MANIFIESTO: POR UNAS FIESTAS LIBRES DE VIOLENCIAS MACHISTAS Y LGTB+FOBAS

Cuando diferentes Centros Sociales y colectivos de Valladolid decidimos organizar unas fiestas populares y autogestionadas, al margen de las institucionales, teníamos claro que queríamos construir un espacio donde todas las personas nos sintiéramos seguras, libres y verdaderas partícipes e intentar llevar este mensaje a toda la ciudad. Porque no se nos escapa que con la excusa de alcohol y la fiesta, aumenta la permisividad hacia agresiones que en otros contextos tacharíamos de intolerables.

La cultura patriarcal hace creer a los hombres que tienen poder sobre casi todo y reduce a las mujeres a una mera posesión material más que pueden dominar. Por eso se explica, que haya hombres que, sin cuestionarse esos valores, toquen, intimiden, acosen, “piropeen” o insulten a las mujeres escudándose en “la broma” o  en “el cachondeo”, ignorando cómo se sienten las personas que están siendo agredidas e incluso intentando humillar a aquellas que protestan y le plantan cara. Lo mismo ocurre con aquellas personas que no encajan dentro de los límites de las sexualidades e identidades impuestas. La discriminación se hace patente mediante comentarios ofensivos o situaciones de acoso que buscan ridiculizarlas y expulsarlas de los espacios.

Estas actitudes no son hechos aislados sin importancia, sino que forman parte de una manera de relacionarnos machista que otorga el papel dominante a los hombres heterosexuales y el subordinado al resto. La permisividad con la que se tratan estas agresiones es el cimiento sobre el que se asientan otras muchas agresiones físicas y sexuales. Y es que si no se considera a las mujeres o a las personas lgtb+ iguales, difícilmente se las va a tratar con respeto. Lo común cuando sucede una agresión es culpabilizar a la persona agredida: por su ropa, por su actitud, por no haber sido lo suficientemente tajante, mientras que se disculpa al verdadero responsable, el agresor. Por otra parte, el silencio también es cómplice de las violencias machistas y es que si callamos ante las agresiones, estamos perpetuándolas. Porque las agresiones no son problemas individuales, sino sociales que requieren de una respuesta y rechazo colectivo.

La imagen patriarcal que se proyecta de las mujeres como eternas víctimas indefensas, a través de campañas institucionales, tampoco ayuda a atajar el problema. Es importante poner en valor la autodefensa transfeminista que nos ayuda a detectar y enfrentar actitudes machistas y lgtb+fobas poniéndonos en el centro como sujetos de derechos y no como víctimas pasivas.

Por todo esto, llamamos a construir unas fiestas libres de violencias machistas, racistas y lgtb+fobas porque la responsabilidad es compartida.

Si te dice NO, no insistas, no acoses, no manipules. Es NO.  Ligoteo sano y consensuado sí; babosos no.
Si presencias una agresión, no te calles o serás cómplice.


MANIFESTACIONES POR LA ABOLICIÓN DE LA TAUROMAQUIA Y EL CIRCO CON ANIMALES

Movimiento antiespecista Valladolid y (ACTYMA) convocan dos manifestaciones por los derechos de los animales EL VIERNES 9 DE SEPTIEMBRE.

-HORARIOS:
*DE (17:15-18:15)" PROTESTA POR LA ABOLICIÓN DE LAS CORRIDAS DE TOROS" que dará lugar en la Plaza de toros Valladolid, Paseo Zorrilla 47.
*DE (19:00-20:30) "PROTESTA CONTRA EL CIRCO HOLIDAY" y sus espectáculos con animales.
Situado en el Recinto Ferial Valladolid, Av.Ramón Pradera.





Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."