Texto de la Asamblea de anarquistas por la emancipación social y de clase, publicado con motivo de la realización de una concentración en Atenas el 13 de agosto, contra el tercer memorándum.


El ascenso del partido socialdemócrata Syriza al Poder tras las elecciones de enero, se basó en gran medida en la manipulación y asimilación de una serie de luchas que lo precedieron, en el aprovechamiento de los golpes que recibieron de la represión y en el cultivo del derrotismo y la pasividad dentro de los segmentos luchadores de la población, así que el descontento y la rabia se encauzaran a la opción inofensiva de las urnas. Simultáneamente con el esfuerzo por conseguir el mayor consentimiento posible (que en gran medida logró con el comercio de esperanza y con las promesas de la mejora de las condiciones de vida, desde luego siempre en términos de delegación), consiguió también el apoyo de una parte del Capital local dándole las garantías adecuadas. En consecuencia, el objetivo principal del nuevo gobierno era restaurar la imagen y el prestigio de las instituciones y del sistema de Poder socialmente podrido, y a través del tríptico unidad social, colaboración entre las clases y paz social, neutralizar (contrarrestar, eliminar) las resistencias sociales y de clase, intentando (man)tener el máximo consenso (consentimiento) para llevar a cabo sus planes.
Tan sólo seis meses después de las declaraciones de la coalición gubernamental sobre el fin de los memorandos, proceden a la firma de un tercer memorándum, lo que significaría la intensificación de las condiciones de explotación y opresión, y más empobrecimiento para la sociedad. El descontento expresado por amplios sectores de la sociedad en contra de las políticas de austeridad debe ser radicalizo para que organicemos el contraataque social y de clase contra el Estado y el capitalismo, contra la Unión Europea, contra el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y el Capital local e internacional.
No tenemos ninguna ilusión falsa sobre el embellecimiento del Sistema.
Los oprimidos y los explotados, los estratos plebeyos de la sociedad, no esperan nada dejando su vida a todo tipo de “expertos” o autoproclamados salvadores. Los mismos trabajadores, los desempleados, los jóvenes, nativos e inmigrantes, como saben mejor sus necesidades reales, tienen que tomar la vida en sus manos, organizarse y luchar, sin jerarquías e instituciones, en todos los lugares de trabajo y los espacios públicos. Porque el único camino para la abolición de la explotación y la opresión son las luchas sociales y de clase auto-organizadas, la ruptura total y el derrocamiento del Estado y del capitalismo.

Luchas sociales y de clase por la revolución social, por la anarquía y el comunismo.

Asamblea de anarquistas por la emancipación social y de clase


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."