Problemas con el punto de vista


La reforma del polígono de viviendas del 29 de Octubre, situado en el corazón del barrio de Pajarillos, ha logrado, según los datos facilitados por el Ayuntamiento, un amplio respaldo por parte de los vecinos de los 23 primeros bloques –129 de 138 viviendas visitadas ya han dado su visto bueno–, pero se ha topado con un problema previsible.

Según consta en un informe de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda (VIVA), fechado el pasado lunes, algunos vecinos «no ven favorable dicha actuación por la mayor presencia tanto policial como de personas ajenas al barrio, que pueden perjudicar determinadas actividades que vienen desarrollándose en la zona». Es una manera eufemística de referirse a las familias que se dedican al narcotráfico en esas calles y a las que no les interesa tener cerca a nadie que les pueda entorpecer el negocio.

"La Concejalía de Servicios Sociales ha contratado dos trabajadores sociales y un mediador gitano para abordar con estos núcleos la situación. Mientras que la licitación de la obra ya está en marcha, aún queda una importante labor".

También hay pisos ocupados, propietarios a los que no se ha podido localizar e inquilinos que no pueden presentar un contrato que acredite la situación de arrendamiento.Una problemática múltiple que en todos los casos remite a unas mismas necesidades: vivienda, trabajo, educación.
"Durante los próximos meses el equipo contratado, en colaboración con la Policía Local, tratará de poner en orden todas estas situaciones con el objetivo de afrontar la reforma con las mayores garantías".

"El Ayuntamiento destina más de tres millones de euros este año a la primera fase de la rehabilitación de esta deteriorada barriada, en la que los vecinos más antiguos han mostrado buena disposición por las actuaciones que se proponen, según afirman los técnicos de VIVA.

En la reunión del consejo de administración de la sociedad se aprobó el protocolo de selección de arrendatarios de las viviendas de alquiler social y se informó sobre la adquisición de cincuenta pisos con una inversión de tres millones de euros, destinados a acoger a familias con escasos recursos".

El NORTE DE CASTILLA, principal vocero de la prensa burguesa vallisoletana, afirma en la noticia que seguimos que el "entorno del narcotráfico" opone "resistencia" a la reforma. EVIDENTEMENTE. ¡¿ Y QUÉ ESPERABÁIS ?!

Toda esta propaganda del Norte no hace más que justificar la lentitud con la que se están desarrollando tanto el estudio como los trabajos necesarios para llevar a cabo la reforma en toda su profundidad. No se trata solo de arreglar unas casas, se trata de dar vida a una población y un entorno que lleva mucho tiempo siendo machacado por la represión, la droga, el control social, el paro, la pobreza y la miseria. Pero eso no le importa al Norte de Castilla, que solo pretende "informar" (así se maten los vecinos y vecinas, que dirá alguno que yo me sé).

Lo que viene a ser reseñable, además del amplio respaldo de los y las vecinas, es que sean principalmente los narcotraficantes los que se oponen a la reforma. Esto demuestra que si la reforma se lleva a cabo en todo su sentido, ellos son los más perjudicados. ¿Todavía vais a defender que es mejor tirar las casas? Pues sí, es mejor si lo que quereis es que el narcotráfico se cambie de zona: por ejemplo a la calle Águila que tiene una concentración de población fácilmente degradable, o a cualquier otra zona de Pajarillos, Delicias, Las Flores, Pilarica, etc.



BARRIOS VIVOS : BARRIOS COMBATIVOS

convivencia sí, traficantes no. 

Unidxs somos más fuertes.

 

El 29 de octubre en los 70

 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."