[Monólogo] Pamela Palenciano: No solo duelen los golpes

 
No solo duelen los golpes empezó siendo un taller y ha evolucionado hacia el monólogo teatral que ha recorrido un sinfín de institutos, centros sociales y otros espacios de Latinoamérica y España.
Pamela Palenciano expresa a través del humor cuáles son los roles de género que se dan en una pareja imbuida por la sociedad patriarcal y cómo la educación y la socialización por géneros marca nuestra forma de ver el mundo y relacionarnos.
Este ejemplo de relación es un reflejo de las conductas que se llevan a cabo en la sociedad en general, incluidos los vínculos de pareja, laborales, de amistad, familiares, etc. Pamela nos pone espejos para que podamos mirarnos de otro modo y des-normalizar el amor romántico, la violencia implícita en las relaciones patriarcales y la asunción de conductas impuestas por unos géneros artificiales.


Pamela Palenciano
Tiene 34 años y fue una adolescente maltratada por su primer novio entre los 12 y los 18 años. No le denunció entonces porque "ni sabía que aquello se llamaba violencia machista". Lo denuncia ahora a diario con el brutal monólogo "No solo duelen los golpes" en el que desmonta la mentira del amor romántico y con el que ayuda a detectar los primeros signos del abuso machista.
Más información:

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."