Según ha informado la prensa burguesa (yo saqué la información de un enlace a La Opinión de Murcia, que me pasó un compañero y colega de allí, y que podéis ver aquí), cinco encapuchadxs desconocidxs atacaron la comisaría de San Andrés, en Murcia (Estado español) en la madrugada de ayer. Para ello, habrían lanzado varias bombas incendiarias contra la misma, de los cuales algunos cayeron en la zona de aparcamiento donde se encuentran estacionados los vehículos policiales, alcanzando a dos de ellos, uno de los cuales, de tipo Z, quedó destruido mientras que el otro sufrió daños.
Nadie se ha adjudicado todavía el sabotaje, y según informaron los medios, el TEDAX, y la policía científica así como la brigada político-social (uy, perdón, quería decir la brigada de información) ya habrían comenzado las investigaciones.
El delegado del gobierno habría calificado los actos de "violencia callejera contra las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado" y pidió a la sociedad murciana que condene este tipo de actos. El muy listillo preferirá seguramente que la gente se siente en la calle a pedir con las manos en el aire paz, amor y que el capitalismo no les siga ahogando día a día mientras lxs bastardxs que esta noche fueron objetivos de la rabia popular, les pegan palizas gratuitas y protegen los privilegios de los poderes económicos. Que actos como este se extiendan.

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."