En el marco de la convocatoria por unas FIESTAS ALTERNATIVAS Y AUTOGESTIONADAS, se celebró ayer la Segunda edición del Descenso del Pisuerga, que estuvo caracterizada tanto por la alta participación como por el buen humor y la combatividad de lxs participantes.

A partir de las 12:00 de la mañana, grupos de gentes se empezaron a reunir en la Playa de las Moreras y poco a poco fueron preparando (o levantando de la nada) embarcaciones de muy diverso tipo (desde barcas a canoas, a embarcaciones precarias fabricadas con cuerdas, cinta y colchonetas, palés, botes con neumáticos, garrafas, etc.). En total, más de veinte embarcaciones, varias de ellas engalanadas con banderas piratas, pancartas o lemas reivindicativos como "Somos las nietas de todas las piratas que nunca pudisteis ahogar", "Nahuel Libertad", etc.

El descenso comenzó pasadas la una y media de la mañana, cuando las embarcaciones intentaron mantenerse en pie entre el fragor de la batalla acuática que muchas de ellas empezaban y la dificultad de otras muchas para no volcar. Poco a poco, fueron avanzando entre los gritos de "A-Anti- Anticapitalistas" y otros cánticos que eran acompañados por las voces y los aplausos del no poco público reunido en el entorno de la playa y bajo el puente del Poniente, punto final del recorrido.



A continuación reproducimos el planfleto repartido antes del descenso que resume en buena medida el sentido del acto lúdico y revindicativo de ayer:



> Crónica del Descenso en Últimocero: http://ultimocero.com/noticias/movimientos-sociales/2016/09/08/piratas-surcan-el-pisuerga-en-defensa-del-agua-y-en-contra-de-la-contaminacion/

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."