Noticia redactada por los compas de LA REBELIÓN DE LAS PALABRAS con información sacada de la web de Cadena Ser (aquí) en catalán, y que una compañera tradujo para ayudarme con su difusión (muchas gracias maja).



Según informaron los medios burgueses, desconocidxs habrían detonado la madrugada del jueves una bomba compuesta por una mochila que contenía metralla y dos bombonas de camping-gas en un cajero interior de una sucursal bancaria de la entidad La Caixa, situada en la calle Clot, en el distrito de Sant Martí de la metrópolis muerta de Carcelona.

El artefacto habría sido descubierto por empleados que trabajaban en el interior del banco siendo alrededor de las 3 de la madrugada, quienes al notar un fuerte olor a gas siguieron el rastro y encontraron la mochila, con una mecha sobresaliendo que ya estaba prendida. Llamaron a la madera y varias patrullas de Gossos de Cuadra se acercaron, y pusieron en marcha su dispositivo del TEDAX. No obstante, antes de su llegada la bomba explotó, según informó la asquerosilla emisora Cadena SER con tanta fuerza que habría arrancado el cristal que separa el habitáculo del cajero del resto de las oficinas.

La policía científica habría iniciado ya sus pesquisas, que apuntarían por ahora a un sabotaje por razones políticas o sociales, alejando la hipótesis del robo dado el modus operandi de lxs responsables. Aun así, indican que en los últimos meses se ha notado la presencia de "bandas de delincuentes" que inyectaban gas dentro de los cajeros automáticos por las ranuras para luego con una chispa hacerlos reventar desde el interior, con el fin de sustraer el dinero.


Es curioso... Si una persona arruinada por una catastrófica gestión de la economía que nos conduce al desastre irreversible y cuya única responsabilidad recae sobre las políticas especulativas de los organismos neo-liberales internacionales (léase Troika, bancos, grandes corporaciones, gigantes de las finanzas, alta clase política...), vuela un cajero para robar el dinero a, repito, uno de los principales responsables del actual caos, entonces es "un delincuente", pero si una entidad bancaria especula con dinero que no posee, estafa a sus clientes, desahucia familias enteras y empobrece cada vez más las vidas del pueblo para llenarse más sus rebosantes bolsillos, entonces nadie les dice nada y es más, cuando alguien protesta, el Estado envía a sus perrxs de presa a callar bocas a base de hostias, pelotazos y torturas en comisaría. Hay que joderse.

Hasta ahora, que sepamos, nadie se ha adjudicado el ataque explosivo.

Con determinación, con honestidad, conscientes de nuestras limitaciones, intentando superarlas, juntxs, con la solidaridad como nexo y fuerza común e indestructible. Perdamos el miedo. ¡A por los bancos!




NOTA DE VALLADOLOR:


En los últimos tiempos, desde la pasada HUELGA GENERAL (del 14 N) se han sucedido los ataques a cajeros automáticos por Valladolid.
En la mayoría de las ocasiones el método empleado es el descrito por el compañero: inyectan acetileno en las ranuras del cajero y mediante un dispositivo eléctrico inician la explosión, que revienta el cajero dejando paso al dinero que hay en su interior.
En al menos 7 ocasiones desde el 14 N se ha repetido esto por Valladolid, y en casi todos los casos la policía apunta a "delicuencia organizada", pero también apuntan que "otros" han podido intentar imitar la jugada y les salió mal (en un par de estos ataques no han podido llevarse el dinero). En todos los ataques / robos los daños son muy cuantiosos, estando buena parte de las sucursales afectadas cerradas por obras o hasta más ver.

Ver, por ejemplo, uno de los últimos ataques:
http://www.elnortedecastilla.es/videos/noticias/valladolid/2046721610001-banda-acetileno-revienta-otro-cajero-valladolid.html

Sea como sea, lo que está claro es que el método es más hazlo tú mism@ que otra cosa. Seguramente haya "profesionales del robo" en algunos casos, ¿y qué? Sinceramente, los daños a los bancos son un motivo de alegría. Y aunque sería mejor si las acciones estuvieran enmarcadas plenamente en una lucha revolucionaria anticapitalista, lo que está claro es que estos robos/ataques no son simplemente "un robo más". Atacan y roban a quien nos roba y nos expolia la vida gota a gota. Frente a los que roban o joden el ambiente en barriadas proletarias, estos ataques llevan el discurso de la delincuencia al centro del problema: la verdadera delincuencia es la del capitalismo que extermina vidas humanas día a día indiscriminadamente, la verdadera delincuencia es la de los poderosos y burgueses que nos estrangulan con recortes, paro, leyes, cárcel y represión...


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."