Efectivos de la Guardia Civil de Burgos han detenido a un hombre de 50 años, cuya identidad responde a las iniciales V.U.G, como presunto autor del fuego provocado en una entidad de Caja de Burgos en la localidad burgalesa de Sotopalacios, cercana a la capital. El suceso se ha producido en torno a las 9:20 horas, cuando el individuo se ha presentado en la sucursal de la entidad con intención de prenderle fuego. En ese momento estaban en la oficina los cuatro empleados, quienes por indicación expresa del presunto autor abandonaron el recinto entre la confusión y varias crisis de ansiedad.
 
Al parecer, esta persona mantenía algún problema financiero con la entidad bancaria y derramó en su interior unos 20 litros de gasolina que portaba en un bidón, que incendió a continuación. Debido a la acumulación de los gases, la explosión ha sido «muy agresiva» y ha afectado a la totalidad del edificio, con una estimación de daños «muy importantes». Los empleados han sido atendidos allí por los servicios sanitarios de pequeños cortes y varias crisis de ansiedad, sin necesidad de ser trasladados. Tras los hechos, la Guardia Civil ha establecido un dispositivo que ha permitido la identificación de V.U.G, vecino del municipio, quien ha sido detenido en torno a las 10:00 horas en su domicilio. Al lugar se han desplazado miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Burgos, así como del equipo en desactivación de explosivos de la Comandancia a fin de esclarecer todo lo ocurrido.
 
La oficina ha quedado inoperativa desde ese momento, según ha confirmado la entidad financiera.
 
Fuente: 8/11/2012. El norte de castilla:
 
 
 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."