A menos de cinco meses para que comience el Mundial de fútbol 2014, miles de brasileños protestaron el sábado por la tarde (madrugada del domingo en España) en varias ciudades de Brasil contra la organización del torneo.

En las protestas, que comenzaron de manera pacífica, se registraron algunos episodios de violencia en algunas ciudades, en los que han sido detenidas 143 personas, pero no llegaron a sacudir al país como ocurrió durante el pasado mes de junio, a raíz de la celebración de la Copa de las Confederaciones.

El manifiesto de la convocatoria denuncia, entre otros hechos, el sobrecoste en los gastos previstos en la organización del Mundial y achaca el aumento del presupuesto a la corrupción en las instituciones responsables de la construcción de los nuevos estadios que están siendo edificados para el Mundial.

"Es absurdo que Brasil organice una Copa del Mundo porque hay problemas como la salud, la educación y la vivienda que están en condiciones pésimas. En Sao Paulo todavía, pero en el nordeste hay situaciones dramáticas", declaró un manifestante en Sao Paulo.
Las marchas se repitieron más de una decena de ciudades de Brasil, entre ellas Brasilia, Porto Alegre y Belo Horizonte, también sedes del Mundial, pero ni en estas ni en Río de Janeiro, donde se jugará la final de la Copa del Mundo, la concurrencia fue tan elevada como en las manifestaciones de junio, que forzaron al Gobierno a anunciar planes en las áreas de salud y transporte para atender a las demandas de los brasileños.Al final de la marcha en Sao Paulo, grupos de manifestantes rompieron las lunas de varias entidades bancarias y un concesionario de coches y zarandearon un vehículo de la policía, según se presenció en las imágenes retransmitidas por los medios. De hecho, 128 de los 143 detenidos lo fueron en Sao Paulo. En Natal, en el estado Rio Grande (nordeste), 15 personas fueron arrestadas por las protestas registradas frente al estadio mundialista Arena das Dunas, inaugurado el pasado miércoles por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. Un grupo de manifestantes intentó invadir el estadio, dañó una grada de acceso e incendió un local utilizado por los trabajadores de la recién inaugurada obra, informó el diario Folha de S.Paulo. Las autoridades indicaron que 15 personas fueron detenidas por dicha acción.

 

 

LLAMADO INTERNACIONAL DE SABOTAJE 

Y ACCIÓN DIRECTA CONTRA EL MUNDIAL DE FÚTBOL



El 12 de junio del 2014 en Brasil dará comienzo el Mundial de Fútbol,
evento deportivo que esperan con ansias empresarias, políticas, periodistas
y simpatizantes, unas por reedito económico, las otras por exacerbación
nacionalista, un mundial que tiene como costo el presupuesto más alto de
inversión en la historia (más de 600.000 millones de dólares, y la cuenta
aún no para...)
Pero más allá del colorido, de los bailes, del carnaval, de la “alegría”,
la realidad es otra:
En el país carioca, las fuerzas represivas comandadas por la mal nacida de
Dilma Rouseff, y entrenadas por las brigadas antiterroristas
estadounidenses, como el ejército, la policía, y la irónicamente denominada
Unidad de Pacificación (UPP), liderada por los milicos Alexandre Braga y
Ezequiel Oliveira Mendonca, están llevando adelante una política de
exterminio sobre la población marginal, concentrando sus ataques en las
favelas y en las zonas más pobres de esa región. Un exterminio que lejos
está de disminuir, ya que el despliegue de la Policía Militar, orquestado
por el delegado Tarcisio Andreas Jansen y el coronel Marcelo Rocha, se ha
incrementado conforme se acerca la inauguración.
Solamente en ciudades como Sao Paulo, cerca de 70.000 familias están siendo
desalojadas en las obras de preparación del Mundial, y en Rio de Janeiro
igual suerte corren casi 40.000 viviendas.
El Estado brasileño, haciendo gala de su fama progresista y
asistencialista, ofreció a algunas de las desalojadas (obviamente ninguna
es de los barrios burgueses, pues estos no fueron afectados de ninguna
manera)  una suma de dinero que no les alcanza para recuperar su vivienda
original, escupiendo la dignidad de las pobladoras, creyendo que toda la
sangre derramada puede taparse con dinero.
Y si de sangre derramada hablamos, en Brasil durante estos últimos meses
son cientos las heridas y decenas las muertas.
No podemos dejar de mencionar el repugnante accionar del Estado asesinando
niños que sobreviven en la calle de la manera más cobarde, para recibir a
los 600.000 turistas que se calculan arribaran al país, ofreciéndoles a su
vez los centenares de cuerpos de mujeres y niñas sometidas a la
prostitución.
Estas postales, tal vez desconocidas para muchos, son moneda corriente en
Sudamérica, de ahí que nuestra rabia nace del odio más sincero, de las
necesidades limitadas, de los sometimientos diarios y de las humillaciones
constantes, de ahí que nuestra rabia no es por aburrimiento ni pose
revolucionaria, sino que es necesaria y urgente, y claro, hermosamente
violenta...
Como anarquistas no podemos quedar indiferentes ante tanta miseria, tanto
dolor, tanta tortura y tanta muerte.
Los responsables de estas atrocidades no andan escondiéndose, son los
patrocinadores, las multinacionales, la misma sociedad que con su pasividad
y servilismo tolera y alienta este torneo.
De los primeros, podemos encontrar oficinas y representantes en diversas
partes del globo...solo basta ajustar las miras y disparar.
De los segundos no esperamos ni pedimos nada, por eso nos llamamos a
actuar, a nosotras, a las anarquistas combatientes de diversas regiones, a
las refractarias de este orden inmundo, a las subversivas que entienden que
el único camino es el de la confrontación directa y real.
Por consecuencia y coherencia, en rebeldía y acción.
Por eso este escrito no pretende ser meramente de repudio, sino una clara
incitación a conspirar, sabotear y atacar todas las herramientas del
sistema de dominación que pretenden domesticarnos, puntualmente en este
caso, esta copa de mierda.
Por ende, por nuestra parte y para empezar realizamos un llamado anónimo al
vuelo de la empresa TAM JJ8011, destino Sao Pablo que partió desde Bs. As.,
alertando sobre un artefacto explosivo, con el fin de sabotear el normal
flujo de turistas que arriban a la región dominada por el gobierno
brasilero inconscientes de lo que allí sucede, o cómplices con su apatía.
¿SI NO SOS VOS, QUIEN? ¿SI NO ES AHORA, CUANDO?
¡SOLIDARIDAD ACTIVA CON LXS COMPAÑERXS EN REVUELTA EN BRASIL!
¡VENGANZA POR LXS HERIDXS, PRESXS, Y MUERTXS A MANOS DEL ESTADO!
¡NO HABRÁ COPA !
Célula de Solidaridad Internacional.

A Vencer o Morir Por La Anarquía.

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."