Llamamiento a caceroladas anticarcelarias en Nochevieja, en Alemania y en cualquier parte


A continuación dejo la traducción de un cartel que se ha ido pegando estos días en varias ciudades de Alemania, y que contiene un llamamiento a que en la última noche de otro año nefasto de capitalismo y servidumbre, grupos solidarios se acerquen a las prisiones, centros de menores, CIE, psiquiátricos y demás instituciones de confinamiento y tortura o se echen a las calles de sus ciudades para saludar a quienes permanecen detrás de los muros, secuestradxs por intentar ser libres o por no doblegarse al orden social impuesto.
Por cierto, el cartel en cuestión me recuerda al del encuentro del libro anarquista de Madrid de este año. ¿Coincidencia?
Traducción extraída de Contrainfo (aquí).
-------------------------

¡Nochevieja por fuera de las prisiones!
En todas partes, ¡desde los centros de deportación hasta las instituciones penales!

Las caceroladas por fuera de las prisiones en Nochevieja son una tradición regular en muchas partes del mundo para recordar a lxs rehenes del Estado; una forma de expresar solidaridad con las personas presas.
Ya sean nuestras manis por fuera de las prisiones o de los centros de deportación —donde lxs presxs se enfrentan a la deportación por tener papeles falsos o no tener papeles—, queremos unirnos y romper la soledad y el aislamiento.
Este sistema carcelario no es reformable, porque está mal desde las raíces, aquí y en todas partes. Ni forma a mejores personas ni ayuda a resolver los conflictos sociales. La coexistencia reinante, basada en el pensamiento competitivo y la injusticia, encierra a personas o las deporta; por un lado, se deshace de todo lo considerado problemático, por el otro, intimida y ejemplariza a partir de todx aquel/la que busca desesperadamente la libertad.
Ya esté la gente presa porque, quizá, hayan robado o destrozado una propiedad o, incluso, por haber evadido impuestos, o están sentadxs en prisión porque se marcharon de su país de origen por la falta de posibilidades o por miedo a ser preseguidxs —todo se basa pura y llanamente en un hecho: la existencia de normas imperantes que determinan lo que está bien y lo que está mal, lo que se debe proteger y lo que se debe castigar. Leyes y reglas que deciden solo unxs pocxs y ante las que a otrxs les toca subyugarse. Tenemos que romper con esta lógica del castigo y consiguiente confinamiento. Por eso, para nosotrxs, la abolición de toda institución coercitiva solo es posible dentro de un procesó que derroque el presente existente en su totalidad, para posibilitar un mundo sin explotación ni opresión.
Estéis donde estéis, quedad entre vosotrxs en Nochevieja por fuera de las prisiones, haced ruido y echaos a la calle para expresar la idea de un mundo libre de dominación y coerción. Queremos usar nuestra solidaridad y apoyo mutuo para echar abajo todos esos muros ladrillo a ladrillo.
Queremos un mundo sin muros ni fronteras.
Lucharemos juntxs: ¡HASTA QUE TODXS SEAMOS LIBRES!
Colectivos e individualidades anarquistas y autónomas

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."