EL URBANISMO COMO ARMA DE LA BURGUESÍA 
                                                                           (parte 332, año XX). 

Una reflexión anticapitalista en torno al 29 de octubre.




El suelo de las casas del 29 de octubre era público cuando se construyeron, como los espacios que ahora quieren poner en manos de una promotora, ¿quizás la promotora sea una empresa constructora conocida, una UTE de viejos amigos de las antiguas cajas de la región, como Corsán? 

¿Por qué si el suelo era público -las calles y manzanas que se construyeron eran públicas- ahora entra una constructora o promotora privada a hacer negocio con las casas que los vecinos pagaron entonces a precios de VPO -años 60- y que luego han comprado o alquilado cuando los precios habían subido hasta la burbuja de los 90 y la bajada de la droga del poblado, cuando se desplomaron hasta los límites actuales? 


La crisis es una explicación -pero en el fondo el precio de los pisos en esa zona había bajado antes y la crisis lo que ha provocado -solo, mas no es poco- es una ralentización del desarrollo económico y por tanto de la construcción desbocada de la época Aznar, una perdida enorme de puestos de trabajo (las tasas de paro en el barrio se han disparado) y el crecimiento de la mendicidad, la delincuencia y la economía criminal. Lo que ha supuesto por tanto esta crisis iniciada en 2008 es que el proceso especulativo en el 29 de octubre se ha parado (ahora quieren reabrirlo "inyectando" dinero público, claro ejemplo de una economía que sigue en crisis y solo avanza "drogada"). Pero las casas y las calles también han sufrido esta crisis y la imagen de la zona, en conjunto, se ha deteriorado. El deterioro, sin embargo, ha sido la constante desde los 90 y la falta de inversiones. 

Así llegamos a la cuestión clave,  la marginación de la zona ha sido voluntaria y consciente y viene de lejos, es otra y mucho más profunda, es el margen que la sociedad burguesa deja fuera o el obrero al que explota durante horas para enviarlo luego en autobus a su caja de cerillas en unas viviendas, y unas calles, plazas, vías, que determinan su lugar y su sumisión al sistema. 

En Pajarillos este sentimiento lo llevamos viviendo -cada una- desde que llegó aquí. Pues es así desde que el barrio se inició en el siglo XIX, segregado de la urbe. 

La marginación de Pajarillos se ha contenido mucho en amplias zonas del barrio en los últimos decenios, pero la realidad vivida con el Poblado de la esperanza a principios de los 90 y la solución a aquel "realojo" no se le olvida a nadie en este barrio. 

Las luchas contra el gueto de la Esperanza (eso sí era un gueto, chabolista, y de verdad) y el realojo posterior de las principales familias del narcotráfico en el 29 de octubre, o en una calle de Pilarica o en las Viudas es parte de la política de guerra interna contra la población: en los barrios obreros, en donde les convenga en cada caso -centro del barrio o márgenes y extrarradios- crecen las bolsas de marginación generadas por el capitalismo donde muchas veces campan a sus anchas las mafias (droga, corrupción, abusos policiales y de poder). 

En Valladolid se ve bien clara esta realidad: Delicias con las Viudas, el  poblado para Pajarillos, Pajarillos para toda la zona de Pajarillos Pilarica Vadillos, el Bº España (antes Las Latas - nombre que desde aquí reivindicamos-) o Arturo Eyries para la Rubia y otros barrios del Sur; son buenos ejemplos de esto. Están ahí por muchas razones: que los elementos marginados "de mala presencia" no estén en las zonas pijas, burguesas o céntricas; que sirvan a la contención de la combatividad proletaria mediante el miedo (a la delincuencia) y el control permanente (policía, patrullas, militarización con unidades de intervención rápida o especiales). Muchas son sus herramientas: pero sin duda hay dos que manejan con esmero repetidamente. Nos referimos al urbanismo y a la droga. 

