Al entorno nacional e internacional

A los familiares, amigas y entorno solidario. A los que tienen sangre en las venas. A las organizaciones sociales, políticas, culturales chilenas y del resto del mundo. A las individualidades concientes.

El 12 de Julio, 3 jueces del Séptimo Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, que tienen el poder sobre la vida y la libertad de los seres humanos, decidieron condenarme por el atentado explosivo al Banco BCI la noche del 30 de Noviembre de 2011. La condena fue de 5 años y 300 días de prisión efectiva, sin derecho a beneficios.
Luego de la condena y los aplausos rabiosos de las distintas facciones del poder, se hizo aún más evidente la campaña en mi contra de la prensa hegemónica, especialmente del diario El Mercurio, quien a través de su editorial y artículos escritos por la periodista Leslie Ayala mienten descaradamente.
Pero no es todo, al tener un trasfondo político y una fuerte presión por parte del gobierno, la sentencia tiene graves irregularidades e ilegalidades que vulnera el propio ordenamiento legal burgués, entre las que podemos mencionar:

1.- La flagrante ilegalidad y violación al debido proceso ocurridas durante el juicio oral llevado a cabo en 7° tribunal oral en lo penal, que significó haber valorado las declaraciones de Cristián Pérez Mancilla, oficial de la DIPOLCAR, quien no declaró ante la fiscalía durante la investigación, contraviniendo lo dispuesto en el artículo 181 del Código Procesal Penal.

2.- Denunciar la ilegalidad que significa aplicar un doble castigo en la sentencia dictada por el tribunal, al condenarme por ley de Control de Armas y Explosivos y luego por el delito de daños aplicando 300 días de prisión efectiva, considerando el hecho de haber ocupado un artefacto explosivo de bajo poder como un agravante, en circunstancias que ese hecho ya ha sido sancionado al aplicar la Ley de Control de Armas. En la práctica, esta situación constituye un doble castigo por el mismo hecho, lo que contraviene los principios básicos del derecho penal.

3.- Denunciar al comité editorial de El Mercurio y a la periodista Leslie Ayala, quienes en una Editorial del Jueves 18 de Julio y en un artículo del Sábado 13 de Julio, mienten groseramente al señalar que mi ADN estaba presente en otros atentados explosivos, hecho absolutamente falso y por los que fui absuelto. Esta situación es una nueva vuelta de este diario ultra conservador en su campaña en mi contra.
Por estos motivos, que no queda otra opción de recurrir al último recurso e iniciar una huelga de hambre líquida de carácter indefinido desde las 00:00 horas del lunes 12 de Agosto como la única manera de denunciar a la opinión pública e internacional e internacional las ilegalidades e irregularidades que ponen seriamente en tela de juicio el debido proceso y el tan cacareado estado de derecho, que en este país funciona sólo para algunos.

Hago un llamado a todo el entorno solidario nacional e internacional a realizar acciones de difusión de mis denuncias y todo tipo de acción de propaganda contra el Estado Chileno.

Hans Felipe Niemeyer Salinas
CAS

12 de Agosto de 2013


CONVOCATORIAS SOLIDARIAS con el compañero (Voz como arma).



Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."