CAJA DE RESISTENCIA UNITARIA 

de los TRABAJADORES PRECARIOS EN TELEFÓNICA



Autónomos y subcontratados por Telefónica convocan huelga indefinida

Los técnicos que trabajan para Telefónica-Movistar lanzan un crowdfunding de casi 100.000 euros y entran en una nueva fase de lucha, apoyados por decenas de colectivos, seis meses después de poner fin a su huelga contra el "gigante azul".
Una manifestación ininterrumpida de 800 kilómetros corriendo, 80 relevos en cinco días de carrera, 80 días de crowdfunding con el que se pretende conseguir un mínimo de 94.250 euros, un proyecto documental reflejo de una lucha... 
Medio año después de abandonar “para retomar fuerzas” la huelga que mantuvieron contra viento y marea durante 75 días, los técnicos que trabajan para Telefónica-Movistar han tomado impulso para relanzar la lucha a través de una impresionante muestra de fuerza y respaldados.
Veinte representantes de estos colectivos, entre los que se encuentran la PAH, Iaioflautes, Coop57, Col·lectiu Ronda, las CUP, En Lluita y cinco sindicatos alternativos, han participado en una multitudinaria rueda de prensa en el centro social Can Batlló (Barcelona) para presentar el Correscales, “un proyecto de lucha conjunta por la dignidad y contra la precariedad laboral y social, no sólo de los trabajadores de Telefónica, sino de cualquier colectivo de tantos que se encuentran igual o peor que nosotros”, ha explicado Aitzol Ruiz de Azúa, de la Marea Azul de trabajadores de Telefónica-Movistar.
En esta rueda de prensa, los técnicos han explicado que los acuerdos que Comisiones Obreras y UGT alcanzaron con las contratas de Telefónica “no beneficiaron a los trabajadores”, y que se han producido más de 60 despidos y listas negras de técnicos que participaron en esa huelga. Una huelga en la que por primera vez se unieron unos trabajadores que, organizados en asambleas y a través del apoyo mutuo, lograron superar las divisiones impuestas durante años por diversas relaciones contractuales con el "gigante azul".

Caja de resistencia unitaria
El proyecto Correscales (“corre-escaleras, en referencia a la escalera, símbolo de lucha de los trabajadores de Movistar) tiene varios objetivos. Uno de ellos es agradecer y devolver la solidaridad recibida por decenas de colectivos que pusieron su apoyo al servicio de los trabajadores de Telefónica, lo que permitió que mantuvieran la lucha casi tres meses a pesar de la precariedad. “Los movimientos sociales nos empaparon de solidaridad y nos arroparon en todo momento, por eso ha llegado el momento de seguir luchando y devolver la solidaridad recibida construyendo juntas”, ha dicho Aitzol Ruiz.
Por ello, uno de sus objetivos más importantes es también la creación de una caja de resistencia unitaria “para que nadie, de todas aquellas personas que se encuentran en cadenas de fragmentación y subcontratación y en unas condiciones de precariedad muy grandes, deje de hacer huelga ni luchar por sus derechos por una cuestión de condiciones económicas”, ha añadido Ernest Gutiérrez, del Ateneu La Torna.
Queremos que se sumen todos los trabajadores que se sientan precarios como nosotros. Esto no va sólo de Movistar. Hay mucha gente que no puede levantar la cabeza porque no dispone de los medios. Queremos darles la oportunidad para poder luchar y que se acabe este dilema entre el capital o la vida”, indicaba Javier Marco, también de la Marea Azul.
Para lanzar este embrión de caja de resistencia, tanto los técnicos de Telefónica en lucha como todos los colectivos que también se han declarado como “correscales” esperan alcanzar el mínimo de dinero previsto en el mayor crowdfunding social realizado en el Estado español: 94.250 euros. De momento, en poco más de diez días han logrado 52.671 euros.
También tiene como objetivo, durante los 800 kilómetros de trayecto, “tejer complicidades” con colectivos, movimientos, organizaciones y personas, a los que animan a sumarse a esa “carrera” de reivindicación y denuncia. “En este trayecto el objetivo para el que trabajamos es que muchas de las luchas, feministas, ecologista, por el territorio, laborales, por la educación, por la sanidad… nos encontremos y nos demos apoyo mutuo”, ha añadido Núria Comerma, de Rereguarda.
El recorrido empezará el 19 de febrero simbólicamente en Bilbao, el único lugar en el que gracias a la lucha todos los técnicos pasaron a plantilla. Y finalizará el 22 de febrero en Barcelona, coincidiendo con el Mobile World Congress, que, ha añadido Comerma, “simboliza el espectáculo de este capitalismo que precariza a los trabajadores de Movistar, y que unos pocos viven a costa del sudor y del trabajo de mucha gente”.
El Correscales también permitirá durante esos días la realización de un documental para “dar testimonio de la dignidad de la lucha contra la precariedad”, según ha explicado Gutiérrez.

Por si puedes aportar. ¡Esto es una inversión para todas/os!
Nace de #resistenciamovistar, lxs técnicxs en lucha que pelearon una gran huelga indefinida contra Telefónica.
Aquí toda la info del Crowdfunding: https://ca.goteo.org/project/correscales-2016
En Twitter sigue #correscales y @teleAfonica

Artículos en periódicos:
https://www.diagonalperiodico.net/global/28892-tecnicos-telefonica-lanzan-caja-resistencia-unitaria-para-todos-colectivos-lucha.html

http://www.izquierdadiario.es/Trabajadores-de-Movistar-presentan-Correscales-una-Caja-de-Resistencia-para-todas-las-luchas?id_rubrique=2653

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."