Mario fue detenido el pasado 2 de octubre cuando se trasladaba a la tradicional movilización en memoria de la matanza de Tlatelolco, en el DF, en un transporte público. El compañero está llevando a cabo una larga huelga de hambre que dura ya 45 días. Su estado de salud es grave, sus órganos se empieza a deteriorar y los daños pueden ser irreversibles. Ayer fue trasladado al hospital en contra de su voluntad, debido al deteriorado estado de salud en que se encuentra.
Se da la circunstancia de que en México se está desarrollando una campaña política, mediática, policial y judicial contra el anarquismo, al que se le culpa de ser el responsable de la oleada de descontento que vive el país, radicalizando las luchas sociales (como las huelgas de maestros). El anarquismo se convierte en chivo expiatorio de los males del país, y sus militantes son tenidos por maleantes encapuchados, carne de represión.
Desde esta página hacemos un llamamiento a la solidaridad con Mario y con el movimiento libertario mexicano.
Más información sobre Mario:

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."