¡ TALLERES YA !  ¡ soterramiento no !

  [noticia actualizada, 11/02/2017]

_________________

NUEVAS PROPUESTAS DE ADIF: 

 

El miedo a que un posible administrador concursal de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad propicie que los nuevos talleres de Renfe acaben en manos privadas, se esconde tras el giro dado por Adif en las últimas horas: El administrador de infraestructuras ferroviarias abandona definitivamente la solución del soterramiento integral del Plan Rogers y pone sobre la mesa o bien un soterramiento parcial o bien una integración blanda, con diversas actuaciones a lo largo de las vías que garanticen su permeabilidad.
 

 

El plan Rogers ha muerto (¡por fin!), pero el soterramiento todavía colea: Así El Norte de Castilla -como buen vocero del capital local- habla de "la voluntad histórica de enterrar las vías en la capital" cuando dicha voluntad ha sido impuesta y defendida desde el PP y algunas asociaciones, sin contar en ningún caso la realidad: un macroproyecto especulativo de enorme gasto. 

_________________ 

Noticias anteriores:

 El Gobierno vincula la puesta en servicio del complejo ferroviario al pago de una deuda, que el Ayuntamiento no reconoce.



"O el 16 de febrero la Junta General de Accionistas de Alta Velocidad alcanza un acuerdo claro o el nuevo complejo ferroviario, a la que se asocian cerca de mil empleos locales, podría quedar en tierra de nadie. O en la del mejor postor".  Esto al menos es lo que ha afirmado el Gobierno de España ante las preguntas de un diputado por Valladolid en relación con los TALLERES DE RENFE, cuyas obras ya se han ejecutado pero que aun están a falta de los últimos retoques (maquinaria e interiores).

La respuesta del Gobierno de España a las preguntas realizadas por el diputado de Ciudadanos por Valladolid, Francisco Igea, lejos de tranquilizar sobre el futuro de los talleres del Páramo de San Isidro, que se han comido la friolera de 200 millones de euros (150 más del presupuesto inicial), agudiza la incertidumbre sobre la que se vendió como la infraestructura más moderna de Europa para el mantenimiento y arreglo de trenes.

El Ejecutivo deja claro que la puesta en servicio de estas instalaciones –ni por asomo se aporta una fecha aproximada de apertura– deberá acordarse en el seno de la sociedad Valladolid Alta Velocidad, «cuestión condicionada por la disponibilidad presupuestaria supeditada a la refinanciación de la deuda». Ahí está una de las claves del documento, en el que no se hace referencia al proceso de liquidación de esta entidad o a la solicitud del concurso de acreedores, únicos punto del orden del día de la reunión prevista para dentro de dos semanas y que se preacordaron por unanimidad en el último consejo de administración de Alta Velocidad.

En ese lenguaje ministerial, que apunta intenciones, pero sin mojarse en exceso, se deja claro que hay que hablar de dinero, de ese débito de 404 millones de euros con los bancos que financian la operación y que el Ayuntamiento no está dispuesto a reconocer, tras anular el aval al préstamo que rubricó Javier León de la Riva en 2011 y que comprometía a las arcas de la ciudad en 101 millones. Esa ‘comfort letter’ era, según la visión municipal, el único nexo que unía al Consistorio con el crédito. Y ya se ha roto.

Se llegó a plantear una posibilidad. Que Renfe y Adif aportaran 200 millones de euros para dejar zanjados los vencimientos del crédito hasta el 1 de enero de 2018, pero a cambio los socios se tenían que hacer cargo de la parte de sus intereses. En el caso de la Administración Local, 2,8 millones. Pero el equipo de gobierno del Ayuntamiento no está dispuesto. Supondría, aseguran, reconocer el grueso de la deuda. Eso haría tambalear al Ayuntamiento.

