CHILE se moviliza contra la construcción de varias presas que la filial de ENDESA, Hidroaysén, promueve en el país... LAS NECESIDADES ENERGÉTICAS DEL MUNDO DESARROLLADO SON INSOSTENIBLES.

EL CAPITALISMO CONDENA A LA TIERRA, AL SER HUMANO Y A LA VIDA MISMA AL EXTERMINIO.
¡A extender la lucha y la solidaridad activa e internacional! Nuestro enemigo está en nuestro propio país, es nuestra propia burguesía.







Más de 40.000 personas se manifiestan en varias ciudades contra los embalses que promueve Endesa

SOLEDAD PINO 23/05/2011 [diario público] 08:20 Actualizado: 23/05/2011 13:16

Las manifestaciones están llenando estos días las calles de las principales ciudades de Chile. Más de 40.000 personas se han manifestado en Santiago este fin de semana en contra de las cinco represas hidroeléctricas que la filial local de Endesa, junto a la chilena Colbún, busca construir en la Patagonia chilena. El proyecto, llamado Hidroaysén, ha provocado una fuerte controversia entre los ciudadanos porque los embalses inundarán 6.000 hectáreas de la región de Aysén y sumergirán los ríos Baker y Pascua. También, según denuncian los que se oponen a la infraestructura, se llevarán por delante valorados ecosistemas de la zona austral.

Las manifestaciones en contra del proyecto comenzaron el pasado 9 de mayo, cuando la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén dio luz verde a Endesa. Las protestas, además de en Santiago, se han replicado en ciudades como Concepción, Valparaíso, Viña del Mar, Chillán, Valdivia, Osorno e Iquique.

El plan también requiere levantar un número aún indeterminado de torres para la transmisión de la energía desde la Patagonia hasta la zona central y norte de Chile, que es la que requiere de más electricidad. Hidroaysén tendrá que instalar torres y cableado que atravesarán unos 2.500 kilómetros del territorio.

Con todo ello, según el Consejo de Defensa de la Patagonia, un grupo que engloba a grupos ecologistas e indigenistas, se alterarán ecosistemas boscosos y acuáticos y humedales de la zona austral. Se arriesgará una especie que ya está en extinción, el ciervo huemul, la nutria Huillín y el pato Correntino. La región de Aysén se sitúa a 1.800 kilómetros de Santiago. Aunque todavía no se ha trazado la ruta que seguirán las torres, previsiblemente se verán afectadas comunidades de las etnias huilliche y mapuche. También se habla del impacto social que significarán los 12 años que dure la construcción de las represas, por el desplazamiento de mano de obra foránea que hará uso de los servicios públicos.

"El pueblo unido avanza sin partidos" es uno de los cánticos que más frecuentemente entonan quienes asisten a las marchas, en su mayoría convocadas por organizaciones sociales ajenas a los partidos políticos a través de las redes sociales. De hecho, en la manifestación del miércoles, el líder del Partido Humanista Verde, Tomás Hirsch, tomó un micrófono para hablar por los altavoces y fue abucheado.


Chile asegura que debe duplicar su producción de energía

Los ánimos están muy calientes en Chile. Algunas de las manifestaciones no han sido autorizadas, la Policía las ha reprimido, y se ha llegado a enfrentamientos severos. La marcha del miércoles terminó con ocho policías ingresados por golpes y contusiones y 63 manifestantes detenidos, entre ellos el diputado socialista Sergio Aguiló y la dirigente ecologista Sara Larraín. La manifestación del viernes, con 53 detenidos, transcurrió de forma pacífica, aunque al final un grupo minoritario causó destrozos en la vía pública y protagonizó enfrentamientos con los carabineros.
Fuentes de energía

El debate por la construcción del megaproyecto eléctrico atraviesa transversalmente el espectro político, y tiene apoyos y detractores tanto en la derecha como en la izquierda. Diversos estudios aseguran que Chile debe duplicar su producción de energía si pretende seguir con su ritmo de desarrollo y crecimiento (que en el último año ha rondado el 5%). Los embalses de Hidroaysén generarían anualmente un promedio de 18.500 Gwh, es decir, cerca de un 30% del consumo anual del país. Casi el 80% de la energía que utiliza Chile es termoeléctrica, generada a partir de carbón, y esa es la energía más contaminante. La solución de Endesa se presenta como más limpia.


