Punto Uno: ¡Necesito que se roben a mi marido y al de mi novia! Punto Dos: ¿Cómo será la vida de Don Francisco "sin un hombre"? Y aunque parezca que estos dos puntos no tienen nada que ver con las elecciones presidenciales, de diputados y consejeros regionales de mañana, sí tienen…

Don Francisco –el mismo de “Sábados Gigantes”- funge de entrevistador de políticos y le pregunta a la candidata popular Roxana Miranda cómo es su vida sin un hombre, también baila cumbia con Michelle Bachelet y a la dere$hista Evelyn Matthei la hace tocar el piano. Entre varias curiosidades más, otro de los nueve “pretendientes” a La Moneda, otrora comentarista internacional y exiliado, ahora renovado racista quiere expulsar a los migrantes de $hile. Especialmente a las colombianas. Las razones de los criollos y criollas que le apoyan son dos: Primero que las guaguas que están naciendo “no parecen chilenas”. Son negras y ¡claro! ya sabemos que los $hilenos son de raza aria –blancos como suecos-. Y la segunda razón es que las  colombianas “son robamaridos!”. Por esto, sin muchas esperanzas, pero haciendo pilatos les hago tal solicitud a ellas: ¡Róbense al mío y al de mi novia!

BOTEMOS 
He intentado ver la franja electoral, pero a veces fue complejo ya que no se distinguían de los avisajes de bebidas cola y me confundían. Esperé la parte de la “Nueva Mayoría” para buscar las 7 diferencias entre bacheletistas y comunistas, pero nada, no las pude descubrir. Tantos años se pasaron los comunistas golpeando la puerta de la Concertación que ahora son lo mismo. Y claro, jamás buscaría las 7 diferencias entre el bacheletismo y la dere$ha asumida porque no las hay. O me equivoco, hay una: los grandes capitales tienen más confianza en la feminidad y el mutismo de la maternal Bachelet que en los representantes legítimos de su clase. Por eso, al parecer, hay mucha plata para el bacheletismo. Y es que la Dere$ha no alcanzó a estar un periodo y ya está, no sólo sumergida en su propia caca, si no especialmente hundida por las movilizaciones sociales de aquellas y aquellos que no votamos porque botamos.

Lo de la Bachelet me remite a algunos debates que alcancé a mirar por TV entre candidatos a diputados. Me impactó –de puro ingenua- un joven de unos 25 años que dijo ser parte del recordado Frente Patriótico Manuel Rodríguez. El mismo brazo armado del Partido Comunista que no logró matar al tirano en Dictadura. El joven que ahora quiere ser diputado representando a un Movimiento que fue armado, dijo que no acepta el aborto porque el Frente defiende la vida. Entonces entendí por qué fallaron con Pinochet: están por la misma vida que está cualquier fascista. -¡Están abortados!-.  

En esos mismos debates escuché a un candidato de derecha tradicional que muy orgulloso se presentaba como “psicólogo”. Parecía que se creía algo así como un cheque en blanco para la política $hilena -o estaba jalado-. Este cheque sin fondos de la psicología nacional, hace unos días llegó a la feria libre de mi población y me provocó arcadas. Predicaba a las vecinas que “si votaban por él tendrían un psicólogo más cerca suyo”. Subrayaba su matrimonio bien constituido con una asistente social, como prueba de su ¿eficiencia político-terapéutica? Al punto del vómito me pregunté si este tipo estaría proponiéndonos adentrarnos en el Mundo Feliz del matrimonio: Mamá, papá, la parejita, buzo de fin de semana, paseos por el Mall, tarjetas de crédito, pantalla plana, wapsap -¿cómo se escribe?-, y suficiente fluoxetina espero para hacernos olvidar la mierda del E$tado $hileno…
Mierda como que no hay especialistas en salud para los pobres ni en Santiago ni en regiones, como que más que trabajo tenemos esclavitud cotidiana, como que la jubilación se termina antes de que nos muramos, como que no tenemos educación, como que los colegios se cierran por problemas de marketing, como que nos vamos presas por abortar. ¿Se creería este candidato psicológico más importante que el alza de las verduras? Mientras me alejaba de la feria libre desee que se chupara un buen… limón para que borrarse de una sola chupada esa sonrisa idiota de la cara. Las de muchas candidatas y candidatos de las pancartas que atiborran nuestras calles van a desaparecer después de mañana, día de elecciones. 

ROXANA
La que ha salvado estas campañas ha sido Roxana Miranda, primero restándose de las pancartas porque ¿cómo podríamos escucharla si hubiese colocado otra sonrisa falsa en nuestras calles? Se parecería al abrazo de Camila Vallejos a Michelle Bachelet. Segundo, su sola presencia es un jarro de agua fresca.

Roxana no será la presidenta y mejor para ella y para todas porque no hay buenas intensiones que aguanten en el sistema binominal. Pero ha encarado a mentirosas y populistas ante todo el país como quisiéramos hacerlo todas nosotras.
Ver que se levanta a la madrugada como nosotras, despierta a sus hijas en la mañana como nosotras, en una casa de población como nosotras, y no le manda a decir con nadie a la Michelle Bachelet que sus bonos paternalistas no alcanzan para llegar a fin de mes, es lo mejor que le ha pasado a estas elecciones de Carnaval. Que diga que “el aborto es decisión de mujeres”, es lo más sobresaliente de su campaña. Dan ganas de votar por ella. El voto que le den, quienes se lo den, será de repudio al patetismo de las y los demás y de agradecimiento a su habilidad para decir lo que sentimos.

victoria aldunate morales
feminista autónoma wallmapu
memoria feminista


PUNTADA CON HILO: http://lapuntadaconhilo.blogspot.com

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."