Día Internacional de las mujeres trabajadoras: Por un paro mundial de mujeres



Enorme MANIFESTACIÓN en Valladolid (y por lo que sabemos en la mayor parte de ciudades del Estado español).

Convocatoria y otros actos en torno al 8 de marzo en Valladolid: https://elotrovalladolid.es/evento/4002


Por un paro mundial de mujeres
Cuando en 1910 Clara Zetkin propuso al 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, reivindicó la heroica lucha de las obreras que pelearon para que se reconocieran nuestros derechos como mujeres y como trabajadoras. 
Especialmente se refirió a las más de quince mil obreras textiles que se movilizaron en Nueva York reclamando igual trabajo, igual salario y condiciones laborales dignas, en marzo de 1908. Esta fecha que también fue el impulso para las jornadas de febrero, puntapié inicial de la Revolución Rusa de 1917, durante muchos años pretendió ser convertida en un día comercial de “agasajos” a las mujeres, especialmente desde que la Organización de las Naciones Unidas la tomó como propia en el año 1975.

Sin embargo, en los últimos años las mujeres cobramos protagonismo en las luchas de todo el mundo. Desde el 3 de junio de 2015 cuando las mujeres argentinas nos movilizamos al grito de “¡Ni una menos!” se hicieron eco las mujeres mexicanas, las peruanas, las brasileras, las turcas y las indias que marcharon contra las violaciones y los femicidios. También se sumaron las mujeres polacas defendiendo el derecho al aborto atacado por la jerarquía de la Iglesia Católica y las francesas salieron a la calle con un gran paro por la igualdad salarial, frente a los ajustes del gobierno de François Hollande. A pocos días de la asunción de Donald Trump, fueron las mujeres las que se lanzaron a las calles a enfrentar a ese gobierno imperialista, machista y racista.


Por la unidad de las trabajadoras para enfrentar la crisis capitalista.

Actualmente, mujeres y organizaciones de más de 40 países hemos comenzado a preparar el primer paro mundial de mujeres para el próximo 8 de marzo. Para el movimiento de mujeres es un desafío muy importante demostrar el papel clave que tenemos en la reproducción de la vida cotidiana a través del trabajo doméstico y de cuidado, que está totalmente invisibilizado. Pero a su vez, como parte integrante de la clase trabajadora en nuestra mayoría jugamos un papel central en la producción de bienes y servicios, justamente en los puestos más precarizados y peores pagos, por los que somos superexplotadas. Por eso, en este contexto de múltiples violencias a través de los femicidios, los golpes, la ilegalidad del aborto o la trata, tenemos que pelear también para que no seamos nosotras las que paguemos la crisis capitalista. 
 
Este 8 de marzo, no puede ser el día de las Ángela Merkel, las Eugenia Vidal o las Cristina Fernández, todas ellas gobernantes y empresarias contra la mayoría de las mujeres. Tiene que ser el 8 de marzo de las mujeres refugiadas del pueblo sirio y de las que huyen del hambre y la guerra. También queremos que sea el 8 de marzo de las trabajadoras docentes que salen a pelear por aumento de salario y de las ferroviarias que se organizan en el ferrocarril Sarmiento por el cupo femenino y contra la violencia machista. Por eso, reclamamos a las centrales sindicales que convoquen a un paro para enfrentar el ajuste y acompañar la movilización de las mujeres ese día.
 
Por Belén y todas las que son criminalizadas por abortar, por las mujeres que defienden el derecho a decidir en sus países, por las jóvenes que son secuestradas en las barriadas populares para las redes de trata, por las 57 mujeres argentinas víctimas de femicidios en solo 43 días de 2017, por todas ellas llamamos a parar y a movilizarnos el 8 de marzo en todo el país y el mundo. Denunciamos que Macri junto con el resto de los gobiernos capitalistas son responsables de esta situación. Basta de políticas de ajuste y discriminación. Nosotras no vamos a pagar la crisis. Igual trabajo por igual salario ¡Ni una menos! Exigimos la declaración inmediata de la emergencia en violencia de género con presupuesto para planes de prevención. Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Basta de redes de trata. Vivas se las llevaron, vivas las queremos. 