El país no puede tener nucleares por su historial sísmico

La portavoz del proyecto Hidroaysén, María Irene Soto, explica: "La realidad indica que necesitamos electricidad, y Chile no puede tener energía nuclear por los permanentes terremotos, mientras que las termoeléctricas son muy contaminantes. Eso significa que las centrales hidroeléctricas son las más adecuadas en un país con grandes recursos de agua", afirma.

Los ambientalistas critican que Hidroaysén hará un grave daño al medioambiente y que el país no ha explorado de manera seria el desarrollar fuentes de energía como la solar y eólica. Desde el Gobierno, mientras, se asegura que son demasiado caras y que su alcance es reducido. El ministro de Energía, Laurence Golborne, asegura que los países de la OCDE no producen más de un 4% de su energía a partir de las fuentes no convencionales, lo que evidencia su bajo alcance, de momento. En España, el dato es muy superior: las energías renovables suponen alrededor del 40% del total cada mes, según datos de Red Eléctrica Española.

El Consejo de Defensa de la Patagonia ha presentado una querella ante la Justicia por irregularidades en el proceso de aprobación de Hidroaysén. Patricio Segura, uno de los portavoces, aseguró que tenían pruebas de que se cambiaron antecedentes técnicos para que fuera posible la aprobación, porque aun cuando las regulaciones medioambientales chilenas sean laxas, dice, el daño que genera el proyecto es tan severo que ni siquiera podría ser aprobado. Segura afirma, el Gobierno del presidente Sebastián Piñera ha ejercido presiones para que el proyecto, cuya inversión ronda los 3.200 millones de dólares, sea puesto en marcha.


El Gobierno argumenta que las renovables son demasiado caras. Consulta a los afectados.

El presidente de Chile es considerado por algunos como un conservacionista. Es propietario del Parque Tantauco, de 118.000 hectáreas de tierras y bosque al sur de Chile, que fue creado para mantener la zona inalterada. En agosto de 2010, además, detuvo la realización de un megaproyecto termoeléctrico en el norte de Chile, Barrancones, en donde una compañía brasileña iba a invertir casi 780 millones de euros.

El malestar de las organizaciones sociales se debe a que consideran que ha habido falta de transparencia. Un sondeo de opinión realizado por el diario La Tercera reveló que el 74% de los chilenos rechaza las represas y un 76% de la ciudadanía está a favor de que se invierta en energía eólica, geotérmica o mareomotriz. El procedimiento formal, denuncian los grupos ecologistas, no ha incluido en este caso la participación de las comunidades afectadas.

La portavoz de Hidroaysén afirma que la empresa se ha preocupado de informar y hacer participar a los habitantes de Aysén. "Nunca ningún proyecto energético ha estado tan expuesto a la ciudadanía como este debido a su exposición mediática", asevera. El Consejo de Defensa de la Patagonia, por su parte, asegura que el potencial turístico que tiene el sur de Chile, gracias a la flora y belleza del paisaje, se verá dañado con el levantamiento de las torres.



TEXTOS (tomados de la web hommodolars.org]



[Panfleto] A propósito de las movilizaciones contra HidroAysén ¡Interrumpir el progreso del capital!

El Radical Libre/Redes por la Autonomía Proletaria

¡A superar los límites de nuestras luchas!

Ya deberíamos tenerlo claro: Es tan evidente la contradicción, tan patente el daño, tan clara la irracionalidad tras megaproyectos como los de HidroAysén, que son miles quienes salen a la calle para demostrar su inconformidad. Pero aún seguimos criticando y actuando en la cancha que nos rayaron.

