[Valladolid] Pilarica: ... Más de 500 días

Publicado por valladolor martes, 31 de enero de 2017 , ,

“Los 500 días de encierro de Pilarica son un ataque a la dignidad de los vecinos de todo un barrio”. Esta opinión, vertida por una vecina, fue compartida por la inmensa mayoría de los asistentes a la asamblea celebrada por la Asociación de Vecinos del barrio para contar todos los pasos que han ido dando, intentar encontrar explicaciones al no inicio de las obras en las plazas de Rafael Cano y Aviador Gómez Barco y volver a insistir en la necesidad de que el soterramiento no sea descartado como consecuencia de la disolución de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.
“Ahora tardo media hora más en llevar a los niños al colegio”; “Los atascos en los túneles de Casasola y la Circular son diarios”; “¿Saben cuánto de más nos cuestan ahora los taxis por el rodeo que tienen que dar?; “Soy una persona con discapacidad y no se puede pasar por los túneles peatonales?”. Estas fueron solo algunas de las reflexiones que se pudieron escuchar en la sala de la asociación que se quedó pequeña para albergar un encuentro al que asistieron el senador del PP Alberto Gutiérrez (concejal de Urbanismo hace 16 años, cuando se firmó la operación del soterramiento) y el presidente del Grupo Municipal, Antonio Martínez Bermejo.

Antes de que ambos intervinieran para responder a las críticas generalizadas sobre sus promesas incumplidas durante 20 años de gobiernos municipales de mayoría absoluta, el portavoz de la Asociación de la Asociación de Pilarica, José Luis Alcalde, explicó la situación en la que se encuentran los dos proyectos concretos que más afectan a la permeabilidad del barrio en tanto en cuanto llega el pretendido soterramiento definitivo.

 

Túnel de la Plaza del Aviador Gómez Barco

Este túnel, presentado en los días previos a la última campaña electoral municipal por parte del ex alcalde, Javier León de la Riva, está paralizado. El proyecto inicial tuvo que ser desechado por no estar previsto que por el túnel pudieran pasar, por ejemplo, camiones de bomberos. El proyecto del PP se rehizo para hacer un paso más tendido y con más altura (hasta la calle Nueva del Carmen). Según los portavoces de la asociación, ADIF argumenta -para no retomar las obras- que todavía no se ha firmado un convenio con el Ayuntamiento y que el Consistorio todavía no ha dado pasos en la expropiación de una pequeña parcela del Colegio la Inmaculada, necesaria para que las obras se retomen.
Mientras tanto, ADIF mantiene vallado el perímetro de la obra, agravando aún más las dificultades de movilidad de los vecinos de la zona (final de C/ Salud cortada, etc).

Plaza de Rafael Cano

La actuación prevista (deprimir la plaza para salvar las vías ampliando el paso de peatones) no ha comenzado. En un principio, el Ayuntamiento, tras el cambio de Gobierno, pensó que los trabajos podrían haber comenzado ya, pero el proyecto presentado en su día a ADIF no valía. Esta semana se ha sacado a concurso la redacción del proyecto definitivo y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia ha vuelto a dar un nuevo plazo: posible inicio de obras antes del verano.

Hartos de promesas, los vecinos no parecen haberse inmutado por estos pequeños avances y siguen reclamando que se ponga fin a su aislamiento, incluso, reabriendo el paso a nivel cerrado en tanto en cuanto no arrancan estas dos obras.

El presidente del Grupo Municipal del PP, Antonio Martínez Bermejo, obviando los 20 años de Gobierno municipal, ha querido trasladar a los vecinos sus críticas a la forma de actuar del nuevo equipo de Gobierno. Su compañero de partido, el senador Alberto Gutiérrez, no ha usado paños calientes al asegurar que si el próximo día 16 de febrero se liquida la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (en cuya constitución participó él como concejal de Urbanismo hace 16 años) “se va a retroceder 50 años” en la operación del soterramiento. [NDR: Mejor: el soterramiento debe desecharse definitivamente, y por tanto, los problemas de permeabilidad son más acuciantes si cabe...].

Las críticas a la falta de autocrítica del PP han salpicado todas las intervenciones de los vecinos (“Quiero ser correcto pero no sé si voy a poder. Me está subiendo la bilis”, llegó a decir uno de los vecinos en su intervención) que no obstante, han coincidido, aunque con distintos argumentos, en exigir que los socios de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad encuentren una solución que no pase por su disolución. [NDR: El empeño en el soterramiento ha sido tal que ni la realidad más contundente -la imposibilidad de llevarlo a cabo si no queremos endeudar a Valladolid por los siglos de los siglos- les sirve a algunos. Repetimos: el soterramiento es un proyecto inviable, que generaría más problemas que beneficios. Hay que solucionar la permeabilidad con pasos y puentes en cada cruce y calle, ampliando los existentes (en capacidad y en número) y creando muchos más].

Llegó tarde, aunque a tiempo de responder a algunas cuestiones, la concejala de Valladolid Toma la Palabra, Rosalba Fonteriz, que se encargó de recordar que la deuda de Sociedad Valladolid Alta Velocidad es inasumible para el Ayuntamiento tal cual está articulada ahora y que el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ya ha puesto un plan de viabilidad sobre la mesa que ha sido rechazado.
“Nosotros siempre hemos dado la cara y hemos venido a explicar las cosas”, dijo Fonteriz a un vecino que metió a todos los políticos en el mismo saco.

Finalmente, la asamblea de Pilarica hizo una ronda de propuestas de movilización. La primera, que fue enviar una carta conjunta de los barrios de Pilarica y Belén solicitando una reunión con el alcalde, Óscar Puente, fue ampliada para que se requiriera la presencia en el barrio de representantes de todos los grupos políticos. También se acordó una movilización con cacerolada para la mañana del día 16 de febrero, cuando se celebrará la junta de accionistas de Valladolid Alta Velocidad.
No se descartó la posibilidad de organizar concentraciones en el vestíbulo de la estación de trenes para que Adif tome conciencia del problema y se tomó nota (no se concretó) de la posibilidad de cortar los túneles de Casasola y Circular al menos una hora a la semana para protestar contra la situación de aislamiento. Como última iniciativa se planteó la necesidad de empezar a controlar el tráfico de mercancías peligrosas por las vías del tren.

 Más información de la asamblea vecinal: http://ultimocero.com/noticias/2017/01/27/los-vecinos-de-pilarica-viven-su-encierro-de-500-dias-como-un-ataque-contra-su-dignidad/


Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."