RT Actualidad / Sociedad
20 abril 2013 . extraído de http://grupostirner.blogspot.com.es/2013/04/envian-vibradores-bomba-jerarcas-de-la.html

Al menos dos consoladores empaquetados junto a una sustancia explosiva han sido enviados por correo a prominentes miembros del catolicismo en España. La Policía está tras la pista de los presuntos autores del envío, un grupo de anarquistas. Una 'bomba sexual' tenía como destinatario al arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez González. Luego de recibir el paquete hace varios meses, los frailes de la sede arzobispal la entregaron inmediatamente a la Policía por la presencia de una sustancia dudosa, sin haberse percatado de lo peligrosa que era.

El segundo 'vibrador explosivo' fue enviado recientemente al director del Colegio de los Legionarios de Cristo, una escuela privada de Madrid. En este nuevo caso, el artefacto detonó en una oficina de Correos.

El colectivo remitente se presentó en un caso como el Club de Artesanos del Café para sus nuevos usos, y en el otro como el Grupo Anticlerical para el Fomento del Uso del Juguete Sexual. Los agentes creen que se trata del 'Comando Insurreccionalista Mateo Morral', un grupo anarquista que reivindicó en febrero pasado la colocación de un artefacto en la catedral madrileña de La Almudena.

Según la versión policial, los responsables de estos hechos todavía carecen de una estructura consolidada y eso solo dificulta la investigación. No se excluye que hubiera otros envíos con el mismo contenido y que no hayan sido denunciados por los destinatarios.

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."