Sobre el conflicto del taxi: "La lucha es otra"

Publicado por valladolor miércoles, 30 de enero de 2019 , , , ,

 [Rescatamos esta entrevista de hace un tiempo por lo que pueda aclarar en torno al conflicto del Taxi, las VTC y el transporte en general]


Trabajador del taxi: “No tengo ningún interés común con el patrón que me explota 16 horas al día”



El trabajo de Ernesto consiste en conducir un taxi por toda la ciudad durante dieciséis horas (si, habéis leído bien, dieciséis horas diarias).
En esta breve entrevista, que pudimos hacer en una pausa durante su jornada laboral, nos habla de las precarias condiciones laborales a las que está sometido. Aparte de la cantidad de horas que pasa en la calle, se queja de no tener un sueldo fijo, no cobra vacaciones, ni pagas extras y ni pensar si enferma o el coche se avería, probablemente se vería despedido inmediatamente.

Sólo en Madrid hay actualmente más de 17.000 licencias de taxi y más de 10.000 asalariados que trabajan para propietarios de las licencias. Es decir, para un patrón con varios coches. La amplia mayoría sufre las mismas condiciones de explotación que Ernesto. Por ello, y por la irrupción en el último período de la “competencia” que significan las plataformas VTC como Uber o Cabify, desde hace ya unos años los taxistas vienen saliendo a la calle para protestar. Un conflicto complejo sobre el cual Ernesto nos ayuda a echar luz desde el punto de vista de un trabajador con conciencia de clase.

 

Como muchos otros tú también te quejas de tus condiciones laborales como taxista asalariado. ¿Qué significa ser un trabajador precario del taxi?

Si, bueno. Lo primero es el horario que, aunque me organizo a mi manera, no dejan de ser dieciséis horas. Trabajo como asalariado, pero esto no significa que tenga un sueldo fijo. Mi salario es a porcentaje y pago el combustible. En mi salario no entran las vacaciones (que son quince días al año) ni las pagas extras. Y por supuesto si el coche se avería no me pagan los días que esté parado. En el caso de enfermar depende del patrón que te toque, con algunos corres el riesgo de que te despidan. ¿Qué significa ser un taxista precario? Pues que con este trabajo no sólo malvives para trabajar, sino que la conciliación familiar y las relaciones son muy difíciles. Esa creo que es la peor parte.

 

Si tuvieras que resumirlo, ¿en qué condiciones exigirías trabajar?

Fácil. Una reducción de la jornada laboral, no más de ocho horas, con un sueldo mínimo y fijo de 1500 euros, que incluya las vacaciones de un mes, repartidas durante el año, además de las pagas y por supuesto derecho a enfermar sin que te despidan.

 

El pasado 29 de noviembre la patronal del taxi salió nuevamente a la calle en una masiva manifestación y un paro de 24 horas, porque no se cumple la ley R.O.T.T. ¿En qué consiste esta ley?

Básicamente y para no extenderme mucho, esta ley afecta directamente a la ratio existente entre VTC y taxis, que actualmente es de una VTC por cada treinta taxis. Esta ley no se cumple y hace poco la sala tercera del tribunal supremo otorgaba licencias VTC inundando el mercado. Con la ampliación del número de estas licencias lo que se ha hecho es favorecer claramente a las apps como Uber y Cabify.

 

Pero, ¿cuál es tu opinión sobre este conflicto?

En primer lugar, no olvidemos que este conflicto es impulsado por la patronal del taxi, no por los trabajadores. Aunque me afecte directamente por mis condiciones precarias de trabajo y que por la competencia de estas plataformas veo reducido mi salario, que como dije al principio es a porcentaje, no comparto como está planteado. Porque una movilización donde nos encontramos en el mismo espacio los explotados y los explotadores sólo resulta a favor de las patronales.
En mi opinión la lucha es otra. No enfrentar a patrones y asalariados del taxi como si tuviésemos los mismos intereses, contra los patrones y trabajadores de las nuevas plataformas. Yo no tengo ningún interés común con el patrón que me explota dieciséis horas al día y vive de mi trabajo. Pero si lo tengo con los compañeros de Uber o Cabify, que trabajan en condiciones aún peores que nosotros en las nuevas plataformas de ese fraude que llaman “capitalismo colaborativo”.
Por eso, como decía, para mí la lucha es otra. Lo que necesitamos es unirnos en un mismo espacio los asalariados del taxi con los trabajadores de Uber y Cabify, y juntos luchar por mejorar nuestras condiciones laborales. Porque si nos mantienen divididos, y peor aún, enfrentados entre nosotros, los únicos que ganan son las patronales, ya sea que tienen una flota de taxis a la vieja usanza o una app.

 

Tienes razón. La división de la clase trabajadora es enorme: fijos, contratados, falsos autónomos, parados… y ni hablar de quienes son inmigrantes, sin papeles, etc. En ese marco tan difícil, ¿cómo crees que se podría avanzar en el sector que tú trabajas para unificar la lucha?

Si quieres que te diga la verdad, para mí lo que hace falta es un sindicato que unifique a todos los trabajadores y trabajadoras (no nos olvidemos, porque también tenemos muchas compañeras mujeres) del sector. Me refiero al taxi, a las plataformas, pero también al reparto y el transporte en general. Porque si nosotros estamos jodidos, piensa cuál es la situación de los chavales que curran en Deliveroo o Globo. Es un infierno. Por eso lo que necesitamos es empezar a unir por abajo lo que nos dividieron por arriba. Si nos unimos imagínate, seriamos cientos de miles luchando juntos por nuestras condiciones de trabajo. Ahí me gustaría ver a las patronales diciendo que no cuando le plantemos cara a la precariedad y la explotación. Esa lucha sí que vale la pena.
Se acabó el tiempo. Ernesto tiene que seguir “currando”. Otra jornada agotadora de trabajo. Pero lo hace con una sonrisa cómplice ante nuestro agradecimiento por tomarse unos minutos para conversar. Sus opiniones nos has ayudado a conocer un poco mejor las condiciones en las que se encuentran los asalariados del taxi. Pero más aún, nos plantea una reflexión sobre cómo comenzar a unir las filas de la clase trabajadora, dividida infinitamente por los sindicatos burocratizados, las patronales y sus políticos a sueldo. 




Fuente:
http://www.izquierdadiario.es/Trabajador-del-taxi-No-tengo-ningun-interes-comun-con-el-patron-que-me-explota-16-horas-al-dia?id_rubrique=2653

http://www.izquierdadiario.es/Madrid-colapsado-por-los-taxistas-rodean-la-sede-el-PP-tras-ser-desalojados-de-la-Castellana

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

Anticarcelario / contra la sociedad cárcel

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."