Llamado a solidarizar con Diego Ríos y todxs lxs profugxs y clandestinxs

 
 
“Por distraerse, a veces, suelen los marineros
Dar caza a los albatros, grandes aves del mar,
Que siguen, indolentes compañeros de viaje,
Al navío surcando los amargos abismos.”



Porque si lxs clandestinxs y lxs profugxs tienen que quedarse en las sombras,
 
no podemos dejar que caigan en el olvido…




Huir del poder y de sus lacayos ya es una victoria y un arresto nunca puede considerarse como una derrota sino como una consecuencia de la vida que se decide llevar.
 
La decisión de huir asumida por muchxs compañerxs, es más que solo el escape, es una desobediencia completa a todo el sistema judicial y consecuentemente una negación del dominio sobre nuestras vidas. Esto genera nuevos espacios, lazos, fuerzas y alientos para seguir confrontando constantemente a la autoridad. Vivir el exilio de la clandestinidad es cada día, y en todos los aspectos de la vida, enfrentar un duelo muy directo contra  el estado, con todo el riesgo y al mismo tiempo con la evidencia de desafiar su existencia. Como decisión política, la clandestinidad también refuerza la búsqueda  de nuestro ser en anarquía.
 
La fuga es una decisión política que no puede ser dejada de lado. Es necesario solidarizarse combativamente con quienes optaron por este camino para que la huida sea siempre una opción para lxs compañerxs que enfrentan persecuciones y olas represivas.
 
Incluso, sin llegar a saber si las muestras de apoyo enviadas van a ser recibidas por esxs compañerxs que viven furtivos, al no poder ser difundida una forma de contacto directa, tenemos que reforzar la difusión de sus casos e ideas, y valorizar la opción de riesgo y confrontación constante en la que viven el día a día.
 
En afinidad y complicidad con la decisión política de la fuga; llamamos a la solidaridad con Diego Ríos, solidaridad que esperamos sea expandida a todxs lxs compas que en algún momento huyeron o huyen aún  haciendo de su aliento de libertad nuestra fortaleza para seguir de pié en guerra y enfrentar la represión con firmeza y buscar siempre, el rechazo a la autoridad: Hans Niemeyer, Gabriela Curilem, Carlos Gutierrez, Juan Aliste Vega, Diego Ríos, Nikos Maziotis, Mario Seisidis, Grigoris Tsironis, Pola Roupa, Panagiotis Aspiotis, Spiros Dravilas, Christodoulos Xiros en Grecia, K en Indonesia, Tripa y Felicity Rider en México. Y para todxs lxs que escogieron el camino silencioso de la clandestinidad y del anonimato.
 
 
 
 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."