Fallece un trabajador al resbalar y caer de un tejado en La Farola


El albañil estaba recogiendo unos materiales cuando perdió el equilibrio y cayó desde un quinto piso a un patio · Fue golpeando con los tendederos lo que amortiguó en parte el golpe · Murió horas después en el Clínico


Un albañil de 45 años falleció ayer por la mañana en un accidente laboral cuando terminaba unos trabajos en el tejado de un edificio situado en el barrio de La Farola y cayó al vacío desde un quinto piso. Según la información facilitada desde el Servicio de Emergencias 112 y la Policía Local, el herido sufrió un resbalón y aunque inicialmente se logró agarrar a una malla, acabó precipitándose al vacío hasta un patio interior, si bien, al parecer, fue golpeando en los tendederos de la comunidad, un hecho que le sirvió para amortiguar en parte el golpe, pero no para evitar las graves lesiones que, horas después, le provocaron su muete

El obrero responde a las iniciales F.R.G. y fue evacuado en una UVI Móvil hasta el Hospital Clínico. «Iba consciente y tenía un traumatismo costal», detallaron las mismas fuentes, si bien, horas más tarde, tal como confirmaron desde Sacyl, perdió la vida.

Los hechos se produjeron a las 9.45 horas en el número 18 de la calle Arzobispo Marcelo González, en el barrio de La Farola. Según las mismas fuentes, habían estado trabajando en la reparación de la cubierta y ya estaban recogiendo cuando se produjo el accidente.



LO LLAMAN ACCIDENTES Y SON ASESINATOS.
ACCIDENTE LABORAL, 
TERRORISMO PATRONAL





             EL TRABAJO NO DA SALUD NI RIQUEZA,
                  ni ett's, ni 35 horas ni hostias,

abolición del trabajo asalariado,
 

Valladolor no admite comentarios
La apariencia como forma de lucha es un cancer
El debate esta en la calle, la lucha cara a cara
Usandolo mal internet nos mata y encarcela.
Piensa, actua y rebelate
en las aceras esta el campo
de batalla.

si no nos vemos
valladolorenlacalle@gmail.com















ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Contrainformacion internacional

"Las prisiones son una parte más de la esencia represiva de todo Estado, no hay que olvidar la parte que nos toca a lxs que aún seguimos en la calle.

No podemos ver las cárceles como algo ajeno a nuestras vidas, cuando desde temprana edad hemos sido condicionadxs a no romper las normas, a seguir una normalidad impuesta; el castigo siempre está presente para lxs que no quieren pasar por el aro.

En el trabajo, en la escuela... domesticando y creando piezas para la gran máquina, piezas que no se atrevan a cuestionar o que no tengan tiempo para hacerlo.

Hemos sido obligadxs a crecer en un medio hostil donde es dificíl desarrollar nuestros propios deseos.

La rebeldía brota de algunxs, otrxs simplemente se acomodan en la mierda, tapando sus frustraciones con lo que le dan quienes antes les despojaron de todo. O viendo sus problemas como algo aislado, único y personal.

Para lxs que no tragan o no se adaptan al gran engaño ahí tienen sus cárceles, reformatorios, psiquiatrícos ... creados por los que no quieren ver peligrar las bases de su falsa paz.

No podemos ignorar la lucha de lxs compañerxs presxs.

Su lucha es nuestra lucha."