Como base para abordar el debate de las situaciones que están frenando e impidiendo el avance en la creación y coordinación organizativa y activa del movimiento revolucionario y su capacidad de construcción de una vía de contrapoder obrero y popular frente al sistema capitalista, proponemos el debate a partir de algunos de los siguientes interrogantes:

¿Qué métodos ideológicos y prácticosdebemos desarrollar y emplear para conseguir una identificación de la clase obrera con los planteamientos y actividad revolucionaria?

¿Qué procesos de contacto, coordinacióny/o niveles de unificación se han de impulsar entre las organizaciones de carácter revolucionario?

¿Qué objetivos revolucionarios, ideológicos y prácticos inmediatos se han de con-siderar como prioritarios para un desarrollo conjunto y coincidente en el proceso organizativo y combativo?

¿Cómo se ha de luchar contra la parcialización y sectorialización de los combates, y qué procesos de generalización y extensión de las luchas se deben adoptar dentro del marco revolucionario?

¿Qué características fundamentales se deben observar y poner en práctica en una metodología común de enfrentamiento al sistema, sin perder el objetivo revolucionario?

¿Qué metodología se ha de seguir para el análisis, identificación y confrontación con todas cuantas organizaciones políticas,sindicales y sociales practican el entreguismo, el colaboracionismo y el reformismo, que impiden, e incluso combaten el avance hacia un proceso revolucionario?


[LEER MÁS, "Problemas por resolver" en SOLIDARIDAD DE CLASE nº 11: https://es.scribd.com/document/293904814/Solidaridad-de-clase-n%C2%BA-11]

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."