Nos hablan del “progreso”. “Para alcanzarlo hay que hacer sacrificios”, nos dicen. Y nosotros/as no queremos los sacrificios que ellos nos imponen, porque sabemos que siempre significan el aumento de los niveles de explotación en el trabajo, la depredación intensa sobre nuestro entorno natural, el encarecimiento general de los medios de subsistencia, condiciones ambientales adversas para nuestra salud, etc. Es decir, siempre el mentado progreso es a costa nuestra. Pero a pesar de esto, les seguimos el jueguito y afirmamos que sí, que queremos progreso, que nuestro país debe seguir creciendo económicamente. Entonces llevamos la crítica y la discusión a un plano meramente técnico. Y si es así, entonces las vías son claras: apego a la legalidad impuesta desde arriba, manifestaciones encuadradas en lo que ellos quieren ver, búsqueda de soluciones definitivas a través de la política tradicional y los organismos judiciales actuales y/o clamar por energías alternativas, lo que es darle a otros capitalistas la posibilidad de enriquecerse. ¡Qué felices deben de estar estos empresarios y políticos con tan predecibles y respetuosos manifestantes! ¡Qué eficaz maquinaria social es la del capitalismo, que transforma las protestas por las contradicciones que ella misma genera en nuevas posibilidades de inversión!

¡Pero ya está bueno! Sin duda que las airadas protestas contra HidroAysén y otros nefastos proyectos industriales y energéticos constituyen un alentador signo de sensibilidad social/ambiental. Pero para no perder, como nos suele suceder cuando peleamos con las herramientas que nuestro enemigo nos entrega (no precisamente para tener un combate justo), tenemos que empezar a dar pasos, tanto a nivel de análisis como de acción. Resulta que el problema no es que el progreso se esté construyendo mal. El problema es la lógica que presupone ese progreso. Y esa es, ni más ni menos, que el progreso del capitalismo. El avance de un sistema que tiene como única racionalidad (si se le puede llamar así a lo absurdo y contradictorio de su lógica) la continua acumulación de capital en manos de una clase minoritaria. Hablemos claro. El país no precisa de más energía (el consumo doméstico no representa más del 20% de la energía producida), es la lógica capitalista la que pide más. Son las necesidades industriales, en especial de la gran minería, las que piden ser saciadas. Y, por una parte, las ganancias de esas empresas son prácticamente en su totalidad particulares; y por otra, tampoco aquellos procesos dependen de demandas reales, ni a nivel nacional ni mundial, sino que sólo entran a formar parte de los circuitos internacionales del capital para el mantenimiento del mismo. Un sistema que se basa en la producción de mercancías, gracias a la explotación humana y al saqueo natural, para el lucro de muy pocos y no para la satisfacción de necesidades humanas reales, es un sistema que opera de manera anti-natural, que precisa de la alienación humana, tanto a nivel de conciencia como del producto de su mismo trabajo. Entonces, es con la alienación con la que debemos romper.

Generemos comunidades de lucha que hagan prevalecer relaciones cooperativas y solidarias. Que las redes virtuales y ficticias de facebook y similares pasen a ser redes concretas de individualidades y grupos discutiendo, debatiendo, aprendiendo, actuando. Superemos el ciudadanismo impotente, mecanismo de regulación del mismo capitalismo aberrante. Reconozcámonos como explotados/as y construyamos de forma autónoma los caminos para dejar de serlo. De otra manera, este proceso de movilizaciones no pasará de ser una anécdota en la cotidianidad de la explotación estatal/capitalista.

