se aleja totalmente de la solidaridad entre la propia clase trabajadora, impulsando la solidaridad entre clases antagónicas, como los explotados con los explotadores, los represaliados con los represores, los dominados con los dominadores. Así vemos como los sindicatos propician huelgas de trabajadores que reivindican ayudas para la patronal que nos explota, rescates para la banca que nos roba usurera y descaradamente.
Partidos y sindicatos oficialistas de acuerdo con la patronal y en contra de la clase obrera, legalizan las llamadas causas "objetivas" para el despido y eliminan la opción que tenía el trabajador a la readmisión en todos aquellos despidos declarados improcedentes, con lo que dan mano abierta a la patronal para despedir indiscriminada y selectivamente, al tiempo que reducen las indemnizaciones y las ayudas a los parados.
Han legalizado el trabajo a tiempo parcial y el temporal con más de 100 modalidades de contratación, con lo cual al trabajador lo echan, pero ideológica y jurídicamente ya no se lo considera un despido si no la finalización y extinción legal del contrato, aunque ese mismo puesto de trabajo sea suplido de inmediato. ¡Todo es legal! Los sindicatos oficialistas y algunos más, se permiten hoy ya, la barbaridad de pactar abiertamente con la patronal y en beneficio de ésta los despidos masivos de trabajadores, la eliminación de puestos de trabajo, y el cierre de empresas que no obstante siguen desarrollando su actividad con otra razón social, otro nombre, otra ubicación geográfica, etc., tras haberse deshecho de sus plantillas de trabajadores y haber contratado a otros en inferiores condiciones económicas y con un mayor nivel de explotación. Estos sindicatos colaboracionistas pactan sin ningún rubor la reducción de salarios. Pero claro está todo esto a cambio de privilegios y cantidades económicas para el propio sindicato pactista, cantidades que nunca hacen públicas, lo que no impide que en muchos casos se conozcan (y algunos de los cuales el comité de solidaridad ya ha denunciado públicamente).
Pero su actuación no queda sólo en lo ya dicho. En el ámbito policial los sindicatos han comenzado a intentar que consideremos a estos órganos represivos que nos apalean cuándo reivindicamos libertad, trabajo, etc. como órganos guardianes del orden. Lo que no nos dicen es, que lo que guardan y protegen siempre es el desorden del sistema y los intereses de los capitalistas, y nunca el interés de los obreros.
A nivel legislativo, no se han conformado conseguir manteniendo las leyes franquistas que ilegalizan las Cajas de Resistencia, si no, que han legislado la prohibición de realización de huelgas en solidaridad con otros trabajadores en lucha.
Con todo lo expuesto, y aun más prácticas reaccionarias están tratando de conseguir que la clase trabajadora no sea totalmente consciente de la realidad represiva existente. Tratan de impedir que los trabajadores con sus órganos unitarios y solidarios de clase puedan resistir en sus luchas y defenderse de la represión.
Ni que decir tiene, que todas estas prácticas represivas (legalizadas) han impulsado ideológicamente una desconfianza entre los propios trabajadores y entre estos y las organizaciones obreras de todos tipo, desembocando en un nefasto individualismo e indefensión colectiva que no deja ver claro el carácter represivo del capitalismo como tal, instalándose el concepto de "sálvese quien pueda" y del que ningún trabajador por si solo puede salvarse, imperando con ello siempre la voluntad de la empresa y sus intereses.
A pesar de todos los ataques y algunos más no descritos, el Comité de Solidaridad de los trabajadores continúa su trayectoria y alcanza ya los 47 años de existencia. Son 47 años durante los cuales y permanentemente está demostrando que incluso en unas condiciones tan adversas, su actividad unitaria y solidaria de clase sigue siendo vital y efectiva como herramienta para la defensa de los trabajadores y contra la represión que éstos sufren en el neoliberal sistema que el capitalismo y sus colaboradores políticos y sindicales pactistas han impuesto, defienden y pretenden perpetuar.
Hoy como siempre, el Comité con sus nunca abandonados principios de unidad y solidaridad de clase, sigue luchando contra la represión y trabajando en le creación y extensión de cajas y comités con dichos principios. Continúa con sus labores de ayuda y apoyo mutuo a los trabajadores represaliados y a sus luchas contra el sistema de explotación capitalista. Continúa desarrollando la solidaridad de clase y para la clase trabajadora, y todo ello desinteresadamente, pues no precisa ni pretende votos, ni sillones, ni cargos, ni liberados asalariados y vividores.


LLAMAMIENTO:

    -Ante tanta represión hoy camuflada tras leyes tan injustas.
    -Ante una clase política tan corrupta y plegada a los intereses capitalistas.
    -Ante la actividad de los sindicatos colaboracionistas y su práctica reaccionaria y anti obrera.
    -Ante una brutalidad policial tan impunemente practicada.

 

El Comité de Solidaridad de los Trabajadores fundamentado en sus 47 años de positiva experiencia considera, que hoy más que nunca es necesario y vital para la clase obrera le existencia de comités de solidaridad y cajas de resistencia antirrepresivas. La potenciación y colaboración con las ya existentes, y con su coordinadora como red de ámbito nacional. Y la creación de otras nuevas de actividad continuada.

 

COMITE DE SOLIDARIDAD DE LOS TRABAJADORES
[texto aparecido en la revista SOLIDARIDAD DE CLASE, nº 5, otoño 2019] 





SOBRE EL COMITÉ DE SOLIDARIDAD:


> Qué es el Comité de Solidaridad de los Trabajadores: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2022/05/50-aniversario-del-comite-de.html

> De las cajas de resistencia y fondos de solidaridad: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2022/05/50-aniversario-del-comite-de_18.html

> Orígenes de las Cajas de Resistencia: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2022/05/origenes-de-las-cajas-de-resistencia.html



Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

Anticarcelario / contra la sociedad cárcel

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."