Intervenciones del año 2014 del Cuerpo de Bomberos (más antiguo de Ecs-paña, recién cumplidos sus 500 años de vida).

La cifra total de intervenciones realizadas por los Bomberos de Valladolid fue de 2.542. La mayor parte de actuaciones, un 73,6% del total, fueron urgentes. Dentro de esta categoría están incluidos los salvamentos (35,6%), los incendios (33,2%) y las falsas alarmas (4,6%). El 26,4% restante de los avisos fueron casos de asistencia técnica, relativos a simulacros, planes de prevención, charlas...El mayor número de llamadas de urgencia se debió a actuaciones de salvamento, con una media de 2,4 al día. Las causas, de mayor a menor incidencia: hundimientos y edificios en ruinas (30,5%); escapes de agua y gas (254), y en ocasiones excepcionales derivadas de la manipulación de sustancias peligrosas o inflamables (17 casos); rescate de personas atrapadas en ascensores, apertura de puertas...(15,5%). Los avisos por atención a víctimas (enfermos, caídas...), tráfico y atención de animales no superan el 10% en ninguno de los casos.


Contenedor de papel calcinado en la calle Silió.
Contenedor de papel calcinado en la calle Silió.


 
En el año 2014 se registraron una mayor cantidad de intervenciones por parte del servicio de bomberos con respecto al año 2013. La mayor parte de ellas se llevaron a cabo en Valladolid capital (86,5%), aunque también tuvieron que prestar servicio en algunos municipios cercanos, fundamentalmente en Arroyo de la Encomienda y Laguna de Duero (99 de las 343 totales), donde el motivo mayoritario por el que se daba la alarma al cuerpo de bomberos eran los incendios, y no los salvamentos como en el caso de la capital.
La razón, que la mayor parte de fuegos se produjeron en matorral (110 de los 240 incendios forestales totales) y en las pequeñas localidades hay una mayor masa de vegetación. Tanto en el caso de los salvamentos, como en el de los incendios, los bomberos pudieron resolver su intervención en menos de media hora.


Épocas con más incidentes
Se aprecian diferencias significativas en cuanto al número de intervenciones, en función de la época del año y la franja horaria. Concretamente, en el año 2014 la mayoría de incidencias se produjeron durante el mes de mayo (11,5% del total), y el día de la semana en el que los bomberos tuvieron más trabajo, fue el martes, aunque en este caso no hay gran disparidad. Un aspecto positivo de las cifras del año 2014 es la disminución de la cifra de víctimas en las intervenciones a lo largo de los últimos diez años. El porcentaje mayoritario responde a los lesionados en actos de servicio, un 60,5%. Un 23,6% necesitaron atención sanitaria y tan solo un 7,8% sufrieron intoxicación por inhalación de humo, 13 trabajadores menos que en el año 2013.


En cuanto al tiempo medio de respuesta del cuerpo de bomberos ante las llamadas de urgencia, depende de si tienen que desplazarse a zonas de la capital, donde tardan aproximadamente 6 minutos, si no la espera puede oscilar en torno a los 13 minutos.


El cuerpo de bomberos de Valladolid está compuesto por 144 trabajadores, sin contar con el personal directivo (25). Una cifra muy por debajo a los datos del año 2008, cuando la plantilla contaba con 165 trabajadores operativos. El personal se ha ido reduciendo a lo largo de los últimos diez años, y pese a que se han jubilado 35 profesionales en los últimos cinco años, estos puestos no han sido amortizados, según se recoge en la memoria anual del servicio de extinción de incendios del año 2014, última fecha de la que se tienen reseñas. 
 
[recogemos y extractamos de ELNORTE]

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."