Hoy 20 de diciembre de 2012 la Policía invadió la okupa Villa Amalías. Con el pretexto de una denuncia por narcotráfico, fue realizada una investigación en presencia de un fiscal. Los hallazgos son ridículos. No obstante, (el ministro) Dendias declaró que a partir de estos se demuestra que la okupa ha sido un centro de ilegalidad desde hace 22 años y que por fin la ley se restablece con la “voluntad política valiente” del (primer ministro) Samarás.
¿Mediante qué acrobacia lógica unas botellas de cerveza vacías pueden calificarse como “materiales de confección de cócteles molotov?” ¿En una okupa en la que funciona un espacio de conciertos y una cafetería, es ilógica la existencia de un gran número de botellas de cerveza vacías? ¿Qué significa “material inflamable”? ¿Acaso están hablando de los líquidos de limpieza de la máquina de impresión que está en funcionamiento en la okupa? Hablemos de las máscaras antigás, que cada manifestante que cuida su estado de salud debe tener. Hablemos de los medios de auto-protección elementales (fuegos artificiales, hondas, e.tc.) dentro de una okupa que reiteradas veces ha recibido ataques por parte de bandas paraestatales (incendios, puñaladas, palizas), que tuvieron su punto culminante en 2008, cuando el entonces ministro de Orden Público Markogiannakis visitó a los “habitantes” del barrio de Águios Panteleímonas y unos minutos después de su salida recibimos un ataque.
Así que, con el pretexto de la investigación, pretenden realizar una ensoñación a la que están apegados: La invasión en un espacio que para ellos es uno de los símbolos de todos los que son reacios a lo que represente la soberanía, la imposición, la esterilización, la indiferencia, la resignación, la sumisión. En esto tienen razón. Somos nosotros. Somos los miles de manifestantes, luchadores, okupas, huelguistas, luchadores de la calle. Somos los desempleados y los sin hogar, los punks y los vagabundos, los vegetarianos y las feministas, los trasnochadores y los obreros, los pobres y los que han sido tratados injustamente, las víctimas del racismo y los vengadores de la injusticia. El ministro nos calificó como foco de ilegalidad…
Ahora hablemos en serio. Villa Amalías es una propuesta de organización, que en la era del canibalismo de los memorandos tendría que ser reprimida. La ofensiva del Capital contra la clase trabajadora presupone la destrucción de todas las estructuras que esta clase tenga. La abolición de los sindicatos y la eliminación de los derechos conquistados, de las estructuras de solidaridad y desobediencia, así como de los proyectos de auto-organizados, están en sus planes. La agenda ultraderechista que ha prevalecido desde el comienzo de la crisis comenzó con las declaraciones del ministro Loverdos sobre las bombas higiénicas y en contra de los 300 inmigrantes huelguistas de hambre. Continuó con poner en el punto de mira a los inmigrantes (muro a lo largo del río Evros, en la frontera con Turquía, campos de concentración para inmigrantes, operativo Zeus Xenios), la humillación de los drogadictos seropositivos, la cual vino acompañada de la violencia ultraderechista contra los inmigrantes, los homosexuales, y los vendedores ambulantes. La tortura de los antifascistas de la marcha antifascista motorizada dentro de la Dirección General de la Policía, los ataques a las ocupaciones y la represión brutal de todas las demandas laborales o sociales, no dejan ninguna duda de que el oponente ha formado un bloque sólido contra el cual debemos resistir.
Hace 22 años que estamos aquí, en un edificio que había estado abandonado durante décadas. Lo estamos conservando y le damos vida. Somos una okupa que siempre ha tenido sus puertas abiertas a grupos, personas y proyectos que promueven la cultura antimercantilista, la dignidad humana, las luchas sociales, antifascistas y de clase. Villa Amalías da una lucha dura por proteger no unas diez paredes, sino los deseos, los sueños y las esperanzas de una vida más libre para todos.
Llamamos a todos los que encuentran una parte de sí mismos en el funcionamiento de esta ocupación durante muchos años, a dar esta batalla crucial junto con nosotros.
En este molino, los verdugos-Don Quijotes están atacando, si que en realidad están persiguiendo ideas. Para ellos estas ideas son la ilegalidad. Persiguen a quimeras y van a recoger pesadillas.

Liberación inmediata de los okupas de Villa Amalías


El texto en griego.

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."