LA VIVIENDA. ¿derecho o necesidad?

Publicado por valladolor lunes, 18 de febrero de 2013 , ,



La vivienda,  tener un techo en el que habitar, es una necesidad vital desde el principio de los tiempos. Una necesidad humana que el capitalismo convirtió en mercancía, y como mercancía, la supeditó  al intercambio mercantil. El derecho a la vivienda es entonces  usado para mantenernos encadenados a su sociedad de producción, convirtiéndola, en unas de las cadenas que nos sujetan a la esclavitud asalariada.

La existencia de gente sin techo, desempleados, precarios, etc.. no son errores del capitalismo sino parte de su funcionamiento, de manera que por mas que aumente nuestra explotación ,la consentimos sumisos, pues “da gracias que tienes un trabajo” y puedes por ello tener pan y techo, y de no aceptar sus condiciones, hay un ejercito de reserva dispuesto a aceptar esas condiciones. Es en esta sociedad donde nuestras necesidades son transformadas en derechos , como todos, el de la vivienda va unido a un deber, el de pagar al propietario que tiene a su vez el derecho a echarte a patadas si no cumples (ya sea hipoteca o alquiler). La diferencia es que para proteger este derecho, el propietario tiene de su parte a jueces, policías, y demás agentes del orden. Por ello es necesario reivindicar la vivienda como necesidad, no como derecho.

Ante esto era evidente que surgiría un rechazo por parte del proletariado, y se ha expresado de diferentes formas. Es aquí donde entra en juego toda la propaganda democrática que nos quiere hacer caer en sus trampas, para sustituir nuestras reivindicaciones en recogidas de firmas, ruegos y peticiones y más tarde en migajas y parches que para nada solucionan el problema. Es así como nos presentan nuestras debilidades y nuestras derrotas como victorias: la canalización de una lucha por la necesidad de vivienda a la petición de una ILP para poner algunos parches como la dación en pago (que solo sirve en este caso para cancelar las deudas por hipoteca y que aun así te deja  en la calle) y un paquete de viviendas sociales (que muchos tampoco podrán pagar al no tener ingresos). Hace unos días salió la noticia de que el congreso aceptó llevar a trámite la ILP que pedía, entre otras cosas, estas dos reformas. Para calmar los ánimos aceptan de momento únicamente votarla y algunos ya dan palmas con las orejas. ¿Y que hemos ganado en este proceso?

Una vez expulsado de tu trabajo, terminadas las ayudas sociales y sin ningún ingreso, ¿qué alquiler, por muy social que sea, es ese que te va a dar un techo?  Se dice que hay que ser realista, pedir cosas que puedan darnos: ir a “batallas concretas” ¿Hay algo más real y concreto que luchar por no morir de frío durmiendo a la intemperie? ¿Hay algo más real y concreto que luchar por acabar con este sistema donde la mercancía es más valiosa que la vida? Lo irreal es creer que se pueden solucionar las contradicciones propias del capitalismo…  sin acabar con él.

Días antes, a nivel local, concretamente en Xixón, salió otra noticia donde daban el número de desahucios de los últimos dos años: 800 desahuciados en alquiler y 200 de hipoteca. Eso  nos lleva a hacernos una pregunta: ¿tienen menos necesidad de una vivienda aquellos que no cayeron en la trampa de la hipoteca?

Los desahuciados por alquiler parecen ser los grandes olvidados de esta historia de olvidos, como si la injusticia fuera solamente  la estafa de las hipotecas, y no la mercantilización de la vivienda y de la vida en general.

La otra cara de la moneda son los trabajadores, una vez despojados de su medio de vida y que en base a sus necesidades, como  la vivienda, salen a la calle a tomar lo que es suyo.
Mamotretos deshabitados, que fueron concebidos para la especulación, son  tomados para satisfacer la necesidad de un techo.  Muchas de las veces discretamente, otras públicamente mostrando el camino a seguir. Un camino que no es nuevo, es una práctica utilizada desde siempre por el proletariado. La ocupación  tiene una potencialidad revolucionaria, se basa en la apropiación directa y sin intermediarios de aquello que es necesario y que antes les ha sido arrebatado. Escupiendo sobre la propiedad privada y sobre el negocio que de las necesidades humanas, se hace.

Nuestro objetivo debe ser potenciar y participar de estas expropiaciones, solidarizándonos y haciéndolas nuestras, porque lo único real es lo que existe, y ¿qué hay más real que expropiar un techo donde dormir? ¿Qué hay más real que arrebatar al capital lo que en su día nos arrancó y que es nuestro? ¿Qué hay más real que luchar contra este sistema de muerte?

NO HAY REFORMAS POSIBLES NI CEMENTO SUFICIENTE 
PARA TAPAR LOS ERRORES DEL CAPITALISMO

           DEFENDAMOS  LA VIDA CONTRA ESTE SISTEMA DE MUERTE

LO QUEREMOS TODO – LO QUEREMOS AHORA

COORDINADORA  ANTICAPITALISTA

 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."