Detenidas 32 personas en el desalojo del CSOA La Morada en Madrid
Están acusadas de resistencia, desobediencia y usurpación. El juzgado ha emitido un auto de denegación del desalojo. 
 
El Centro Social Okupado Autogestionado (CSOA) La Morada, en el barrio de Chamberí (Madrid), ha sufrido hoy [ayer] un peculiar desalojo. La Policía Nacional ha entrado en el inmueble a las 6.30 horas, según han confirmado desde su gabinete de prensa. Desde entonces y hasta primera hora de la tarde, dos guardias de seguridad, presumiblemente contratados por la propiedad –la empresa Inmoglaciar– han permanecido en el interior del edificio.


Esta mañana ha ido gente a entrar y se han encontrado dos guardias jurados que decían que no se podía pasar porque tenían una orden judicial”, ha explicado a Diagonal Beatriz, una integrante de la asamblea gestora del centro social. Los dos guardias han cerrado la puerta principal del inmueble con una cadena y un candado, permaneciendo en su interior, una vez han ido acercándose al lugar integrantes y simpatizantes del centro social. En ningún momento han enseñado la mencionada orden a los asistentes.


Poco antes de las 16 horas, momento en el que desde el centro social habían convocado una reunión en la puerta para evaluar la situación y tomar medidas, la policía municipal se ha personado en el lugar, “identificando y cacheando a los asistentes”, relata Beatriz. Sin embargo, una decena de personas ha conseguido entrar de nuevo en el edificio y los dos guardias de seguridad han procedido a abandonado.



A las 17.30 horas varias dotaciones de las unidades antidisturbios de la Policía Nacional se han presentado en la zona y han cortado la calle Casarrubuelos, donde se encuentra el centro social. Al menos tres personas han sido detenidas en el exterior del centro social en ese momento. Una hora después, los antidisturbios han procedido con mazas a entrar al edificio y han detenido a todas las personas que se encontraban en el interior. En total, 32 personas han sido detenidas y trasladadas a la comisaría de Moratalaz, según confirman desde el gabinete de prensa de la Policía Nacional, acusadas de resistencia, desobediencia y usurpación.


Como puede verse en el siguiente enlace no sólo la policía, sino también los nazis del Hogar Social Madrid, estuvieron en el desalojo del Centro Social. Concretamente la lideresa Melisa, que se pasó en coche para grabar las imágenes que pueden verse en este periódico. Cuidado, el enemigo no sólo es el que va de uniforme [ http://www.libertaddigital.com/espana/2016-04-20/reaccion-en-tromba-de-ahora-madrid-contra-la-detencion-de-32-okupas-en-chamberi-1276572394/ ]


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."