Los trabajadores del servicio de limpieza de los centros universitarios del campus vallisoletano amenazan con una huelga indefinida a partir del 2 de enero, en el caso de que la plantilla se vea afectada como consecuencia de la reducción de 400.000 euros en el presupuesto de la nueva convocatoria pública de la Universidad de Valladolid para prestar el servicio, según el presidente del comité de empresa, Fernando Monzón.
 
 
La plantilla la integran cerca de 180 trabajadores, de los que el 80% trabajan con reducción de jornada, entre 18, 20 y 25 horas semanales, y el próximo 31 de diciembre finaliza el contrato de la empresa Clece con la UVA, que tiene en estos momentos contratado dicho mantenimiento, pero cuyos empleados serían asumidos por la nueva adjudicataria, que podría ser la misma ya que concurre de nuevo para prestar el servicio, junto con otras cuatro o cinco.
«Algunas de estas empresas se han puesto en contacto con nosotros y nos han dicho que es inasumible lo que se licita con la plantilla actual», subraya Monzón, quien añade que además se les ha incrementado la carga de trabajo con la entrega de la nueva Facultad de Ciencias y el Aulario-Biblioteca, lo que les ha obligado a reajustar la plantilla, «que ya estaba tocada porque se viene destruyendo empleo desde hace años y la UVA lo sabe». Y es que, asegura que se está jubilando personal de jornada completa y se contratan a otros con jornadas reducidas de cuatro o seis horas. A su juicio, la amenaza que se cierne sobre las trabajadores puede provocar una importante «fractura social», porque «dramático para los trabajadores de jornada completa, porque somos mileuristas, la situación sería extrema para aquellos que cobran 400 ó 500 euros, y es lo único que entra en casa».
«Es lo que hay»
El comité de empresa ha hablado con la Gerencia de la UVA para exponer la preocupación, «y nos ha dicho que la partida es la que hay, y consideramos que eso es ponernos a los pies de los caballos, por no querer asumir esa plantilla, cuando a en los próximos años podríamos tener compañeros a punto de jubilarse y esa transición sería posible. De lo contrario será un drama social a nivel laboral».
Este lunes expira el plazo de presentación de ofertas, y el 20 de noviembre se conocerá el nombre de la empresa que asume el servicio. Empezará una negociación que podría desembocar en una huelga indefinida a partir del 2 de enero.

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."