El Comité de Empresa de Autobuses Urbanos de Valladolid (Auvasa) ha presentado en la Oficina Territorial de Trabajo la comunicación para ampliar los paros diarios, que desde el pasado 15 de noviembre vienen realizando de lunes a viernes para reclamar la aplicación del convenio colectivo y contra los recortes salariales que les aplica la dirección de la empresa municipal. Los trabajadores solicitan además un tiempo de 30 minutos de descanso en cada jornada de seis horas diarias, de acuerdo con un decreto ley para transportes especiales del año 2007.

El escrito va respaldado por los cuatro sindicatos que forman el Comité (Candidatura de Trabajadores de Auvasa, Comisiones Obreras, UGT y CSF-I ) y en el mismo se anuncia con 10 días de antelación que el paro se ampliará desde las 13:00 a las 15:00 horas, una franja horaria considerada como punta para el transporte urbano en la capital.

Hasta ahora la protesta se realiza durante primera hora de la mañana (de 7 a 9), lo que está provocando retrasos en los trayectos por la reducción a la mitad de los vehículos que habitualmente salen (118).
Cuando se van a cumplir diez días desde que se iniciaron los paros parciales, el Comité ha logrado recaudar más de 5.000 euros en concepto de caja de resistencia, cuya cantidad se destinará para paliar la pérdida, de unos 200 euros a la semana, que tiene cada empleado que secunda la protesta matinal.

En la jornada de ayer, martes, medio centenar de empleados se volvieron a concentrar a las puertas de las cocheras del polígono de Argales, vigilados de cerca por siete furgones de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional y una docena de agentes de la Policía Local. Los efectivos establecieron un cordón con vallas para permitir que los 59 autobuses de los servicios mínimos salieran. En este sentido, representantes del Comité criticaron que «se hubiera impuesto el 50% de los vehículos cuando en la pasada huelga general fue del 30%».

Los trabajadores indicaron que «no solo nos están descontando la extraordinaria, sino los complementos por ayudas sociales, por quebranto de moneda y una parte de las horas extraordinarias».

Después de los paros de la semana pasada, el señor Napo-León de la Riva tuvo el coraje de afirmar que los paros no estaban afectando el servicioo (cuando muchos usuarios están llegando tarde al trabajo o a sus quehaceres diarios). Pero sus palabras se han vuelto en su contra: diversos grupos de usuarios (sobre todo en los barrios de Parquesol y Covaresa), se han organizado en grupos para montar en el autobús sin pagar demostrando así su cabreo ante los retrasos que están sufriendo. Pero el alcalde de nuevo para dispuesto a tensar la cuerda aún más, en vez de buscar una solución dialogada con los trabajadores que ponga fin a los paros. Así, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado este martes que se darán instrucciones para actuar ante los casos de viajeros que no abonan el billete de autobús urbano con motivo de los paros parciales que llevan a cabo los conductores de Auvasa desde hace dos semanas y que incluso se plantea "meter inspectores o policías" en los coches.
Su fanfarronería se dispara...
quién sabe si, en vez de solucionar el problema, no se estará cortando con sus palabras la leña para el fuego...




POR UNAS CONDICIONES DIGNAS DE VIDA Y TRABAJO PARA LOS TRABAJADORES DE AUVASA, solidaridad con los trabajadores en lucha.

POR UN TRANSPORTE PÚBLICO Y GRATUITO 

para los trabajadores y usuarios, no para los mercados

¡ BUS GRATIS !





Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."