Valladolid, "ciudad joven".




En estos últimos días, la prensa burguesa local ha concentrado su atención en un "grave problema": la pérdida constante de población joven en la ciudad de Valladolid, a causa de la emigración masiva de dicha población por la falta de trabajo y expectativas... Atendiendo a sus declaraciones, se tiene la impresión de que este problema (de emigración masiva como se ve, y no "de inmigración" como la ranciedumbre lleva años repitiendo) es mucho más grave ahora por alguna razón misteriosa. Y ante ello, todos los "especia-listos" y demás tertulianos opinadores sudan ríos de tinta, llenando páginas y páginas y horas de radio de supuestas causas y aún más supuestas soluciones.

Pero ¿realmente hay un problema de población "joven"? ¿Y si es así, cuál es el problema? Como en todo, depende:
- para algunos políticos municipales el problema más urgente es que la pérdida de población puede significar que Valladolid baje de 300.000 personas, lo que significaría a su vez una pérdida de concejales, de representación... menos dinero, vamos.
- para otros, el problema mayor reside en que "enseñamos" a los jóvenes y luego venden su "talento" fuera, es decir, que "gastamos" en su preparación un dinero que NO se recupera posteriormente con la deseable explotación  laboral correspondiente...

¿Y para nosotrxs, proletarixs, cuál es el problema?
Pues sin duda, la emigración forzosa a la que nos vemos sometidos, la falta de trabajo, las malas condiciones laborales, la explotación, el paro, la miseria... Ante estas expectativas, no es de extrañar que mucha de la gente joven de Valladolid, "con más o menos talento", emigre a otras latitudes donde encuentra más oportunidades laborales, se paga mejor o, simplemente, hay trabajo. Al fin y al cabo, en Valladolid lxs proletarixs nos enfrentamos A LA MISMA MIERDA QUE EN TODAS LAS OTRAS CIUDADES donde domina el capitalismo, es decir, en todas. Y como en el resto del mundo, la principal causa de emigración es la económica. Más allá  de la "divina juventud".



El camelo de "lo joven".
Con la cosa de que no hay "población joven" y que se está produciendo un envejecimiento constante de la población, los opinadores también proponen soluciones mágicas para "dinamizar" la urbe y "atraer emprendores". El infinito asco que nos provoca su lenguaje solo puede ser comparado con el cabreo monumental que nos recorre cuando les oímos afirmar que una buena idea sería crear espacios artísticos y de ocio, en edificios abandonados como "el intercambiador de Renfe"...
Para los desmemoriados, que siempre los hay, en ese lugar, situado en el interior de los talleres viejos de la RENFE, entre el año 1999 y el 2001, se desarrolló el proyecto de CENTRO SOCIAL AUTOGESTIONADO LA POLILLA, donde se realizaron conciertos, exposiciones, talleres, charlas y un sinfin de actividades culturales y de ocio alternativo,... No pasa nada, lo que ayer se condenaba como REFUGIO DE VÁNDALOS, hoy se puede vender perfectamente envuelto en la refulgente seda del ayuntamiento... Pero claro nos preguntamos ¿se pretende así construir una ciudad "joven"?

Siguiendo con la desmemoria, recordamos que el Colegio San Juan de la Cruz, que debería ser un centro social gestionado por los vecinos de la Rondilla, sigue totalmente abandonado.
Lo mismo se puede decir del Colegio Público Pavo Real situado en el Barrio de los Pajarillos, asolado por la ubicación de traficantes en su entorno y cerrado sin miramiento por el anterior ayuntamiento, sin contar para nada con las necesidades del vecindario (y qué decir de sus jóvenes). Lo mismo de otros espacios, del ayuntamiento y/o de otros propietarios capitalistas. que están abandonados o en desuso.
¿Debemos acaso acordarnos de cómo se desalojó el Centro Social La Guardería para hacer un hotel de 4 estrellas? ¿O de las prohibiciones de conciertos y otros eventos (anti) culturales, de las multas a bares y locales, del recorte de horario, de la presión policial, de los registros en Cantarranas, de la caspa extendida por todos los poderes de esta ciudad, del clero a Avadeco?

Ciertamente, a toda esta gente, lo joven solo le interesa cuando quieren vendernos la moto. Debe ser que una moto nueva se paga mejor.



Imagen del INTERCAMBIADOR histórico de RENFE en Valladolid


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."