MÁS TEXTOS:
Marzo es feminista, radical y autónomo: http://valladolorenlabiblioteca.blogspot.com.es/2014/03/marzo-es-feminista-de-clase-radical-y.html


ACTIVIDAD EN ZAMORA POR EL 8 de Marzo.

Os invitamos a participar en el vídeo fórum de la película “Ni Dios, ni patrón ni marido” que organizamos el día 8 de Marzo a las 20h en el local de CNT Zamora (Avda/ Cardenal Cisneros Nº64 b).



8 DE MARZO. CADA LUCHA ES UNA VICTORIA.

Brecha salarial, techo de cristal y segregación horizontal, mayor dificultad de acceso a la formación y al empleo, mayor precariedad laboral y desempleo, explotación doméstica, imposibilidad de conciliación, violencia normalizada, acoso cotidiano, invisibilización, pobreza, discriminación, infantilización, negación, maltrato, control de nuestra sexualidad y nuestros derechos reproductivos...

Son tan numerosas, son tan variadas, son tan abrumantes las luchas que las mujeres tenemos que bregar diariamente por el simple hecho de ser mujeres que puede decirse que hasta la misma existencia en esta sociedad heteropatriarcal que nos explota y nos reprime es ya una victoria. Pero para nosotras esto no es suficiente. No nos llega con estar vivas, queremos vivir en una sociedad de iguales.

Las mujeres de clase obrera debemos enfrentar todos los días una doble lucha de emancipación: contra el capital, por ser obreras; y contra el patriarcado, por ser mujeres. Comparadas con los hombres, cobramos menos, trabajamos en condiciones más precarias, cotizamos menos y trabajamos más horas, se nos exige más para ser contratadas... Pero al llegar a casa debemos hacernos cargos de nuestros maridos, hijos, padres y hermanos.

Esta situación se ha mantenido históricamente mediante un sistema de control que, cuanto más nos explotaba, más sumisión creaba. Pero la sumisión y el miedo, la cabeza agachada, ya no son actitudes de las mujeres. Hoy, desde hoy y desde siempre, queremos estar en todas las luchas y por eso luchamos en todos los frentes.

Las mujeres somos el motor del cambio social. Cada mujer que se rebela contra la opresión que sufre en su hogar es un paso ganado hacia un mundo más humano. Cada mujer que decide vivir abiertamente su sexualidad es un paso ganado hacia un mundo más libre. Cada mujer que planta cara al patrón en su puesto de trabajo es un paso ganado hacia un mundo justo.

A las mujeres se nos borra del pasado y del presente, pero hoy nos afirmamos, hoy nos reivindicamos como sujeto en lucha, desde ya asumimos que el miedo se ha transformado en furia y que nuestra lucha es única, central, necesaria y revolucionaria. Y queremos hacerlo en unidad, en colectivo. La invisibilización de nuestras luchas, la normalización social de la explotación, la escasa disponibilidad de nuestro tiempo, nos dificulta participar en organizaciones sindicales, las cuales en muchas ocasiones ni siquiera nos toman en cuenta, nos desplazan o rebajan nuestras luchas.
Sin embargo, históricamente las mujeres hemos estado presentes en todas las luchas sociales y de clase que han tenido lugar, en muchas ocasiones en primera fila pagando con nuestras vidas nuestra rebelión, nuestro ejercicio de dignidad, nuestros anhelos de libertad.

Es necesario recoger nuestra herencia de lucha para ganar nuestro presente. Saber quien somos. Saber lo que queremos ser. Hacer de nuestra lucha un momento importante, fundamental, de la historia colectiva y de la lucha clases. Afirmar que la Organización anarcosindicalista de la que somos parte fundamental está dispuesta a revertir la doble explotación que padecemos. Construir nuestro espacio en igualdad, entre compañeras y compañeros dispuestos a enfrentar el patriarcado, actor fundamental de nuestra explotación como obreras. Levantarnos como un grito invulnerable, como un único puño. Lucha a lucha, victoria a victoria.

Viva el ocho de Marzo
Viva la lucha de la mujer trabajadora

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."