Ayer a las 20:30 de la tarde tuvo lugar una concentración en fuente dorada casi improvisada en solidaridad con lxs anarquistas detenidxs y reprealiadxs de esa misma madrugada. A de las 8:45 el más de medio centenar de personas alli concentradas decidió salir en manifestación de forma espontanea coreando gritos de repulsa contra la represión y el terror que el Estado intenta implantar entre la población a fin de que aceptemos sin rechistar todas sus imposiciones y desmanes.

El siguiente texto fue repartido en un panfleto durante la concentración y durante la manifestación:



LAS MIL Y UNA VERGÜENZAS DE UNA DEMOCRACIA QUE NI ELLOS SE CREEN

En la madrugada de hoy 16 de diciembre, la Audiencia Nacional ha ordenado una operación policial de gran envergadura en la que han sido allanadas más de 15 viviendas, un Centro Social Okupado y varios ateneos libertarios en Barcelona y una vivienda más en Madrid.

El objetivo de esta operación está claro: seguir infundiendo el terror entre quienes luchamos contra las mil y una injusticias que el capitalismo, amparado por la democracia parlamentaria, genera.

Hace poco más de un año que aprobaron la nueva Ley de Seguridad Ciudadana en el Consejo de Ministros, precedida de una brutal #CazadeBrujas, y hoy han podido estrenar su flamante Ley Mordaza con otra oleada de detenciones.
Hasta el momento sabemos que al menos 14 personas han sido detenidas acusadas de “pertenencia a organización criminal con finalidad terrorista de carácter anarquista”, según la Policía catalana. Esta acusación no puede resultarnos más irrisoria (es difícil meter en una frase más palabras que la prensa habitualmente emplee como peyorativas... ) cuando sabemos que, entre otros, los espacios allanados son el Ateneo Libertario de Sant Andreu, el Ateneo Anarquista de Poble Sec o la Kasa de la Muntanya, este último un espacio desde el que se lleva más de 25 años luchando contra la especulación y participando activamente en la vida y en el movimiento social del barrio de Gràcia en Barcelona.

Los poderosos saben perfectamente la amenaza que supone para su estatus el que la gente comience a organizarse para vivir, luchar, disfrutar y compartir de forma autónoma, es decir, sin la tutela del Estado ni de sus cuerpos represivos. Es por eso que no nos sorprenden actuaciones como la perpetrada esta madrugada.

Tampoco nos sorprende el eco que las empresas de comunicación (TV, radio, prensa...) han hecho del comunicado policial, dando credibilidad a la existencia de un “terrorismo anarquista”. Lo que existe es una respuesta ante el verdadero terrorismo, el de quienes mediante el terror y el miedo nos imponen sus normas obligándonos a vivir entre la precariedad, la miseria y la violencia estructural.

Sin embargo, nosotras lo tenemos bien claro: no estamos dispuestas a ser esclavas y no vamos a aceptar un sistema y unas imposiciones cada día más represivas y totalitarias. Queremos vivir en libertad y armonía con nuestras semejantes y vamos a luchar por ello. Ni sus cárceles, ni sus jueces, ni su policía, ni sus leyes amedrentan a un pueblo consciente y activo.

CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO

¡SOLIDARIDAD Y LUCHA!

Grupo Anarquista Cencellada
Asamblea Libertaria





¿Qué hay detrás de la Operación Pandora?
 
Si de algo estamos seguros, es de que el Gobierno español no pasa por sus mejores días. Inmerso hasta las cejas en un pantano de corrupción e incapaz de resolver, por un lado, la remodelación planteada por el soberanismo, y por el otro, los acuciantes problemas económicos que ahogan a sectores cada vez más amplios de la población súbdita, teme que su falta de credibilidad y su impotencia terminen en una crisis de Estado que ante una reacción popular que de no limitarse a votar tendría consecuencias perjudiciales.
El Estado se está endureciendo, como prueba el intento de Interior de crear un fichero de personas arbitrariamente calificadas de “sospechosas” y la sanción a una Ley de Seguridad Ciudadana que da manos libres a la policía para reprimir cualquier movimiento de protesta callejera. Frente a quienes se proponen reformarlo constitucionalmente, o incluso “democratizarlo” para salvarlo, hay un sector político que pretende acorazarlo con toda clase de medidas represivas. Tras él se esconden la mayoría de poderes fácticos con mucho que perder en la crisis. Les ha entrado pánico y por eso el Estado se dispone a dar un golpe de timón; con este objetivo está preparando el terreno. Los medios de comunicación fueron los primeros que se entregaron a la tarea, mucho antes que la policía y los jueces. Noticias fantásticas sobre misteriosos viajeros internacionales mensajeros de la anarquía hace tiempo que circulan, así como otras de mismo cariz alarmista tendentes a criminalizar el único medio opaco al Poder que existe, lo que de por sí es algo escandaloso, el de las casas okupas, los ateneos libertarios y los centros autogestionados.
El mensaje es claro: o nosotros o el caos. Los estrategas del Poder no creen que los libertarios y okupas sean sus enemigos más temibles, aunque tengan en mente el ejemplo de Can Vies; bien al contrario, son para ellos un eslabón lo suficientemente débil como para servir de chivo expiatorio en una especie de aviso para navegantes. El burdo montaje del juez de la Audiencia Nacional, Bermúdez, no es una simple maniobra intimidatoria contra ellos y los posibles conflictos que puedan suscitarse en la defensa del banco expropiado de Gracia, amenazado de desalojo. No hace falta leer entre líneas: las detenciones de una docena de jóvenes, casi todos en Barcelona, la vieja Rosa de Foc, so pretexto de tres petardos caseros que estallaron hace dos años en sendos cajeros automáticos, actos calificados ridículamente de “terrorismo”, o el despliegue de cuatrocientos “mossos” en torno a la Kasa de la Muntanya, son hechos tan incongruentes y desproporcionados que no pueden disimular una intención infame. Ya hubo otros similares no hace mucho.
Quienes manejan los hilos de tan evidentes tramas, o son unos perturbados inútiles, o simplemente tratan de advertir a otros –a la oposición legal– que se dejen de monsergas, aplaudan la Ley Mordaza y hagan frente común con el Sistema. Puede que las dos cosas sean ciertas. La provocación a los libertarios, buena gente que no se deja amedrentar por nada, es el primer paso de una estrategia de la tensión que apunta más lejos. El Poder trata de alentar algaradas para meter miedo a la ciudadanía televidente. El Estado flojea, teme por su estabilidad, está al borde del ataque de nervios, y por eso confía en que unos cuantos disturbios menores forjen la unidad del partido del orden. De seguir el ejemplo de las numerosas movilizaciones de ayer, y sobre todo de la enorme manifestación en Barcelona, dudamos que lo consigan.
¡Libertad a los detenidos!





Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."