Hace unos días se convocaron elecciones generales anticipadas tras el fracaso del gobierno neoliberal y de sus aliados para elegir Presidente de la República en tres rondas de votaciones en el Parlamento. El que parece salir beneficiado de esta evolución que han tenido los juegos parlamentarios entre los gestores de la crisis capitalista es el partido izquierdista Syriza, que en este momento tiene más poder electoral que el partido derechista Nueva Democracia, el mayor de los dos partidos de la coalición gubernamental.
Para nosotros el parlamentarismo, la representación y la delegación son los aspectos políticos principales del actual sistema sociopolítico podrido y fracasado. De un sistema inhumano que propone la organización jerárquica y clasista de la sociedad, la explotación del hombre por el hombre, el individualismo. Nosotros proponemos la organización horizontal y comunal de la sociedad, la eliminación de las clases sociales, el colectivismo, la participación de todos los miembros de la sociedad en la gestión de los asuntos que la conciernen.

La razón, pues, por la que vamos a dedicar algo de tiempo para tocar una de las facetas del tema de las últimas elecciones es por un lado hacer públicas nuestras estimaciones sobre ellas, y por otro lado enviar (una vez más) un mensaje a unos de los siervos más asquerosos de este sistema: a los manipuladores de la información, o sea a los que tienen a su cargo las tareas del lavado de cerebro, de la propaganda y difusión masivas del discurso (por ahora) dominante. Y como dichos sujetos no tienen entidad propia, ya que son unos meros títeres en manos de sus patrones políticos y económicos, el mensaje es enviado también a estos últimos.



En Grecia todo el mundo esperaba la convocatoria de las elecciones adelantadas, porque todo el mundo sabía que la coalición gubernamental no conseguiría el número de escaños necesario para elegir presidente. El partido derechista adelantó las elecciones presidenciales, a sabiendas de que no iba a elegir presidente. Recurrió a esta táctica para evitar ser el gestor de la situación política durante los próximos meses, dado que el Fondo Monetario y la Unión Europea van a imponer otro memorándum al pueblo griego. Esto significa más medidas, más austeridad, más totalitarismo, más ventas de recursos públicos.

Según parece, los únicos que se sorprendieron (o por lo menos eso aparentaron) fueron los periodistas, sobre todo de los medios de desinformación extranjeros. En sus artículos sobre el tema de las elecciones anticipadas destaca un alarmismo intencionadamente exagerado. Lo que más preocupa a estos medios es el tema de las repercusiones que tendrán los últimos acontecimientos en las bolsas. Todos escribieron casi lo mismo, casi con las mismas palabras, todos se aproximaron al tema de una manera curiosamente idéntica, así que leyéndolos queda la sensación de que este es el tema que debería preocuparnos: “La convocatoria de elecciones preocupó a los inversores”, “el adelanto electoral tensa los mercados europeos”, “las bolsas se han puesto nerviosas”, “los mercados bursátiles han sido los damnificados”, “la Bolsa se ha desplomado”, “los mercados volvían a caer presa del nerviosismo”, “las bolsas se hunden”, e.tc.

También, todos los mass media se centraron en el alarmismo sobre el futuro, con la imposición de más medidas de austeridad, las cuales, al igual que las anteriores, nos conducirán a la esclavitud total: “El FMI suspende la negociación con Grecia”, “¿podrá Grecia reequilibrar su economía?”, “peligra también la implementación del programa de ajustes, de reformas y recortes que tanto necesita el estado heleno”, e.tc.
Por supuesto, los mass media no hablan de la miseria, de la indigencia, de la pobreza. O si hablan algo de todo eso, lo hacen sin vincularlo con el capitalismo. No hablan del desempleo, de la esclavización de la clase trabajadora, de la venta al Capital trasnacional de los recursos públicos del país. No hablan de lo que está sufriendo una buena parte de la sociedad, del futuro hipotecado de las próximas generaciones. No hablan de las verdaderas causas de esta ofensiva del neoliberalismo a nivel mundial, a la que llaman “crisis”. Les importa un bledo todo esto. Ellos emplean palabras bellas para describir una situación lúgubre. Hablan de “equilibraciones”, de “ajustes”, de “reformas”, de “cambios estructurales”…Para ellos todo lo que está sufriendo la clase baja en Grecia y en cualquier país del mundo es necesario, en concreto son “sacrificios necesarios”… Jamás nos dirán para quién es necesario el sacrificio de los pobres, de los de abajo, aunque la respuesta es obvia: Para los de arriba, para los capitalistas, para los parásitos que se benefician del trabajo de los oprimidos.

Al mismo tiempo, durante los últimos meses abundan las publicaciones en varios medios corporativos, que directa o indirectamente apoyan la política del partido izquierdista Syriza y de todas sus ramas políticas. Las que están escritas por periodistas griegos son bastante diferentes de las que están escritas por periodistas extranjeros y son dirigidas a un público que desconoce la realidad griega, o por lo menos no tiene un contacto estrecho y cotidiano con ella. Por eso, este campo se ofrece para tergiversar la realidad de una manera sutil y vender gato por liebre a este público.

