F. V. Ultimo cero
Valladolid/Madrid
Tal día como hoy, hace 32 años, Valladolid, como el resto del país, era una ciudad sumida en el silencio, en el miedo. Las calles estaban desiertas, como consecuencia del golpe de Estado de Tejero, materializado con la toma del Congreso en la tarde del 23 de febrero de 1981. Hoy, 23 de febrero de 2013, Valladolid, como el resto del país, es una ciudad en la que en las calles se escucha la algarabía de la ciudadanía. Todo lo contrario del silencio, del miedo. Las calles están tomadas por el pueblo.
Hasta los convocantes -el 15M,- estaban sorprendidos de la gente que se ha reunido en la plaza de Fuente Dorada, a las 13.00 horas y que ha marchado hasta la plaza de la Universidad para despedir a los que a las 14.00 horas partían en cuatro autobuses para Madrid; con anterioridad habían salido otros, fletados por sindicatos como CGT.
"En 1981, tras el golpe militar, la ciudadania se manifestó masivamente en defensa de la Libertad y la Democracia. Ahora, 32 años después, llamamos a toda la ciudadanía, a todas las mareas, asambleas, organizaciones y colectivos a confluir en una jornada de movilización el próximo 23 de febrero", decía el comunicado difundido por Marea Ciudadana.
En 80 ciudades y pueblos del país, más en diez ciudades del resto del mundo, el pueblo estaba en la calle "contra los recortes y por una verdadera democracia". La movilización no era contra el golpe de Estado militar, era contra el "golpe de estado financiero". Algunos de los manifestantes vallisoletanos durante la jornada del 23F. Foto: C. Arranzvallisoletanos durante la jornada del 23F. Foto: C. Arranz
Los gritos de "No debemos, no pagamos" surgieron con fuerza entre los miles de concentrados.
Miembros de las distintas mareas tomaron la palabra en Fuente Dorada, para brevemente explicar las consecuencias de los recortes del Gobierno del PP. Primero, la 'Marea Verde' informó de la supresión de profesores, aumento de carga lectiva, falta de calefacción en los centros, etc.
"Educación y Sanidad, Pública y de Calidad' fue el grito de los concentrados, que a continuación dedicaron un caluroso aplauso para la Asesoría de Stop Desahucios (605418199) por la labor que viene desarrollando y para el  
Cuerpo de Bomberos,
que en 16 ciudades se han negado
ya a participar en desahucios.
"Ni un desahucio, ni un desahucio, ni un deshaucio más", "Sí se puede, sí se puede" y "No son suicidios, son asesinatos", calentaron la fría mañana. La siguiente intervención fue de "Parados en Movimiento" y los gritos de "No debemos, no pagamos", volvieron a corearse seguidos de los de "La corrupción se paga con prisión", con un especial recuerdo a Iñaki Urdangarin, al que se mandó una vez más al 'burger king'.
El célebre "No hay pan para tanto chorizo" dio paso a la última intervención de los oradores, que finalizaron poniendo nombre y apellido a los corruptos que han creado un agujero de 288 millones de euros en Caja España-Caja Duero (consejeros del PP y del PSOE), al presidente y constructor Santos Llama, a Marcos Alonso (exalcalde socialista de León), a Isabel Carrasco (presidenta de la Diputación de León, por el PP); a Javier León de la Riva, exvicepresidente de Caja Duero y propietario de un piso en un inmueble de la entidad en el que se han cometido graves ilegalidades urbanísticas; a los cinco diputados por Valladolid, que teniendo pisos en Madrid que han cobrado 1.823 euros mensuales para alojamiento: Miguel Ángel Cortes, Soraya Rodríguez, Arenales Serrano...
Los presentes, no pudieron más y rompieron en gritos de "Sinvergüenzas. sinvergüenzas", antes que se comentara por megafonía que "medio Ayuntamiento está imputado por la alteración del Plan General" y se mencionara a Jesús García Galván, diputado provincial y presidente de Sodeva, procesado.
Con esto se dio por terminado el acto del que se había informado a la Subdelegación del Gobierno. Pero los presentes estaban con ganas de más, y se dirigieron en manifestación por la Bajada de la Libertad, Angustias y Arzobispo García Goldáraz a la plaza de la Universidad, donde cuatro autobuses aguardaban rumbo a Madrid.
  




 

 

 

 

 

LA mANIFESTACIÓN EN MADRID FUE MULTITUDINARIA

Al menos 12 detenidos en los incidentes producidos en las inmediaciones de Atocha.

 


 

La delegada del gobierno, Cifuentes dice que este grupo de personas es "ajeno" a los manifestantes contra los recortes y resalta el carácter pacífico de las concentraciones
LA cADENA SER ha hablado hace un rato de 40 detenidos, entre ellos un menor de edad. LOs incidentes parecen continuar a estas horas (23:30).


   MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Policía ha detenido al menos a 12 personas tras los incidentes producidos en las inmediaciones de Atocha, en donde los agentes han cargado contra un grupo de varios jóvenes encapuchados, entre la Glorieta Carlos V y la Calle Atocha.

   Según han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, se prevén más detenciones por estos altercados. Los efectivos de la Policía empezaron a cargar después de que los jóvenes encapuchados les empezaran a increpar. Las cargas han sido puntuales y han llegado hasta la zona del Museo Reina Sofía.

   La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha concretado que uno de los detenidos es menor de edad y ha achacado las detenciones a "ataques" a la Policía, a quema de contenedores y a la realización de barricadas.

   "Desgraciadamente en las manifestaciones hay elementos radicales que intentan reventarlas", ha afirmado en declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press. Cifuentes ha aclarado que estas personas detenidas son "ajenas" a los manifestantes y ha querido resaltar que la concentración ha transcurrido de forma "pacífica".