Radicalicemos nuestras luchas. Es decir, vayamos a la raíz de los conflictos. Rescatemos las experiencias positivas de cada movimiento y sacudámonos de todo lastre politiquero, que sólo intenta limitar y castrar nuestras luchas, vaciándolas de contenido a cambio de –en el mejor de los casos– obtener migajas por un breve tiempo, mientras arriba se atragantan con el pastel. Que nuestras demandas no sean recuperadas por capitalistas disfrazados de ecologistas. El ecologismo que sólo cuestiona los aspectos técnicos de la dominación global, está actuando como jardinero esclavo de las mansiones de los ricos. Los conflictos ambientales deben ser abordados de manera integral como parte de la explotación total a que nos somete el capitalismo y sus Estados. La única forma de superarlos es la acción integral y autónoma de nuestra clase, desechando toda mediación, creando desde ya las condiciones para una sociedad libre de alienación, empleando las medidas de fuerza que sean necesarias y coherentes para conseguir nuestra autoliberación.

¡A interrumpir el progreso del Capital! ¡A construir la Comunidad Humana!

Revista “El Radical Libre” (www.el-radical-libre.tk) Redes por la Autonomía Proletaria (RAP) (comunismodifuso@gmail.com)



A 2 semanas de las protestas contra Hidroausén...¿se transformará en Revuelta?

Ya han pasado unas cuantas semanas desde que el proyecto hidroeléctrico de Hidroaysén (1) fue aprobado por las autoridades ambientales de Coyhaique. El mismo día, Lunes 9 de Mayo, que éste fue aprobado la gente consciente de la problematica y del beneficio que este proyecto lleva a los bolsillos de los más ricos salió a las calles, no solo en Coyhaique o en la capital Santiago, sino que en distintas ciudades y regiones del norte y sur del país.

Ya van dos semanas de movilización, en donde hemos sido testigos de distintos tipos y métodos de lucha: tomas de colegios (2), cacerolazos, multitudinarias marchas, conciertos, velatones, incluso algunas de índole mas violento como lo fue la quema de la casa de un prestador de servicios a Hidroaysen en Coyhaique, saqueos, o la merecida paliza al policía en el centro de Santiago (3), por lo que se hace necesaria una real reflexión desde los colectivos o individuos de una postura más radical a ser parte de esta coyuntura, no hablamos jamás de dirigir la revuelta, eso queda para los que creen en la política burguesa. Lo que aquí se plantea es ser parte de este momento de protesta, agitando, agudizando y radicalizando el discurso, posicionando la problemática ambiental como una parte más del suculento botín que se llevan los sectores más acomodados de la sociedad.

Hacemos un llamado además a quienes participan como activistas de la causa ambiental a que se informen, que investiguen, y quizás descubran que el real problema aquí es la explotación de la naturaleza en pos del enrriquecimiento de las clases altas, las que porsupuesto poseen el poder político, judicial y económico.

Han sido semanas realmente "calientes" en donde se han vivido conflictos en varios ámbitos, por una parte, los conflictos interburgueses, en donde diputados, senadores y demás actores del circo-politicoburgúes se han enfrentado, sin ir más lejos, luego del reclamo echo por autoridades y ciudadanos fue que el ministro del interior tuviese que suspender el uso de gases lacrimógenos... la medida, como era de esperar no duró más de 3 días, aludiendo a que "los estudios realizados arrojaron que no son abortivas y que no generan daño para la salud" (Qué más se puede esperar del poder?)

Y por nuestra parte, es decir, en la calle, en las barricadas, hemos tenido que lidiar y debatir con los sectores más reaccionarios, o ciudadanos-legalistas, que rechazan por completo las conductas violentas de algunos grupos, incluso llegando a los golpes entre las distintas posturas. La pregunta para ellos, para los que defienden la propiedad privada, para los que defienden a los policías heridos (4) es la siguiente:

¿Que lucha, qué revolución no es violenta? ¿Acaso el Estado, el Poder, no actúa con violencia? ¿Para qué están echas las distintas policías que nos persiguen, las leyes que nos condenan sino para ocuparse como armas contra los luchadores sociales? No se sorprendan cuando a algun activista de su pequeña lucha anti Hidroaysen sea procesado por la la Ley Antiterrorista o la Ley de Seguridad Interior del Estado, aplicada durante años a los que no se dejan pisotear por el Poder.

