LAS CALLES NO SON DE NADIE
SU USO ES COSA DE TODAS

Las calles no son de nadie, su uso es cosa de todas. Los espacios públicos no deberían ser, incluso por definición, un lugar de exclusividad y manipulación.

 Algunas de las que pasamos nuestro tiempo en el asfalto de esta ciudad nos preguntamos hasta qué punto una ºinstitución pública, un negocio o un individuo pueden ser capaces de hacerse con el control de los espacios que todas necesitamos y queremos utilizar. Nos lo cuestionamos cada vez que los cuerpos policiales interrumpen la creatividad de un músico para decirle “aquí no se puede tocar sin
permiso”. Otra vez la represión del “orden” contra la cultura. Otra muestra mal entendida de un “civismo” que persigue las chancletas, la música en directo o los espectáculos improvisados, bajo delirios de control, “estética” y pretensiones económicas en base a sanciones (poderoso caballero es Don Dinero, ya se sabe).

Iniciativas como el Teatro de Calle o los conciertos en la calle del Día de la Música nos hacen pensar en porqué el simple hecho de que sea algo realizado al aire libre y en un espacio público tiene que ser un motivo ocasional y anunciado.

Sabemos que, pese a las normativas locales, se pueden encontrar grupos de personas que no dejan frenar sus ganas de pasar un buen rato por unas restricciones estúpidas; sin embargo no debería tratarse de algunas de nosotras. Todas tenemos la posibilidad de disfrutar de la calle, de
mostrar nuestras inquietudes y dar rienda suelta a la expresividad que alcanza un estatus especial cuando se torna en arte. Los versos en las paredes, las diálogos teatrales en las plazas y los acordes en las avenidas nos parecen una muestra humana de una ciudad viva y unos individuos que se muestran sin tapujos como lo que son, existencias sociales que necesitan expresarse y relacionarse
en los lugares que siempre han sido concebidos para ello. A los intelectuales se les cae la baba elucubrando sobre las ágoras griegas de la Antigüedad y lo que han supuesto para la cultura mientras miran para otro lado cuando en las calles del lugar en el que habitan se reprimen las manifestaciones espontáneas del diálogo que entrañan el arte y la cultura.

 La desobediencia es el camino cuando las leyes y sus agentes atienden a argumentos sin sentido. Sólo con acciones se producen los cambios. Es nuestra responsabilidad el no dejarnos amedrentar cuando ideamos un evento en la calle para nuestro disfrute y el de las demás, sin tenernos que conformar con programaciones aprobadas y restringidas.

La calles de nadie, la libertad nuestro anhelo,
la cultura el alimento para nuestras mentes


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."