   Miles de personas se concentraron esta tarde en la Plaza de Neptuno para protestar contra "el golpe de Estado de los mercados" y las "brutales políticas de ajuste" y para pedir la dimisión del Gobierno.



CRÍTICA y REFLEXÍÓN SOBRE EL DESASTRE DEMOCRÁTICO QUE IMPLICAN ESTAS MAREAS, por
 
23Fsinycon-(3)-2


Una vez más se nos llama a salir a la calle como pacíficos ciudadanos, en pos de una verdadera democracia y contra un ficticio golpe de estado de los mercados; por una falsa unión de las diferentes “mareas” (sectores laborales y sociales). Falsa porque de unión tiene poco o nada, cada cual con sus reivindicaciones, cada loco con su tema, juntos pero no unidos.
En esta situación de crisis del sistema de producción capitalista, la clase dominante ahoga las condiciones de vida del proletariado, dejando a una parte en la miseria y la marginación, mientras que obliga a otra a aceptar condiciones cada día más sangrantes en su función de esclava asalariada. Nada tiene esto de novedad, pero debido a los años de su siniestro estado del bienestar, en el que algunos se tragaron la mentira de la clase media, del fin de las clases, del fin de la historia,…La protesta social se manifiesta mayoritariamente bajo el corsé de la ideología burguesa, se nos quiere hacer creer que esto es consecuencia de tal política, tal gobierno, tal sistema bipartidista, tal exceso, tal corruptela,… toma fuerza una ideología que parte de esos conceptos; el ciudadanismo, ideología que se basa en una reforma democrática del capitalismo, en proporcionarle un ilusorio rostro más humano, mediante la participación de los ciudadanos en la esfera política.
Basado en conceptos y consignas simples (por otra parte asumibles incluso por la extrema derecha, como se ha podido comprobar recientemente en varias ocasiones), que niegan el antagonismo de clase y en la ilusión de que se puede cambiar el capitalismo democráticamente, a través de las mismas instituciones estatales que sirven para perpetuarlo (parlamento, sistema judicial…). Esta ideología destruye la conciencia de clase y nos divide en múltiples identidades, sociales, laborales, corporativas,… creadas por el sistema que miran por sus intereses grupales, parcializando las luchas del proletariado y reventando cualquier atisbo de solidaridad de clase.
Parece que para algunos ya no somos todos una misma clase, el proletariado que depende de que la burguesía, que posee los medios de vida y de producción, necesite, o no, comprar su fuerza de trabajo. Nos forjan identidades como mineros, trabajadores públicos, interinos, camareros, parados, etc. y nos impulsan a organizarnos como tal. Debemos pararnos a pensar que hoy somos interinos, pero mañana podemos ser camareros o parados, o estar pasando la noche en un cajero o muriendo de frió bajo cualquier puente.
Ese discurso niega toda lucha que se desarrolle fuera de los marcos democráticos, niega la constitución de nuestra clase en fuerza para abolir todas las clases y todo sistema de dominación y explotación. Nos hace creer que la única manera de luchar es defender la democracia, asumida como referente abstracto universal paraíso terrenal que cumple el mismo papel que antiguamente ocupaba la religión. Desde la extrema derecha hasta la izquierda “combativa” claman hoy por más democracia, por una democracia participativa, democracia real. La Democracia dios supremo de la modernidad que librará al capitalismo de sus contradicciones proporcionando un rostro humano (ejército pacífico, propiedad privada sin robos, trabajo sin explotación, producción mercantil sin destrucción de la vida y la naturaleza,…) y todo ello a sin tocar un ápice de las estructuras de dominación, ni del sistema mercantil que produce todas estas contradicciones.
Se nos dice que no hay crisis del modo de producción capitalista sino que el problema es que la democracia ha sido secuestrada por los mercados, cuando la democracia es en realidad una forma de dominación de la que se ha dotado el capital que va unida a la sociedad mercantil desde sus inicios y se generaliza con ella.
Se nos llama en esta fecha simbólica, el 23f, para mostrarnos la supuesta dualidad democracia vs. totalitarismo, cuando sabemos que ni la democracia excluye la violencia ni el totalitarismo, ni los regímenes democráticos y los totalitarios son opuestos, sino formas que se alternan y complementan con la única función de perpetuar la dictadura totalitaria del capital. Se nos llama a rechazar el supuesto golpe de estado de esos mercados, basándose en que esa fecha, fue la de la consolidación de la democracia frente a un ataque contra esta. Esa consolidación de la democracia fue el último paso que llevó a cabo el capitalismo para firmar finalmente la derrota de las luchas del proletariado contra el capital. La derrota de una lucha por acabar con las cadenas que nos atan a este mundo de esclavitud, miseria y muerte. Así pues, reivindicando la democracia, pedimos a gritos el mantenimiento de esas cadenas y el fortalecimiento del estado.
Hasta que no empecemos una lucha real, rompiendo con ideologías que no quieren sino perpetuar nuestra miseria, – los falsos críticos del sistema -y decidamos SALIR A POR TODO a acabar con quien nos roba la vida a través del trabajo y la mercancía, a acabar con quien según sus necesidades nos usa o nos tira a la basura, nos usa como máquinas, a acabar con los que controlan las formas de supervivencia atándonos a su esclavitud asalariada.
Mientras no destruyamos este sistema de muerte, no tomaremos el control de nuestras vidas y no seremos lo que nunca hemos podido ser: seres humanos.

NI SOMOS CIUDADANOS NI QUEREMOS SERLO
¡NO SE PUEDE! HUMANIZAR EL CAPITALISMO
EL CAPITALISMO NO SE REFORMA, SE DESTRUYE
UNÍOS HERMANOS PROLETARIOS


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."