Aquí hay que señalar que estas tácticas no las utilizan en exclusiva los periodistas izquierdistas. Los derechistas utilizan las mismas tácticas que ellos. Para nosotros estos dos bandos políticos y sus siervos son las dos caras de la misma moneda.

Los periodistas izquierdistas, pues, en sus artículos emplean otros términos, igual de bellos, sobre la posible victoria del Syriza en las próximas elecciones: hablan de la “sociedad civil”, del… “sueño europeo”(!) de los “ciudadanos” griegos, que a través de las elecciones rechazarán a los malos derechistas y delegarán la suerte de su vida a los buenos izquierdistas. Hablan constantemente de ciudadanos en vez de hablar de súbditos, porque quieren colar a la sociedad el mismo concepto que los derechistas: el del supuesto “ciudadano”, cuyo papel se limita a la elección de sus representantes. Hablan de supuestos sueños europeos, utilizando un vocabulario vacío de sentido e interclasista. Al fin y al cabo, esto es lo que son: vacíos.

Al mismo tiempo, últimamente varias publicaciones en otros idiomas elogian unos proyectos griegos supuestamente alternativos y aún más supuestamente auto-organizados, presentándolos como “la respuesta a la crisis”. Según ellos “la economía cooperativa, las redes de solidaridad y las prácticas alrededor de los bienes comunes viven un momento dorado”. No hay ningún momento dorado, ni siquiera de hierro. Se trata de unos cuantos proyectos, que en su mayoría están controlados por la Izquierda, o sobre la marcha han sido manipulados por ella, y por lo tanto son totalmente inofensivos para el Sistema, por no decir que algunos de ellos son necesarios, como una prueba de su tolerancia hacia el alternativismo capitalista.

¿Pero por qué estos medios quieren presentar con tanto empeño en la coyuntura actual estos proyectos como algo sumamente importante? Quieren dar la sensación de que este es el corazón de las resistencias en Grecia. Por eso presentan a los que los gestionan como “unas de las voces griegas del procomún más respetadas”. Si alguien se pregunta de qué procomún nos están hablando, la respuesta es que “las robustas redes de solidaridad y de cooperativas ayudarán a catalizar esta transición hacia los comunes”. Hacia los comunes…No esperamos que el lenguaje del alternativismo apolítico sea político y sobre todo concreto.
Si los mismos artículos hubieran sido escritos en griego, y si hubieran sido publicados en algún medio contrainformativo griego, habrían suscitado una oleada de críticas. Todo el mundo que participa activamente en la lucha anticapitalista se preguntaría cómo se pueden escribir tales chorradas. Quizá esta sea la razón por la que tales publicaciones son dirigidas a un público que desconoce la realidad griega, y no tiene los conocimientos para pensar en lo mismo.

Tampoco son solamente unas meras chorradas. En el caso de Grecia los izquierdistas griegos y extranjeros están tratando de dar la imagen que les conviene a ellos en la coyuntura actual: La de “otro mundo es posible”, pero la transición a este mundo (¿el mundo de los…comunes?) debe ser pacífica, edificando proyectos como los presentados en varios artículos como proyectos auto-organizados significantes. Y la Izquierda se presenta como la diosa protectora de estos proyectos…

Al mismo tiempo, la Izquierda necesita demonstrar que tiene algo diferente que proponer a la sociedad, en comparación con la Derecha. Estos supuestos proyectos “auto-organizados” le dan la oportunidad de hacerlo. Esta propuesta le es necesaria a la Izquierda griega, ya que estamos en un período electoral, y a la Izquierda española y europea para asociarla con sus propuestas, dar la sensación de que en Europa “soplan vientos de cambio”, asociándose estas Izquierdas entre sí sobre la base de esta “propuesta alternativa”, que en el futuro es posible que la llamen movimiento.

Sin embargo, los que participamos en la lucha social y de clase en Grecia sabemos de sobra cuál ha sido y sigue siendo el papel de la Izquierda (y no sólo de ella, pero esta es otra historia) en la historia de los proyectos auto-organizados en los que se ha involucrado, con el fin de controlarlos, manipularlos y conducirlos a canales inofensivos para el Sistema, por intereses partidistas. En algunos casos en los que no ha podido hacer algo de lo anteriormente citado, incluso ha intentado minarlos o anularlos. Por eso, a otro perro con este hueso.

A todos estos siervos de sus amos, derechistas e izquierdistas, les decimos: ¡A la mierda! Tampoco tendréis que desplazaros para alcanzarla, que ya estáis bien metidos en ella.

En vez de epílogo vamos a concluir con la conclusión de un artículo publicado en una página web desinformativa, sobre el papel de los canales televisivos y de su desinformación en la rebelión del 12 de febrero de 2012. La hemos usado otra vez, en la conclusión de nuestra entrada “12 de febrero de 2012: la noche más cálida del invierno”: “Cuando la rebelión llegue a los medios desinformativos, como es lo normal (esperado), su fin va a ser duro, humillante e inolvidable, y serán ellos mismos los que lo habrán causado…”


Enlace corto: http://verba-volant.info/es/?p=9358
El texto en inglés.


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."