¿Acaso van a poner la otra mejilla? ¿Cuántas veces hemos salido nosotr@s herid@s de las manifestaciones? ¿Cuántas veces la prensa al servicio de los ricos ha mentido sobre la real violencia que ejercen los pacos contra nosotr@s? ¿Cuantos pacos están hoy tras las rejas por asesinar a luchadores? NINGUNO. Ejemplos hay de sobra: Matias Catrileo, Rodrigo Cisterna, Claudia Lopez, Alex Lemún, Daniel Menco. Si tanto les gusta el internet busquen y encontrarán que estos asesinatos han quedado impunes, y ni la prensa, ni el gobierno reclaman.

La violencia ES UNA MÁS DE LAS DISTINTAS FORMAS DE LEVANTARSE CONTRA LOS PODEROSOS, existen muchas otras, como las que se han desarrollado en distintas partes del país, pero aun así nosotr@s debemos defendernos de los embates del poder a través de su policía, y debemos a la vez atacar a lo que nos explota, atacar la raíz del problema: EL CAPITALISMO Y QUIENES LO SUSTENTAN.

A DEFENDER LA TIERRA Y EL AGUA QUE AÚN NOS PERTENECEN A MULTIPLICAR LAS ACCIONES CONTRA QUIENES APOYAN Y SON DUEÑOS DE HIDROAYSÉN: EL ESTADO Y EL CAPITAL

¡¡ TODOS LOS MÉTODOS DE LUCHA SON VÁLIDOS PARA FRENAR HIDROAYSÉN !!

Notas: (1) En que consiste Hidroaysén: http://www.youtube.com/watch?v=Ruls...
(2) Toma de colegios en Coyhaique: http://www.lanacion.cl/noticias/sit...
(3) Gran golpiza a policía en Santiago: http://www.youtube.com/watch?v=2Z0o...
(4) Bombero que salvó al paco atacado: http://www.terra.cl/actualidad/inde...


¿Patagonia sin represas? ¡Vida libre sin políticos ni capitalistas!

Según la lógica capitalista, todo lo existente puede ser comprado y vendido, todo puede ser explotado y utilizado para generar ganancias y privilegios a una minoría. Animales, humanos y la tierra son considerados miserables objetos sin real valor, solo valor “monetario”.

En este contexto tiene lugar el megaproyecto capitalista que beneficia a Endesa, respaldado por la Clase política ¡Pero este no es el único! Mineras, salmoneras, forestales, termoeléctricas, etc, etc (las ciudades tambien!) todas forman parte del mismo sistema de Dominación dirigido contra los Humanos, la Tierra y los Animales, que beneficia a los capitalistas y es legalizado por los políticos. Ayer fue Pascualama, hoy es Hidroaysen, ¿mañana que será? Con luchas que no van a la raíz del problema (el capitalismo y la delegación de poder, la democracia y el estado) por la eternidad estaremos persiguiéndonos la cola! ¡Balancemosnos a la raíz del problema, el Estado y el Capital!

¿No al capitalismo?¡Claro que no! ¿Pero entonces que?

Ni gobierno de empresarios ni otros partidos políticos de izquierda “populares” que decidan por nosotros. Estos últimos también quieren gobernarnos, sedientos de poder, buscan dirigir nuestras vidas, ser los nuevos amos, dirigir su propia policía, crear sus propias leyes, son todos iguales solo con un distinto discurso falso e hipócrita hablando de justicia social e igualdad en nombre del “pueblo”.

Destruyamos el mundo del Estado y el Capitalismo

Construyamos unx nuevo, revalorizando la Vida y la Libertad de Todxs los Seres Sintientes

¡Liberacion Total o Esclavitud Eterna que cambia de cara cada cuatro años.



Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."