¿Hasta dónde? ¿Hasta cuando?



El pasado 16 de abril asistimos a un hecho tan lamentable como histórico en nuestra ciudad, la presencia pública y notoria de elementos fascistas dentro de una manifestación obrera

No es de extrañar si tenemos en cuenta dos hechos que caracterizaban esta movilización.

Como primer hecho tenemos la Empresa de donde partía el llamamiento para esta movilización: Lauki. Haciendo un poco de memoria histórica de las luchas obreras y retrotrayéndonos a los años 70, época de mayor conflictividad en nuestra provincia, se puede comprobar fácilmente que Lauki jamás estuvo en las diferentes movilizaciones y acciones solidarias entre lxs trabajadorxs que tuvieron lugar en aquel escenario de lucha, ni participó del movimiento asambleario ni de las movilizaciones obreras ¿y por qué? Como empresa creada por el Gobierno de Franco, desde el primer momento ha sido una empresa “selectiva” con el personal. Las relaciones de la industria Lechera vallisoletana con los ganaderos y el poder eran entonces muy estrechas.

Como 2º hecho tenemos la estrategia seguida por estos grupos fascistas para rentabilizar, en su propio beneficio, el descontento que genera en la población este período de “crisis” invocando una supuesta defensa “de lo nuestro” (¿Qué es lo nuestro? ¿Quiénes son esxs nuestrxs?). Esta estrategia solo obedece al papel de división y freno que suponen lxs fascistas en toda lucha obrera, desviando la atención del conflicto que existe entre nuestras necesidades y las exigencias del capital a una ficticia lucha identitaria (sacan la banderita y acabamos peleando por trapos de colores en vez de luchar por nuestras condiciones de vida como clase).

Esta gente no son obrerxs y nunca lo fueron, todo lo más incluso cuando son trabajadores asalariadxs, lacayxs del sistema. Solo hay que ver como el lider provincial de estos supuestos obreros es todo un emprendedor (según los parametros del capitalismo más salvaje) dueño de una inmobiliaria que obtiene sus beneficios a costa de la desastrosa situación generada por los bancos y la desesperación y necesidad de la verdadera clase trabajadora de tener un lugar donde habitar (y ahora pretende hacernos creer que está del lado de lxs trabajadorxs, ¿se puede tener menos vergüenza?).

DN entra en la manifestación cuando pasa por su local, con sus banderas españolas...



Sin embargo lo más deleznable de lo acaecido el sábado no fue que estxs fascistas intentarán unirse a la movilización, si no que tanto el Comité de Empresa como las 2 principales organizaciones sindicales (UGT y CCOO), ante el requerimiento de una parte de lxs participantes en la movilización para que no se permitiera su presencia, invocaron la unidad de lucha en defensa de los puestos de trabajo, avalando y dando visibilidad así a su falso discurso “obrero”. Así las cosas, UGT y CCOO fueron los cómplices necesarios de la presencia de estos elementxs en la manifestación.

A partir de ese momento, la manifestación se partió en dos, dejando muy clara la situación: delante iban el comité de Lauki, CC.OO, UGT y DN; detrás, separados completamente, CGT, CNT, las fuerzas de izquierda, casi todxs lxs obrerxs de Dulciora, Printolid y muchxs de Lauki... 
 

La traición a la clase obrera que supone este hecho es de dimensiones gigantescas y deja bien claro la naturaleza hipócrita de aquellxs que dicen representarnos en las Empresas y monipolizan las negociaciones, las convocatorias y los comités.
Lxs mismxs que denuncian el trato que están sufriendo, y la situación en la que se encuentran, nuestrxs hermanxs refugiadxs cada vez que tienen ocasión, no tienen ningún reparo en compartir manifestación con gente que promulga el cierre total de fronteras y la repatriación de todx extranjerx...
Lxs mismxs que se reclaman herederxs la II República y sus valores sociales y esgrimen la memoria histórica pidiendo la reparación de los agravios sufridos por las víctimas del franquismo no tienen problema alguno en dar la mano a aquellxs que se dicen orgullosxs herederxs del dictador...

Y todo esto a plena luz del día y delante de todo el mundo (qué no harán a puerta cerrada cuando supuestamente negocian en nuestro nombre).

Queremos creer que las bases de estos sindicatos no comparten en absoluto esta posición de colaboración con elementos fascistas pero el problema es la delegación, que acaba siendo el caldo de cultivo de traidores a lxs trabajadorxs al favorecer la aparición de una élite de especialistas en la supuesta defensa de nuestros “derechos” que se separan de aquellxs que dicen defender.

Solo nosotrxs mismxs podemos defender lo nuestro, solo lxs trabajadores pueden defenderse y luchar por sus propios intereses, solo las asambleas de trabajadores nos representan.


Desde aquí hacemos un llamamiento tanto a lxs trabajadorxs, como a la ciudadanía en general, para que no se caiga en el burdo engaño de todxs estxs traidorxs y no se vuelva a permitir la presencia de elementos fascistas en las luchas obreras

¿Hasta dónde va a llegar la supuesta unidad de acción? ¿Hasta cuándo vamos a permitir las traiciones a la clase obrera que sufrimos a diario?

TODO EL PODER A LA ASAMBLEA.
AUTONOMÍA OBRERA. SOLIDARIDAD DE CLASE

_______________________
v. también: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com.es/2016/04/valladolid-164-manifestacion-no-al.html

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."