Roma, cuando la indignación se convierte en rabia y la rabia en fuego.

Publicado por valladolor lunes, 17 de octubre de 2011

Con motivo de la marcha global convocada para el 15-O, aproximadamente 200.000 personas marchan en Roma. Entre esa masa indignada se contaba gente procedente de prácticamente todos los movimientos sociales de Italia: Anarquistas y/o antiautoritarixs, comunistas, ciudadanistas, precarios, sindicatos combativos, gente de las asambleas y los movimientos anti-T.A.V. (contra el tren de alta velocidad), gente más vinculada a desobediencia civil, estudiantes etc... tomaron las calles de la ciudad pero sus objetivos y estrategias eran demasiado diversas como para actuar en conjunto.

Un grupo de unas 1000 personas entre las cuales se encontraban lxs encapuchadxs de un bloque que se separaba al final de la marcha unitaria bajo otra pancarta con el lema en italiano "Non chiediamo il futuro, ci prendiamo il presente" (No pedimos el futuro, tomamos el presente) se rebelaron contra el capitalismo desatando su rabia. Un supermercado de una gran empresa fue saqueado y los productos fueron distribuidos entre lxs que participaban de la lucha para poder sofocar el hambre y la sed. El interior del establecimiento también fue destrozado. Además, se incendiaron algunos automóviles de alta gama, posiblemente propiedad de la clase pudiente y se atacaron entidades bancarias rompiendo los cristales de su fachada y haciendo pintadas con diversos lemas anticapitalistas. Destaca también un grupo de activistas que en un edificio gubernamental retiraron la bandera nacional que fue bajada a la calle, rasgada y quemada.

A la altura del Coliseo, hubo tensiones y un breve choque entre lxs revoltosxs y activistas pacifistas, que recriminaban a lxs primerxs su actitud después de que éstxs penetrasen en un local de la empresa de trabajo temporal Mainpower (también presente en Portugal y Brasil) y éste fuese saqueado, sacando a la calle el mobiliario que luego rompieron e incendiaron. Lxs revoltosxs increparon además a un equipo de periodistas de la prensa comercial y burguesa, que fueron expulsadxs a amenazas y empujones de la zona de la manifestación.

En el medio de la tensión uno de lxs trabajadorxs de la empresa automovilística FIAT se subió a una camioneta situada ante un utilitario de lujo en llamas y gritó "¡Vamos a utilizar bien lo que nos queda de gasolina!", ante lo que lxs encapuchadxs salieron de nuevo de la manifestación e incendiaron una gasolinera próxima.

La policía comenzó a cargar contra lxs manifestantes ante lo que empezaron a recibir el lanzamiento de cohetes pirotécnicos y la movida se extendió hasta la Plaza Giovanni donde una vez más, se rompieron los cristales de varios bancos, se inutilizaron varias cámaras de vigilancia de los exteriores de éstas, se incendiaron más automóviles de lujo y se lanzaron bombas de humo al interior de algunas grandes tiendas. En la calle, un escuadrón de antidisturbios era atacado.

La policía cargó entonces nuevamente contra la manifestación unitaria golpeando indiscriminadamente, lo que derivó en que por un lado algunxs manifestantes se separasen y se uniesen a lxs insurrectxs para luchar contra la policía, que no podía controlar la situación y resultando incendiado uno de sus coches, acción que aplaudida y vitoreada por gran parte de lxs presentes (no por todxs, evidentemente, pues algunxs quieren cambiar un sistema extremadamente violento con flores). El automóvil incendiado era una furgoneta de los carabineros, en cuya parte trasera, además, se escribió con spray "A.C.A.B." ("All Cops Are Bastards", Todxs lxs policías son unxs bastardxs), y CARLO VIVE, una referencia al joven anarquista asesinado en el año 2001 mientras luchaba contra la policía que protegía Génova para la cumbre del G-8. Otrxs manifestantes increpaban a lxs revoltosxs su violencia y la policía retrocedía (incluyendo sus vehículos armados con cañones lanza-agua) mientras en vano trataban de contener a la masa insurrecta.

Se levantaron barricadas con muebles saqueados, contenedores y basura ardiendo y poco después tenía lugar otro de los grandes hechos de esa jornada, en el cual manifestantes incendiaron el edificio del ministerio de defensa, que quedó literalmente envuelto en fuego.

Alrededor de las 20:00, muchxs manifestantes empezaron a dispersarse y el contingente fue menor, aunque los disturbios prosiguieron hasta ratos después saldándose con 135 heridxs (mayormente policías aunque también había muchxs manifestantes, incluyendo un hombre gravemente afectado por explotarle en la mano uno de los cohetes pirotécnicos). Además, los daños se cuantificaron en varios millones de €.

Hoy, lunes, y seguramente presionadxs por la basura fascista a la que sirven, la policía y los medios de comunicación masivos desatan una campaña de criminalización contra lxs anarquistas de todo el país y se producen asaltos y redadas en locales anarquistas y sedes de organizaciones o colectivos vinculados a la izquierda radical (yo no creo en el anarquismo como un movimiento izquierdista, pero bueno), especialmente contra aquellos situados en Roma, Turín, Milán, Nápoles, Livorno y Palermo (según información de la prensa burguesa). Según lxs mass-media, la policía buscaba en esta operación localizar pruebas como indumentaria o material utilizado en la revuelta que les permitiesen vincular a lxs anarquistas con lxs "jóvenes que reventaron una marcha pacífica". Es de destacar también que algunxs de lxs pacifistas y reformistas que participaron de la marcha no dudaron en facilitar vídeos y fotos a la policía, contribuyendo a su investigación al poner cara e indumentaria a muchxs de sus compañerxs.

El número de detenidxs por ahora es indeterminado.

Estos métodos de chivateo son absolutamente despreciables y de continuar así, deberían irse preparando para una respuesta contundente. No se tolerará que aquellxs que sólo buscan mejorar lo existente pintando las paredes de esta jaula de colorines y forrando las cadenas de terciopelo delaten y traicionen a nuestrxs compañerxs. Sois peores que la policía, escoria. A ellxs por lo menos les pagan por ser lxs miserables defensorxs de esta sociedad enferma y de los privilegios de unxs pocxs, ésos privilegios que luego tanto decís que os indignan.

Aquí se puede ver claramente el interés de la clase dominante por, una vez más, hacer ridículas diferencias entre manifestantes buenxs (que permiten que el poder dicte las normas de las protestas y las acatan sin rechistar) y lxs manifestantes malxs (violentxs, encapuchadxs, radicales, antisistema, bla bla bla bla). Es una sandez. El poder intenta que las marchas y acciones contra su funcionamiento (o contra su mismísima existencia) no se salgan de los marcos que ellos han colocado pues la caída de sus estructuras y el avance colectivo hacia un modelo social más justo, en igualdad y considerando la asamblea horizontal como único órgano de decisión supondría la pérdida de sus privilegios y está claro que éso no les hace ninguna gracia.

Es imprescindible tener claro que la no-violencia sirve como estrategia con la cual lograr que la gente ajena al activismo o la lucha no tenga miedo a salir a la calle y protestar pero en mi opinión (y en realidad, para qué negarlo), creo que ésto no debería ser un fin en sí mismo, sino la forma de construir una verdadera situación de enfrentamiento y choques con el Estado y el capitalismo por medio de la construcción entre todos y todas de la autogestión generalizada y a través de la huelga salvaje, general e indefinida.

Convirtamos las palabras en fuego, las promesas en hechos.

UN 10 A LXS COMPAÑERXS ROMANXS.

Que se extienda la revuelta...




Extraido de:

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."