Los senegaleses forman una gran comunidad en Salou, que según cifras oficiales alcanza cerca de los 1.200 miembros. Mawa Ndieyd, perteneciente a la Asociación de Senegaleses en Catalunya, explica la información que algunos de sus compatriotas le han facilitado sobre el caso. Según le indican, en el domicilio del fallecido vivían al menos 5 personas, ninguna con relación familiar con Mor. Sospechan que, en el momento de la entrada de los Mossos, él podría encontrarse rezando, por la hora que era, por estar despierto y por tratarse de la zona del balcón.

La policía ha asegurado que el fallecido era una de las personas que los agentes iban a detener, pero no han explicado la razón. "No tengo constancia de si se dedicaba a algo más que a la venta ambulante", explica Mawa Ndieyd, "pero sí puedo decir que este tipo de vendedores no suelen fabricar cosas en sus casas. A lo más que suelen llegar es a comprar productos en los chinos a los que les cosen etiquetas, o les ponen marcas. Como mucho, podrían tener almacenados artículos, pero sería muy raro que los produjeran".

Demba Couta, miembro de la Asociación Cultural Senegalesa de Salou, tampoco se explica la muerte del senegalés. Considera inverosimil la posibilidad de que Mor saltara al vacío. "Llegamos luego y no pudimos verlo, pero nadie se cree la versión de que se tirara queriendo. ¿Para qué iba a saltar?", se pregunta. Couta además señala el repunte de la presión policial contra los vendedores ambulantes que ocurre cada verano como el origen de los disturbios. "Hay persecución de la policía contra los senegaleses durante todo el año, nos esperan en las estaciones para pedirnos los papeles y registrarnos. Y en verano van contra los del 'top manta'. Muchas veces les quitan lo que llevan, a veces dándoles papel conforme se lo han quitado, pero otras muchas no", explica, tras lo que remacha: "Saben cómo actúa la policía, por eso los culpan y por eso están tan enfadados.                                                                                       v. altercadensalou                                                             

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."