El urbanismo para controlar (ejes grandes para los tanques, autovías donde aterricen aviones, rondas que permitan sus desplazamientos, videocámaras, muros y calles de obligado tránsito...), el urbanismo para someter (zonas de lujo, zonas pijas residenciales, centros comerciales, barrios obreros, zonas marginales...).

La droga para enajenar, controlar, exterminar a las poblaciones proletarias jóvenes y rebeldes o simplemente 'superfluas' (ejemplos cientos: la combatividad en los 70 y la llegada de la heroína, las panteras negras y las luchas en los barrios de proletarios afroamericanos y la llegada del crack...). Pero también la droga como elemento para generar inestabilidad, como negocio de guerra (la guerra de Colombia lleva años dando ejemplo y el cultivo del opio en Afganistan es -desde las guerras del opio del XIX- una de las principales causas de su inestabiliad endémica). 

La utilización de las familias realojadas en la barriada del 29 de octubre en Pajarillos desde el 2001-2002 para generar la bajada de precios de las viviendas, la marginación y la huida de mucha gente que vendió sus pisos ante la llegada de la droga, el abandono del colegio público y del espacio y el patio donde se ubica (una de las manzanas más grandes de la tarta), son parte de una política totalmente orquestada por el poder: poder financiero (caja españa, caja duero...) y poder político (gobierno del Partido Popular)... poder que trama nuestra desgracia y se enriquece a nuestra costa (inmobiliarias, constructoras, bancos, aseguradoras, judicatura, cuerpos represivos, partidos políticos, sindicatos del poder, medios de comunicación...). 

Cuando en 2003 se iniciaron las movilizaciones contra el narcotráfico, se planteó claramente el proceso especulativo y sus consecuencias: pero mucha gente pensó que con parar la venta de droga todo se paraba. Y no es así: ellos juegan a favor del tiempo. Que no hay droga y no hay dinero por la crisis, sin hacer nada las casas se degradarán solas (no en vano, las hicieron mal y ya tienen más de 50 años). 

Desde 2003 hasta ahora no se ha puesto un duro en el 29 de octubre (jardinería... y lo justo). Así que el PODER PÚBLICO (QUE ES PÚBLICO PERO NO ES DE TODOS, QUE ES PÚBLICO PERO NO del supuesto "PUEBLO", ese conglomerado de clases tan grato a la burguesía) en Pajarillos se ha destapado muy claramente: el poder no es público, es poder de las clases dominantes y es poder adictatorial que se enriquece a costa de la explotación, marginación y miseria del proletariado y demás clases subalternas. 

El capital ha preparado el terreno para su reproducción: deterioro, destrucción, reconstrucción, y que la rueda gire aplastando las cabezas de lxs explotados.
 

Preparemos nosotras la solidaridad, la organización, la resistencia...

EN PIE, compañerxs, a LA LUCHA


CONTRA EL PODER ECONÓMICO que orquesta la especulación, 

CONTRA EL PODER POLÍTICO que impone la ejecución del plan que les conviene, sin atender ni a su "derecho a la vivienda" ni a las necesidades, realidades u opiniones de lxs vecinxs del 29 de octubre.





por las necesidades humanas
CONTRA LAS NECESIDADES DEL CAPITAL
 

Las viviendas de los vecinxs no son un negocio. Ni un duro para empresarios a costa del derribo y desalojo de estas viviendas y sus habitantes.



LA LUCHA DE LXS VECINXS DEL 29 DE OCTUBRE QUE SE OPONEN A LOS DERRIBOS ES NUESTRA LUCHA. 

NO A LOS DERRIBOS DEL 29 DE OCTUBRE

stop especulación en Pajarillos

POR UN BARRIO vivible, VIVO Y COMBATIVO, 
por las condiciones de vida y trabajo de la clase trabajadora.

 




nuestro total apoyo a lxs vecinxs, 
nuestrxs besos a lxs que luchan.



Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."