Crónica de un suicidio anunciado



El pasado domingo 22 de noviembre L.P.D, de 55 años de edad y natural de Briviesca decidió quitarse la vida en el paseo de Atapuerca de la capital burgalesa. Cuando apenas faltaban unos minutos para que el reloj marcase el mediodía, y justo antes de que diese comienzo una marcha en bicicleta en protesta contra el fracking, Luís sacó una pistola de pequeño calibre de la mochila que siempre llevaba consigo y decidió pegarse un tiro ante el fotógrafo local que inmortalizaba la que sería su última pancarta.

Momentos antes se había preocupado en hacer llegar a algunas de las personas con las que había coincidido en diversas movilizaciones una extensa nota manuscrita donde relataba las causas que le llevaban a tomar tan dramática decisión.

Mucho se ha escrito durante esta semana sobre las motivaciones que llevaron a este burebano a terminar de manera tan trágica con su vida. Los que tuvimos ocasión de conocerle sabíamos por su propio relato que no se encontraba en su mejor momento, y aún con todo y con esas, siempre expresó su deseo de luchar y protestar contra lo que él consideraba una injusticia.

IMG_0654

Luis quizás nunca fuese lo que las mentes bienpensantes definen como un ciudadano ejemplar, pero sin duda fue una víctima de este sistema podrido que lo encerró durante años en un presidio donde lejos de “reinsertarse”  sus problemas y dolencias terminaron por agravarse.

Luís eligió la forma más terrible de hacer llegar su protesta terminando con su vida en medio de una multitud sin que nadie llegase a percatase hasta que no fue demasiado tarde. No vamos a juzgar la idoneidad de esta decisión, no somos quien para hacerlo, pero hasta que Luís no decidió saltarse la tapa de los sesos a nadie pareció importarle su historia. Si hubiese sido de otra manera quizás aún lo podríamos ver en la próxima manifestación con sus características camisetas.

Allá donde estés Luís, espero que hayas podido por fin encontrar la justicia que en vida te resultó tan esquiva.

Larga vida al Rock and Roll y que la tierra te sea leve, compadre.





_________________

Noticia en prensa:

Conmoción en el centro de Burgos por el suicidio de un hombre en una manifestación contra el cambio climático

 

Muere un hombre en Burgos tras dispararse en la cabeza ante una manifestación (20minutos).


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."