La Coordinadora Contra el Narcotráfico ha convocado hoy martes, 8 de noviembre, una nueva movilización que supone la vuelta a la calle en el barrio de Pajarillos, en Valladolid, al considerar que se ha incrementado el tráfico de drogas y los problemas de convivencia que de él se derivan.

La Coordinadora contra el Narcotráfico, la Corrupción y la Especulación ha señalado que tras muchos años de lucha que comenzó a principios de 2003, se consiguió una mejora significativa de las condiciones de vida del barrio y un grado de neutralización importante de la actividad criminal de las bandas de narcotraficantes, lo que les llevó a parar las manifestaciones en la calle.

Sin embargo, desde hace meses han explicado que comprueban cada día cómo de nuevo «la situación vuelve a ser insostenible» y por ello en la última asamblea general de la asociación decidieron volver a la calle.

A eso de las 20'00 se han empezado a reunir los convocados en el entorno de la calle Pavo Real, sitio ya habitual desde las manifestaciones de 2003-2013. Alrededor del centenar de vecinos han acudido a la convocatoria que se ha desarrollado en el ambiente habitual de la coordinadora, con charanga y cánticos por la convivencia y contra el narcotráfico. El recorrido ha salido hacia calle la Tórtola para luego doblar por calle la Cigüeña. En el cruce de Villabáñez, la manifestación se ha detenido y es donde un vecino ha tomado el megáfono y ha soltado un discurso pidiendo policía y no sé que ostias más... En ese momento un grupo de jóvenes se ha separado de la mani arrojando los panfletos que llevaban como modo de demostrar su oposición a un discurso confusionista en el que se dan cabida a planteamientos represivos.

La manifestación ha continuado por la calle Villabáñez para luego introducirse por las casas del 29 de octubre señalando casas en las que supuestamente se produce el tráfico de drogas... como cualquiera puede ver, los jóvenes, con su actitud, denuncian una deriva que ya sabemos a dónde puede conducirnos: al enfrentamiento entre los propios vecinos, los pobres contra los más pobres...

LUCHAMOS ENTRE NOSOTR@S, MIENTRAS ELL@S SE RÍEN.
UNÁMONOS CONTRA ELL@S, PORQUE SOLO SON MUERTE.
________________________________________________________

Panfleto repartido por Jóvenes del Barrio de Pajarillos:


OTRA VEZ NOS TOCA… NOS TOCA LUCHAR

Con la llegada de la crisis en 2008, los proyectos urbanísticos especulativos se pararon. La lucha contra el narcotráfico, que había comenzado en 2003, también se paró, allá por 2013. Todo se ha parado desde entonces: ni intervenciones ni inversiones, más allá del urbanizado de aceras y calles (un paso previo a la denominada -y esperada- operación del 29 de octubre).

Lo que no ha parado en ningún momento es la miseria y la marginación creciendo en nuestro entorno.
Lo que tampoco ha parado es la degradación creciente de unas casas y unas calles ya muy degradadas desde hace años. Y con ello el deterioro de la convivencia en ese entorno y en las calles adyacentes. No nos detenemos a enumerar conflictos individuales (insultos, basura, etc.), pero sí nos resulta significativo que esto haya ocurrido a todo el mundo en general, lo que manifiesta un agravamiento de la tensión al menos desde verano.

La responsabilidad, a nivel de las administraciones públicas, recae indudablemente sobre el ayuntamiento y el propio gobierno central, a partes iguales:

- El plan urbanístico y social del 29 de octubre debe llevarse a cabo desde el ayuntamiento, atendiendo a la realidad social de los vecinos y vecinas y a los múltiples problemas de marginación, convivencia e insalubridad de las viviendas. El plan debe empezar a realizarse de forma integral y decidida por donde mayores problemas de habitabilidad y convivencia se producen, porque de no ser así, los problemas se reproducirán en las actuaciones parciales y en otras actuaciones de carácter social, cultural y personal (como la transformación del colegio de Pavo real en Centro Social Autogestionado por los vecinos). Debe ser, por tanto, un plan de acción social tanto como un plan urbanístico y de viviendas. Con policías no se soluciona un problema de miseria y falta de educación. Es por eso responsabilidad municipal la atención de los CEAS y la implementación de planes de lucha contra la pobreza y la insalubridad de algunas viviendas y bloques de los que hablamos. Los problemas de convivencia se abrazan a la miseria para crear bombas de relojería social, dispuestas a estallar en cualquier momento.
- Es responsabilidad del Gobierno Central y de la subdelegación de Gobierno que el narcotráfico haya rebrotado en estas calles. Por acción o por omisión. O que aumente de nuevo de un tiempo a esta parte cuando sus niveles habían llegado a ser mínimos. Los intereses a los que responde este aumento se nos escapan, pero como siempre, la lógica del capital y el beneficio se impone: el negocio de la droga está por encima de todos, de los que lo venden y lo compran, de los que las usan y de los que las sufren… La farmacia y la droga, el control social y el sistema sanitario, todo está tan unido que para nada puede sorprendernos este aumento del tráfico y del consumo de drogas (todo se reduce en dinero y en épocas de crisis y estancamiento cualquier dinero es bienvenido). Solucionar el problema de las drogas (mediante legalización y/o autocultivo) no es tan beneficioso como mantener la droga ilegal y a la vez sostener todo un entramado contra ella (que se beneficia pues de su existencia): policías, jueces, cárceles...
Es por tanto claro para todo el mundo que las diversas autoridades son responsables de la situación, ya sean municipales, regionales y/o nacionales, ya sea por acción o por falta de ella.
Pero la responsabilidad de las autoridades, no es una excusa para olvidar NUESTRAS PROPIAS RESPONSABILIDADES como vecinos de este espacio común que llamamos Barrio de Los Pajarillos.
POR ESO ESTAMOS AQUÍ, luchando por la convivencia responsable, contra el narcotráfico y la especulación, contra la marginalidad y la miseria social que nos rodea. Nuestra responsabilidad pasa, primero, por luchar y ser conscientes del sistema social en que vivimos, por difundir el verdadero RESPETO, la CONVIVENCIA y la comunicación, mediante la SOLIDARIDAD de clase y la defensa de unos principios en los que se apoye la comunidad:

ANTIRRACISMO : contra toda discriminación por raza, etnia, origen o creencia.
ANTIFASCISMO : contra el autoritarismo, el fascismo, y las imposiciones.
ANTISEXISMO : contra el machismo, la violencia contra las mujeres y el patriarcado

LAS RAZAS NO NOS SEPARAN, NOS SEPARA LA CLASE SOCIAL.

Por la convivencia (responsable y solidaria).
POR UNA COMUNIDAD HUMANA de individu@s LIBRES.

RESPETO.APOYO MUTUO. SOLIDARIDAD DE CLASE. LUCHA SOCIAL

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."