CONTRA LA ESPECULACIÓN:
la gentrificación en cantarranas y otros procesos especulativos de la ciudad de Valladolid...



Recientemente llegó al correo esta publicación, que ha estado circulando por la plaza de Cantarranas y alrededores... aparte de difundirla, apoyando por tanto su planteamiento,queríamos aportar una reflexión, notas para el recuerdo o índices de la memoria... los procesos de estructuración capitalista del espacio urbano son procesos de limpieza cerebral para las masas.








Unas notas para la memoria
(la lucha es el único camino). 



En 2006 se produjeron importantes disturbios en la plaza de Cantarranas, un viernes de fiestas: destrozos, calles cortadas, contenedores ardiendo y enfrentamientos con la policía ... de entonces aquí no ha vuelto a suceder nada parecido en la plaza misma, aunque haya habito otros años enfrentamientos varios, y frecuentes registros con abucheos de los presentes, liberación de detenidos, un poco de todo vaya...



Todo cambia (o nunca nada cambia)

La zona de cantarranas llevaba años olvidada y degradada en varios sentidos, a pesar de ser una de las plazas más céntricas de la ciudad y haber tenido diversa tradición de mercadillos y otras actividades.
Ahora ya no. Ahora tiene sombras y luces, garajes para mear como siempre frente a los nuevos locales de ocio y alterne, modernos y con estilo...

Antes tuvo de todo. En los años 90 los yonquis se peleaban por las farolas de la plaza.
Los punkis siempre estuvieron. En los bancos, hacían horas sentados en los bancos de la plaza. Los bares iban cambiando vs perdurando: la deriva, el metropol, la rockería, el pintado, el celes, la barmacia... pero la zona en sí cambiaba poco a poco.

Después de años de abandono de la calle Platerías, una importante expresión de la arquitectura renacentista en Valladolid, la calle ha ido recobrando su esplendor (de Plateros que vendían plata a hosteleros varios y comercios "in" que se abren hoy en la calle).

La plaza de Cantarranas siempre fue la parte de atrás. La parte de atrás de la plaza de la Libertad. La parte de atrás de la Platería. La parte de atrás de Macías picaveas...

Con sus tres entradas es a la vez salida, ratonera, refugio o nido de víboras y secretas. Hoy para los que vivimos la época del Kaos (la vamos a llamar así para entendernos, del 86 al 98) la plaza se está convirtiendo en un territorio raro, como ajeno.

Como si ya fuera otra.
Y no es la primera vez. Cuando las redadas cotidianas y las peleas de los yonquis hicieron impracticable estar en la plaza nos tocó salir, huir... cuando la secreta y la municipal arrasan porros y pises y multas y hostias por fiestas, hay que salir, huir... pero hay que saber huir, hay que salir con la mirada clara y sabiendo por qué y por quién nos vamos y como volveremos. Más fuertes, y más unidos junto a todas y todos los que luchan por vivir libres en sus propios espacios.

Casi nunca se ha podido hacer nada bien en esta plaza, por eso a la larga se han ido utilizando otras (Libertad, portugalete...). Solo el dios ayuntamiento tiene las llaves. Sin embargo han sido varias las veces que se han organizado conciertos (tocando en la propia plaza, en macías picaveas), en ciertas épocas (y tiempos) fue refugio de artistas callejeros y puestecillos sin licencia (carnavales hasta el PP acabó con la bonita tradición callejera de esas fechas sustituyendola por el flamante TAC en mayo), del 2000 al 2006 se hicieron concentraciones y manifestaciones antirrepresivas en la plaza y el entorno en bastantes ocasiones, una tradición que se perdió fue la buena concentración que se hacía el primer viernes de fiestas en la plaza, de fumetas, anticapitalistas y variadas tribus que en muchas ocasiones salía en mani con los consiguientes actos de expresión diversión y agitación que los acompañaban.

OTRAS DINÁMICAS y los cambios en la fisonomía de viviendas y locales han ido trazando una historia oficial que poco a poco (a no ser que todxs lo remediemos) se va comiendo la plaza (si no se la ha comido ya).

La amenaza del centro comercial en la parte izquierda lleva rondando desde mediados de los 90 y si se cumple el asco puede ser superior... pero está claro que ciertos negocios de la zona han apostado por esto. Mientras otros todavía conservan la forma y la gente de la plaza, estos nuevos negocios traen cada día un especimen superior: los jerseis de puño vuelto ataditos al cuello con las rayban del copón delatan al comisario que tapea en el nuevo bar de moda, todo fluye...

ENTRE estas idas y venidas del pasado al presente llegamos a esta síntesis:
la plaza cuando ha sido algo es porque se ha luchado y se ha estado en ella. no se puede defender si no se está.  

Los procesos de gentrificación como otras formas de "aclarado" urbanístico son procesos de la lucha de clases. En la defensa de los espacios comunitarios se han dado en Valladolid (como recientemente en Gamonal) luchas que hoy son ya parte de nuestra memoria colectiva. Y sin embargo vuelven con los viejos y nuevos métodos a hacernos la guerra. Mientras la crisis ha parado ciertos procesos megalómanos y derroches, hay otro modo de proceder, el capitalismo en estado puro, cada uno con su negocio, su propio jefe y su propio explotador. De esta basura sale el emprendimiento y muchas dinámicas de supuesta creatividad.

Los ladrones de sombras se llevan hasta las piernas de las muchachas que pasean.


   pero hay que recordar que
     LA CALLE ES NUESTRA 

  ¡ y a bailar !

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."