Ayer día 30 una treintena de personas nos juntamos en la Plaza Mayor de Villanubla para marchar hasta la cárcel situada a algunos kilometros del pueblo mostrando nuestro apoyo y solidaridad con tod@s aquell@s a quienes el Estado mantiene encerrad@s en estos centros de exterminio.

La marcha, aunque desde el principio escoltada por las fuerzas represivas, transcurrió de forma tranquila por las calles del pueblo y por la carretera que lleva a la prisión hasta que llegamos a las puertas de ésta, donde ya muy lejos de la vista de la población nos estaba esperando la policía político-social (brigada de información del CNP) que tras identificarnos a tod@s, para "saber que afiliación política teníamos"* quienes nos encontrábamos allí protestando, nos retuvieron con insultos y amenazas no dejándonos llegar a la zona más cercana a los módulos hasta pasada la 13:30, hora en la que l@s pres@s ya no se encontraban en sus celdas (desde las que nos habrían podido ver), por haber bajado al comedor.

Está claro que la solidaridad es nuestra mejor arma y la que más temen quienes más interés tienen en mantener el actual orden social, pero pese a sus amenazas y su represión no cesaremos en nuestra lucha hasta que tod@s seamos libres.

¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!
 

*según sus propias palabras

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."