La audiencia nacional, heredera directa del tribunal de orden público franquista, ha dictado sentencia contra nuestrxs compañerxs Mónica y Francisco. El mazazo de la justicia ha sido de 12 años de prisión para cada unx. Una sentencia sostenida por pruebas indiciarias (indicios convertidos en pruebas) y por su anarquismo declarado sin ambages durante el juicio.

La operación columna en la que fueron detenidxs Mónica y Francisco fue el pistoletazo de salida de una esperpéntica caza de brujas. A día de hoy más de 40 personas están pendientes de pasar por la misma audiencia acusadas de pertenencia a organización con fines terroristas. A todas se las vincula con los Grupos Anarquistas Coordinados, que su mayor “atentado” es firmar un libro titulado “contra la democracia”. De la hasta ahora última operación policiaca contra el “movimiento libertario”, la operación Ice, sigue preso Nahuel, desde noviembre del año pasado en régimen de aislamiento.
 
Hoy volvemos a salir a la calle porque queremos a nuestrxs compañerxs en ella.
Nahuel, Mónica y Francisco a la calle.
Libertad para todas.


Red de apoyo a lxs detenidxs en las operaciones pandora y piñata

Fecha: 
 21/04/2016 - 20:00
Lugar: 
 Plaza del reenganche. Santander.

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."