Años bajo la amenaza de ingresar en prisión por solidarizarse con unos hechos ocurridos en 2012. Finalmente se celebró el juicio el pasado 26 de Abril de 2016 y el 6 de Junio salió la sentencia: 2 años y 4 meses para un compañero que tendrá que ir a la cárcel si no hacemos presión para que rebajen la condena, 2 años más para otro de los jóvenes y 6 meses para el último, más una pena multa de 4.800€ aparte de los gastos procesales.

Después de 2 años de lucha para evitarlo y del ensañamiento por parte de la Generalitat criminalizando a los jóvenes. Después de la complicidad por parte de la Paeria de Lleida no posicionándose en contra de la tortura. Después de la manipulación conspirativa por parte de los Mossos d’Escuadra, del corporativismo del sistema penitenciario y de las irregularidades en pleno juicio por parte de los carceleros, sorprendidos leyendo documentos durante las declaraciones que realizaron por videoconferencia. Ahora llega esta sentencia condenatoria.

Creemos firmemente que este ha sido un juicio político para desmovilizar el movimiento de denuncia de los abusos y maltratos en la cárcel de Ponent. Llegando incluso a dictar penas de cárcel para uno de las personas que decidió no mirar para otro lado y dar voz a las personas presas del Centro Penitenciario de Ponent que denunciaban las torturas y vejaciones.

Otra vez una historia con final trágico, de impunidad del poder, otra vez los torturadores/agresores salen impunes. La misma justicia que no condena que la policía mate de una paliza a un hombre habiendo una grabación como prueba, o que permite que una persona pierda un ojo a causa de una pelota de goma sin que haya responsables o que no se investiguen las muertes dentro de los centros de reclusión del estado. Pero sí condena con pena de cárcel la solidaridad con aquellos que han sido torturados dentro de Ponent y han criticado a la institución que lo silencia, evidenciando que las instituciones no son neutras, desacreditando y criminalizando cualquier actividad que cuestione y evidencie dicha falsa apariencia.

No podemos esperar a que sea esta institución quien haga bandera de la justicia social sino que tenemos que ser nosotras mismas quienes actuemos y no permitamos más que esto ocurra. Una justicia que defiende los intereses del poder nunca estará de nuestro lado ni hará que el mundo vaya a mejor.

Desde el Grup de Suport als 3 Joves manifestamos nuestro total rechazo a ésta condena. Presentaremos los recursos que sean necesarios y nos seguiremos movilizando en la calle: ¡A LOS 3 JOVES NO LOS ENCARCELAN! Del mismo modo rechazamos cualquier condena que trate de criminalizar la solidaridad activa con las personas represaliadas y no estamos dispuestas a callar mientras la injusticia y la impunidad sea la respuesta frente a los abusos de las instituciones y que continuaremos plantándoles cara.

Mientras nos encierren por luchar… Luchando responderemos.
Contra las cárceles y el sistema que las necesita.

Grup de Suport als 3 joves solidaris de Lleida,

8 de Junio de 2016, Lleida

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."