Liquidación ordenada o concurso de acreedores. Esa es la cuestión. En el primer caso, habría una posibilidad de salvar el complejo que se levantó para Renfe (con todos lostrazados programados y las vías del desvío de mercancías que están paradas). En el segundo, se perdería el control de este activo de la sociedad, único, junto con los avales vivos al préstamo, ya que los suelos que se iban a liberar siguen perteneciendo a las diferentes administraciones. El complejo podría salir a subasta para pagar la deuda con los bancos, con lo que RENFE perdería las instalciones. El Ayuntamiento espera desde hace unas semanas un documento de Adif y Renfe sobre esa liquidación ordenada, la opción que gana terreno desde la celebración del último consejo de administración. Pero no llega.
 
En la respuesta del Gobierno a la petición de información de Francisco Igea se asegura que el traslado a los nuevos talleres «cuenta con una planificación y calendario que se actualiza de acuerdo con las circunstancias concurrentes, siendo la previsión que se inicie una vez se entreguen las instalaciones con todos los requisitos administrativos cumplidos y ajustados a la legalidad, con los elementos operativos en uso y con el equipamiento en las condiciones adecuadas». «No obstante –continúa el escrito– la determinación de la fecha de inicio depende de terceros ajenos a Renfe Fabricación y Mantenimiento». 

¿Fecha? Ni hay ni se la espera de momento.
Cabe recordar que sigue abierto un procedimiento judicial por el suministro de las cabinas de pintura y el sistema de montaje de las estructuras de rodaje de los convoyes. Otra complicación. El Ministerio de Fomento subraya que ya se están realizando trabajos en componentes de los trenes de la serie de 103 en los actuales talleres de Valladolid y que el objetivo es abordar grandes intervenciones en el complejo aún sin estrenar, «una vez disponga de las nuevas instalaciones». Se destaca, además, el compromiso para finalizar la conexión Atocha-Chamartín, que permitiría mover los trenes de las líneas sur y este de España hasta la base vallisoletana. Hasta que la obra no concluya, afirman que «podría existir una alternativa» para trasladar hasta aquí los convoyes.
En la última reunión de la sociedad, sus miembros –Ministerio de Fomento (Renfe y Adif), Junta y Ayuntamiento– prometieron tomar decisiones responsables. Los sindicatos, en especial Comisiones Obreras, esperan que cumplan y no pongan en riesgo el empleo de cerca de mil trabajadores ferroviarios.

El movimiento del gobierno y sus declaraciones conlleva precisamente volver a la planificación anterior, con el mantenimiento de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que se creó, en concreto, para realizar las actuaciones del soterramiento y todas las derivadas de la llegada del AVE. Pero resulta que esa sociedad lo único que ha hecho es endeudarse y endeudar a la ciudad, mientras los vecinos de Pilarica veían como el AVE cerraba el único paso de vehículos que tenían o los talleres de Renfe se quedan en esta situación tan insólita.


¿Y si enterramos el soterramiento?
Por otra parte, desde varios colectivos (y esta página fue seguramente la primera) se viene defendiendo una solución al problema sin soterramiento, superar la frontera que suponen las vías del tren que parten en dos la ciudad con actuaciones puntuales, concretas y económicamente viables. 

Este es el objetivo de las 15 propuestas esbozadas por varios colectivos que, tras más de tres meses de trabajo, han dado un paso al frente para promover un debate riguroso y realista sobre las alternativas al proyecto del soterramiento prometido y nunca cumplido.

La propuesta, que no entra en detalles sobre la soluciones urbanísticas definitivas, sí que apunta los puntos concretos de actuación y divide las actuaciones en varias categorías: remodelaciones, remozados, mejoras y nuevas.

Estas propuestas de actuación son las que se ponen sobre la mesa para iniciar el debate y precisamente por estar abiertas a nuevas aportaciones se ha preferido no detallarlas en profundidad.
  

Otras infos anteriores sobre el tema:
> http://valladolorentodaspartes.blogspot.com.es/2016/10/valladolid-el-nuevo-y-viejo-plan-del.html
> http://valladolorentodaspartes.blogspot.com.es/2015/08/los-antiguos-talleres-de-renfe-y-la.html
> http://valladolorentodaspartes.blogspot.com.es/2015/05/valladolid-no-la-especulacion-no-al.html


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."