FIN DE LA HUELGA DE HAMBRE: Sacyl reconoce su error y readmite a Ana en su puesto

La Gerencia Regional de Salud comunica la readmisión de la cocinera que denunció los cursos fantasma en el Río Hortega
últimoCero:: Valladolid :: Viernes, 16 de Mayo de 2014 ::
Ana está readmitida en su plaza de cocinera en el hospital Río Hortega después de haber cumplido siete meses por cinco sanciones de suspensión de empleo y sueldo y después de haber tenido que recurrir a una medida extrema: seis días de huelga de hambre.

En la resolución, firmada por el director gerente de la Gerencia Regional de Salud, Eduardo García Prieto, se reconocé que "la comisión de cinco faltas graves, en ningún momento establece que la suspensión determine la pérdida del puesto de trabajo cuando aquella exceda de seis meses tal y como dispone el artículo 68 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, circunstancia que, además, podría vulnerar el derecho del interesado contenido en el artículo 74.2 c) del mismo cuerpo legal a ser notificado de los hechos imputados, de la infracción que constituyan y de las sanciones que, en su caso, puedan imponerse, así como la resolución sancionadora".

+ info sobre la huelga de hambre: 

http://www.ultimocero.com/articulo/fin-la-huelga-hambre-sacyl-reconoce-su-error-y-readmite-ana-su-puesto

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."