TODAS LAS EMPRESAS MINERAS SE ENCUENTRAN EN ERE...
Unión Minera del Norte manda al paro forzoso a todos sus trabajadores, unos 350, a los que habrá que sumar los pocos que quedan en sus contratas. El período dependerá de los posibles acuerdos con los sindicatos. Es consecuencia de la falta de ventas de su carbón. 

Uminsa era la última compañía de Castilla y León que aún resistía, frente a la larga crisis que atraviesa el sector después de que la Hullera ya haya presentado un concurso de liquidación. Así, la Comunidad dejará de tener actividad minera en cuestión de días.
La dirección de la empresa comunicó ayer su decisión de aplicar un expediente de regulación temporal de empleo, sin extinción de ninguno de los contratos de trabajo, por «causas de producción». Unión Minera del Norte advierte que desde el año 2005 es la sociedad que más ha tenido que reducir sus producciones, debido a la ausencia de garantías para vender el carbón. Y recuerda que, en el proceso, ha arrastrado a muchas de sus empresas auxiliares, especialmente «Roel Hispánica», su operador de minas a cielo abierto, que se encuentra en liquidación y ha perdido más de doscientos empleos.

La empresa minera propiedad de Victorino Alonso ha trasladado este lunes la intención de presentar en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleo que afectará a la totalidad de la plantilla.
La dirección ha trasladado que en la actualidad tienen apilados las toneladas para cubrir la demanda de dos meses y que, según han señalado desde Fitag-UGT al término de la reunión, no retomarán la actividad hasta que el Ministerio de Industria ponga encima de la mesa una solución a largo plazo.
A través de un comunicado, Uminsa asegura que con esta determinación pretende «salvaguardar la continuidad de la compañía ante una eventual reducción o, incluso, la suspensión total de las ventas a las térmicas a partir del próximo día 1 de abril». Además, advierte de que el único responsable de la situación es el Gobierno Central que «de forma palmaria y persistente» viene incumpliendo su propio Marco de Actuación para la Minería del Carbón y «da pasos sin descanso en la liquidación del sector», provocando las regulaciones de empleo y, también, hartazgo en las empresas eléctricas.
Será el próximo lunes en una nueva reunión cuando la empresa presente a los representantes sindicales la documentación del ERE que tendrá una vigencia de nueve meses y que afectará al conjunto de los 350 trabajadores de la plantilla matriz, así como a más de 150 pertenecientes a subcontratas.

“Algo esperado”

Una situación esperada por parte de los sindicatos a falta de que se resuelva la situación de incertidumbre que afecta en el sector minero a la espera del documento definitivo del marco regulatorio para la compraventa de mineral.
"Era algo previsible porque son medidas que están llevando a cabo todas las empresas mineras por los incumplimientos del Plan del Carbón", señalan desde el comité intercentros.
El lunes se constituirá la mesa negociadora del expediente que estará integrada por representantes de las explotaciones afectadas, Salgueiro, la Gran Corta y Alinos en el Bierzo, Tineo y Cerredo en Asturias y el cielo abierto que Uminsa tiene en Palencia.
La vicepresidenta y portavoz de la Junta, Rosa Valdeón, aseguró hoy que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la Compañía Minera Astur Leonesa para toda su plantilla, uno de 300 trabajadores, es un paso “más destructivo” y expresó la “preocupación” que le produce esta medida, que se aplicará durante tres meses. La consejera de Empleo se refirió a la situación de empresa en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno.
Al respecto, Valdeón aseguró que existen fondos Miner que deben llegar a Castilla y León, como las ayudas que incentiven el consumo de mineral autóctono, que permita a las compañías seguir trabajando. No obstante, destacó la reciente visita de ella y la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, al Bierzo (León) para mantener un encuentro con los alcaldes de los municipios mineros.
En ese sentido, la vicepresidenta recalcó que la Junta está trabajando sobre las medidas que le corresponden, con un plan de dinamización de las cuencas mineras y un programa especial de empleo. Además, Rosa Valdeón explicó ante las discrepancias de algunos regidores que las medidas “paliativas” están reservadas para los 31 ayuntamientos “muy mineros”, según la consideración que el Gobierno les otorga.
También expuso que el resto de actuaciones, con medidas para reactivar la actividad económica, tienen un territorio de aplicación más amplio, que engloba a 81 municipios, para que si una empresa decide instalarse en una localidad y no en otra, beneficie a toda la cuenca minera.

En días anteriores, el secretario del sindicato de Industria de CCOO en León, Ángel Manuel Santos González señaló, tras reunión celebrada en las Cortes, "que existe un compromiso serio con la minería por parte de la Junta y los agentes sociales de la Comunidad. Entre todos tenemos la obligación de salvar la minería centrándonos en tres ejes básicos: apostar por el sector, que está inactivo en estos momentos, ofrecer una protección social a los trabajadores que ahora están sin trabajo o inmerso en algún Ere y poner en marcha otro tipo de actividades económicas en las cuencas mineras, de tal manera que se diversifique el tejido económico y la gente pueda salir adelante", ha recalcado. Santos González ha insistido en el pobre papel que el Gobierno de la nación ha hecho en el campo de minería destacando que "el Gobierno del Partido Popular, y sobre todo el ministro de Industria, José Manuel Soria López, se ha pasado cuatro años en funciones y,lo que es peor, ha incumplido con todo".


_________________________

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."